el solista

Ansioso de triunfar en la exigente escuela de música a la que asiste, el joven baterista de jazz Andrew Neiman (Miles Teller) practica diariamente y cuanto sea necesario para convertirse en una figura importante del medio.

Cierta noche, mientras está practicando hasta tarde en una sala de ensayo de la escuela, es sorprendido por Terence Fletcher (J.K. Simmons) uno de los directores de orquesta de la institución, quien lo escucha, para terminar ofreciéndole un cupo en su banda.

Andrew cree que por fin esta dando el paso que necesita para la grandeza, pero sin saber que será el propio Fletcher quien se volverá el mayor obstáculo que deba superar…

whiplash_01

Las películas sobre las relaciones entre maestro y discípulo son casi siempre lo mismo: historias melodramáticas sobre un joven aprendiz con un maestro hosco y distante o, viceversa, un maestro idealista que quiere volver a un discípulo sin mayor interés en alguien de provecho. De ahí que resulte un alivio que existan películas como Whiplash que se salgan de ese molde, y nos muestren que este tipo de relaciones está lejos de ser idílica.

No puede serlo cuando los dos personajes son dos egos obsesivos que chocan y con cuática: el, joven ambicioso dispuesto a triunfar a costa de incluso de su salud física y mental, versus profesor de carácter difícil capaz de convertir en carne de gallina al más canchero, con una sola mirada. Ambos están obsesionados con la perfección, es cierto, pero desde dos puntos de vista que se enfrentan: el que quiere ejecutarla y el que quiere admirarla, pero que además tiene la oportunidad de colaborar en ella.

Queremos pensar positivamente y creer que ambos tienen las mejores intenciones. Andrew quiere ser el mejor en lo que hace y Fletcher piensa que si le ayuda a ser el mejor en lo suyo, el será a su vez uno de los grandes de su especialidad. El drama es el nivel de obsesión en los que cada uno se encuentra, lo que claramente complica que éstos dos lleguen a un objetivo que, a la larga, es un objetivo común.

Afortunadamente, el realizador Damien Chazelle evita hacer un psicoanálisis a los personajes y meterse en terrenos metafísicos (que le bajaron los bonos, por ejemplo, a El Cisne Negro, que en 2010 tocaba un argumento similar) y se conforma con contar el conflicto entre los personajes principales, que es, a todas luces, el elemento que copa el 80% de la atención –y tensión- del filme. Chazelle cuenta lo que tiene que contar, sin andarse en enredos y sin complicarse cuando no viene al caso. Lo que hace que la película funcione.

Eso por el lado del realizador, porque el mayor crédito, los principales méritos de la película, corren por su dupla protagónica. Nadie ha dudado nunca de la calidad de J.K. Simmons, pero con este personaje llega a un nivel que ni él mismo se imaginaba (y ha arrasado merecidamente con cuanto premio se le puso por delante, incluyendo un Oscar, haciéndose justicia con un intérprete que, por muy secundario que haya sido a lo largo de su carrera, siempre ha conseguido dejar su huella). Sin desmerecer a Simmons, no hay por donde hacerlo, quien sorprende aquí es el joven Miles Teller, quien se pega un giro en 180 grados respecto de los papeles que normalmente interpreta (hasta ahora ha protagonizado las adolescentes comedias Proyecto X, 21 and over, y las adaptaciones de las infumables Divergente e Insurgente, además de la próxima Fantastic Four, la única película Marvel que no ha logrado entusiasmar a casi nadie) encarnando a un tipo demasiado enfocado en lo que quiere lograr, hasta hacernos dudar de lo que persigue realmente: superarse a sí mismo en lo que hace..o sólo cerrarle la boca a todo el mundo, partiendo por su tutor.

Y con una banda sonora de pelos.

whiplash_poster

Ganadora de tres premios Oscar (actor secundario, montaje, sonido), fue nominada a Mejor Película..lo que sólo me hace odiar un poco más que ayer a la Academia por haber optado por Birdman para este premio. Que quieren que les diga, ésta me gustó mucho más.

***3/4

WHIPLASH

Director: Damien Chezelle

Intérpretes: Miles Teller; J.K. Simmons; Paul Reiser; Melissa Benoist; Paul Reiser

Drama

2014

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

digale hola al payaso…

joker_leto

Y así se ve Jared Leto encarnando al Joker, para la película Suicide Squad, actualmente en filmación. La foto fue filtrada por David Ayers, director de la misma, a través de Twitter.

Opiniones? A mi me convence. Desde que supimos que Leto encabezaría al máximo enemigo del Dark Knight que le estoy echando fichas, y con esta foto, redoblo mi apuesta. Además, estéticamente se desmarca mucho de los anteriores Jack Nicholson y Heath Ledger, lo cual me parece muy sano. Y ustedes?

BREAKING NEWS!!!! 

Batman-V-Superman-Affleck-Costume-HD-570x782

No es la primera imagen oficial, es cierto, pero la que mejor nos muestra como se ve Ben Affleck como Batman. Recién salida del horno.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

por qué Daredevil es la serie del momento

Sin hacer mucho escándalo, Daredevil se ha convertido en una de las grandes series del momento, y ha sido tema obligado en cuanta conversación relacionada se inicie. No vamos a ser menos y aquí tiramos algunas líneas de por qué Daredevil es la serie nueva a la que hay que poner ojo esta temporada.

1.-Porque es de Netflix, servicio que se ha convertido en el mejor alumno de HBO a la hora de ofrecer series de calidad. Libre de las presiones del resto de la televisión (duración, contenido, auspiciadores) Netflix se sigue por sus propios criterios para narrar una historia, lo que les permite darles un mejor desarrollo creativo y de producción, que resultan de manifiesto para el espectador. La repercusión de series como House of Cards, Orange is the New Black, Better Call Saul y ahora Daredevil es prueba de ello.

2.-Porque, junto con Punisher, la gran deuda de Marvel Studios en el tema live-action corría por la vía del abogado ciego de Nueva York que de noche es el azote del crimen en la zona conocida como Hell’s Kitchen. Vimos a los X-Men, vimos a los Avengers, a los Guardians of the Galaxy, a Spiderman y pronto veremos nuevamente a los Fantastic Four y a Deadpool. Con esta serie, la parte que le correspondía al alter-ego de Matt Murdock queda más que saldada.

daredev_02

3.-Porque nos presenta a Matt Murdock como lo que es: un buen tipo, idealista, honesto y de buenas intenciones, que temprano descubrió que con las buenas intenciones, en su entorno al menos, nunca es suficiente, así que por eso opta por darle una ayudita extra a su comunidad, cada noche, haciendo la justicia que la justicia misma no alcanza a aplicar.

4.-Porque lo que interesa narrar es el aquí y el ahora. No incurre es flashbacks más allá de lo estrictamente necesario, apenas los suficientes para entender la historia de Matt (como al quedar ciego tras un accidente, de niño, que lo llevó a desarrollar sus sentidos llevándolos a un nivel sorprendente) y como desde una edad demasiado tierna se enteró de algunas verdades bastantes desagradables que moldearían el hombre que es hoy.

En ese sentido, la elección de Charlie Cox como protagonista ha resultado bastante acertada, sobre todo si lo analizamos en concordancia con el siguiente punto.

5.-Porque el gran error de la película de 2003, protagonizada por Ben Affleck fue enfocar la historia de Daredevil como superhéroe, cuando no puede estar más alejado de eso. Al igual que lo que pasa con Batman (acaso su referente más próximo), Daredevil ha sido encasillado como superhéroe más por el entorno en que se desenvuelve que por sus atributos personales. Ahí falló esa película, en intentar vender como superhéroe a alguien que en rigor no lo es.

El error de la película es el mayor acierto de la serie. Daredevil es un tipo cualquiera, con ciertas habilidades particulares que ha desarrollado el mismo, empujado por el instinto de supervivencia, sin más recursos que sus propios pies, manos y sentidos, dedicado a saciar la sed de justicia que orienta su vida.

En este sentido, conveniente es repasar Born Again, la miniserie con que Frank Miller reinventó al personaje convirtiéndolo en lo que conocemos: un vigilante que hace la justicia que el sistema no siempre da.

daredev_01

6.-Porque sigue la tendencia de la mayoría de creaciones de Marvel, dentro y fuera del cómic, de dar a sus personajes principales los personajes de apoyo necesarios para un buen desarrollo de sus historias. Mary Jane, J.J.Jameson o la tía May en Spiderman. Betty Ross en Hulk o Pepper Potts y James Rhodes en Ironman…y en este caso son Foggy Nelson, Karen Page y Ben Urich.

Foggy (Elden Henson) es el mejor amigo de nuestro protagonista, menos idealista y más interesado en la ganancia que su socio, pero un buen tipo, al fin y al cabo. Karen (Deborah Ann Woll) es la recepcionista del estudio de Matt y Foggy, al que llega a trabajar luego de que la exonerasen de un crimen que no cometió, al no poder pagarles sus honorarios, y que tiene demasiadas cosas que contar de los manejos de la empresa para la que trabajaba antes, por lo que Matt la toma no sólo como asistente, sino además como una especie de protegida. Hay que decir además que Foggy y Karen aportan a ratos el factor lúdico que, en su justa medida, le sienta bien a la serie.

Urich (Vondie Curtis-Hall), por su parte, es un periodista de Nueva York, harto de la corrupción reinante en la Hell’s Kitchen, y no dudará en jugarse el pellejo por poner las cosas en orden.

7.-Por Vincent D’Onofrio y lo bien que le sienta el papel de Wilson Fisk, alias Kingpin, la cabeza del crimen organizado de Hell’s Kitchen y, podríamos decirlo, el hombre más poderoso del sector. Para muchos un próspero hombre de negocios, Fisk maneja sus operaciones criminales de la misma forma que las financieras, delegando responsabilidades en otros de manera que no comprometan su imagen pública. Aunque no tiene miedo de ensuciarse las manos de vez en cuando, si es necesario.

8.-Porque al no estar diseñada como serie de superhéroes, permite desarrollar argumentos con más contenido. Quizás Daredevil no alcance los niveles de Dexter, Breaking Bad o True Detective, pero le alcanza para hacerles frente de igual a igual, y salir bien parado, demostrando que no por provenir del mundo de los superhéroes tiene que tratarse de una historia vacía y superficial, pero al mismo tiempo se puede ser una serie inteligente sin ser rebuscada ni aburrida.

9.-Porque de igual manera, y aunque son formatos distintos, se para de frente a las producciones cinematográficas de Marvel Studios y les saca sus buenos puntos de ventaja. A ratos es incluso mejor que algunas de las películas de la marca.

Debe haber funcionado, esta semana se confirmó su segunda temporada, para 2016.

daredev_03

10.-Porque, a título personal, da gusto ver una serie o película donde los abogados no seamos unos tránfugas. De vez en cuando aparece algún colega que saca la cara por nosotros, demostrando que podemos al menos una vez en la vida, ser los chicos buenos del barrio.

Ah, y porque viene el tradicional cameo de Stan Lee…aunque no tan evidente como suele hacerlo. Así que ojo!

 

@panchocinepata   fretamalt@hotmail.com

lo correcto, lo incorrecto y Liam Neeson

Tendido en medio de un bosque nevado, el ex sicario Jimmy Conlon (Liam Neeson) repasa lo que han sido las últimas horas de su vida.

Todo comienza cuando su ex jefe, el criminal devenido en empresario Shawn Maguire (Ed Harris) rechaza la propuesta de un grupo de albaneses de traficar heroína. Su hijo Danny (Boyd Hoolbrook)para no tener que devolverle a estos traficantes el dinero que le dieron como anticipo del negocio, los reúne en su casa sólo para acribillarlos a balazos.

Mike Conlon (Joe Kinnaman), hijo de Jimmy, con quien no se habla hace años, entrenador de box y ocasional chofer de limosina, quien llevaba a los albaneses a casa de Danny, siendo testigo de la matanza, lo que lo convierte en el blanco de la banda de asesinos. Pero cuando Jimmy se entera del hecho, y aunque a Mike no le guste la idea, se siente forzado a intervenir y hacer las cosas…a su manera.

noche_para_03

A estas alturas ya sabemos qué esperar de una película de Liam Neeson, sobre todo si es de acción: personaje taciturno, de edad madura, de pocas –pero precisas- palabras, deprimido con la vida y distanciado de medio mundo, y cuyas esperanzas por poner un poco de paz en su vida se esfuman lentamente. Y cómo, extinguiendo a los fantasmas de su pasado que nunca lo dejan en paz.

Una Noche Para Sobrevivir, su más reciente película, y su segunda colaboración con el español Jaume Collet-Serra, en una historia que a muchos ha llevado a recordar la adaptación de la novela gráfica Camino A La Perdición, brillantemente concebida por Sam Mendes hace algo más de una década. Y es cierto, salvo las diferencias obvias tiene mucho de ella, aunque no su nivel de excelencia, claro, pero igualmente atractiva, donde puede que se aprecien similitudes evidentes, pero con suficientes argumentos para apreciarla y se pueda defender por sí misma.

El resultado es más que satisfactorio. La dirección de Collet-Serra aporta el dinamismo necesario para una historia en la que en pocas horas pasan muchas cosas. Neeson cumple una vez más con su personaje de héroe de acción tardío que, dado que la manera incorrecta de hacer las cosas le ha traído puras desgracias, y la correcta tampoco le ayuda mucho, tiene que optar por una tercera vía: la suya. Y para que vamos a ponernos a discutir ahora del talento de un Ed Harris en un personaje que le viene al pelo y que resulta el contrapunto perfecto para el personaje de Neeson.

noche_para_01

Pues, no sólo existe una amistad de años que los hermana, sino además, las difíciles relaciones con sus hijos (el hijo de uno, no le habla, aunque eso no le priva de sentido común; el otro, el niño cacho de la familia, quiere entrar precisamente en ese mundo donde su padre no quiere verlo entrar, menos cuando su falta de tino le puede costar la vida). El choque entre ambos que los obliga a replantearse su relación ocupa gran parte del metraje del filme y es uno de los principales ganchos del filme, que se ve reforzado además con las apariciones de grandes como Nick Nolte y el recotizado Vincent D’Onofrio.

Tal vez los personajes de Liam Neeson nunca encuentren la manera correcta de poner su vida en orden, pero al menos conoce la manera correcta de darles vida a sus personajes: la suya.. Para mi, con eso me basta.

***1/2

RUN ALL NIGHT

Director: Jaume Collet-Serra

Intérpretes: Liam Neeson; Ed Harris; Joe Kinnaman; Boyd Holbrook; Genesis Rodriguez; Vincent D’Onofrio; Nick Nolte

Acción

2015

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

no podemos dejar de correr

Al mismo tiempo que Dominic Toretto (Vin Diesel), Brian O’Connell (Paul Walker) y su familia ven que su casa vuela por los aires producto de una explosión, el agente especial Hobbs (Dwayne “The Rock” Johnson) queda bastante a mal traer luego de un ataque con bombazo incluido, que recibe en su oficina.

Detrás de los ataques está un ex oficial británico de fuerzas especiales, convertido en mercenario, Deckard Shaw (Jason Statham), deseoso de vengar la muerte de su hermano a manos de Toretto y su gente.

Deseoso de ajustar cuentas, Toretto accede al trato que le ofrece el jefe de una organización de inteligencia (Kurt Russell), quien le propone facilidad total para acceder a Shaw si cumple unas misiones especiales para él…

RF7_01

¿Quien iba a creer que íbamos a tener finalmente una Rápidos y Furiosos 7? Cuando se estrenó la primera hace poco más de una década, parecía uno de muchos filmes más, llenos de carreras de autos, peleas y chicas guapas. Entretenido, cierto, pero que nadie creía que iba a subsistir más allá de un público muy objetivo: los que cuando chico alucinaban juntando láminas de álbumes como Super Autos, zorrones a los que el mundo empieza y termina en su auto, y flaitongos adictos a los autos enchulados. Las flojas segunda y tercera partes de la saga (sin Vin Diesel en el primer caso y sin Diesel ni Paul Walker la tercera) sólo aportaban más de lo mismo, sin méritos para trascender demasiado.

Pero cuando en 2009 se estrenó la cuarta parte de la saga, algo nos hizo click a todos, recuperando a los personajes originales y dando a la serie una consistencia que no había tenido jamás. La cuarta, quinta y sexta entregas de la saga cambiaron enormemente el panorama. Rápido y Furioso se convirtió en algo más allá de las carreras, de los autos enchulados y de las escenas de acción (inverosímiles quizás, pero no por sobre todo entretenidas).

Lo que va más allá de la testosterona. Pues R & F tiene algunos elementos que no siempre se encuentran en el cine ‘como-loh-hombreh’: alma, corazón y los suficientes cojones para asumir los otros dos elementos sin culpa ni vergüenza alguna. R & F apela no sólo al lado bruto de la masculinidad, también al más afectivo.

Nos impresionamos con las extraordinarias proezas que Toretto y sus muchachos hacen al volante, pero lo que de verdad nos deja pa’dentro es la cantidad de lazos que en torno a este personaje, se han creado. La amistad, el compañerismo, la solidaridad que termina uniendo a los diferentes personajes de la historia.

Ninguna otra película de acción, quizás Rocky, ha dado tanta relevancia a los lazos personales. La verdadera fortaleza de Rápido y Furioso está, por sobre todo artificio, en las relaciones entre sus protagonistas. No en vano, el propio Dominic Toretto describe a su grupo no como un club de búfalos mojados, ni como una pandilla de malosos, o un grupo de amigotes. Sino que derechamente como una familia. Y uno lo cree completamente.

RF7_03

Todo eso le da a R&F, especialmente desde la cuarta película, un valor agregado que la pone por encima del promedio del cine de acción. Ponerle corazón y alma a las obras no las hace menos dignas dentro del género sino que, por el contrario, les da una humanidad que se agradece.

R&F 7 sigue la tendencia de sus últimas predecesoras, y a ratos hasta las supera, siguiendo a la familia Toretto a una aventura que involucra hackers, líderes terroristas, un paseo por Dubai, y por supuesto carreras de autos, explosiones y peleas más que convincentes. Incluso se da el tiempo para ser emotiva. Para nadie es un misterio que Paul Walker (fallecido a fines de 2013) no sigue en la saga, por eso se encarga de despedirlo de manera digna y respetuosa. La presencia de Jason Statham, para muchos el gran ausente en los anteriores capítulos de la saga, sólo sazona aún más una historia que marca una distancia no menor con el resto del cine de su género. A ello debemos sumar el buen desempeño de su director James Wan, quizás no sea el gran director que el cine actual necesita, pero vaya que sabe armar historias que enganchen (El Conjuro, por ejemplo).

Es cierto, tal vez, como dicen los fanáticos del verdadero cine escandalizados con el éxito que esta saga ha logrado, que no tiene mucho seso. Pero de nada te sirven los sesos si no tienes corazón, y de esto último, R&F 7 tiene de sobra. Y todavía le queda. Para rato.

***1/2

FURIOUS 7

Director: James Wan

Intérpretes: Paul Walker; Vin Diesel; Michelle Rodriguez; Jason Statham; Dwayne Johnson; Tyrese Gibbons; Ludacris; Jordana Brewster; Kurt Russell; Nathalie Emmanuel; Rhonda Rousey; Djimon Honsou

Acción

2015

RF7_02

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

dos décadas de fidelidad

20_AF_00

Este es un evento no menor. Por esta época se cumplen 20 años de la publicación de Alta Fidelidad, la fundamental novela generacional de Nick Hornby.

No voy a entrar en detalles respecto de su argumento. De esta novela salió la que terminó siendo mi película de cabecera, dirigida por Stephen Frears y y les doy la lata con ésta última un par de veces al año, al punto que tengo el ritual de verla al menos una vez en dicho período.

Pero ya sabemos como va la cosa: Rob Fleming, un treinteañero –aunque más cerca de los cuarenta- londinense, que vive al tres y al cuatro y es dueño de una disquería especializada en discos de vinilo que subsiste apenas, enfrenta la última de sus tragedias cuando Laura, su novia, decide dejarlo, harta de sus inseguridades y rollos personales. Esto da la ocasión a Rob de revisar su propia vida, mirar las cosas con perspectiva y, en definitiva, poner las ídem en orden.

Alta Fidelidad no tardó en convertirse en un best seller y, más allá de eso, en la novela símbolo de una generación. Pero, a diferencia de lo que pasaba en esa misma época en EEUU donde, fenómeno grunge mediante, la gente se daba cuenta de que no había mucho futuro (y si lo hubo no había espacio para ellos), Hornby llega a un grupo específico de más de una generación: ese tipo de personaje que siempre vio el futuro y la adultez tan lejanos que cuando llegó, los sorprendió desprevenidos, se les apareció de golpe y tuvieron que enfrentarse, sin anestesia, al fin de la adolescencia y al inicio de la vida en serio.

Lo cierto es que Alta Fidelidad no se publicó por primera vez en español sino hasta un buen rato después, vía Ediciones B, poco antes del estreno de la adaptación de 2000 y con ocasión de ella, aunque en un tiraje nada de extraordinario. Por eso, cualquier edición en español que no sea la que Anagrama publicó en 2008, la que finalmente llegó a mis manos, tiene carácter de objeto de culto.

20_AF_01

Creo que eso fue bueno dentro de todo. Pues creo que si hubiera leído la novela en el año de su edición, no me habría gustado tanto.

Pensemos que hacía yo en 1995: segundo año de universidad, escuchaba harta música, leía kilos de cómics y trataba de ver todas las películas posibles. De leer literatura, tiempo no había mucho y, en ese contexto, difícilmente la historia de un treintón casi cuarentón enfrentado a la vida me hubiese pegado como en definitiva lo hizo. Hubiera enganchado con el tema de los vinilos o la cultura pop, pero de ahí a quedar K.O., no estoy tan seguro.

Por eso creo que fue mejor haberlo descubierto casi una década después, cuando vi la película y luego leí el libro, y todo me quedó mucho más claro. Según parece no fui al único al que le pegó de la misma forma. Y al descubrirlo, me sentí mucho mejor.

Necesito que este disco siga girando 20 años más. Nada más espero. Nada menos.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata.