El Cubil Cinefilo

Este es el nombre del podcast que desde hace un par de semanas estamos haciendo conjuntamente con nuestro amigo Carlos Lobo Menares, administrador del sitio amigo GamerVip (ver link aqui al lado, si se consideran gamers no debieran dejar de visitarlo!!) cada jueves para hablar de cine, estrenos, comics, series de tv, literatura relacionada, en fin…aqui les dejo los dos primeros capítulos publicados para que se entusiasmen, comenten y compartan.

que os guste!

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

el loco al lado del camino

Tras una cruenta guerra nuclear, la Tierra se ha convertido en un páramo seco y donde la existencia es casi inviable.

Sin recursos energéticos suficientes, la disminuida población humana ha debido reagruparse en comunidades que, en pos de la supervivencia, han debido enfrentarse entre sí, a muerte.

En este escenario, Max Rockantansky, conocido como “Mad Max” (Tom Hardy), ex policía de caminos, ahora un solitario sobreviviente, es capturado por los War Boys, la violenta comunidad encabezada por Inmortan Joe (Hugh Keays-Byrne) para servir de bolsa de sangre humana a uno de sus seguidores más débiles, pero a la vez más entusiastas, llamado Nux (Nicholas Hoult).

Max se verá enfrentado a circunstancias que lo sobrepasan cuando Nux es convocado por Joe para ir en persecución de Imperatore Furiosa (Charlize Theron), una de sus más importantes seguidoras, quien traiciona a Joe al escapar junto a algunas de sus más valiosas posesiones…

MMFR_02

Vaya que cuesta encontrarse en el cine blockbuster cinematográficas tan poderosas como Mad Max: Furia en el Camino.

Retomando la serie iniciada en 1979, con Mel Gibson de protagonista, y de la mano del mismo director, el australiano George Miller, tiene méritos de sobra para quedarse dentro de las mejores películas del año. Al menos hasta ahora, es lo mejor que he visto, con creces. Las virtudes las tiene de sobra.

Partamos de la base que tras la dirección está el mismo que engendró el episodio matriz de la serie, por lo que trabaja sobre un terreno que conoce, que ayudó a cimentar y respecto del cual tiene toda la autoridad para hacer las cosas a su manera. Miller se desenvuelve con comodidad en un terreno que es como la palma de su mano.

Director de la vieja escuela, prescinde de los efectos digitales, las pantallas y trajes verdes y sensores de movimiento para crear CGIs y optando por los efectos físicos y tradicionales, lo que a la larga, terminó por favorecer a la película, dándole una credibilidad que no se ve todos los días en el cine de acción. El olor a bencina quemada y a fierro chamuscado y oxidado se sienten.

La historia es clara de entender desde el primer minuto, de modo que no es necesario haber visto las tres anteriores para comprender por donde y cómo funciona la cosa (y si aun así no lo fuera, el hecho de que la saga de Mad Max no siga una continuidad lineal a lo largo de sus capítulos tampoco lo hace necesario, bastando los cinco primeros minutos que sirven de introducción al filme).

Esta agilidad en el guión y la facilidad de Miller para narrar una historia, manejar los ritmos y los tiempos y darle contenido a una fotografía sobresaliente a cargo de John Seale (que por sobresaliente que sea, de nada sirve si no está acompañada por un argumento relativamente sólido..lo cual no es el caso de Max, cuyo guión es una base sólida para afirmar la estructura del filme).

Miller maneja la historia con tal habilidad que aparte de las logradas escenas de acción, las escenas que no son de tal carácter enganchan igualmente, en parte por los más que logrados diálogos, en parte por la atmosfera que Miller crea, donde aunque no se escuche un alma, la tensión sigue estando ahí. Y así a lo largo de los ciento veinte minutos de duración. Incluso en las escenas en que no debería pasar nada de nada, algo hay que resulta impresionante (la guitarra eléctrica/lanzallamas, por ejemplo).

MMFR_03

Bueno, y sin dejar de mencionar el impecable aporte de los protagonistas de la historia: Charlize Theron es de esas intérpretes que no tienen problema alguno en ensuciarse las manos, la cara y el pelo si es necesario para lograr una actuación convincente…y vaya que personaje más power es Imperatore Furiosa, uno de los grandes personajes femeninos de los últimos tiempos. Y Theron cumple con intereses lo que Furiosa exige y lo que de ella se espera que haga. Hugh Keays-Byrne, un intérprete de larga trayectoria en televisión, teatro y en las carteleras londinenses, sortea con éxito el que, en rigor, es su primer blockbuster, encarnando al despreciable Inmortan Joe (lo odiamos desde que lo sentimos acercarse por primera vez), mientras que Nicholas Hoult encarna a un Nux al que terminamos por agarrarle buena.

¿Y Tom Hardy, en el rol protagónico? ¿Cumple? Totalmente. Es cierto que Max es un personaje desequilibrado, luego de una tragedia familiar. Pero al mismo tiempo, es un tipo que tiene muy claro el lugar, el momento y el entorno en que le ha tocado vivir y, por lo mismo, el camino que ha de tomar a la hora de la verdad. Hardy se viste con las ropas que Mel Gibson dejara hace casi treinta años (tras la última película de la saga clásica, Más Allá de la Cúpula del Trueno) y las asume con propiedad, convicción y talento de sobra.

MMFR_01

No en vano, el propio Mel Gibson, a quien Hardy acudió durante la producción del filme, le dio su bendición.

¿Se dan cuenta que se puede actualizar, acercar a las nuevas generaciones, un clásico, sin prostituirlo, sin degenerarlo, con respeto, dignidad e incluso haciéndolo ver todavía más grande? El trabajo de George Miller para reinventar a su clásico personaje resulta visualmente atractivo y narrativamente genial. A diferencia de lo que sucede con gran parte del cine de entretenimiento actual, Max no protagoniza una historia desechable o que las viste y ya se te olvidaron.

No. Esta entrega del loco Max no te va a dejar indiferente y, por el contrario, muy probablemente te dejará con ganas de repetírtela lo antes posible. Y eso es lo que haré.

****1/2

MAD MAX: FURY ROAD

Director: George Miller

Intérpretes: Tom Hardy; Charlize Theron; Hugh Keays-Byrne; Nicholas Hoult; Zoe Kravitz; Rachel Huntington-Whiteley; Nathan Jones

Acción/Ciencia ficción

2015

MMFR_poster

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

 

buena de adentro

Ella es Riley, una simpática niña de Minnesota. Riley vive feliz con sus padres, sus amigos y el hockey sobre hielo, deporte en el que se ha convertido en una destacada competidora.

Esta buena vida de la niña se debe al buen funcionamiento del selecto equipo de emociones que desde el centro de control ubicado en su cerebro coordina todas y cada una de sus acciones. El equipo es liderado por Alegría, quien vela que Riley siempre esté feliz, y compuesto por Miedo, quien se preocupa que la niña no sufra daños, Furia, quien procura que no se cometan injusticias con Riley y que ésta se sepa defender, Desagrado, que le ayuda a desarrollar el sentido crítico, y Tristeza que…que…estaba ahí desde el principio. Como nadie tiene claro que es lo que hace esta última, Alegría y el resto del equipo tratan de mantenerla lo más al margen posible del quehacer diario de Riley.

Cuando Riley ha cumplido 11 años, debe mudarse con sus padres a San Francisco, dejando atrás todo lo que conoce y ama, situaciones que el centro de control consigue superar, hasta que Tristeza siente que es momento de intervenir. Cuando Alegría trata de impedírselo, ambas salen expulsadas del centro de control. Sin una líder a quien recurrir, quien junto a Tristeza debe descubrir como volver al centro de control, Miedo, Desagrado y Furia deberán hacer lo que esté a su alcance para evitar que la vida de Riley se vuelva un desastre…

intensamente_01

El estreno de Intensa-Mente es para celebrar. Primero, porque es el retorno de Pixar a las pistas tras un año de receso involuntario. Y por otra parte, porque se trata del primer filme de Pixar en un lustro que es recibido con ovación en cada sala en que se ha presentado, tras tres filmes que con todas sus virtudes no estuvieron a la altura de lo que se espera de esta productora, tras la infumable Cars 2, y las correctas (y nada más que correctas) Valiente y Monsters University.

Intensa-Mente es el regreso de Pixar a la que es su marca de fábrica. La elaboración de historias inteligentes, con mucho contenido, pero sin caer en la frialdad de un documental, y procurando que esta sea una historia accesible para cualquier espectador. Y estamos hablando de una historia que transcurre ni más ni menos que el cerebro humano, esa masa que todos tenemos en la cabeza, que coordina nuestras acciones diarias, y que aún nadie termina de explorar. Una historia, en definitiva, sobre el aspecto racional del individuo, protagonizada por factores que de racionales tienen poco: las emociones.

Aquí entendemos lo que había perdido Pixar con sus últimos títulos. Cars 2, Monsters University y Valiente tenían la virtud de ser filmes aptos para su público objetivo (los niños) pero sin la profundidad a que nos tenían acostumbrados y que marcan las diferencias entre las producciones de este estudio de otras. Donde Toy Story es un tratado sobre el crecimiento y la madurez, Ratatouille un filme sobre el respeto por uno mismo y no dejar nunca de perseguir los sueños, lo mismo que Up, ninguna de las tres películas antes mencionadas tienen esa virtud y cualquier mayor de edad que las vio quedaba con cara de nada, esperando ese golpe de K.O. que nunca fue, quedando con la sensación de que estas películas fueron hechas para vender juguetes (sobre todo la de los autos con cara) antes que regalar emociones.

Eso es lo que ha regresado con Intensa-Mente, esa capacidad de Pixar de hacer un cine que nos divierta, nos distraiga y nos deje con los ojos brillando y empapados, y que deberá ser objeto de estudio a nivel de universidades y escuelas de psicología en un futuro no muy lejano, por cuanto involucra un acabado recorrido por las distintas áreas del cerebro (la memoria a corto y largo plazo, la imaginación, los grandes núcleos en que se sostiene el pensamiento del individuo, el subconsciente, el olvido, en fin) y que nos muestra, de una manera lúdica y entrañable, la forma como estos diversos factores se relacionan para determinar la conducta del individuo.

intensamente_02

Sin olvidar que estamos ante una película esencialmente familiar, toda esta información se nos ofrece a través de las vivencias de Riley y las interacciones entre las distintas emociones que la van definiendo. En un escenario mágico y colorido, los personajes no solamente van ejerciendo sus distintas funciones, sino que además, van aprendiendo de sus propias limitaciones y de las capacidades de otros (que viene siendo el conflicto principal, encarnado en Alegría y Tristeza, la primera descubriendo que no es omnipresente ni tiene todas las respuestas, y la segunda que si es necesaria y de qué forma), y como de este aprendizaje, terminan descubriendo la forma de lograr un bien mayor, como es el bienestar de la niña de la que son huéspedes.

La construcción de los distintos escenarios que forman el intelecto de Riley es, como suele suceder en el cine de Pixar, sobria e imaginativa a la vez, aunque, hay que advertirlo, secuencias que pueden ser un poco chocantes para niños muy pequeños (durante la función escuché llorar a dos o tres guaguas, todas en la misma secuencia).

Aprendiendo, en suma, que la vida está llena de momentos de todo tipo: los buenos, los malos, los que quieres olvidar, los que prefieres evitar, etc, y que la vida está, del mismo modo, llena de matices, que hay que aprender a mantener en equilibrio para mantener nuestra existencia en orden.

Mientras eso sucede, agradezcamos que Pixar puso orden en su centro de control, reenfocándose lo que de verdad importa: contar buenas historias y remover al espectador desde lo más profundo, al punto que no nos olvidaremos fácilmente de ella, menos cuando ya queremos volver a ver.

(lo mismo con el tremendo corto que viene de yapa, Lava, un emocionante homenaje a lo más bello de las relaciones personales).

Como para perdonarle Cars 2.

****1/4

intensamente_03

INSIDE-OUT

Director: Pete Docter.

Animación

2015

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

(jajajaja, no, era broma…Cars 2 no tiene ni el perdón de Dios)

 

 

 

un mal libro, un muy mal libro

A seis años de haber enviudado, Amelia (Essie Davies) debe afrontar la difícil situación por la que pasa su hijo Samuel (Noah Wiseman), poco antes de cumplir seis años: el niño despierta asustado en la noche, fabrica armas para defenderse de un monstruo que dice que le acosa y su conducta lo ha vuelto un tanto difícil de soportar dentro de su entorno.

Tras leer un libro de cuentos que, inexplicablemente, el niño ha encontrado en su librero, llamado Mr.Babadook, Samuel empieza a sufrir alucinaciones cada vez más incontrolables y, peor todavía, Amelia empieza a sufrirlas también…

babadook01

Todos los años surge una pequeña joya dentro del cine de terror que nos hace recuperar la fe en el género. Un día fue Insidious, otro fue El Conjuro, alguna vez fue Rec (la española, no la gringa), también El Orfanato, alguna vez lo fueron Saw o Hostel, otra vez fue Shutter (la japonesa, que en mi entorno personal se le conoce coloquialmente como “la china al hombro”) y así hasta que a los estudios se les calienta el hocico, suena la registradora y empiezan a producir secuelas a tontas y a locas.

Y el 2014 fue el turno de una pequeña pero intensa opera prima proveniente desde Australia, realizada por la debutante Jenniffer Kent: The Babadook, filme que si bien apela a un leit-motiv conocido (niño sobrepasado por las circunstancias que empieza a ver monstruos donde –según lo que como adultos queremos creer que- no los hay), lo desarrolla de un modo en que la cinta se baste a sí misma lo suficiente como para brillar con luces propias.

Cierto que Babadook contiene imágenes lo suficientemente chocantes como para dejar al espectador con la boca abierta (las imágenes que ilustran el libro en cuestión, las alucinaciones de Amelia), sin caer en los excesos de muchas otras películas del género. Sin perjuicio, como uno viene observado desde El Exorcista, lo que más miedo te da es lo que no ves. Kent, para ser una primeriza en estas lides, ha seguido fielmente el manual de instrucciones y los mejores momentos de The Babadook vienen en aquellas escenas en que se nos insinúa lo que está pasando, lo que nuestros protagonistas enfrentan, sin necesidad de verlo. Precisamente por eso, por no saber a qué nos enfrentamos, es que nos asusta tanto.

(Así, no me parece una casualidad que William Friedkin, director de El Exorcista, haya celebrado Babadook como una de las mejores películas de terror que ha visto en su vida).

La modestia de su realización, por otra parte, contribuye a crear ese clima de tensión que difícilmente se lograría con presupuestos más holgados. Estimula nuestra imaginación y nuestros sentidos, orientándolos en el sentido que la narración pretende llevarnos para agarrarnos de sorpresa y dejándonos caer de golpe. Por otra parte, muchas veces los efectos especiales de última generación no garantizan que uno se asuste con lo que ve (normalmente, en las superproducciones del género, pasa al revés).

Esta modestia se ve reflejada en un casting pequeño y sin grandes estrellas. Ni siquiera actores medianamente conocidos. En este escenario, el rendimiento de Essie Davies en el rol de Amelia, es sobrecogedor: el proceso de autodestrucción que la protagonista sufre, al principio creyendo por la conducta de su hijo, luego víctima de las maquinaciones de ese ser que vive en su sótano, es impactante, y Davies, quien corre con gran parte del peso dramático de Babadook, cumple su cometido con creces. Lástima que del pequeño Noah Wiseman no pueda decir lo mismo. No del todo, pues a ratos hace bien su pega, pero gran parte del filme no podemos concluir si el crío en verdad está siendo víctima de un monstruo, está loco o simplemente es un mocoso apestoso y malcriado (en un subgénero donde la presencia de un niño es fundamental..o no, Linda Blair? Haley Joel Osment?)

babadookBR

Es que por mucho que sea una joya, The Babadook no es una película perfecta (como llega el dichoso libro al librero de Samuel? Que tiene que ver el padre de Samuel en todo esto? Y los cinco minutos del final como que no encajan con el resto del filme…dejando esperar una vuelta de tuerca que nunca llegó…aunque en su favor deja implícitas ciertas conclusiones que se pueden extraer tras una segunda lectura) Pero aún con estas imperfecciones, a la hora de poner las cosas en la balanza, éstas no contrapesan las virtudes de este trabajo que, aunque no sea uno fan del género, tiene los méritos suficientes para quedar como uno de los mejores trabajos de la especialidad.

*** ½

THE BABADOOK

Director: Jennifer Kent

Intérpretes: Essie Davies; Noah Wiseman; Daniel Hernshall; Barbara West

Terror

2014

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

 

Batman Inicia: diez años y mil recuerdos después

Bbegins_01

Este 17 de junio se cumplen diez años desde el estreno de Batman Inicia, el filme con que Christopher Nolan reinició la versión cinematográfica del Hombre Murciélago, y de paso, marcando un antes y después en la manera de llevar al cine a los superhéroes, hecho que marca el inicio de la actual era de los personajes de capa y máscara en pantalla. Para conmemorarlo, rescato –y reedito- una reseña publicada hace una década en el recordado foro Raw Is Chile. Nótese, yo ya lo noté, como escribía entonces y compare con la actualidad, entre otros detalles que hoy podrían pasar por anacrónicos:

Mientras juega con una amiga, un niño cae por un pozo cercano a la mansión de sus padres, donde es rodeado por una manada de murciélagos que vivían en esta cueva.

En ese momento, Bruce Wayne (Christian Bale) despierta en una prisión china, donde cumple condena por un cúmulo de delitos y faltas.

Un dia antes de salir, recibe la visita de un tal Ducard (Liam Neeson) quien dice conocer acerca de los viajes que Wayne realiza por el mundo y los motivos que lo inducen, convenciéndolo de incorporarse a La Liga de la Sombra, organización religioso-terrorista encabezada por Ra’s Al Guhl (Ken Watanabe). Wayne pronto se incorpora a esta secta y es entrenado como una especie de guerrero supremo, aunque no tarda en abandonarla, producto de las diferencias que mantiene con sus líderes, al negarse a matar.

Poco a poco nos vamos enterando de los motivos de Bruce: a los 9 años, sus padres fueron asesinados por un criminal, el cual a los pocos años fue dejado en libertad, por cortesia de la mafia de Carmine Falcone (Tom Wilkinson), rey del bajo mundo de Ciudad Gótica. Es ahí donde decide volver…solo para descubrir que las cosas estan muy mal. Su fiel mayordomo Alfred Pennyworth (Michael Caine) le informa que Falcone sigue siendo el rey de la Ciudad, muchos criminales han ido a parar al asilo Arkahm, donde se rumora que su director, Jonathan Crane (Cyllian Murphy) usa como conejillos de indias de terribles experimentos a sus internos. Para colmo, los funcionarios honestos de la ciudad, como el Sargento James Gordon (Gary Oldman) y la fiscal asistente Rachel Dawes (Katie Holmes) son contados con los dedos de las manos.

Entonces, Bruce decide que ha llegado el momento de actuar…

Bbegins_03

Tuvieron que pasar 7 años, 5 series animadas y una infinidad de miniseries y aventuras en comic para borrar la pobre imagen del murciélago legada por Joel Schumacher (a este le bastó con dos películas)…y el esfuerzo, la espera, valió la pena. Christopher Nolan, declarado detractor del comic superheroico, pero amante de los personajes relativamente fallados del mate tenía por delante este difícil reto. Y lo logra con creces.

Si tuviéramos que hablar de un Batman definitivo (fílmicamente hablando), Nolan, quien le debe más a Frank Miller, Alan Moore y Grant Morrison que a Adam West, construye un Batman oscuro y hasta maquiavélico, pero con una misión bien clara: la JUSTICIA. Tanto en la película como en los cómics, Batman tiene detractores…se le considera un monstruo…si, pero es un monstruo construido a partir de la injusticia, la impunidad y el miedo…y este monstruo vestido de murciélago usa esos elementos para enfrentar a monstruos mayores que él. Nolan captó debidamente el concepto y lo plasma en la gran pantalla con maestría.

El trabajo tanto de cámara, fotografia y guiones es notable. Casi perfecto. Y aunque pudo haber sido contraproducente, resulta un acierto que Nolan dejase de lado a los enemigos tradicionales del Murciélago y optara por otros menos conocidos, pero más funcionales con la historia que nos está contando.

Las actuaciones hacen lo suyo, de manera que todos los intérpretes, desde los más importantes (Bale -¿estamos ante el Batman definitivo?-, Caine, Neeson) hasta otros que tienen menos figuración (Rugter Hauer, en el rol de un poco escrupuloso gerente de Wayne Enterprises) configuran una gama de personajes de gran interacción entre si, lo que ayuda a construir una de las grandes películas del año, sino la más.

Tim Burton con el primer Batman, y más tarde Bryan Singer con X Men y Sam Raimi con Spiderman legitimaron a los superhéroes como fuentes de buenas películas. Nolan va más allá: hace que uno desee que estos existan. Los muestra como si existieran y uno la cree completamente.

***3/4

Bbegins_BR

BATMAN BEGINS

Director: Christopher Nolan

Intérpretes: Christian Bale; Michael Caine; Liam Neeson; Morgan Freeman; Katie Holmes; Cyllian Murphy; Rugter Hauer; Ken Watanabe; Tom Wilkinson

Superhéroes

2005

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

p*ta que te quiero, wn

He comentado antes de como la publicidad hace que creamos que ciertas películas son lo que en realidad no son..o no del todo. Cuando uno ve Spanglish (a estas alturas una de las pocas cosas que nos hace perdonarle la vida a Adam Sandler), Viviendo con mi Ex o Marley y Yo, esperaba una comedia –porque así se lo dijeron- cuando en realidad no lo son del todo. Si, tienen momentos graciosos, pero cuando las ves, te das cuenta de la tremenda carga dramática que llevan consigo. Y te pegan fuerte. Y como no estabas preparado para ello las terminas odiando…hasta que la ves nuevamente, sin prejuicios y te das cuenta lo potentes que son.

El caso de Te Amo, Brother  es una excepción. Te la venden como comedia, y lo es. No, en realidad es una GRAN comedia. No te pasan gato por liebre con eso. Pero aún así sientes que es mucho más. (a diferencia de las citadas anteriormente, donde te vendían algo que no era necesariamente lo que te ofrecieron, Te Amo… es justamente eso, lo que te prometieron), pero que aún así, terminas sintiendo que hay mucho más.

loveyouman_04

Dirigida por John Hamburg y estrenada en 2009, esta es la historia de Peter Klaven (Paul Rudd) un tipo que tiene una vida que él considera ideal: es un exitoso corredor de propiedades, tiene una linda novia, Zooey (Rashida Jones) y se siente listo para casarse y sentar cabeza. Hasta que se da cuenta de algo: no tiene amigos. Lo que es un problema cuando se da cuenta que necesita un padrino de bodas.

Desesperado, Peter empieza a buscar amigos on line, a través de su hermano Robbie (Andy Samberg) o incluso con los maridos de las amigas de Zooey, una manga de simios cerveceros, buenos para el garabato y el chiste misógino (ese tipo de chusma parrillera que sólo tiene cabeza para el fútbol, la cerveza, el auto y el humor tipo Morandé con Compañía), todos con resultados cual más cual menos desastrosos.

Cierto día, mientras dirige un evento en una mansión que pretende vender, conoce a Sidney Fife (Jason Segel), un individuo lo bastante franco para reconocer que no asistió al evento para ofertar por la casa, sino que para disfrutar del cóctel gratis y conocer chicas, con el que no demora nada en caerse bien.

Sidney, un tipo que ha tenido buen ojo para las inversiones, vive prácticamente sin hacer nada, sólo percibiendo rentas y no pasa mucho tiempo antes que él y Peter descubran que tienen cosas en común (como su devoción por la santísima trinidad del prog rock, Rush..perdón, ese fue el fan hablando por mi) y éste último empieza a recuperar el tiempo perdido pasando cada vez más con Sidney (y menos con Zooey) y permitiendo que este altere, demasiado, la rutina normal de Peter.

loveyouman_03

Aunque Te Amo, Brother está dirigida a un público esencialmente masculino, los chistes de baño y de la cintura para abajo que han infestado la comedia estadounidense hasta más arriba de lo soportable son más bien escaso. Por el contrario, es una suerte de comedia (bastante inteligente por lo demás) romántica entre hombres (si, es posible, sin tener que convertirla en cine gay), y sin darse cuenta, un buen análisis sobre la complejidad de las relaciones humanas, la amistad, la lealtad y, por qué no decirlo, acerca de la madurez.

Peter llega a un punto en que está a un pelo de dar un paso gigante, y apenas alcanza a darse cuenta de las cosas que estaba dejando pasar, y lo hace cuando el tiempo le juega en contra para ponerse al día con todo lo que no hizo en su camino a tener una vida ordenada.

Eso es lo que representa para él Sidney: la posibilidad de chasconearse, de mover un poco su propio metro cuadrado y dejar de preocuparse tanto. Pero además, y sin que ninguno lo espere, es catalizador para recuperar la confianza en sí mismo. Sidney motiva a Peter a hacer cosas que nunca había hecho, y no sólo hacer locuras adolescentes, sino también ordenar sus prioridades, distinguir entre lo que quiere y lo que no (Peter necesita amigos, pero no está dispuesto a renunciar a su propia identidad para acomodarse donde evidentemente no lo quieren) y a saber que tiene cojones y cuando y como sacarlos a relucir.

I Love You, Man es una cinta agradable de ver y de repetir. Por la temática, por el enfoque que su director ha optado por darle (y que ya ha dejado ver en otras obras suyas como Mi Novia Polly, que dirigió –otra película sobre tipo super estructurado al que viene alguien a sacudirle desde los cimientos- o las primeras películas de Los Fockers, de las cuales fue guionista), y porque sigue la huella del gran Judd Appatow, un crack a la hora de filmar acerca del hombre frente a ciertas circunstancias claves en su vida.

Y claro, por el gran carisma de sus protagonistas. Conozco a Paul Rudd desde Clueless y cuando se convirtió en el séptimo “Friends” durante las últimas temporadas de la clásica sitcom estadounidense, y siempre ha sido un tipo que te cae bien de entrada. Lo mismo de su compañero Jason Segel, en una versión un poco más irreverente del entrañable y bonachón Marhshall Eriksson (How I Met Your Mother..a estas alturas otro clásico del sitcom estadounidense). Rudd y Segel congenian en pantalla, sudan química a chorros y toda esa buena vibra nos llega de rebote.

loveyouman_01

Amén de un panel de secundarios bastante respetable: Rashida Jones; Andy Samberg; J.K. Simmons, impecable como de costumbre, Jon Favreau (como pocas veces, encarnando al “villano” por así decirlo), Lou Ferrigno y los gigantescos Rush interpretándose a sí mismos (confirmando que esta banda ha funcionado tan bien por 40 años principalmente en base a la buena onda de sus integrantes).

Lo concedo: tal vez Te Quiero, Brother no sea una comedia del gusto de todo el mundo, pero a quienes les ha gustado, les ha gustado con ganas. Y no puede ser de otro modo. Después de todo, no podemos ser amigos de todos, pero de quienes si lo somos, seámoslo como corresponde

****

I LOVE YOU, MAN

Director: John Hamburg

Intérpretes: Paul Rudd; Jason Segel; Rashida Jones; Andy Samberg; J.K. Simmons; Jamie Pressley; Jane Curtin; Sarah Burns; Lou Ferrigno

Comedia

2009

loveyouman_BR

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

(PD: Se que echan de menos críticas de filmes más recientes, pero no he visto muchas cosas del 2015, más bien me he puesto al día con títulos atrasados –Solo Amigos, Quiero Eliminar a mi Jefe 2, Hasta Que La Muerte Los Juntó, Lucy, Mortdecai, Foxcatcher- que si bien me han gustado, no me han convencido tanto de abocarme una columna sobre ellos, al menos a esta altura. Ya vendrán novedades, sólo espérense un poco).

CHRISTOPHER LEE 1922-2015

Lo que no pudo ni Van Helsing, ni James Bond, ni Anakin Skywalker, ni Gandalf lo hizo una insuficiencia cardíaca que lo había tenido contra las cuerdas las últimas semanas.
Hoy, a los 93 años, ha partido Christopher Lee.
Uno de los grandes valores del cine aún en actividad, Lee es el último de los rostros clásicos de la segunda gran época del cine de terror, gestada durante los ’60 por la legendaria productora inglesa Hammer Films, en dejar este mundo. Famoso por su interpretación de Drácula, ya había visto partir a contemporáneos suyos como Michael Gough, Vincent Price y su compañero en la saga del conde transilvano, Peter Cushing, quien encarnó a Van Helsing en casi todos los filmes del personaje, amen de otros clásicos del género, como El Sabueso de los Baskerville, The Wickerman o Las Dos Caras del Dr. Jekyll.

CLEE_22_15
Lee tuvo una destacada carrera en cine, televisión, teatro y hasta prestando su voz para animaciones y videojuegos. Recordada es también su interpretación de Scaramanga, el carismático Hombre del Revólver de Oro, en el filme de 007 del mismo nombre, y recientemente había tenido un revival gracias a franquicias como Star Wars (encarnando al siniestro Conde Dooku en dos filmes) y El Señor de los Anillos (2001-2003) y El Hobbit (2012-2014), encarnando al malévolo hechicero Saruman…además de frecuentes colaboraciones con Tim Burton, declarado fanático de Lee, quien ostentaba además el título de Caballero de la Corona Británica, y no hace mucho desarrollaba una incipiente e interesante carrera musical.
Como ven, con más de 90 años estaba muy lejos de querer un descanso.
Si Christopher Lee puede irse…¿que nos queda a los demás, simples mortales que somos?
Que descanse en paz.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata