Donde están??

No hay caso. Hace dos años Casino Royale no me logró prender, y no tengo ninguna prisa por ver Quantum of Solace. No es que tenga algo contra James Bond, de hecho es un de mis personajes favoritos del cine, ni contra Daniel Craig, quien si bien no le llega a los talones a los grandes 007 de todos los tiempos (Connery, Moore, Brosnan) mal no lo hace, ni contra las chicas Bond de turno. Es sólo que la manera como se ha enfocado la saga, mostrando los orígenes de 007, y su ascenso dentro del servicio secreto -algo asi como un 007 Begins- no me convence. ¿Para qué reescribir la historia cuando ésta se encontraba de lo mejor? Estos ingredientes han dado un toque más dramático a un personaje que dramatismo no necesita. Para personajes con pasados turbios, me sigo quedando con Batman, le sientan mejor.

Esta tendencia de Bond hacia la tragedia ha provocado que se borren del equipo, al menos hasta ahora, a los dos mejores secundarios que pudo tener esta saga, al margen de M, la cabeza del M16, jefe de 007, y los dolores de ídem que Bond le suele causar en cumplimiento del deber. Y vaya que yo al menos extraño a la entrañable Miss Moneypenny y al recordado ingeniero conocido como Q.

MISS MONEYPENNY, lugarteniente de la Marina Real (grado más bien simbólico) solía desempeñarse como Secretaria y relacionadora pública de M. Por ende, era la persona a través de la cual Bond contactaba a su jefe. Moneypenny era, por sus funciones, quien mejor conocía a 007, sobre todo en su vida privada. Y a lo largo de la saga, termina enamorándose de éste, aunque nunca pasó de ser un afecto platónico. Sin embargo, Bond, consciente del atractivo que ejercía en la secretaria, a quien de cariño solía llamar Penny, normalmente se dejaba caer en el juego de la funcionaria, y varias veces estuvo a punto de llegar a algo más que unos segundos de tensión romántica y sexual entre ambos, de no ser por el citófono por el cual M preguntaba si había llegado su agente estrella.Para un individuo que solía ligarse a las mujeres más espectaculares del orbe, Moneypenny venia siendo el cable a tierra para el agente.

moneypenny_l

Moneypenny fue interpretada por tres actrices, siendo Lois Maxwell, fallecida el año 2007, quien tiene más apariciones en el cuerpo: 18 filmes entre 1962 y 1985 (diría que ha durado más que cualquiera de los tres Bond con quienes compartió escena). Le sigue Samantha Bond, con cuatro filmes entre 1995 y 2002.

El otro personaje en comentario es el experto en ciencia y tecnología de M16, simplemente conocido como Q quien curiosamente no tenía mucha presencia en las novelas de Ian Fleming, pero salvo las dos últimas entregas de la saga, ha tenido una presencia considerable. Mérito de ello pertenece a Desmond Llewelyn, actor fallecido en 1999, poco después del estreno de El mundo no es suficiente, donde deja abierta la puerta a su sucesor, interpretado por John Cleese, a quien en ese filme Bond(Pierce Brosnan) bromea llamandole R (en el filme siguiente, Otro día para morir, Cleese figuraría ya como Q).

Q, cuya identificación viene de Q-Branch, nombre clave de la sección de desarrollo e investigación del servicio secreto, normalmente se refería a 007 con actitud paternal, llamándolo a la cordura, a la madurez y a la responsabilidad (pues Bond suele bromear con Q y sus aparatos, normalmente destruidos antes de la mitad de cada película) aunque sin la severidad de M. Es más, a veces Q suele cubrir a 007 en sus aventuras de faldas. Siendo el jefe de su área, Q normalmente es quien entrega a 007 los artefactos que desarrolla para la organización, desde llaveros lanzallamas, hilo dental exposivo, hasta autos Aston Martin refaccionados para volar, flotar o sumergirse (¿Hay alguno de estos juguetitos que le sirva para sacar del camino alcaldes gordos y chauvinistas que invaden sets de filmación?)

tr_bond

Moneypenny y Q son personajes claves en el entorno Bond, en cuanto cumplen a cabalidad su cargo de personaje de apoyo. Y es lógico, si eres un agente secreto esencialmente solitario (pese a que todos conozcan tu hiperactividad hormonal) a nadie le viene tan mal la ayudita de unos amigos. Esperemos que para la próxima cinta de la serie los productores atinen y nos traigan de vuelta a la verdadera chica Bond y al simpático fabricante de armatostes.

fretamalt@hotmail.com fjretamalt@gmail.com

 

Anuncios

¿Era justo y necesario?

La guerra entre el Ejército de la República y la Facción Separatista está en uno de sus puntos más difíciles…y aunque los caballeros Jedi apenas alcanzan para cubrir las necesidades de la armada republicana, deberán desviar su atención a un nuevo foco de conflicto: en el lejano planeta Tatooine, el hijo de Jabba el Hutt, el poderoso e influyente líder criminal, ha sido secuestrado por una banda de forajidos. Buscando ganar su confianza y ayuda para la gran guerra, el Consejo Jedi ha ofrecido al Hutt sus servicios para rescatar a su hijo, misión que le es encomendada a dos de sus más calificados guerreros: Obi Wan Kenobi y su discípulo Anakin Skywalker. A ellos se suma Ahsoka Tano, joven padawan asignada a Anakin como aprendiz, cosa que al propio Anakin no convence mucho. Sin embargo, este secuestro es solo parte de una conspiración mayor que podría definir el futuro del conflicto.

swcw2

Desde el término de la ultima exhibición de Episodio III La Venganza de los Sith, que George Lucas venía anunciando que la saga continuaba, ahora en animación 3D y como serie de TV. Por eso no dejó de ser sorprendente que a fines de 2007 se anunciara el estreno de esta película, no en TV, no en DVD, sino que a lo grande, en pantalla gigante. ¿Era para tanto?

A ver, cierto es que el fin último de esta movida es darle más lucas a Lucas, imposible negarlo. Que corta más por entrada vendida que por punto de rating, de más. Y si bien no es menos cierto que el filme cumple con su cometido (la historia entretiene) deja algunas cosas en el aire.

Primero, habiendo tanta historia por contar de la saga (los 20 y algo de años entre los episodios III y IV, sin ir más lejos) ¿por qué insistir en un tema que, supuestamente, había quedado cerrado? Lucas puede decir que es por que el público actual conoce mejor esas historias que las de la trilogía clásica (lo cual es difícil creer, considerando que la primera trilogía lleva mucho tiempo en vhs y dvd). La segunda pregunta es, entonces, porqué no llevó al cine lo que fue la serie de TV Clone Wars, realizada por Genndy Tartakovski, estrenada en 2003 y 2005 por Cartoon Network y que constituye uno de los proyectos más logrados de la mitología SW? Sumando las dos temporadas, demás daba para un filme de casi dos horas. Tercero, uno puede entender que haya cambiado de estudio (la película es producida por Warner Bros. y no por la 20th Century Fox) pero ¿porqué sustituir el clásico opening firmado por John Williams por una horrorosa “modernización del tema?

Insisto, la película no es que sea mala. Funciona, entretiene, claro no produce las emociones que uno experimenta con los filmes live action (especialmente los episodios III, IV y V), pero cumple su cometido. La relación entre Anakin y Ahsoka (maestro-discípula y como que quiere pasar algo más) se roba varios momentos del filme. Siempre que se piense en ella como el prólogo de una serie de TV que se viene encima el próximo año. Pensada así, como un piloto de larga duración, la cosa pasa. Pero como creación cinematográfica, queda muy al debe. Encima, no tiene incidencia alguna en la historia posterior del universo StarWars, así que el que no la vio, en rigor, no se pierde nada. Sólo la entrada que deja de percibir George Lucas. Como si le faltaran. 2/5

swcw1

STAR WARS CLONE WARS

Director: Dave Filoni

Animación

2008

 

fretamalt@hotmail.com

fjretamalt@gmail.com

 

cassandra sueña en devedé

Podría decirse que “El sueño de Casandra” representa un nuevo intento de Woody Allen por perfeccionarse en la tragedia más estricta. Un género más que difícil para un genio que acostumbró demasiado a su público a cierta clase de películas. Aquí los personajes son apenas recordables y las obsesiones de manual de psicología de Allen están completamente subyugadas al desarrollo de la historia. Sumergidos en la compleja maraña del acto y sus consecuencias y en la miseria cotidiana y hedonista del ser humano moderno, los hermanos protagonistas representan el mismo descenso que llevó a Dante al infierno, pero a diferencia del poeta, no hubo espacio a La Comedia, ni camino de retorno.

cas_dr2

La película es lenta. El director se toma su tiempo, no para definir personajes, sino para subirnos primero a la cima y después arrojarnos por el despeñadero más miserable y cautivante de la historia. A medida que avanzamos a paso de tortuga, cuando los protagonistas comienzan a encajonarse en sus propias decisiones y dan rienda suelta al gran dilema moral que los corroe, tenemos la sensación de que el desenlace resulta inevitable. Aun así, Allen sostiene la tensión con maestría exponiendo la pérdida de la libertad individual de la mano de una banda sonora que nos deja los pelos de punta.

¿Hasta dónde somos capaces de llegar por conseguir nuestros sueños? La pregunta es mucho más cotidiana que metafísica y poco tiene que ver con los clichés sobre la fama y el dinero, sobre la ambición desatada o la falta de escrúpulos. Ian y Terry son dos hijos ejemplares de la cultura de la mediocridad, henchidos de deseos y sueños de gloria sacados de un comercial de tarjeta de crédito. La mayor gracia es que como homicidas improvisados terminan encarnando dos polos opuestos, pero complementarios: la culpa y el temor al castigo, la renuncia y el crimen sistemático, Raskolnikov y Macbeth.

Bajo los ojos de Allen terminamos como víctimas de nuestras decisiones, aprisionados por definiciones cotidianas en las que el bien y el mal se mezclan con nuestros deseos y ambiciones. Nada más difícil que la vida misma, sobre todo cuando esta se dedica con persistencia a lucir los atajos más tentadores. Lo que ignoramos es que el infierno nos persigue como nuestra sombra, y que hay lugares de los que resulta imposible huir.

El camino que el director neoyorquino dibujó con Match Point y que acá perfecciona, está lejos de ser agotado. El sueño de Casandra es apenas un intento más por plasmar esa gran tragedia que es la vida humana. Y conociendo el historial de obsesiones del señor Allen, es muy probable que repita.

 

Título:

 

 

El sueño de Casandra
Director: Woody Allen
Elenco: Ewan McGregor, Colin Farrell, Tom Wilkinson, Hayley Atwell y Sally Hawki
Duración: 108 minutos

cas_dreamcopy/paste de una columna aparecida en el diario La Nación de ayer, a propósito del lanzamiento de Cassandra’s dream en dvd, y porque debe ser la primera opinión que veo a nivel nacional que no la encuentra mala, baja o regular. Sirve además para calmar la espera por Vicky, Cristina, Barcelona.

fretamalt@hotmail.com

fjretamalt@gmail.com

 

Más que una rubia de ley

Leía hace poco unas notas acerca de Reese Witherspoon, una de las cuales daba cuenta de como se ha convertido en la actriz mejor pagada de la actualidad; otra, sobre la comedia que está próxima a estrenar junto a Vince Vaughn Four Christmases (básicamente, sobre como celebrar las fiestas de fin de año con tus padres y suegros cuando ambas parejas se han divorciado, y la tuya va para lo mismo) y presta su voz en Monsters vs Aliens, la próxima animación de los estudios Dreamworks. Y de paso, veo su foto en un anuncio de Avon, marca de la cual Reese es actualmente su rostro oficial. Y reconforta saber que con todo eso los medios más faranduleros no la tienen en su lista, porque Reese no es amiga de los escándalos, las peleas mediáticas o de inventar cualquier cosa para ganar portadas (Britney? Brangelina? Paris?).

reese_witherspoon_red

No, las veces que ha sido papparazzeada los cazanoticias se han llevado una verdadera decepción, pues en vez de encontrarla borracha, rapándose o bajándose del auto sin calzones, Reese aparece paseando a su perro de la mano de su novio Jake Gyllenhaal, o vitrineando por los centros comerciales con sus dos hijos, y uno al ver este tipo de imágenes no siente rabia o envidia, sino al contrario. Hasta me han dado ganas de mandarle canastas de frutas o flores con felicitaciones.

Nada, Reese no ha sido protagonista habitual de E!, TMZ o los clones yanquis de SQP ni aun cuando se divorció de Ryan Philippe.

Porque su filosofía de vida no va por ahi, sino que tiene muy claro que está en el inconsciente colectivo porque es ACTRIZ y le pagan por ACTUAR.

Y es lo que hace y muy bien, siendo una de las actrices más importantes y talentosas de la actualidad, qué duda cabe.

030106_oscars1

Porque fue esa jovencita perdida y sin futuro encarcelada luego de impedir que Kiefer Sutherland se le sobrepasara en Freeway; porque la vimos convertirse de lola hueca en estudiante intelectual en Pleasantville; porque Christian Bale/Patrick Bateman la destrozó sin amputarle nada en American Psycho; porque reivindicó a las rubias tontas en Legalmente rubia(y gracias a Dios pudo superar el estereotipo!!); porque además podía cantar, ser morena y además salvar del abismo a Johny Cash/Joaquim Phoenix, ganando un Oscar y un Globo de Oro, de pasada, en Walk the line, porque se resiste a morir hasta conocer el amor verdadero en Como si fuera cierto…en fin

reese_witherspoon

Vale, Reese Witherspoon no aparecerá en MTV o E! marcando pautas en moda y estilo, ni enseñándole a las lolitas que ven Disney Channel sobre como ser top, pero que importa. Es precisamente por eso que uno puede considerar a Reese perfecta, O casi perfecta.

Lo suficiente como para dedicarle un posteo en un blog.

 

hay algun aviador entre el publico?

Señores pasajeros, les informo que hemos tenido un par de inconvenientes, pero ya han sido superados y todo ha vuelto a la normalidad, de manera que pueden seguir disfrutando de su viaje…por cierto, alguno de ustedes sabe como aterrrizar un avion?

 

airplane1

Estrenada en 1980, Airplane! (también conocida como Y donde está el piloto?, Aterriza como puedas o Flying high! en Australia) se convirtió rápidamente no sólo en un éxito de taquilla y un filme de culto, sino también en una manera poco explotada de hacer comedias en el cine, recurriendo, por sobre los malos entendidos, las caídas y golpes(slapstick, como hacían los Tres Chiflados) sino que a las situaciones absurdas, inverosímiles, y sobre todo a las parodias de películas. Marcó además, el debut como directores del trío de Jim Abrahams, Jerry y David Zucker como directores, no obstante haber pasado ya un buen tiempo como guionistas de TV.

Con un costo de poco más de tres millones de dólares (y recaudando más de ochenta) Airplane! comienza, como diría Spiderman, con una chica…y un chico que la sigue. En este caso, la azafata Elaine Dickinson(Julie Haggerty, en su debut cinematográfico) quien ha abandonado a su novio, el ex piloto de guerra Ted Striker(Robert Hays)¿El motivo? Ted aun no consigue superar sus inseguridades, que sufre luego de que una fallida escaramuza militar dirigida por él que costó la vida a otros siete pilotos, y que lo ha llevado al fracaso en cada trabajo que ha conseguido. Obsesionado, Ted aborda el vuelo de Los Angeles a Chicago en que Elaine sirve como auxiliar. Desafortunadamente, un porcentaje importante de pasajeros, incluidos los pilotos, caen seriamente enfermos a causa del mal estado de los alimentos consumidos durante el vuelo. Las circunstancias obligan a Ted, devorado por la depresión, y en medio de una tormentosa noche, a tomar el control del vuelo.

airplane-2

La película está repleta de momentos hilarantes, tanto visuales(el avión que se estrella contra un ventanal por un error del controlador, al principio, o la cobertura de los noticiarios internacionales al accidente,por ejemplo) y textuales (Estos pasajeros necesitan imperiosamente ser llevados al hospital…-Al hospital? que será?…-Un edificio grande con doctores y pacientes, debería saberlo!) y fue la primera en introducir el elemento de la parodia de otros filmes y celebridades (cosa que hoy ha sido más que abusada). Filmes como Casablanca, Fiebre de Sábado por la Noche, De Aqui a la Eternidad y especialmente los filmes de catástrofes que poblaron los ’70, sobre todo Aeropuerto y Concorde. Otro aspecto notable fue ver a varios actores especializados en la acción y el drama, incursionar en comedias: Robert Stack, Peter Graves, Lloyd Bridges y sobre todo Leslie Nielsen(hasta entonces un actor dramático menor).

Un clásico por donde se le mire, Airplane! ha figurado en varios ránkings de grandes comedias de todos los tiempos (el AFI la coloca en el Nº 10 de su lista de 100 años-100 películas) y sorprendentemente logró varias nominaciones para distintos premios, entre ellos Golden Globe y Bafta, principalmente por el trabajo de sus directores y guionistas. Para reír hasta decir basta…y seguir riéndose. Ojo con Otto, el piloto automático, y la escena en que Elaine debe volver a inflarlo.

airplane_2

fretamalt@hotmail.com

fjretamalt@gmail.com

 

cambiando de giro

La relación, o más bien, la evolución de una estrella de la música al cine no es casualidad. Siendo ambos los pilares de la llamada industria del entretenimiento, no es difícil entender la retroalimentación existente entre los dos medios. Que la primera película del cine sonoro fuere un musical, The Jazz Singer y que la época de oro del cine de Hollywood fuera a la vez la época de mayor apogeo de los musicales, y el éxito de esta clase de adaptaciones desde West side story hasta piezas recientes como Rent o Mamma Mia! son la mejor prueba de ello.

A nadie entonces le extrañe que muchos cantantes o ídolos pop hayan pasado, con mayor o menor fortuna, al cine, ya sea por abrir sus carreras a otros canales de expresión, o bien para ganar todavía más dinero. La lista es larga y aqui repasaremos algunos nombres importantes en esta parte de la historia (no voy a contar aca a High School Musical o Hannah Montana por razones obvias, este no es el blog de la Feña. Dios mediante).

FRANK SINATRA

franksinatra

Debe ser uno de los primeros casos de este fenómeno. Es decir, ya hubo antes estrellas musicales incursionando en el cine, pero estas participaban exclusivamente de filmes de su género, siendo La Voz el primero en incursionar en otros ámbitos, como el suspenso (The Manchurian Candidate) o el drama (De Aqui a la Eternidad, la cual le valió un Oscar como mejor actor de reparto). Mucho se habló de que el viejo de los ojos azules accedió a estos papeles gracias a sus rumoreados contactos con la mafia, sin embargo, con o sin ayuda externa, el viejito era talentoso igual.

ELVIS PRESLEY

El rey del rock comenzó a incursionar en el cine casi en paralelo a su carrera en la música, a través de filmes como Love me tender o Jailhouse rock, productos diseñados especialmente para aumentar sus ingresos. Sin embargo, cualquier duda acerca del talento de Elvis en el celuloide quedó disipada con el drama La Novia Robada, de fines de los ’50, curiosamente uno de los filmes menos conocidos del Rey. Si bien es cierto durante los ’60 la carrera musical de Elvis se estancó (luego del par de años que estuvo haciendo el servicio militar en Alemania, mientras que la beatlemanía arreciaba imparable) la carrera fílmica de Presley fue en alza, numéricamente hablando al menos, produciendo no menos de una decena de comedias románticas adolescentes. Nada del otro mundo, y en casi todas el papel de Elvis era el mismo. Pero servía para mantener vigente al Rey.

THE BEATLES

La cosa era clara: estirar al máximo la Beatlemanía. Y con lo que fuera. Así estrenan A Hard Day’s Night, en 1964 y Help! en 1966, filmes cuya mayor razón de ser era ver al cuarteto de Liverpool cantando sus canciones en las salas de cine (y de paso llegar a un público que difícilmente vería en directo al grupo). La carrera de los fab four reunió dos proyectos más, la psicodélica-pero-aún-así-incomprensible Magical Mistery Tour, de 1967, y el documental de 1970 Let it be, sin perjuicio de algunos proyectos que quedaron en el tintero, como la colaboración del grupo con Jodorowsky (se habló incluso que Lennon y Harrison protagonizaran El topo, cosa que nunca se concretó).

DAVID BOWIE

Quizás el más emblemático ejemplar de la conversión de músico-a-actor. Firme creyente de que la creación artística es un todo mayor que la suma de sus partes, Bowie ya se había convertido en un personaje influyente al mezclar música y teatro, aplicando las técnicas aprendidas de su paso por la Compañía de Mímica de Lindsey Kemp. Así, ya en la segunda mitad de los setentas, Bowie apareció en filmes como la excéntrica The man who fell to earth y la olvidada comedia Just a Gigolo. Ya en los ’80, participa en filmes de culto como The Hunger(Tony Scott, 1982), Merry Christmas Mr. Lawrence(Nagisa Oshima,1983) o Laberinto(Frank Oz,1986). En los 90 disminuye sus participaciones cinematográficas, aunque se anota un muy buen punto al interpretar a Andy Warhol(otro gurú de la cultura pop) en el drama Basquiat(Julian Schnabel,1995). Por ahi luego tendria apariciones aisladas en distintas series y películas (fue el presentador de la serie The Hunger, durante 1997 y 98) y actualmente divide su tiempo entre su carrera musical, su rol de productor y patrocinador de artistas emergentes (produjo y ayudó en la coimposición del disco debut de Scarlett Johansson) y haciendo más frecuentes sus apariciones en cine, siendo la más célebre del último tiempo, su personaje de Nikola Teslah en The Prestige(Christopher Nolan,2006).

poster

MADONNA

La reina del pop tampoco se tardó mucho en incursionar en la gran pantalla. Debutando en 1983 y en 1987 ya tenía dos películas en el cuerpo, las comedias Desesperadamente buscando a Susan y Who’s that girl. En 1990 participa de la decepcionante adaptación de Dick Tracy dirigida por Warren Beatty, y durante esta década reparte su tiempo entre filmes controversiales como Truth or Dare (a.k.a En la cama con Madonna) y Cuerpo del delito, con apariciones en proyectos más interesantes como Four Rooms, Sombras y Nieblas (Woody Allen,1992) y otros derechamente comerciales como A league of their own y Evita. Ya en los 2000 baja su producción filmica, siendo sus ultimas apariciones la desastrosa comedia Swept Away, aunque su breve aparición en 007 Die Another Day, de la cual además canta su tema central, le salva el prestigio.

STING

Otro que le picó el bichito de la actuación. El ex líder de The Police y ferviente activista social ha tenido diversas apariciones en películas independientes (por no decir intrascendentes) aunque por ahí se le vio en Duna, la bizarra historia de ficción adaptada al cine por un irreconocible David Lynch(irreconocible, pues se aleja a kilómetros de su estética y estilo habitual). Tambien cuenta una breve aparición en Juegos, trampas y dos armas humeantes(Guy Ritchie,1998) y hasta se rie de si mismo prestando su propia voz en Bee Movie(2007).

JON BON JOVI

Su talento actoral es discutible, aunque el mismo ha dado señales confusas: partió con un pequeño papel en el western Jovenes Pistoleros II, y de ahi se ha dividido en actuaciones olvidables en películas olvidables, pero al mismo tiempo actuaciones más que respetables en películas respetables (Cadena de Favores, y U-571,ambas de 2000), teniendo otros tantos papeles en sitcoms como Sex and The City, Ally McBeal o The West Wing.

BRITNEY SPEARS

A nadie debe extrañarle que la princesa del pop haya dado tanto jugo en su vida personal, pues ya tenía experiencia en el tema de dar jugo, pues en pantalla grande es todo lo que había dado: la lamentable película Crossroads, de 2002, mala por donde se la mire. Ese mismo año tiene un cameo en Austin Powers Goldmember que no hace mucho por revertir la situación, tocando fondo cuando es citada por Michael Moore, en su documental Fahrenheit 911 donde la ruba ex colorina después morena y hasta calva estrella aparecía llamando a apoyar a..George W. Bush, al partido republicano y a la política exterior estadounidense. Que pase el que sigue.

takeabow_gal_1994_430

La lista podría seguir, aunque en la mayoría de los casos se trata de apariciones esporádicas de bandas y solistas en películas…también podríamos citar a los muchos de actores, actrices y directores que se han cambiado de giro (Woody Allen, de hecho, toca religiosamente el clarinete cada lunes en un club de jazz), pero eso ya sería tema para otra discusión.

fjretamalt@gmail.com

fretamalt@hotmail.com