noviembre…

Segundo trailer de INTERSTELLAR la nueva película de Christopher Nolan, un visitante ya habitual en esta casa.

Se estrena en noviembre.

Pero quiero verla lo antes posible. Lo necesito.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

sólo quería ser un mariachi

Con una carrera más bien dedicada a los secundarios y a los videojuegos, no es de extrañar que la muerte del actor Peter Marquardt haya pasado desapercibida para muchos, excepto para aquellos que hace poco más de dos décadas quedamos pegados cuando descubrimos una película hecha con el vuelto del pan: El Mariachi, del entonces debutante Robert Rodríguez, en la que Marquardt encarna a Moco, el villano principal de la historia, cinta que se puede apreciar tanto como objeto de culto como de clásico del cine independiente que afloró durante los ’90, y que vale la pena repasar de vez en cuando.

mariachi02

Esta era la historia de un Mariachi, sin nombre (Carlos Gallardo) que llegaba a un pueblo del norte de México, cerca de la frontera, sin más equipaje que su guitarra, buscando trabajo como músico en algún bar de la ciudad.

Sin embargo, los problemas comenzarán cuando sea confundido con Azul (Reinol Martínez), un narcotraficante recién fugado de prisión, quien llega a la ciudad asesinando uno por uno a los hombres de Mauricio, o Moco (Marquardt), el jefe que lo traicionó en el pasado, enviándolo a la cárcel y robándole su parte en un cuantioso botín.

Y todo porque Azul viste del mismo color del Mariachi, y porta un estuche de guitarra, repleto de toda clase de armas blancas y de fuego.

La precariedad de El Mariachi se nota a kilómetros, principalmente por sus evidentes falencias técnicas, actorales y hasta narrativas (algunas secuencias rayan derechamente en lo ridículo e inverosímil), pero tiene unas cuantas cosas a su favor.

En su defensa podemos decir que no hay que olvidar que se trata de un filme debut, y sobre todo, entretenido y atractivo para el espectador. Si efectivamente hubiese sido tan mala, como suele ser el promedio de los filmes de bajo presupuesto orientados más a impactar al espectador (sobre todo por sus falencias evidentes) uno no logra entender por qué entonces los organizadores del festival Sundance, así como Columbia Pictures que pagó una millonada en dólares por los derechos de distribución de la película, quedaron K.O.

La historia en sí es interesante (el cuento del pobre diablo metido en un forro de proporciones sólo por haber estado en el momento y lugar equivocados es viejo, pero nada de obsoleto) y Rodríguez, trazando ya las líneas del estilo al que sería fiel incluso luego de tener la industria en sus manos, maneja adecuadamente su desarrollo para que la narración fluya naturalmente y a sus ritmos.

mariachi04

Pero en definitiva, el gran mérito de El Mariachi, es reflejar el gigantesco amor que su director profesa por el cine. Por la acción, las aventuras y el suspenso, principalmente. Amor por el cine y fe en el cuento que está contando.

Algún tiempo después de haber triunfado con El Mariachi, Rodríguez publicó el libro Rebelde Sin Pasta, en el cual narraba dos asuntos fundamentales. Por un lado, su formación semiacadémica y semi autodidacta como realizador (al igual que sus amigos Quentin Tarantino, Kevin Smith y Eli Roth, Rodríguez se formó fundamentalmente viendo muchas y muchas películas) y por otro, las mil pellejerías que atravesó para reunir capital y filmar El Mariachi. Préstamos, favores personales, trabajos en doble turno, hasta servir como conejillo de indias humano para medicamentos.

El resto de la historia es conocida. Rodríguez se convirtió en parte de la camada de niños mimados de Hollywood de mediados de los ’90 (junto a Tarantino, Smith, Roth) y le abrió la puerta a otro puñado de realizadores sudamericanos (Del Toro, López) y armó una respetable carrera donde intercala, muchas veces exitosamente, filmes de acción o terror (Del Crepúsculo Al Amanecer, Desperado, The Faculty, Planet Terror, Sin City I y su secuela próxima a estrenarse, Machete) con otros más familiares (Spy Kids), producidos por su empresa Troublemaker y de la mano de su ex esposa Elizabeth Avellán, siempre maximizando los recursos, consiguiendo buenos elencos y, en definitiva, pasándola muy bien al filmar.

La cantidad de amigos que ha ganado entre actores, guionistas y realizadores así lo demuestra.

El Mariachi no pudo ser sino el mejor punto desde donde empezar.

***

mariachi01

EL MARIACHI

Director: Robert Rodriguez

Interpretes: Carlos Gallardo; Peter Marquardt; Consuelo Gomez; Reinol Martínez; Jaime De Hoyos

Acción

1992

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

un robot en su camino

En el año 2028, tras convertir al Ejército de EEUU en el más poderoso del mundo gracias a sus robots militares, la empresa Omnicorp está a un paso de consolidarse como la mayor de su rubro cuando ponga en actividad policías robots, de no ser porque la opinión pública teme que la inhumanidad de estos autómatas resulte más peligrosa que las amenazas que persigue.

Como solución, su director Raymond Sellars (Michael Keaton) propone la creación de policías robots armados a partir de seres humanos, encomendando su gestación a Dennet Norton (Gary Oldman), su principal ingeniero, seleccionando policías malheridos o mutilados en servicio como conejillos de indias para el prototipo.

Norton encuentra al sujeto perfecto cuando el teniente de la policía de Detroit, Alex Murphy (Joel Kinnaman), un policía idealista, valiente e incorruptible, quien persiguiendo a una organización de tráfico de armas sufre un atentado explosivo que le cuesta tres cuartas partes de su cuerpo…

robocop14_02

Deberíamos inaugurar una sección que se llame “A donde que era tan mala?”

Cierto, cuando uno escucha Robocop inmediatamente piensa en uno de los clásicos de la ciencia ficción y acción ochentera, dirigida por Paul Veerhoven (director irregular, pero que cuando lo hace bien, lo hace realmente bien). Así, el prejuicio contra este remake (o reboot o lo que sea) dirigido por José Padilha era fuerte y difícil de superar.

Pero sale bien parada del reto.

Es cierto que no contrapesa de manera alguna a la recordada película de 1988, y claramente es una versión más light de la misma (de hecho, Robocop es para muchos, la película más violenta salida de Hollywood en su historia, o al menos en la que han corrido más balas), y claramente Joel Kinnaman no tiene la misma presencia que Peter Weller en el papel (este Robocop 2014, más estilizado y longilíneo parece no convencer del todo a no pocos). Así como tampoco convenció a muchos la existencia de una familia Murphy.

Pero incluso, con todo eso, que podría ser defectos insalvables para la película, al final no resultan tan determinantes y Robocop es una película que se deja ver. Entretiene y a ratos hasta entusiasma. La historia está bien planteada, la premisa es lo suficientemente inteligente como para marcar distancias con otros filmes del género, y las actuaciones de Michael Keaton (raro verlo haciendo de malo) y Gary Oldman (ni tan raro, pero si poco frecuente, verlo de bueno), además de la química evidente entre ambos se anotan varios de los mejores diálogos de la película, incluso sin ninguna bala disparándose por ahí.

Sin pretender cambiar la historia (ni creo que dé para tanto en todo caso) Robocop no generará un culto en torno a este remake, pero deja el nombre de la franquicia bien parado, resulta bastante digna a su respecto y deja una buena sensación en el espectador. Como entretención lisa y llana, cumple. Incluso más de lo que se le espera.

robocop14_BR

***

ROBOCOP

Director: José Padilha

Intérpretes: Joel Ninnaman; Gary Oldman; Michael Keaton; Abbie Cornish; Jackie Earl Haley; Jay Baruchuel; Jennifer Elhe; Samuel L. Jackson

Acción

2014

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

 

Batman Day

En la víspera de la ComiCon de San Diego, se instituyó este día para conmemorar los 75 años de Batman, coronando así las actividades relacionadas con los tres cuartos de siglo del Hombre Murciélago, incluso en este blog..al respecto sólo puedo decir

10570491_10202921167883720_3497610047782691569_n

FELICES 75, VIEJO AMIGO

BONUS TRACK: Foto subida hoy por Zack Snyder a su cuenta en Twitter:

10527386_746603888730995_2659043073686724249_n

I BELIEVE IN BATFLECK

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

la supervivencia de las especies

Un crédito especial para los colegas de Hijos del Atomo, cuyo aporte en la elaboración de esta columna ha sido invaluable para el aquí firmante.

planet_apes01

Diez años después de que un virus artificialmente desarrollado arrasara con la población mundial, los escasos sobrevivientes se agrupan en pequeñas comunidades a lo largo y ancho del planeta. Una de ellas, liderada por Dreyfus (Gary Oldman) se ha instalado en las ruinas de lo que solía ser San Francisco.

No muy lejos de allí, en los bosques de secuoya vecinos, una comunidad de primates inteligentes, encabezada por Caesar (Andy Serkis) se ha consolidado como una sociedad estable y en armonía, ignorantes de lo que sucedió con la especie humana. O así era, al menos, hasta que son visitados por Malcom (Jason Clarke) un explorador que pretende mediar entre simios y humanos, a fin de poder introducirse en el bosque y reactivar una represa abandonada, necesaria para que la comunidad vecina cuente con energía eléctrica.

Aunque Caesar deja su posición muy clara desde un principio, le da un par de vueltas al asunto, después de considerar las garantías que Malcom ofrece, y porque en rigor no tiene mayor problema con los hombres, mientras no intervengan con su comunidad. Pero su brazo derecho, Koba (Toby Kebell), que guarda un gran desprecio por los humanos luego de años de servir como animal de laboratorio, desconfía no sólo de los invasores humanos, sino del criterio de su propio líder…

Este año 2014, el vilipendiado Hollywood ha dado un puñado de producciones que le han tapado la boca a los pseudointelectuales que aman el cine de autor. Películas como Capitan America, Como Entrenar a tu Dragón 2, Godzilla, X Men DOFP, no sólo comparte el ser producciones cien por ciento comerciales, sino además una recepción crítica a la par de sus cifras en taquilla. Y El Planeta de los Simios: Confrontación, segunda entrega de esta reiniciada franquicia sigue no sólo esta tendencia, sino además, mantiene el gran nivel de su antecesora de 2011.

¿Y que otra cosa se puede decir de una película que en ningún momento baja su intensidad?

planet_apes04

Me explico. Confrontación hay que dividirla en tres partes: una primera, sin diálogos (hablados, porque gestuales tiene muchos) que se entiende clarito, permitiendo al espectador entender sin lugar a dudas por donde va la cosa.

Una segunda parte de más diálogos, que sigue la misma senda: si los primeros minutos eran para establecer los cimientos de la historia, aquí conocemos el cuerpo y las ramificaciones de la misma. Entendemos el conflicto principal desde los distintos puntos de vista (humanos y simios parecen querer una coexistencia respetuosa, solidaria y pacífica, aunque en ambos bandos existen elementos que sí quieren el conflicto) y las ramificaciones del mismo.

Y una tercera parte y final donde el conflicto estalla irremediablemente y sin vuelta atrás, abundante en logradas escenas de acción, batalla y un final muy lejos de ser esperanzador.

El punto es que pese a la diversidad de registros que se presentan a lo largo de la estructura del filme, éste en ningún momento le quita atractivo. Matt Reeves, que algo sabe de filmes de catástrofes (Cloverfield, una de las mejores cintas recientes del género) tiene claro que no puede tirar todo a la olla de un solo viaje, sino que sabiendo dar a cada cosa, a cada movimiento, su lugar dentro de la cinta, lo que le da la fluidez necesaria para contar y dar a entender su cuento.

La estructura y orden que Reeves da a la película le da toda la consistencia necesaria y es funcional para el buen desarrollo del relato, haciendo que todas las piezas involucradas funcionen de manera adecuada.

¿Es mejor que la primera película? No sabríamos decirlo, porque aunque narrativamente son el mismo cuento, obedecen a estructuras distintas y objetivos distintos. La primera buscaba el doble objetivo de hacer resurgir una franquicia que hacía aguas por todos lados, y reordenar la historia que estaba contando, mientras que ésta secuela la tiene más fácil: funciona sobre una construcción de base sólida, para seguir construyendo con solidez y estabilidad. Ambas logran sus objetivos, hay que decirlo.

planet_apes03

Y si bien estamos ante un director que arma cada pieza de su rompecabezas dándoles el lugar preciso a cada una de ellas, hay algunas de estas piezas que brillan con luces propias, sin desmerecer la obra a la que pertenecen (por el contrario, la hacen más grande aún). Es el caso de Andy Serkis, interpretando a Caesar. Es cierto, es un disfraz digital sobre un actor vistiendo un traje lleno de sensores hasta en la cara, pero que sin las virtudes actorales de Serkis, sería un CGI vacío y sin alma. Serkis da a Caesar toda la vitalidad, la consciencia y el espíritu que necesita para que lo apreciemos como el gran protagonista de la saga. Sin decir muchas palabras y recurriendo a una amplia gama de gestos captamos las distintas fases de Caesar, como el líder imponente seguro de si mismo del principio, hasta el individuo que ve, dolido, como lo que creía haber construido con solidez, se desmorona. La actuación de Serkis emociona, impresiona y descoloca. Lo mismo pasa con Toby Kebell, en el rol de Koba, a quien basta una mirada para delatar el odio que lo mantiene vivo, y Nick Thurston, en el rol de Blue Eyes, hijo de Caesar, debatiéndose entre la lealtad a su padre y la admiración por Koba.

Fiel a la tradición instaurada por la novela de Pierre Boulle y la película de 1968 protagonizada por Charlton Heston, Confrontación también trae un lote de observaciones sociopolíticas implícitas dentro de su argumento, como para ponerse a reflexionar a su respecto (y con el conflicto entre israelíes y palestinos, así como la guerra civil de Ucrania en pleno apogeo a esta misma fecha) sin caer en el panfleto y la denuncia sin editar. Lo que se agradece y sólo contribuye a subir los bonos de esta película, que a su vez le sube los bonos a un año 2014 que, fílmicamente hablando, ha sacado cuentas más que alegres.

****3/4

DAWN OF THE PLANET OF THE APES

Director: Matt Reeves

Intérpretes: Andy Serkis; Jason Clarcke; Gary Oldman; Keri Russell; Kodi Smith-McPhee; Toby Kebell; Nicj Thurston.

Ciencia Ficción

2014

planet_apesposter

PD: Si la prumera fue Revolución y ésta Confrontación, la tercera es…¿Conquista? Porque la tercera viene sí o sí.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

un buen chico llamado Tom

Quizás por su enorme ego que a veces le juega malas pasadas, o su exagerada devoción a la cientología, además de tener un pasado de chico guapo que hacía películas taquilleras, a Tom Cruise se le crucifica y se le sentencia más allá de lo razonable. Es cierto que Cruise tiene sus defectos, pero no creo que eso lo vuelva un ser tan repudiable como para echarle tierra encima a una interesante carrera como actor.

Con altibajos, vale, pero no por eso menospreciable, y no cualquiera es capaz de mantener una carrera que lo tiene en las primeras planas por tres décadas seguidas. ¿No lo cree? Veamos algunos de estos puntos altos.

Cruise_01

Top Gun (1986)

Cruise ya llevaba algunos años de carrera en el cuerpo y había trabajado en filmes de cierta recepción como Risky Business, The Outsiders (esa pequeña y casi olvidada cinta de Francis Ford Coppola, suerte de secuela de La Ley de la Calle, del mismo autor, S.E. Hinton) y la cinta fantástica Legend, pero fue con este filme dirigido por Tony Scott que su nombre empezó a convertirse en sinónimo de taquilla.

Encarnando al cadete de aviación Pete “Maverick” Mitchell, quien entra a la Fuerza Aérea buscando limpiar su apellido luego de que su padre, también piloto de guerra, muriese en Vietnam en extrañas circunstancias. Ansioso por inscribir su nombre en la historia de la aviación de combate, su carácter a veces impulsivo y otras extremadamente cauto se vuelve su principal obstáculo a vencer.

El Color del Dinero (1986)

Paralelamente a la anterior, Cruise fue reclutado por Martin Scorsese, quien apostó muchas fichas en este novel talento para encarnar a Vincent Lauria, un joven jugador de billar que quiere hacerse un nombre en el mundo del profesionalismo. Para ello recurre a Fast Eddie Felson (Paul Newman) un semiretirado ex campeón de billar que ve en Vincent la posibilidad de redimirse con su pasado, retirarse con dignidad de las mesas…o volver a lo grande a las andadas.

Hemos comentado antes lo grande que es esta película, uno de los puntos más altos en la carrera del tío Marty, y hay que decir que su apuesta por Cruise, actor taquillero en rol que exige más carácter que buena pinta, fue ganada con intereses, como veremos a continuación.

Cocktail (1988)

Encarnando al estudiante Brian Flanagan, Cruise confirmó que su sola presencia en un elenco aseguraba una taquilla respetable, y su sueldo empezaba a subir como la espuma.

Es la clásica historia del chico que llega a la ciudad buscando triunfar. Necesitado de dinero para entrar a la escuela de negocios, Brian consigue trabajo de bartender en un popular club neoyorkino. Y aunque al principio es un desastre, su jefe, Doug (Bryan Brown) le toma aprecio y le enseña todos sus secretos. Pronto Brian se convierte en el barman mejor pagado de la ciudad, pero el éxito empieza a nublarle un poco la visión de las cosas.

Cuestión de Honor (1992)

Los años siguientes, Cruise comenzó a dar muestras de que era un tipo talentoso más allá de la taquilla. Filmes como Rain Man, Nacido el Cuatro de Julio (que podría ser una tremenda película si Oliver Stone no fuese tan panfletero), Días de Trueno y un Horizonte Lejano, servían para darle a Tom el empujón necesario para convertirse en un nombre de relevancia, y conseguir sus primeras nominaciones y reconocimientos. Todo lo cual se ratificó con este filme de Rob Reiner basado en la obra de teatro de Aron Sorkin.

Cruise encarna a Daniel Kaffee, abogado de la marina que en menos de dos años de carrera nunca ha perdido un caso, se ve enfrentado al primer juicio en su vida que no podrá arreglar llegando a un acuerdo: dos infantes han sido acusados de homicidio de un compañero de armas y todo indica que son culpables, incluso su propia confesión. Y Kaffee deberá recurrir a toda su astucia para salvarlos de ir a la cárcel. Esta debe ser la primera actuación gigantesca de Cruise. Esos quince minutos finales junto a Jack Nicholson disipan toda duda al respecto.

Cruise_03

Entrevista con el Vampiro (1994)

Este filme de Neil Jordan sobre la novela de Anne Rice bien pudo haber sido un relevo, pues Cruise aquí comparte escenas con el que bien puede ser considerado su sucesor más legítimo, Brad Pitt. Pitt encarna a Louis de Pounte du Lac, un vampiro de más de dos siglos de edad que cuenta un periodista su encuentro con Lestat de Lioncourt, el insaciable vampiro que lo convirtió en tal, salvándole la vida, y a quien ha pasado todos estos años tratando de evitar…ver esta película, luego ver Twilight y uno piensa ¿Qué pasó, vampiros? Antes eran chévere!

Misión: Imposible (1996, 2000, 2006, 2012)

No es fácil mantener una franquicia cuando entre cada capítulo transcurre más tiempo del aconsejable, y sus episodios han sido dirigidos por directores tan distintos entre sí (Brian De Palma, John Woo, J.J. Abrams y Brad Bird, respectivamente). Es aquí donde el talento de sus protagonistas cobra relevancia. Y Cruise, en la piel del agente secreto Ethan Hunt ha sabido ser el vínculo entre estas cuatro películas, armando una saga que se sostiene firme, no obstante los largos intervalos entre filmes y las diferencias entre realizadores.

Minority Report: Sentencia Previa (2002)

Cierto es que para este filme, Tom Cruise ya llevaba en el cuerpo otros cuantos intentos por ser considerado un actor talentoso, algunos con buenos resultados (Jerry Maguire, Magnolia) otros no tanto (la sobrevalorada Eyes Wide Shut y la intrascendente Vanilla Sky) pero para que andamos con cosas. Nos gusta ver a Tom en este otro tipo de películas, esta vez, de la mano de Steven Speilberg, sobre un cuento de Philip K. Dick. Cruise encarna al capitán John Anderton, jefe de la brigada de precrimen de la policía de Washington DC, cuerpo especializado en sancionar los crímenes antes de su comisión, gracias a unos personajes superdotados llamados pre-cogs. El drama comienza cuando éstos advierten de un crimen a pocos días de cometerse…con Anderton como culpable.

El Último Samurai (2003)

Confieso que esta tuve que darle hace poco una repasada para apreciarla mejor, la primera vez no estaba con todos los sentidos puestos en ella. Aquí, Cruise es Nathan Algren, un retirado capitán de la caballería estadounidense, tan ágil como militar como tan amargado como persona, víctima de los fantasmas de la guerra y de la culpa. Necesitado de dinero, acepta la propuesta del gobierno japonés por enseñar técnicas de guerra occidentales y así enfrentar a los pocos pero influyentes samuráis que van quedando y que impiden afianzarse al imperio nipón.

Durante una escaramuza, Algren es tomado prisionero y llevado a la aldea liderada por Katsumoto (Ken Watanabe), samurái y ex consejero del Imperio, caído en desgracia tras oponerse a las aspiraciones modernistas del emperador. Con el tiempo, la relación entre Algren y Katsumoto se convierte en una sólida amistad y aprendizaje recíproco, encabezando la última gran rebelión contra el imperio del sol naciente. Si algún mérito tiene la película es principalmente por las actuaciones de Cruise y Watanabe.

Colateral: Lugar y Tiempo Equivocados (2004)

Cruise_02

Dirigido por Michael Mann, esta debe ser por lejos la mejor actuación de Cruise en su vida, encarnando a Vincent, un frío y eficaz asesino a sueldo que contrata a Max(Jamie Foxx) un taxista común que se ve obligado a recorrer Los Angeles llevando a Vincent de una diligencia a otra, tratando de salir vivo de esta situación (testigo, rehén y cómplice de Vincent muy a su pesar) con la policía pisándole los talones. Canoso y avejentado, Cruise da una clara demostración del increíble talento de que es dueño.

La Era del Rock (2012)

Mucho rato pasó entre la película anterior y ésta. Entre medio se mandó un pequeño pero increíble e irreconocible papel en la comedia Tropic Thunder y un par de títulos que sólo inflaron su ego, pero no su prestigio (Knight and Day, Walkirye). Hasta Rock of Ages, donde se pone en la piel de Stace Jaxx, un rockstar con todas las de la ley: venerado por sus fans, resistido por los grupos conservadores y amante de cuanto exceso se le cruce por delante, en lo poco que Cruise figura en el filme queda claro que, cuando el ego y el narcisismo quedan atrás, el bueno de Tom es capaz de mandarse actuaciones tremendas.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

el encantador de dragones

Han pasado cinco años desde que la aldea vikinga de Berk se convirtiera en el primer poblado del mundo en donde humanos y dragones conviven en armonía.

El jefe de la aldea, Estoico el Basto, ha considerado que ya es hora de retirarse y ha pensado en nombrar como su sucesor a su hijo, Hipo, precisamente el gestor, junto a su dragón de raza furia nocturna, Chimuelo, de la unidad entre las especies.

Pero Hipo, ahora un veinteañero, sigue más interesado en la investigación, la exploración y el desarrollo de nuevos inventos, que de regir un pueblo. Así, mientras pasea junto a Chimuelo y a su novia Astrid por el océano, descubre la existencia de Drago Manodura, un malvado conquistador que caza dragones para usarlos como la principal arma de su ejército de conquistadores…

HTTYD2_04

Dicen que cuando el gato está dormido, los ratones hacen fiesta. No quiero decir que los estudios Dreamworks sean ratones, pero en una época en que el gigante de la animación actual, Pixar, anda de capa caída (este año no tendrán película que estrenar y sus últimos filmes –Cars 2, Valiente, Monsters University- no han tenido la grandeza a que nos tiene acostumbrados) el trono vacío será para el estudio que más méritos haga. Y tras las notables El Origen de los Guardianes, Los Croods y la reciente Como Entrenar a tu Dragón 2, Dreamworks es la que se está probando la corona.

Secuela de la tremenda película que en 2010 no llegó más alto sólo porque estaba Toy Story 3 (la última gran película gran de Pixar), basada en los cuentos de Cressida Crowell y que superó incluso a las más optimistas expectativas por una historia simple de entender, completamente disfrutable y no exenta de momentos emocionantes y emotivos a la vez. Tal fue el efecto de Como Entrenar a Tu Dragón, que Dreamworks estiró el chicle lo más que pudo, con un par de mediometrajes para televisión y una serie (Raiders of Berk, por Cartoon Network) que, a diferencia de otros casos que han fracasado miserablemente, sólo contribuyeron a hacer más potente a la franquicia.

Así es como llegamos a esta secuela que no sólo mantiene el buen nivel en general de la primera película, sino que lo mejora en más de un aspecto. Y con la virtud de mostrar la madurez, no sólo física de sus personajes, a la par de sus espectadores más objetivos (por eso, quizás no sea del todo recomendable para niños muy chicos, difícilmente se identifiquen a la primera con la historia y sus protagonistas).

Hablo de madurez porque en el fondo de eso se trata. Si el drama de Hipo en la primera película iba por el lado de hacer las paces consigo mismo (ninguneado por todos por su nula capacidad para cazar dragones, termina por ser fiel a sus propias convicciones, convirtiéndose en el héroe, consiguiendo besar a la chica, hermanar dos especies en conflicto y recuperar el respeto perdido) en esta ocasión, Hipo aprende a entender y aceptar la madera de la que está hecho, sin renunciar a sus propias convicciones, ni dejar de ser lo que es. Y por el camino conoce a dos personajes que le ayudarán a llegar a dicha meta. Uno para bien, otro para mal.

HTTYD2_03

Siempre acompañado de Chimuelo, el fiero pero adorable dragón furia nocturna con quien Hipo tiene más de una cosa en común, acaso uno de los animales más queribles del cine.

El trabajo del director Dean De Bloise una vez más alcanza niveles superlativos para la animación actual, manteniendo la historia sin puntos muertos y llevándola con ritmo. Para reír con ganas, y hasta a carcajadas cuando corresponde, en las escenas cómicas, alucinar con las buenísimas escenas de acción y emocionarse de manera honesta cuando es el caso, procurando que todos sus personajes aporten algo al desarrollo de la historia, en forma equitativa.

Todo ello hace que Como Entrenar a Tu Dragón 2 sea otra excepción a la regla que las segundas partes nunca son buenas y que, a ratos incluso pueden superar a su película matriz. Estrenos como éste sólo pueden ser bienvenidos, pues motivan a sus similares a superarse a si mismos y al público a ponerse más exigente. Al igual que Hipo y Chimuelo, con este tipo de desafíos, todos ganamos. Por lejos, lo mejor que he visto en el espectro animado en mucho tiempo, y quizás por cuanto más.

****

HTTYD2_01

HOW TO TRAIN YOUR DRAGON 2

Director: Dean De Bloise

Voces: Jay Baruchuel; America Ferreira; Gerard Butler; Cate Blanchett; Jonah Hill; Cristopher Minz-Plisse; Djimon Honsou

Animación

2014

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata