La Década Marvel II

Llegó el día, hoy por fin está Avengers: Infinity War en nuestras pantallas. Sin más trámite, la segunda parte de esta historia.

2016

12 CAPITAN AMERICA: CIVIL WAR (Anthony & Joe Russo)

Las desastrosas consecuencias del ataque de Ultron, han llevado a los gobiernos del mundo a tomar decisiones más drásticas respecto de los Avengers y sus operaciones, suscribiendo el Tratado de Sokovia, que regula y somete a control de los poderes políticos su actividad. Aunque Tony Stark apoya fervientemente la medida, Steven Rogers la rechaza, provocando duros roces entre ellos, que se ven agravados cuando una serie de atentados involucran a Winter Soldier, cuya existencia dividirá a los Avengers en dos bandos irreconciliables.

Marca el inicio de la fase 3 del MCU, destacando el debut de Spiderman en éste, luego que Sony Pictures renegociara con Marvel la titularidad de derechos sobre el personaje. Debutan: T’Challa/Black Panther (Chadwick Boseman); Peter Parker/Spiderman (Tom Holland); Zemo (Daniel Bruhl); May Parker (Marisa Tomei); Everet K. Ross (Martin Freeman)

13 DOCTOR STRANGE (Scott Derrickson)

Stephen Strange (Benedict Cumberbatch) es un exitoso, altamente calificado y al mismo tiempo prepotente cirujano. Luego de un accidente, en que sus manos se ven gravemente perjudicadas, lo que arruinó para siempre su carrera médica. Buscando una solución, viaja a Nepal, donde se integra al clan encabezado por The Ancient One (Tilda Swinton), descubriendo y desarrollando grandes poderes místicos, más una asombrosa capacidad para enfrentar a las fuerzas oscuras.

Descubrimos una nueva gema: el Ojo de Agamotto, la gema del tiempo. Debutan: Stephen Strange (Benedict Cumberbatch); Kaecilius (Mads Mikkelsen); Mordo (Chiwetel Ejiofor); Wong (Benedict Wong).

2017

14 GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL. 2 (James Gunn)

Mientras son perseguidos por Nebula, por Yondu y sus Ravagers, y al mismo tiempo por la raza de los Soberanos, los Guardianes son salvados de una muerte segura por Ego (Kurt Russell) el planeta viviente, quien se presenta como el padre de Starlord. Y aunque las cosas parecen ir bien al principio, por el reencuentro entre padre e hijo, pronto saldrán a la luz las verdaderas intenciones del todopoderoso ser.

Debutan: Ego (Kurt Russell); Mantis (Pom Klementieff)

15 SPIDERMAN: HOMECOMING (Jon Watts)

Varios meses después de haber peleado junto y contra los Avengers en Berlin, a Peter Parker le queda gustando ser superhéroe, especialmente con el arsenal proporcionado por Tony Stark, aun cuando este no profesa la misma veneración que el joven de Queens siente hacia él. En una de sus aventuras, descubre que los criminales de su ciudad están usando material de alto nivel tecnológico en sus robos, proporcionado por el ingeniero Adrian Toomes (Michael Keaton) y desarrollado a partir del arsenal ch’tauri quedado en Nueva York tras la batalla que años atrás tuvo lugar ahí. Ante la indiferencia de Stark, Peter deberá enfrentar por sí sólo esta amenaza.

Debuta: Adrian Toomes/Vulture (Michael Keaton);

16 THOR: RAGNAROK (Taika Waititi)

Thor regresa a Asgard para descubrir que Loki se ha hecho pasar por Odin y de tal forma asumir el reino, lo que desata una serie de acontecimientos, como el resurgimiento de la olvidada hija mayor de Odin, Hela (Cate Blanchett) quien despierta a su ejército para conquistar Asgard. En el proceso, tanto Thor como Loki son expulsados, terminando el primero de ellos vendido como gladiador, en un mundo donde todo funciona en virtud de las luchas a muerte que en éste lugar se verifican.

Debutan: Hela (Cate Blanchett); Walkyria (Tessa Thompson)

2018

17 BLACK PANTHER (Ryan Coogler)

Tras la muerte de su padre, T’Chaka, durante las negociaciones del tratado de Sokovia, T’Challa (Chadwick Boseman) asume no sólo el reino de Wakanda sino además el manto de su protector, Black Panther. Sin embargo, debe enfrentar la aparición de N’Jadaka, alias Killmonger (Michael B. Jordan), quien vio morir a su padre a manos de T’Chaka, acusado de traición, y quien tras años de operar como mercenario, vuelve a Wakanda a reclamar el poder sobre el reino.

Otra que tiene como gran virtud salirse del molde del MCU, planteando una historia que le debe más a James Bond o a Tom Clancy que a Stan Lee y Jack Kirby. La más reciente y otra de las mejores del proyecto.

Y este fin de semana tendremos la número 18, que reúne prácticamente a todos los personajes principales de las 17 películas anteriores..¿qué nos depara el destino? Por ahora sólo Kevin Feige lo sabe. Habrá que ver…

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

Anuncios

La Década Marvel I

Hace una década, el estreno de Ironman aparecía como un intento de Paramount Pictures por imponer un blockbuster taquillero, uno de tantos, fundado en una franquicia cuyos derechos estaban a punto de expirar por desuso. En ese minuto nadie hablaba de fórmulas, de universos cohesionados o de cualquier otro proyecto más a largo plazo. Si, Paramount pensaba preparar filmes de otros personajes Marvel para no perderlos, pero nada comparado a lo que vendría después.

Hoy, el Marvel Cinematic Universe (MCU) es una realidad, y es el mayor fenómeno cinematográfico de esta década. Celebrado y criticado a la vez (incluso por sus propios fans, pero eso es tema para otra discusión) nadie ha quedado indiferente ante este evento, que celebra su década con su estreno más absoluto hasta la fecha: Avengers Infinity War, a estrenarse esta semana.

Para conmemorarlo, y para que nadie quede perdido, una especie de cronología de este universo, que tiene al productor y guionista Kevin Feige como hombre fuerte, a lo largo de los últimos diez años, útil para entender lo que vendrá a partir de este fin de semana (entre paréntesis, su director). Démosle.

2008

1 IRON MAN (Jon Favreau)

Luego de sobrevivir a varios meses cautivo de terroristas en medio oriente que casi le cuesta la vida, el industrial Tony Stark (Robert Downey Jr) reflexiona acerca de su rol como líder del negocio armamentista. Tras regresar a casa, luego de escapar apenas con una rudimentaria armadura que fabricó durante su cautiverio, introduciéndole algunas mejoras que le permitan luchar eficazmente contra el terrorismo.

Debutan: Ironman/Tony Stark (Robert Downey Jr); Virginia “Pepper” Potts (Gwyneth Palthrow); James “Rhodey” Rhodes (Terence Howard); Agente Phil Coulson (Clark Gregg); J.A.R.V.I.S. (voz de Paul Bettany); Happy Hogan (Jon Favreau); Coronel Nick Fury (Samuel L. Jackson).

2 INCREDIBLE HULK (Louis Leterrier)

Algunos años después del accidente científico durante un experimento con radiación Gamma que alteró su vida totalmente, pasando a ser perseguido por el Ejército estadounidense, el físico Bruce Banner (Edward Norton) se mantiene oculto en Brasil, luchando por mantener bajo control a Hulk, la bestia en la que ocasionalmente se transforma. Sin embargo, el Ejército, al mando del General Thaddeus “Thunderbolt” Ross (William Hurt) no ha cesado en sus esfuerzos por encontrarlo, forzando a Banner a huir nuevamente.

Suerte de reinicio y secuela a la vez de Hulk (Ang Lee, 2003), la cinta tuvo una bastante buena crítica, pero su tibia taquilla (en comparación a Ironman) no fue todo lo estimulante que la Universal, titular de sus derechos, quería, por lo que no tardó en abandonarla, restituyendo la licencia a Marvel. Aquí debutaron Bruce Banner/Hulk (Edward Norton); Thaddeus “Thunderbolt” Ross (William Hurt); Betty Ross (Liv Tyler)

2009

No hubo película Marvel este año, no de este universo al menos, pero hubo una noticia que fue relevante para el desarrollo de este proyecto: Disney adquiría Marvel y reformularía los planes existentes en cine con los personajes de la marca. Ya no serían filmes hechos para no perder la licencia, sino todo parte de un gran proyecto a largo plazo, cuyos efectos se aprecian hasta hoy.

2010

3 IRONMAN 2 (Jon Favreau)

Tony Stark está en el ojo del huracán, luego de que su enorme ego lo ha llevado a admitir que es Ironman. Eso lo ha forzado a comparecer ante el Senado, al ser acusado de poseer un arma extremadamente poderosa, siendo un civil y sin autorización para ello, motivando la construcción de dispositivos similares por otras potencias. Paralelamente, el dispositivo desarrollado en Medio Oriente y que lo mantiene con vida empieza a dar signos de malfuncionamiento, y un antiguo enemigo de su familia, Ivan Vanko, alias Whiplash (Mickey Rourke) se ha trazado un objetivo muy claro: eliminar a Tony Stark.

Ciertamente, este filme fue más flojo que el anterior, pero su buena taquilla señaló a Marvel/Disney que iban por buen camino. Debutan: Black Widow (Scarlett Johansson) y War Machine/James Rhodes (Don Cheadle, en reemplazo de Terence Howard).

2011

4 THOR (Kenneth Branagh)

Thor (Chris Hemsworth), hijo de Odin (Anthony Hopkins), Señor de Asgard, Padre de Todo, es nombrado como su heredero al trono, y dueño del legendario martillo Mjolnir. Pero no tarda en caer en desgracia cuando provoca un incidente con el vecino pueblo de los Gigantes de Hielo, cosa que provoca su destierro a Midgard (nuestro mundo) y ser despojado del Mjolnir y de su lugar como heredero, ignorando que todo esto es un plan de su medio hermano Loki (Tom Hiddleston), para acceder al trono.

Debutan: Thor (Chris Hemsworth); Loki (Tom Hiddleston); Odin (Anthony Hopkins); Jane Foster (Natalie Portman); Heimdall (Idris Belba); Dr. Erik Selvig (Stellan Skaarsgard); Clint “Hawkeye” Burton (Jeremy Renner).

5 CAPITAN AMERICA: EL PRIMER VENGADOR (Joe Johnston)

Es 1942, y gracias a una voluntad de hierro, el flaco y enclenque Steven Rogers (Chris Evans) consigue entrar al ejército, a fin de partir al frente durante la Segunda Guerra Mundial, instancia en la que es convencido para ser voluntario en un experimento del ejército para crear súper soldados. Aunque el experimento es un éxito, Steven termina convertido en Capitán América, personaje creado por el Ejército para hacer campaña a favor de su bando dentro de la comunidad. No pasará mucho tiempo antes que Rogers se vea involucrado en combate, convirtiéndose en el más eficaz agente de campo estadounidense.

Debutan en este filme: Steven Rogers/Capitan America; James “Bucky” Barnes (Sebastian Stan); Agente Peggy Carter (Hayley Atwell); Red Skull (Hugo Weaving); Howard Stark (Dominic Cooper).

2012

5 AVENGERS (Joss Wheddon)

Un cuartel del servicio de inteligencia S.H.I.E.L.D. es destruido por Loki, quien sustrae desde dicha instalación un valioso material conocido como Teseracto, tomando como rehenes al Dr. Erik Selvig y al agente Clint “Hawkeye” Burton. El director de la agencia, Nick Fury reúne una fuerza de nivel superior para recuperar a los agentes capturados, detener a Loki y evitar las consecuencias del robo: la inminente invasión de la raza de los ch’tauri, una belicosa raza alienígena asociada con Loki: al físico Bruce Banner, a Tony Stark, a Capitan América, a quienes se suman Natasha Romanoff, Black Widow, y Thor.

Gran filme con el que se marca el cierre de la fase 1 del MCU. Debutan: Bruce Banner/Hulk (Mark Ruffallo, en reemplazo de Edward Norton); Mariah Hill (Cobie Smoulders)

 

2013

6 IRONMAN 3 (Shane Black)

La invasión ch’tauri ha dejado dolorosas consecuencias que Tony Stark, quien ha desarrollado nuevas versiones de Ironman, más como una forma de superar la ansiedad que como un intento real de mejorar sus capacidades. Cuestionándose seriamente su rol como héroe, una serie de atentados explosivos, reivindicados por un terrorista llamado Mandarin, ha tenido lugar incluso en la misma casa de Stark, complicando aun más su difícil situación emocional.

Esta es la más floja de las películas del MCU. No era tan mala, quizás, pero para ser la sucesora de lo que fue Avengers, el tropiezo fue considerable.

7 THOR: THE DARK WORLD (Alan Taylor)

Con Loki encarcelado tras la invasion ch’tauri, y Thor alzándose como el gran líder de Asgard que está llamado a ser, una crisis es inminente: la alineación de los nueve reinos que componen el Ygdrasil (el orden cósmico dentro del cual existe Asgard) ha provocado una serie de anomalías interdimensionales, de las que se ha aprovechado Malekith, un viejo enemigo de Asgard, para volver a la vida y vengarse de Odin y su mundo.

Tiene el mismo problema de Ironman 3. Para lo que venía haciéndose con Marvel, la verdad era bastante débil, y ni la una ni la otra aportaron realmente al desarrollo de la historia general. Pese a ello, introducen el Éter, una piedra roja de gran poder, la segunda de las gemas del infinito en mostrarse en cines. Debuta: The Collector (Benicio Del Toro)

2014

8 CAPITAN AMERICA: THE WINTER SOLDIER (Anthony & Joe Russo)

Steven Rogers sigue intentando insertarse en el mundo actual, mientras que un grupo de agentes infiltrados han iniciado una serie de operaciones tendientes a desestabilizar a la agencia S.H.I.E.L.D, desde sus cimientos. En paralelo, un mercenario conocido como Winter Soldier ha estado detrás de una serie de atentados a nivel internacional. Lo que descubre Capitan América al investigar todas estas situaciones, sacude en lo profundo sus convicciones.

Una de las mejores películas del MCU hasta la fecha, que se olvida totalmente de su género original, presentando un relato que recuerda más al viejo cine de espías y guerra fría. Excelente. Debutan: Winter Soldier (Sebastian Stan); Falcon (Anthony Mackie); Sharon Carter (Emily Van Camp); Crossbones (Frank Grillo)

9 GUARDIANES DE LA GALAXIA (James Gunn)

Luego de ser apresados por los Nova Corps, un grupo de forajidos que no se soportan entre sí se ve obligado a colaborar entre ellos para escapar y recuperar el Orb, una gema de gran poder destructivo, antes que caiga en manos de Ronan (Lee Pace) líder de la raza kree, que pretende usarlo para destruir al despiadado líder Thanos. Este grupo de insólitos personajes deberá superar sus diferencias si pretende evitar que la gema llegue hasta Ronan y cause la destrucción de planetas enteros.

Fue el primer filme MCU en referirse a personajes más bien secundarios de su universo, y funcionó muy bien en taquilla y tuvo una gran recepción crítica. Debutan: Starlord (Chris Pratt); Gamora (Zoe Saldanha); Drax (Dave Bautista); Rocket (voz de Bradley Cooper); Groot (voz de Vin Diesel); Nebula (Karen Gillan); Yondul (Michael Rooker); Thanos (Josh Brolin); Howard, el Pato (voz de Seth Green).

2015

10 AVENGERS: AGE OF ULTRON (Joss Wheddon)

Tras completar exitosamente una incursion en una de las últimas bases de Hydra, en el pequeño país de Sokovia, los Avengers regresan a Nueva York, donde Tony Stark y Bruce Banner emplean la tecnología de la derrotada organización para crear una inteligencia artificial que facilite el control de las fuerzas del mal. Sin embargo, esa inteligencia, llamada Ultron, modifica su propia programación, llegando a la conclusión que la mayor amenaza para la humanidad es la humanidad misma, por lo que ha programado su exterminio.

Conocemos una nueva gema, Mente. Debutan: Ultron (voz de James Spader); Vision (Paul Bettany); Scarlett Witch (Elizabeth Olsen); Quicksilver (Aron Taylor-Johnson), F.R.I.D.A.Y. (voz de Kerry Condon), sumándose Falcon y War Machine al grupo original.

11 ANT-MAN (Peyton Reed)

Tras salir de prisión, el ladronzuelo Scott Lang (Paul Rudd) se ve obligado a volver a delinquir empujado por la necesidad. En dichas circunstancias es descubierto por el científico semiretirado Henry Pym (Michael Douglas) quien ve en Lang las condiciones necesarias para confiarle su mayor creación: la partícula Pym, que permite a su usuario reducirse hasta el tamaño de una hormiga, e influir en la inteligencia de estas criaturas.

Otra de la que nadie esperaba mucho y fue más entretenida de lo que pensábamos. Debutan: Ant-Man (Paul Rudd); Henry Pym (Michael Douglas); Hope Van Dyne/Wasp (Evangeline Lily); Yellowjacket (Corey Stoll).

Mañana, la segunda parte y final de este recuento.

Al Maestro Con Buen Rock

Dewey Finn (Jack Black) ama el rock. Vive para todo lo que sea rock. Ha dado prácticamente todo por el rock.

Pero el rock de vuelta no le ha dado casi nada. El mismo día en que lo echan de su banda, su amigo Ned Schneebley (Mike White), a instancias de su novia Patty (Sarah Silverman) le dan un ultimátum: conseguir trabajo y pagar la parte de las rentas que debe, o se va. Desesperado, contesta una llamada haciéndose pasar por Ned, quien se desempeña como profesor, y acepta un cargo de maestro suplente en un exclusivo colegio de la ciudad.

Como con gran esfuerzo Dewey sabe leer y escribir, muy pronto quedan al descubierto sus nulas habilidades pedagógicas, por lo que debe encontrar un modo de conectar con sus alumnos y así mantenerse en el cargo. Cuando presencia el desempeño de los niños bajo su dependencia en clases de música, encuentra ahí la respuesta que necesitaba…

“Para aquellos que profesan el rock…los saludamos” (AC/DC, 1981).

Hace rato que quería volver a ver Escuela de Rock, y como esta semana vamos a estar todos en modo Marvel, y va a dar lo mismo prácticamente lo que reseñe si no es con alusión a su universo cinematográfico (lo que me quita la presión de ver y reseñar estrenos rezagados de 2017 y de lo que va del año de encima), me puedo dar el gusto de verla, y de paso, dedicarle un post.

Aunque sé que el día que haga mi top 5 de películas sobre rock, esta va fija. Y es que como tal, como una historia encargada de tributar el legado de la música rock, su aporte en la cultura occidental, y su influencia como fuente de vida, la película de Richard Linklater, un cineasta que tiene la costumbre de hacer buenas películas, de esas que terminas tomándoles cariño, es un aporte de gran valor.

Está tan impregnado el espíritu del rock en la película (y que un actor con una declarada devoción por este género como Jack Black sea el protagonista de la película contribuye a esa conclusión) que es lógico pensar que esos factores que han hecho de este estilo más que un mero género musical, convirtiéndose en la gran manifestación cultural del último siglo, han contribuido a que Escuela de Rock, a casi quince años de su estreno, se mantenga fresca, vigente y muy vital.

Es como decir que el rock nunca morirá…y sus buenos sucedáneos tampoco.

Sin embargo, no estamos sólo ante una película de rock, sino también ante una gran película acerca de aprendizaje, centrada en la asombrosa relación de maestro y discípulos que surge entre Dewey y sus alumnos. La cual es recíproca.

¿Qué puede enseñar un tipo que,  en honor a la verdad, es un cero a la izquierda? Holgazán, malvestido, que apenas sabe leer, escribir y las operaciones básicas. Aquí entra de nuevo en acción el factor rock como elemento dador de vida. A través de la música es que Dewey consigue conectar con sus estudiantes, un grupo de niños que enmarcados en el estricto estilo de vida que impone su colegio, recién descubren sus potencialidades cuando este “profesor” hace su aparición.

Cierto, al principio las intenciones de Dewey no son las mejores (juntar dinero rápido para pagar sus deudas primero, y armar una banda con que participar y ojalá ganar un concurso de ídem), pero sin querer termina ayudándolos a conocerse a sí mismos, a darse cuenta de talentos, de virtudes que no sabían que tenían, a defenderlos y a desarrollarlos. Y a relacionarse entre sí, y con sus padres, como no habían hecho nunca.

Dije que el aprendizaje es recíproco. Gracias a la interacción con sus alumnos, Dewey se reencanta no solamente con la música, quizás lo único que de verdad ha amado en la vida, sino también con su propia vida. Como una suerte de efecto espejo, así como este profesor consigue sacar lo mejor de sus alumnos, éstos consiguen que Dewey saque un aspecto de su personalidad que ni él mismo conocía. Y cuando los asume, entiende que se ha convertido en una mejor persona.

No es el único que vive un proceso así. De rebote,  despeina un poco a la estricta y reprimida directora Rosalie Mullins (Joan Cusack en un rol notable!) y sacude un poco a su pusilánime amigo Ned, que aunque diga lo contrario, nunca pudo soportar el haber tenido que renunciar la música, para convertirse en un opaco funcionario, con pega estable, pero opaco e incapaz de levantarle la voz a alguien al fin.

Pasaron los años. Y seguirán pasando. Pero como el buen rock, como las grandes canciones (de las cuales esta película reúne hartas), volvemos de vez en cuando a Escuela de Rock. Nos seguirá ayudando a sentir mejor. Nos seguirá demostrando que puedes ser feliz, cumplir tu vocación y de paso contribuir a la comunidad. Y nos seguirá pareciendo grandiosa.

****

SCHOOL OF ROCK

Director: Richard Linklater

Intérpretes: Jack Black; Joan Cusack; Mike White; Sarah Silverman; Miranda Cosgrove; Joey Gaydos Jr.; Robert Tsai; Kevin Alexander Clark; Becca Brown

Comedia

2003

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

jugar hasta el final o morir

Spencer (Alex Wolf), un temeroso nerd; “Fridge” (Ser’Darius Blain) un jugador de fútbol necesitado de buenas notas para mantenerse en el equipo; Bethany (Madison Iseman), una adolescente que no puede vivir un minuto sin desconectarse; y Martha (Morgan Turner), una chica antisocial que no siempre sabe controlar lo que dice, coinciden en la salas de castigo de su colegio por distintas faltas.

En esa situación, encuentran una abandonada consola de juegos que, aburridos, conectan, activando un raro juego llamado Jumanji. Cuando lo inician, el aparato sufre un corto circuito, atrapando a los adolescentes, e introduciéndolos en el juego, convirtiéndolos en sus respectivos avatares: Spencer se convierte en un intrépido y corpulento arqueólogo (Dwayne Johnson), Fridge en un enclenque zoólogo (Kevin Hart), Martha en una sexy comando (Karen Gillan) y Bethany en un gordo y avejentado experto en mapas (Jack Black).

La única forma de salir de ese mundo es completar el juego y ganarlo, devolviendo una valiosísima joya a su lugar de origen, y deberán hacerlo antes de que un inescrupuloso explorador (Bobby Cannavale) ponga sus manos encima de la joya…y agoten las tres vidas que les quedan.

(Lo bueno de que las películas se demoren poco en pasar del cine al formato casero, sea físico o digital, es que las puedes ver y reseñar mucho después de su lanzamiento en salas, y la reseña tiene vigencia igual).

Es riesgoso meterse con los clásicos. Y aunque a muchos esta frase les cause irritación, Jumanji, la comedia de aventuras protagonizada por Robin Williams, en la que dos niños accidentalmente liberan un demencial mundo salvaje al jugar un viejo juego de mesa, lo es. Quizás no al nivel de una Star Wars o un Volver al Futuro, pero fue un filme importante en la vida cinéfila de muchos.

Por eso, y considerando el pobre desempeño de los no pocos remakes, reboots, secuelas o como quieran llamarle, que se estrenan cada año, estaba el temor de qué podía pasar con Jumanji: Bienvenidos a la Jungla.

Fans de Jumanji, pueden estar tranquilos. Este filme conserva intacta la dignidad de su fuente.

Concedo que estructuralmente repite mucho de la película original (situación aparentemente normal, que por misteriosas razones se sale de control, despertando un insólito mundo paralelo, y sus involucrados deben resolverla, aprendiendo algunas lecciones en el camino), pero aprueba con azul en los roles que se le atribuyen: Es una buena secuela (parte con lo que termina la de 1995 y tiene varias citas a dicho filme, algunas explícitas, otras más tangenciales), pero a la vez una muy buena actualización: en tiempos en que casi no se juegan juegos de mesa, su sustitución por un videojuego resulta convincente, adaptándose muy bien a los códigos de dicho formato.

Y aun con el cambio de formato y estructura (el juego no sale a la vida, sino que sus jugadores son los que entran en él), el espíritu de la historia se mantiene intacto.

En ese sentido, y guardando las proporciones, claro, Jumanji 2 tiene cierto parentesco con Ready Player One: buenas películas de videojuegos…sobre videojuegos que no existen.

Y es que Jumanji 2 goza de esa honestidad que se agradece de cuando en cuando. Estamos ante un filme de matiné, que no busca otro objetivo que hacer pasar un rato entretenido. La película es bien honesta consigo misma, y con su espectador. Se asume que no ha sido hecha para cambiar la historia del cine, sino que para entretener por un par de horas, cosa que logra.

Es un cine de pacotilla, lo aceptamos, pero un cine de pacotilla que disfrutamos. Es una película que vamos a encontrar una tarde haciendo zapping, la vamos a dejar puesta, y nos va a tener metidos y entusiasmados, por un rato. Puede que al otro día no nos acordemos de haberla visto, pero el buen sabor que vamos a rememorar cada vez que escuchemos su nombre, volverá.

Y si bien tiene un par de momentos que podrían afectar algunos (luna señora que parece que la última vez que fue al cine fue para ver La Quimera del Oro, recién estrenada, hizo el soberano ridículo al relatar en redes sociales su desagrado al ver “cómo el gobierno le mete en la cabeza a los niños estas perversiones!!”…el troleo de vuelta fue gigantesco), al final resulta un divertimento sano para cualquier edad.

Momentos divertidos a los que contribuyen los protagonistas del filme, sabiendo que rigor están haciendo dos personajes: Dwayne Johnson (con su mítica levantada de ceja y todo), es a esta altura el rostro oficial de este tipo de cine, en el doble rol de líder osado, que en realidad es un alfeñique que huye hasta de las moscas; Kevin Hart cumple también como atleta convertido en un enclenque; Karen Gillan está muy bien como la prima ilegítima de Lara Croft, aunque no tenga idea de cómo seducir a un tipo, y Jack Black está realmente gracioso como una chica adicta a Instagram convertida en un cuarentón gordo, además que tiene momentos muy divertidos en relación a su nuevo cuerpo, y a ciertas partes que antes no tenía. Varios de los momentos divertidos de la película vienen de estas situaciones y de la interaccion entre personajes que, de otra manera, jamás habrían coincidido.

Como se agradece ver este tipo de películas de vez en cuando: que aparte de ser lo suficientemente divertidas para justificar el par de horas que le destinamos, sea lo bastante honesta como para no andar vendiendo gato por liebre, y decir esto es lo que hay, y no necesitamos más. Con lo que ofrece, estamos más que bien.

***

JUMANJI: WELCOME TO THE JUNGLE

Director: Jake Kasdan

Intérpretes: Dwayne Johnson; Jack Black; Kevin Hart;: Karen Gillan; Nick Jonas; Bobby Cannavale; Alex Wolf; Ser’Darios Blain; Morgan Turner; Madison Iseman; Rhys Darby

Aventuras

2017

(No habrá mucha reseña nueva los próximos días. Se viene Avengers: Infinity War, y además los 10 años de Ironman, así que tendremos harto tema de Marvel por estos días, aviso desde ya)

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

 

 

junto a un superhombre, hay una supermujer

No es primera vez que pasa, pero cada vez que un personaje celebra su aniversario, lo normal es que su entorno más próximo lo esté también, pero pase casi desapercibido. Pasó con James Gordon, que debutó junto a Batman en Detective Comics 27, y lo mismo ha sucedido con Lois Lane, la reportera estrella del Daily Planet, y personaje fundamental en el universo de Superman, tanto en su vida privada como en su desarrollo narrativo.

Lois hizo su debut en Action Comics N° 1, de 1938, y ha tenido una larga evolución con los años: desde eterna enamorada de Superman, pero a la vez amor imposible de Clark Kent, pasando por damisela en apuros que debe ser rescatada por el Hombre de Acero, en el noventa y nueve por ciento de los casos por culpa de su propia curiosidad, hasta la mujer profesional, empoderada y comprometida con su vocación que es actualmente.

Como quiera que fuese, Lois es el centro de la vida de Clark Kent/Superman, su cable a tierra, y uno de los personajes que, junto a sus padres adoptivos, son quienes mantienen al último hijo de Krypton centrado en usar sus grandes poderes al servicio del bien de la humanidad. De hecho, las no pocas ocasiones que dentro de los cómics se narra qué pasaría si Superman llegara a perder el control sobre sí mismo, con nefastas consecuencias para el planeta, y quizás para el universo completo, esta situación arranca con alguna desgracia sufrida por Lois como víctima principal.

Más allá de los cambios narrativos que el Universo DC ha experimentado a lo largo de su historia, incluso en los últimos treinta años, y tomando como base fundamental de la continuidad de dicho mundo lo narrado en Crisis En Las Infinitas Tierras (1985), podemos señalar como datos biográficos relevantes en la vida de Lois los siguientes:

Sabemos que es la hija mayor del General Sam Lane y su esposa Ella, y tiene una hermana menor, Lucy. Y desde muy niñas, fueron entrenadas por el propio Sam en defensa personal, combate cuerpo a cuerpo y uso básico de armas de fuego (cosa que le ha sido muy útil a lo largo de su carrera).

Desde temprana edad destacó por su capacidad de investigación y sus enormes aptitudes como narradora, por la que se convirtió en periodista. Dueña de un talento único para detectar los golpes noticiosos, así como su gran compromiso con la verdad, que la ha llevado a investigar bien a fondo los hechos de interés, a veces a costa de su propia integridad física. Esto la llevó a convertirse en la reportera estrella del principal periódico de Metropolis, el Daily Planet, ganando varias veces el premio Pulitzer, entre otros reconocimientos, y una tremenda influencia en la opinión pública. Las muchas veces que ha viajado en el Air Force One junto al Presidente de EEUU, no importando quien fuera que esté en el cargo, avalan esa influencia.

Gracias a ello pudo ser parte de la selecta invitación para el vuelo inaugural del llamado Avion Espacial, pero un desperfecto de este derivó en la caída del avión, que habría terminado en tragedia de no ser por un desconocido que, volando por los aires, lo atajó e hizo aterrizar a salvo. Lois vio a este personaje, el cual huyó antes de que pudieran cruzar palabras. Al no saber mucho de él, al reportar el accidente en el Planet, Lois lo llamó “Superman”.

Poco después, este personaje haría repetidas apariciones, evitando accidentes, catástrofes, robos, lo que llamó la atención de la prensa. Para atraerlo, Lois nuevamente se jugó la vida, lanzándose dentro de su auto al río de Metropolis. Superman la rescató (aunque luego revelaría que siempre supo que el accidente no fue tal), ocasión que Lois aprovechó para entrevistarlo. Sin embargo, la nota no fue publicada, ya que Perry White,su editor, ya había publicado una entrevista a Superman, realizada por su flamante nuevo reportero, Clark Kent.

Por entonces, mantenía una relación, sin mucho futuro, con el prominente industrial Lex Luthor, la cual naufragó mucho antes de que esta pasara a algo más concreto, pasando a una enemistad declarada a lo largo de los años. (Sin embargo, esta hipótesis fue abandonada en el cómic, con el tiempo).

Durante largos años, la relación entre Lois y Clark fue bien cortante, ya que Lois no le perdonaba el haberse adelantado con la primicia. Desde el principio, competían por quien obtenía y publicaba primero sus noticias. Sin embargo, la relación entre ella y Superman avanzaba cada vez más, al punto de surgir el romance entre ambos.

Los años fueron relajando las tensiones entre Lois y Clark, llegando a ser muy buenos amigos, a enamorarse y mantener una relación estable, que llegó a su clímax cuando se comprometen para casarse, instancia en la que Clark revela a Lois su gran secreto: el y Superman son la misma persona.

La muerte de Superman a manos de Doomsday, y su posterior resurrección aplazaron los planes, contrayendo matrimonio, y manteniéndose unidos por largos años.

Sin embargo, en algún minuto pasaron una dura crisis de pareja, divorciándose. Este último arco coincidió con la serie Flashpoint (2011), con la que DC reorganizó una vez más su universo. De acuerdo a esta saga, Clark y Lois, pese a su buena relación profesional, nunca estuvieron casados, ya que Superman ha mantenido durante mucho tiempo una relación de pareja estable con Wonder Woman.

Como Flashpoint y el concepto New 52 no tuvieron los resultados ni la acogida que DC quería, con la publicación de Convergence (2015) y Rebirth (2016), sagas que borraron mucho de lo ocurrido en Flashpoint y ordenaron una vez más las cosas, entre ellas la relación de Lois y Clark: siempre estuvieron casados, nunca se divorciarion y, aún más, tienen un hijo, Jonathan, quien cuenta con los mismos poderes que Clark y, siguiendo sus pasos, lucha contra el mal como Superboy, haciendo equipo muchas veces con Robin (Damian Wayne).

A la fecha, sigue siendo la reportera principal del Planet, exitosa autora de best-sellers y una de las figuras más influyentes del periodismo a nivel global.

Ha sido interpretada en diversas ocasiones en cine, televisión y animada, siendo sus encarnaciones más reconocibles las de la actriz Margot Kidder (1978-1987, junto a Christopher Reeve, aunque aparece apenas en la tercera película de esa etapa), Teri Hatcher (en la serie Lois & Clark, donde ciertamente ella era la gran protagonista), y por Kate Bosworth en la fallida Superman Regresa. Actualmente es interpretada por Amy Adams, a partir de Man Of Steel (2013-actualidad). Una versión adolescente de Lois se dejó ver en Smallville, a cargo de Erica Durance.

Símbolo del empoderamiento femenino, que pasó de ser una mera comparsa a la que siempre había que rescatar del villano de turno, a una imagen de mujer profesional, capaz de pararse de igual a igual y muchas veces superar a sus colegas masculinos, y de imponerse gracias a grandes virtudes, Lois Lane es más que la gran mujer detrás de todo gran hombre, sino una gran mujer capaz de ponerse frente a otros grandes hombre, y de pararse al lado de un súper hombre, de igual a igual, sin perder un pelo de femineidad.

Felices 80, Lois.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

supervivencia vs autodestrucción

Luego de un año de figurar como desaparecido en acción, un soldado de apellido Kane (Oscar Isaac) ha regresado con su esposa, Lena (Natalie Portman). A poco de su llegada, tras sangrar profusamente sin motivo aparente, Kane es hospitalizado, y Lena puesta bajo custodia militar.

En el proceso, Lena es contactada por la doctora Ventress (Jennifer Jason Leigh), quien le informa que su marido fue parte de una expedición a la llamada Area X, un sector aislado calificado como zona de desastre medioambiental, luego de un evento denominado “Resplandor”, en cuyo interior las leyes naturales y físicas no rigen, y funciona de acuerdo a su propio orden, alterando el desarrollo de las especies vivientes del lugar y del cual nadie, ni nada, ha regresado. Salvo Kane.

Intrigada con esta situación, y en búsqueda de respuestas y soluciones para la salud del soldado, Lena, que en el pasado sirvió como Marine, se incorpora a la expedición que Ventress ha organizado, para infiltrarse en el Área X, aun sabiendo que sus posibilidades de regresar con vida son escasas…

La polémica del momento está en la verdadera guerra que se ha producido entre la organización del festival de Cannes y Netflix. Si bien hace rato que el festival francés, no vamos a discutir su relevancia ahora, está aceptando dentro de su cartelera la exhibición de filmes producidos por éste u otros servicios de streaming, su negativa a seleccionar películas de esta misma procedencia, o que no hayan sido exhibidos en salas francesas, para sus competencias, ha llevado a estas productoras a retirar del festival los filmes que pretendía estrenar en el evento.

Esto es un duro golpe, más bien autogol, para el festival, porque conociendo la influencia que los streamings, sobre todo Netflix, tienen en los hábitos fílmicos de la gente, tanto a nivel de realizadores como espectadores, va a quedar la sensación de que un evento destinado a promover el buen cine se cierra injustificadamente a nuevos canales de expresión cinematográfica, en defensa de la tradición.

Amigos de Cannes, acéptenlo, todos amamos el cine en pantalla, y en sala, es la expresión más sublime de la experiencia cinematográfica. Pero en un medio actual, donde es cada vez más complicado ver cosas que no sean sandías caladas, no hay que menospreciar de esa forma el aporte que hacen servicios como Netflix en pro de la cinematografía. No vaya a ser que un día estemos ante la mejor película de la historia, y las cátedras la dejen pasar sólo porque no pasó por una sala.

No es el caso de Annihilation, ciertamente, no es la mejor película de la historia, pero es una experiencia tan válida como cualquier blockbuster y que, de no ser por Netflix (esto de la autofinanciación y a no tener que responder a los auspiciadores le abre de par en par las líneas editoriales) difícilmente habría llegado a las salas. Bueno, en rigor si llegó a éstas, pero sólo en EEUU y tampoco es que hubieran sido tantas.

Basada en la novela homónima de ciencia ficción del autor Jeff VanderMeer, estamos ante el segundo trabajo como director de Alex Garland tras Ex Machina, una de las cintas más interesantes de la sci-fi de esta década, tras una interesante carrera como guionista, en la que se anotó hitos como La Playa, 28 Días Después o Sunshine. Y es clara demostración de la devoción de Garland por el género, pero de esa ciencia ficción más sombría, alejada de la épica y grandiosidad de las llamadas Space Opera (Star Wars*, Star Trek y similares).

Garland bebe más de Andrei Tarkovsky (Stalker, Solaris), de Kubrick (2001), y hasta cierto punto del Ridley Scott clásico (Alien), incluso de otras fuentes no fílmicas como Black Mirror, que de Lucas, Spielberg o Zemeckis. Lo que viene a ser lo más acertado, pensando en el tipo de historias que le gusta contar.

Más allá del título de la película, se nos plantea como una historia de sobrevivencia. Pero..¿la sobrevivencia de quién? O mejor dicho ¿de qué? Esa es la idea con la que juega Garland. Algo ha caído sobre nuestro planeta, algo de lo que sabemos poco y nada, pero de antemano lo tomamos como una amenaza. Puede que no lo sea, pero tenemos nuestras aprehensiones igual y nuestro instinto de supervivencia despierta.

La historia entonces viene a plantearse unas cuantas cuestiones interesantes sobre la condición humana, pues si bien la misión en la que Lena participa es inicialmente con fines científicos, lo que descubren vuelve la expedición en una lucha por salir con vida, da lo mismo cómo y a costa de quien, y en este proceso saldrán a la superficie respuestas tan viscerales que hacen cuestionable el hablar de especie racional.

Sobre todo si pensamos que en esta misión, cuyo fin último es descubrir como estos hechos afectarán tarde o temprano a la supremacía del hombre, participa un grupo de personas con un mayor o menor instinto de autodestrucción.

Esta orientación, por llamarla de alguna manera, filosófica de Annihilation, si bien debemos entenderla como su gran tema de fondo (supervivencia vs autodestrucción) es donde la película se enreda en sí misma, complicándose más de la cuenta y de una manera que no necesitaba hacerlo. Enfocarla así, como un filme de trascendencia filosófica puede llevar a una interpretación equivocada del mismo. Pese a ello, el guion y la dirección de Garland logran mantener al espectador lo suficientemente intrigado, esperando la resolución del conflicto.

Mezclando aventura, suspenso, harto terror y drama, y una que otra subtrama que nos hace quedar más metidos esperando saber cómo se resolverá este entuerto, Annihilation es de todas maneras una muy buena idea. Quizás a fin de año no la recordemos mucho, pero nos queda la tranquilidad de que hubo quienes creyeron en ella. Desperdicio mayor hubiese sido no darle la oportunidad.

***1/3

ANNIHILATION

Director: Alex Garland

Intérpretes: Natalie Portman; Jennifer Jason Leigh; Oscar Isaac; Tessa Thompson; Gina Rodriguez; Tuna Novotny; Benedict Wong.

Ciencia ficcion

2018

*Igual no deja de ser interesante que dos de los protagonistas de esta película provengan de esta saga, y que uno de sus personajes tenga el mismo apellido que un personaje de una de sus historias complementarias.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

jugando con las cosas que queremos

2045.

Al igual que mucha gente, el adolescente Wade Watts (Tye Sheridan) escapa de su opaca vida personal en la sobrepoblada Columbus, Ohio, entrando en Oasis, el juego de realidad virtual en la cual, encarando al personaje de Parzival, se siente en el único lugar en que puede ser importante para alguien.

Sin embargo, ese no es el único motivo por el cual Wade pasa mucho tiempo de su vida en este juego. Al fallecer, James Donovan Halliday (Mark Rylance), diseñador de Oasis, ocultó un “huevo de Pascua”, el premio definitivo del juego que dará, al que lo encuentre, el acceso a su testamento, a su fortuna, a sus empresas y al control sobre el juego. Por la relevancia que ha logrado Oasis en la sociedad, especialmente en lo financiero, al igual que Wade, son muchos los que están detrás de este tesoro, incluyendo a los “sixers” jugadores de gran habilidad y pocos escrúpulos al servicio de la empresa IOI, que buscan a toda costa agregar a Oasis a su holding…

Hace rato que Steven Spielberg viene repitiendo la misma fórmula, de estrenar casi al mismo tiempo un blockbuster, totalmente mainstream, y un filme más adulto. Pasó con Jurassic Park y La Lista de Schindler (estrenadas con meses de diferencia); con Minority Report y Atrápame Si Puedes; con La Guerra de los Mundos y Munich; con Tintin y Caballo de Guerra; con Puente de Espías y la poco afortunada The BFG; y este año la volvió a hacer con The Post y la recientemente estrenada Ready Player One.

Incursionando por primera vez en el mundo de los videojuegos y en la realidad virtual, Spielberg adapta el popular best-seller del mismo nombre de Ernest Cline, lanzada en 2011. Cline es un declarado fanático de la cultura popular del último medio siglo, especialmente de la cultura de los videojuegos, cosa que se nota en los muchos conceptos extraídos desde esta última manifestación, ya sea como concepto técnico (avatar, premios, clanes, etapas), estético o referencial.

A la larga, es esa clase de relatos que un autor concibe no sólo para contar la historia que tiene en la cabeza, sino además, para homenajear a través de ella los conceptos que lke gustan y que en algún minuto fueron fundamentales en su vida.

Fanático declarado además de Spielberg, tanto en su carrera como realizador, como en su aporte a la cultura occidental, cuenta la historia que Cline hizo llegar su novela al realizador, con la esperanza que éste la llevara al cine. Y así fue. Y se nota, porque es el tipo de relato fantástico a la medida del hombre que nos trajo Encuentros Cercanos, Indiana Jones o E.T. entre otros hitos pop.

Ready Player One es una cinta que funciona, más allá de las múltiples referencias a la cultura pop, a la fantasía e imaginería que el cine, la literatura, la música y otras manifestaciones de la creatividad humana que han dejado huella en el colectivo. Estas referencias resultan acertadas, y constituyen más que meros ganchos para captar espectadores no gamers o que nunca han leído la novela. Nada que ver, sino que constituyen elementos que favorecen mucho la experiencia, y que representan el sentido homenaje de su autor a esos personajes y universos que contribuyeron a su formación.

Spielberg capta lo anterior y el resultado en un filme respetuoso de su matriz, leal con su espíritu y que sabe imprimir en pantalla el afecto de Cline por sus personajes, su mundo y la historia que está contando. Si el desafío era traspasar de un formato a otro este relato manteniendo su grandeza, entonces el bueno de Steven lo logró con creces.

Ahora bien, siendo un filme basado fundamentalmente en los videojuegos, su estructura y contenido ¿es necesario ser gamer para disfrutarlo? No, y ese es ciertamente otro gran punto a su favor. Ayuda serlo, es verdad, y de hecho este público objetivo lo va a entender aún más. De hecho, la vi con mi señora, @Alexa_Wolf, gamer desde hace largo tiempo, y se sentía en su salsa. Pero uno que no lo es, o que juega ocasionalmente y juegos muy básicos en su desarrollo (obvio, los juegos de fútbol o autos en su mayoría se han tratado más o menos de lo mismo) no se va a sentir excluido.

Y es que es un vicio habitual en filmes tan de nicho, como pasa mucho con las adaptaciones de cómics, videojuegos o novelas, es que gastan demasiado metraje en referirse a aspectos muy específicos de su mitología que, si bien pueden dejar en ebullición a los fans más acérrimos, terminan perdiendo al espectador no militante. Ready Player One no cae en esos excesos, y se plantea como una obra capaz de conquistar incluso a aquel cuya única aproximación a los juegos es cuando juega Candy Crash.

Uno de los aspectos centrales de la novela, y a la vez de su adaptación, está en el choque entre realidad y virtualidad. No en vano, se centra en un personaje que ve en la fantasía del juego todo lo que no encuentra en su propia existencia. Aquí, donde cualquier otro realizador hubiera aprovechado para tirar la denuncia (miren como las multinacionales nos lobotomizan a través de los videojuegos, matándole el cerebro a sus jugadores haciéndolos aspirar a una vida falsa y enajenándolos, convirtiéndolos en piezas de su complejo armado para seguir creciendo a costra de blah blah blah…), Spielberg y Cline prefieren ser positivos, sin caer ni en la denuncia ni en el sermón, y plantear una retroalimentación entre lo que ocurre en el juego y la vida fuera de él. Lo que Wade experimenta como Parzival, lo hacen crecer en su propia existencia y aprender a valorarla.

En dos horas veinte minutos que no se sienten, sosteniéndose en un puñado de actores prácticamente debutantes en las ligas mayores, y con uno de los mejores soundtracks que se han escuchado recientemente, y bajo el armazón de un espectáculo visual impresionante, Spielberg presenta una suerte de anomalía: ha estrenado la mejor película que se ha hecho sobre videojuegos, una en que al espectador no le dan ganas de quitarle el joystick a su director(jugador), sino que simplemente disfrutamos cómo lo está jugando su ejecutante, haciéndonos decir “qué ganas de poder jugar como él”…¿Y cuál es la anomalía entonces? Que se trata de un juego que no existe.

Quizás el juego Oasis no exista, pero Ready Player One sí, y que bueno que así sea. No es de extrañar que uno quiera repetírsela, especialmente para captar las mil y una referencias implicadas (estoy seguro que muchos se van a comprar en su oportunidad el blu-ray sólo para ver cuadro a cuadro y encontrarlas).

El único inconveniente es que se me van los estándares a la cresta…¿cómo voy a evaluar lo que se estrene el resto del año, si de entrada nos ponen una joya como ésta?

****1/2

READY PLAYER ONE

Director: Steven Spielberg

Intérpretes: Tye Sheridan; Olivia Cooke; Mark Rylance; Ben Mendhelson; Simon Pegg; T.J Miller; Lena Whaite; Hannah John-Kamen

Ciencia Ficción.

2018

P.D.: Entre todas las referencias que vemos (explícitas o tangenciales) veremos lo más parecido ante Spielberg y…cierto gran autor estadounidense, con el que guarda más de un parentesco. Muchos

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata