pactando con el diablo

A fines de los ’70, dos amigos del sur de Boston se encuentran en lados opuestos de la justicia.

John Connolly (Joel Edgerton) ha sido ascendido dentro de la oficina local del FBI, mientras que su amigo Jimmy “Whitey” Bulger (Johnny Depp) se ha convertido en uno de los principales jefes de las mafias irlandesas que controlan la ciudad.

Buscando beneficios para sus investigaciones, y por intermedio del hermano de Whitey, un promisorio senador (Benedict Cumberba Connolly ofrece un pacto a Bulger de no agresión, mientras le mantenga informado de las operaciones de otras bandas y no incurra en ilícitos mayores.

Sin embargo, no pasará mucho antes que Bulger saque de ese trato más provecho del que Connolly podía imaginar, quedando su reputación dentro de la oficina entre la espada y la pared…

blackma_02

La carrera como director del estadounidense Scott Cooper, quien hizo de extra, asistente, suche, etc, hasta que en 2009 dio el golpe con el film Crazy Heart, drama sobre la vida de un cantante country sin mucho futuro y que le valió su único Oscar hasta la fecha al gran Jeff Bridges, avanzó un paso gigante con este filme que ya hubiera querido dirigir el Martin Scorsese de las décadas anteriores.

Efectivamente, Pacto Criminal tiene mucho del Scorsese de entonces. Mientras la veía no dejaba de pensar en Calles Peligrosas, Buenos Muchachos y Los Infiltrados. Partamos de la base de que se tratan de lo mismo: ese crimen organizado de menor escala comparado con las mafias ítaloamericanas o el narcotráfico mexicano o colombiano, pero que no por ser menos influyente o relevante no quiere decir que no exista.

Pero más allá de las referencias, de las citas y de las influencias claras, Pacto Criminal es más que eso: es un filme autónomo, independiente, que se vale de sí mismo, al punto de que, a título personal, ya me parece una de las películas imprescindibles del año. Si no dentro de las 5, al menos dentro de las 10.

Cooper arma con precisión esta historia sobre la base de dos argumentos paralelos.

Por una parte, la situación en la que se encuentra Connolly. Creyendo que esto le asegurará ascender en la institución a la que pertenece, y confiando ciegamente en quien menos debió hacerlo, toma una decisión que le terminará costando más caro de lo que jamás pensó.

Por otra, la visión que tiene la otra parte de este acuerdo, el criminal que claramente no comparte las buenas intenciones ni la buena fe de su amigo, y que verá que este pacto de no agresión como una manga ancha para hacer todo lo que se le plazca, sin temor a ser objeto de represalia.

blackma_03

Scott Cooper, pese a que recién está en su tercer filme, demuestra con creces sus capacidades para contar una historia basada en hechos reales, sin que una parte de ella se coma a la otra. Perfectamente equilibradas, las dos mitades de este cuento hacen un todo armonioso que funciona y se entiende a cabalidad.

Por otro lado, el personaje de Whitey Bulger también tiene mucho de esos personajes que eran habituales en la filmografía de Scorsese: seres amorales, ambiciosos, sin escrúpulos ni empatía alguna por el prójimo. A Bulger le da lo mismo a quien tenga que matar, las vidas que tenga que arruinar o a quien tenga que mandar al carajo.

Cooper consigue que odiemos a Connolly, por su ingenuidad, y a la vez a Bulger, por su nulo respeto por la vida ajena.

Y aquí llegamos al punto que más se ha comentado respecto a Pacto Criminal: para todos aquellos que han puteado, garabateado, ninguneado y trapeado el piso con la carrera de Johnny Depp la última década…tomen todo lo que han vomitado al respecto, háganse una pelota con eso…y cománsela.

Se los concedo, Depp ha abusado del estereotipo de Jack Sparrow y de la imaginería adquirida de Tim Burton por prácticamente una década. Pero de ahí a andar negando su innegable talento y sus gigantescas potencialidades histriónicas. Eso sí que no.

Les recuerdo que entre medio también encarnó soberanamente bien a John Dillinger, bajo la batuta de Michael Mann, y ahora, irreconocible, se despacha una de las grandes actuaciones del año.

Si, el mismo que ha pasado la última década vestido de pirata (cada vez menos) graciosillo, aquí se convierte en un frío tipo que no tiene problemas en estrangular al prójimo sin arrugarse siquiera, y que lo tiene ya en la mira de la Academia (lo que hablaría aún mejor no sólo de Depp sino también del talento de Cooper como director de actores).

Sorpresa que llegó sin mucho bombo a las carteleras y que consiguió hacerse un espacio en la opinión pública. Pero de esas sorpresas gratas con las que uno siempre está contento de encontrarse.

***3/4

BLACK MASS

Director: Scott Cooper

Intérpretes: Johnny Depp, Joel Edgerton; Benedict Cumberbatch; Dakota Johnson; Kevin Bacon; Peter Saasgard; Juno Temple.

2015

blackma_post

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

ocho mas…y serán mil…me tiene preocupado, que quieren que les diga?

una tarde en el mall, hace veinte años..

mallrats_br

Se cumplen este mes 20 años desde el estreno de Mallrats, la notable comedia de Kevin Smith. ¿Por qué esto debe ser celebrado? Mis razones son las siguientes:

1.-Porque es la primera película de Kevin Smith dentro del mainstream (aunque ni tanto) tras su opera prima, Clerks (1994) que rodó con el vuelto del pan y sacando cuanta tarjeta de crédito pudo. Auspiciado por Universal, Mallrats le permitió filmar en color, con más locaciones y rostros relativamente conocidos en el casting.

2.-Porque nos cuenta una historia que bien podría pasarle a usted.: un día en la vida de dos tipos, Brodie (Jason Lee) y T.S. (Jeremy London) el día que son abandonados por sus respectivas parejas.

Renee (Shannen Doherty) ha dejado a Brodie harta de su inmadurez, de su irresponsabilidad y de sus nulas ganas por hacer de su vida algo útil. Mientras, T.S. ha tenido una fuerte pelea con Brandi (Claire Forlani) cuando ésta accede a participar en el show de televisión de su padre (Michael Rooker), un concurso para unir parejas, el mismo día que viajaban a Florida donde T.S. iba a pedirle matrimonio.

Despechados, ambos optan por ir a pasar el trago amargo dándose a la vagancia en el mal del barrio, sólo para encontrarse con el set del concurso donde participará Brandi, con Shannon Hamilton (Ben Affleck) el prepotente ejecutivo joven con el que ahora está saliendo Renee, y con Jay y Silent Bob (Jason Mewes y Kevin Smith), la pareja de dealers buenos para nada que ya daban jugo en Clerks, intentando sabotear el concurso.

3.-Porque es la primera película que, si bien se trata de una comedia hecha y derecha –y muy divertida- evita el lugar común de los lectores de cómics y gamers. Cierto, Brodie es un perdedor y un inmaduro, pero al menos no es un mórbido espinillento y con lentes potobotella.

4.-Porque fue una pieza fundamental en el desarrollo del Askewverse, ese universo creado por Smith, ubicado en New Jersey, en el marco del cual transcurre la mayoría de sus filmes. Hay cosas de Clerks mencionadas en Mallrats y viceversa (de hecho, transcurren cronológicamente casi en paralelo), fenómeno que se repetiría con sus siguientes filmes, teniendo como elemento conector a Jay y Silent Bob, quienes en este filme tienen un papel más relevante que en Clerks.

Y claro, porque aparece Gil Hicks, hermano de Dante Hicks (protagonista de Clerks). ¿Importa? Si, en todas las películas del Askewverse aparece uno de los hermanos Hicks, todos encarnados por Brian O’Halloran, otro amigo de la infancia de Smith.

mallrats_01

5.-Porque en su casting incluyó actores que darían que hablar tiempo después: Jason Lee (My Name is Earl), Claire Forlani (Conoces a Joe Black?…aunque después se haya ido perdiendo) y para qué vamos a hablar de Ben Affleck. Del mismo modo, salvó a Shannen Doherty de convertirse en la Lindsay Lohan noventera (niña símbolo de chica talentosa hecha pebre por los excesos), permitiéndole reinventarse y enderezar su carrera…al menos mientras duró Charmed.

6.-Porque es el único mall donde había una tienda de cómics!!! En los nuestros con cueva hay librerías.

7.-Porque tiene una tonelada de referencias a la cultura pop, partiendo de los nombres de sus protagonistas, imitando a los protagonistas de Tiburón, alusiones a Batman, al Universo Marvel, a Star Wars, en fin, toda esa chatarra de la que se alimentó Smith en su desarrollo como cineasta, y que uno como espectador normal, agradece. Entre tanto cineasta engrupido con Fellini, expresionismo, neorrealismo y otros eufemismos filmando, se agradece que haya gente tan ignorante como uno filmando.

(sin llegar al otro extremo, claro…si, Sebadilla, a ti te hablo!!).

8.-Porque hace un cameo Stan Lee…mucho antes de que el cameo de Stan Lee fuera mainstream. Y no es una pasada por el escenario no más, su intervención resulta fundamental para el buen desempeño del filme.

9.-Porque he tenido la ocasión de ver tanto la versión oficial como el Director’s Cut que lanzó Smith en dvd apenas tuvo oportunidad, y aunque hay cambios notables en la trama, el fondo de la misma se mantiene intacto y ambas versiones son igual de buenas.

10.-Porque la vi un par de años después, trasnochando sin mucho que hacer en Cinecanal (cosa común en mi existencia hace un par de décadas), sin muchas expectativas y desde ese día, en cosa de minutos, Kevin Smith se convirtió en uno de mis directores fundamentales. Esa amistad se fortaleció con Chasing Amy y se consolidó con Dogma, Jay & Silent Bob Strikes Back, Jersey Girl y Clerks 2. Y aunque ha tenido sus tropiezos (la infumable Copout, de 2010), siempre vuelvo a Mallrats y las cosas vuelven a ponerse en su lugar.

Y porque me hizo sentir que Smith era parte de los nuestros. Y lo logró. Motivación mejor y mayor, imposible.

Vamos por el BR.

mallrats_02

****

MALLRATS

Director: Kevin Smith

Intérpretes: Jason Lee; Jeremy London; Shannen Doherty; Claire Forlani; Ben Affleck; Joey Lauren Adams; Ethan Suplee; Jason Mewes;  Kevin Smith; Stan Lee.

Comedia

1995

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

cada vez faltando menos para las mil…

palabras con fidelidad

Con su permiso, pero anoche estaba haciendo zapping y en ese gran canal que es TCM estaba al aire Alta Fidelidad, que como ustedes saben es mi película favorita. Aunque más que película es un tratado acerca de la vida y la madurez. Por la hora, no la vi entera (pero para eso me doy mi ritual anual de verla siempre antes de volver de vacaciones), pero como con el filme de Stephen Frears protagonizado por John Cusack tenemos una amistad de años, y como dije antes el blog es mío, aquí les traigo una selección de los cinco mejores monólogos de Rob Gordon (Cusack) en la película.

(Sólo se cuentan escenas que aparecen en el filme..hay un par de escenas borradas con parlamentos igual de notables, pero respetaremos la obra original).

AF_01

5.-(Iniciando la película)

¿Qué vino primero?¿La música o la pena? La gente se preocupa mucho de que los niños jueguen con armas o vean películas violentas, y que cada vez estén más inmersos en una cultura violenta. Nadie se preocupa de que esos mismos niños escuchen miles..literalmente, miles…de canciones sobre corazones rotos, rechazo, dolor, miseria, pérdida..¿escucho música pop porque estoy triste o estoy triste de tanto escuchar música pop?

4.-Tengo una tienda de discos llamada Championship Vynil, que está ubicada en una zona no muy estratégica de la ciudad…sobrevivo gracias a la gente que hace un esfuerzo especial por venir, sobre todo hombres jóvenes que invierten su tiempo buscando discos descatalogados de The Smiths o trabajos raros de encontrar de Frank Zappa. Ser fanático de estos fetiches es como ser fanático del porno: me sentiría culpable quitándoles su dinero..si no fuera como ellos.

(Nota: Este parece ser el deber ser de los dueños de las disquerías y tiendas especializas en general. Así es como han sobrevivido mientras gigantes como Blockbuster o Feriamix se fueron al carajo)

3.-A veces quiero creer que desde que tenía catorce años, las cosas han cambiado. Que las relaciones se han vuelto más sofisticadas. Las mujeres menos crueles. Los instintos más desarrollados. Pero siempre hay algo de aquella tarde en el parque que me persigue desde entonces. Todas mis relaciones de pareja parecen una versión retorcida de aquella primera vez.

2.-Llegamos al acuerdo de que lo que realmente importa es lo que te gusta, no lo que eres. Libros, discos, películas..esas cosas importan. Díganme superficial, pero es la puta verdad, y así es como llegué a tener una de las mejores citas de mi vida.

1.-Hacer un gran compilado de música, como cortar con alguien, es duro y toma mucho tiempo antes de apreciarlo bien. Tienes que arrancar con algo que pegue fuerte, que capte la atención, luego bajas las revoluciones, pero procurando no perder a tu audiencia. Hay un lote de reglas…en fin. Ya comencé a hacer el compilado definitivo, para Laura. Lleno de lo que a ella le guste..lleno de las cosas que la hacen feliz. Por primera vez sé como hacerlo.

Que gran frase de cierre, me hubiera gustado escribirla a mi. Pero como no lo hice, soy feliz con cambiar “Laura” por “Alexa Wolf” y, al igual que Rob, siento que todo está en su lugar.

AF_02

(diez más y llegamos a las 1000)

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

imposible encontrarla mala

Tras recuperar un cargamento de gas nervioso que sería vendido a terroristas, antes de poder reunir a su equipo, el agente de la Mission Impossible Force Ethan Hunt (Tom Cruise) es capturado por personal de la organización de inteligencia conocida como el Sindicato, que aunque ha estado detrás de diversos atentados recientes, su existencia es negada por la CIA y diversas entidades oficiales.

Y aunque Hunt consigue escapar, asistido por una doble agente inglesa, Ilsa Faust (Rebecca Ferguson), ha debido pasar a la clandestinidad luego de que el director de la CIA, Alan Hunley (Alec Baldwin) ha conseguido la suspensión de la MIF, y que sus operaciones y agentes pasen a su jurisdicción, pese a los esfuerzos de su director de operaciones William Brandt (Jeremy Renner).

Seis meses después, escapando de la CIA y recurriendo como única pista a un retrato que el mismo hizo, Hunt utiliza sus recursos para dar con la ubicación del Sindicato, mientras por su parte Brandt hace todo lo posible por evitar que la agencia encuentre al ahora prófugo ex agente…

MI501

Hay sagas que se desinflan con el tiempo. Otras que parten bien, se pegan su guatazo, alcanzan a recuperarse y se mantiene dentro de cierto nivel (Rápido y Furioso es la mejor prueba) y están aquellas que nunca defraudan.

Misión Imposible pertenece a este último grupo; incluso habiendo cambiado varias veces de director (Brian De Palma, Jon Woo, J.J. Abrahams, Brad Bird) todos ellos han sabido mantener el buen pie de la serie.

Y lo cierto es que esta quinta entrega Misión Imposible: Nación Secreta, dirigida por Christopher McQuarrie, quien ya había trabajado junto a Tom Cruise en la sorprendente Jack Reacher (2014) y guionista (Operación Walkiria) mantiene el alto nivel de la serie, sorprendiéndonos cuando ya creíamos que, a la luz del final de la cuarta parte, la saga llegaba hasta ahí no más, al menos con Cruise a la cabeza, pues nos daba a entender que su personaje pasaba el relevo.

Lo cierto es que a McQuarrie el desafío no le ha nublado la vista, sino que tiene muy claro lo que se espera de un filme de esta saga: una intriga inteligentemente planteada y materializada en un guión sólido y capaz de mantener el ritmo y manejar los tiempos según las circunstancias lo requieran, secuencias de acción que desafían las leyes físicas (¿como Tom Cruise no se mató haciendo algunas de estas?), la cuota de romance y chicas guapas pero con power necesaria para un filme de esta clase (vamos, James Bond fijó hace rato como debe ser la protagonista femenina dentro del cine de espías) y una dosis de humor que no hace daño a nadie, sino que por el contrario, ayuda mucho.

McQuarrie, quien queda claro que es un director que sabe sacarle partido a sus recursos técnicos y humanos, se da el lujo además de introducir una que otra secuencia donde no existe el más mínimo diálogo, y uno la disfruta y entiende igual, porque simplemente no hace falta. Lo que se ve en pantalla se basta a sí mismo para que el espectador capte lo que se está contando. Ojo con, por ejemplo, la secuencia en la ópera.

mi502

A nivel de actuaciones, las cosas funcionan bien en el plano de las individualidades, aunque es Tom Cruise quien acapara la mayor cantidad de minutos en pantalla (lo que es lógico si pensamos que eres el protagonista, produces la película y participas activamente de la escritura del guión). Se repiten el plato Jeremy Renner y el gran Simon Pegg, más el retornado Ving Rhames (que apareció casi nada en la película anterior), cumpliendo con lo que esperamos y conocemos de ellos, mientras que la sueca Rebecca Ferguson, resulta todo un descubrimiento a este lado del mundo.  Lo mismo podemos decir de Sean Harris, toda una celebridad en el Reino Unido, pero apenas conocido al otro lado del Atlántico, gracias a algunos secundarios. Y si alguien cree que un actor esencialmente cómico como Alec Baldwin desentona en esta cinta, se equivoca rotundamente.

Película sin puntos bajos, en una saga que (con todo lo que hayan trapeado el piso, injustamente, con la segunda) tampoco tiene esos puntos bajos, y que, como he dicho antes, nos hace tenerle buena a Tom Cruise. Uno puede perdonarle las malas pasadas que le juegue su ego, mientras siga de cuando en cuando dejándose caer con películas maestras como ésta, que se mete de lleno en la carrera por el top 10 anual.

***3/4

MI503

MISSION IMPOSSIBLE: ROGUE NATION

Director: Christopher McQuarrie

Intérpretes: Tom Cruise; Rebecca Ferguson; Jeremy Renner; Sean Harris; Ving Rhames; Simon Pegg; Alec Baldwin

2015

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

a doce entradas de las mil…ya no quedando nada

25…una por año

La Biblia, también conocida como imdb.com, publicó recientemente un ránking con las 25 mejores películas en igual cantidad de años, basado en las votaciones de sus usuarios. El resultado fue el siguiente:

(en paréntesis, el director de cada película)

25mejores01

1990: Los Buenos Muchachos (Martin Scorsese)
1991: El Silencio de Los Inocentes (Jonathan Demme)
1992: Perros de la Calle (Quentin Tarantino)
1993: La Lista de Schindler (Steven Spielberg)
1994: Sueños de Libertad (Frank Darabont)
1995: Seven: Los Siete Pecados Capitales (David Fincher)
1996: Fargo (Joel & Ethan Cohen)
1997: La Vida es Bella (Roberto Benigni)
1998: Rescatando al Soldado Ryan (Steven Spielberg)
1999: El Club de la Pelea (David Fincher)

25mejores02
2000: Memento (Christopher Nolan)
2001: El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (Peter Jackson)
2002: El Señor de los Anillos: Las Dos Torres (Peter Jackson)
2003: El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey (Peter Jackson)
2004: Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos (Michel Gondry)
2005: Batman Begins (Christopher Nolan)
2006: Los Infiltrados (Martin Scorsese)
2007: Into the Wild (Sean Penn)
2008: The Dark Knight (Christopher Nolan)
2009: Bastardos sin Gloria (Quentin Tarantino)
2010: Inception (Christopher Nolan)
2011: Amigos Intocables (Oliver Nakache, Eric Toledano)
2012: Django sin Cadenas (Quentin Tarantino)
2013: El Lobo de Wall Street (Martin Scorsese)
2014: Interstellar (Christopher Nolan)

25mejores03

Que puedo decir? No estoy tan perdido después de todo. Concuerdo con al menos 22 o 23 de las películas que aparecen en la lista y a varias de ellas las he calificado como la mejor de su año…o dentro de las diez  mejores por año, al menos.

Me descoloca un poco ver algunas cosas. La Vida Es Bella, filme totalmente sobrevalorado, lo mismo Into The Wild (no es mala, pero el mismo año estuvo Zodiac, de David Fincher) e Interstellar, que a la que aún le debo una segunda oportunidad, me sigue pareciendo la más floja de Nolan, y una injusticia cuando el mismo año estuvo Gone Girl de, oh sorpresa, David Fincher.

Pero bueno, 22 coincidencias de 25 no es malo.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

en un mundo sin Batman…

(Si, otra columna sobre Batman…¿¿y??)

Un par de ideas recurrentes en el entorno batmaniano es que, por un lado, si Bruce Wayne pudiera volver atrás en el tiempo, lo haría para evitar que sus padres fuesen asesinados y así, no tener que ser Batman. Otra idea habitual es que sin un Batman, los villanos que normalmente hacen de las suyas en Gotham City…¿es tan así?

Sin un Batman ¿Habría un Joker?¿Una Catwoman?¿Un Bane?  Vamos viendo en los casos más importantes.

villanos_bat_00

CATWOMAN

Según Año Uno, Selina Kyle ejercía el oficio más viejo del mundo cuando Batman hizo su aparición. Inspirada en él se independizó de Stan, su cafiche, tras golpearlo hasta dejarlo en calidad de bulto, y se hizo su traje de mujer gato, para dedicarse a allanar casas y otras propiedades y robar lo que encontrara, haciéndose cada vez más profesional.

Sin Batman habría Catwoman? Quizás no con esa identidad y quizás se hubiera demorado más en caer en el lado del crimen, pero si, la hubiésemos tenido igual.

PINGÜINO

Desde que siendo niño se entrenó en toda clase de artes de defensa, sea cuerpo a cuerpo o con armas, para vengarse del matón que le hacía bullying, y habiéndole agarrado el gusto a infringir la ley, indudablemente Oswald Chesterfield Cobblepot habría terminado en el crimen organizado. Después de todo, esa ha sido por años la actividad más rentable en Gotham. Nuestra conclusión es que si, aun si no se hubiese autonombrado Pingüino, Cobblepott habría terminado como criminal, y como uno power.

ACERTIJO

Edward Nygma era un experto en juegos mentales, adivinanzas y puzzles, y cuando descubrió que podía lucrar con ellos, infringiendo la ley por cierto, se dedicó al crimen. La aparición de Batman fue un plus, pues tenía alguien a quien desafiar con sus trucos, cosa que la policía standart no le ofrece.

Sin Batman habría Acertijo? No. Nygma habría cometido uno que otro crimen, pero la falta de desafío lo habría desmotivado. Tal vez hubiese caído preso, se hubiese ido a otra ciudad o simplemente hubiese canalizado su villanía de otra manera.

ESPANTAPAJAROS

Jonathan Crane es un psicólogo especialista en miedos, especialmente en las más diversas artes para sembrarlo. Derivó en el crimen cuando, cansado de que se burlaran de su aspecto físico, recurrió a sus conocimientos para sembrar el miedo en sus semejantes y cometer desde robos menores hasta asesinatos. Al igual que en el caso anterior, Batman supone un desafío mayor difícil de resistir, y su inexistencia le hubiere quitado motivación.

Sin Batman habría Espantapájaros? Difícil. Muy probablemente antes de lo esperado ya habría terminado en Arkham y quizás para siempre.

DOS CARAS

Harvey Dent se reveló como Dos Caras cuando, tras una audiencia contra el crimen organizado, el capo Boss Moroni le roció ácido en la cara, quemándole la mitad de ésta y despertando su doble personalidad. Hay que decir que a esta audiencia se llegó cuando, con ayuda de Batman se pudo arrestar a gran parte de la mafia de Gotham y Dent, entonces fiscal, intentó condenar en la Corte.

Sin Batman habría Dos Caras? No. Sin Batman no habrían acabado con el crimen organizado y menos hacerlo comparecer en tribunales, y Moroni no habría tenido oportunidad…ni necesidad..de atentar contra Dent. Es más, muy posiblemente éste hubiese muerto a balazos mucho antes.

villanos_bat_02

POISON IVY

Pamela Isley se dedicó a la botánica cuando, al no recibir nunca flores cuando adolescente, decidió fabricárselas ella misma. Tanta soledad y aislamiento, más los muchos experimentos que se hizo, incluso en ella misma, le afectaron severamente la psique. El tiempo la volvió una criminal y la aparición de Batman, como en otros casos que hemos visto, se volvió un desafío irresistible. Sin Batman tiene dos caminos: o pasar una eternidad encerrada en Arkham…o se convertía en ecoterrorista.

BANE

Se fugó de la isla-prisión de Santa Prisca decidido a conquistar Gotham City, pero más que nada, a destruir a Batman, cosa que lo hizo decidirse por esta ciudad en vez de alguna otra. Sin Batman claramente habría habido un Bane, pero no necesariamente en Gotham y se habría vuelto la piedra en el zapato de otro.

RA’S AL GUHL.

Ya llevaba metido en este tema mucho antes de que Bruce Wayne incluso pensara en nacer. Y si no hubiera sido Batman, como quedó demostrado en la tercera temporada de Arrow, bien hubiera sido otro. Asi que con o sin Batman, la Cabeza del Demonio habría hecho de las suyas igual.

JOKER

Este es un caso importante. Si le hacemos caso a The Killing Joke, antes de ser el Joker este tipo era un perdedor apremiado por las circunstancias para robar una fábrica, pasando por una planta química. Cuando es sorprendido por Batman, huye dejándose caer por el canal de los desechos tóxicos, que fueron los que le deformaron la cara convirtiéndolo en la grotesca imagen que conocemos. Sin Batman, es muy posible que no hubiera incurrido en esa desesperada medida, y seguiría siendo el perdedor que era.

Ahora, si aun sin Batman hubiese caído por este canal, e igualmente hubiere enloquecido, es posible que se hubiese dedicado al crimen, pero sin un Batman a quien desafiar (sin su juguete favorito, si lo ponemos en palabras del propio Joker), cosa que se ve en The Dark Knight Returns, la fundamental novela gráfica de Frank Miller, no hubiese tardado mucho en caer incluso en un estado vegetal. Asi que, sin Batman, muy posiblemente no habría Joker.

HARLEY QUINN

Siguiendo esta línea, sin Batman que creara al Joker, y sin Joker, la psiquiatra Harleen Quinzel habría sido otra funcionaria más del Asilo Arkham. Sin un Joker ante quien caer rendida a sus pies, y sin un Joker cuya aprobación perseguir con desesperación, Harleen no hubiese cruzado la línea. Quizás de que manera habría canalizado su tendencia al mal, pero no creo que hubiese terminado usando el traje rojo y negro.

HUSH

Thomas Eliott alguna vez fue el mejor amigo de la infancia de Bruce Wayne…que sólo quería ver a sus propios padres morir, por la permanente violencia ejercida por su padre contra su madre, y que ésta no hubiese hecho nada por revertirlo. Por eso, y por el deseo de acceder lo antes posible a la fortuna familiar, lo llevaron a causar un accidente vehicular en el que murió su padre, pero su madre alcanzó a ser salvada por el doctor Thomas Wayne. Viendo que la presencia del doctor arruinó sus planes, juró vengarse de Bruce Wayne tarde o temprano. Cuando descubre que Wayne es Batman, decidió ponerse a la altura y convertirse en el criminal enmascarado Hush, aunque fracasando cada vez.

Sin Batman habría Hush? No, pero no quiere decir que Thomas Eliott no haya caído en el lado oscuro. Ya estaba ahí desde que tuvo memoria.

villanos_bat_01

Podríamos continuar, e incluso pensar que sin Batman no habría habido Robin (Dick Grayson hubiese terminado en un orfanato tras el crimen de sus padres, y buscando venganza por su cuenta; Jason Todd habría terminado como delincuente juvenil; Tim Drake no habría sabido de Batman y tampoco saldría de su entorno, Damian Wayne ni siquiera habría nacido) ni Batgirl (Barbara Gordon jamás habría usado un disfraz de Batman ni se hubiese entusiasmado con la lucha contra el crimen) pero podemos sacar en claro algo:

Sin Batman no necesariamente Gotham City sería un lugar sin criminales. Habrían existido igual, quizás sin disfraz ni personalidades excéntricas, y se habrían retirado luego, pero ahí estarían varios de ellos. En consecuencia, como dirían los Mythbusters…esa hipótesis es…

MENTIRA!!!

Ustedes que creen?

@panchocinepata  fretamalt@hotmail.com