y todo pasó en un solo día

El 25 de octubre de 1985 era un día normal para Marty McFly (Michael J. Fox): otra vez llega tarde a clase y su inspector general lo vuelve a amonestar; su banda es rechazada en una audición; su padre, George (Crispin Glover) debe soportar las bravuconadas de su jefe -y matón de toda la vida- Biff Tannen (Thomas F. Wilson), su madre, Lorraine (Lea Thompson) bebe en grandes cantidades y se le ve muy amargada con la vida, y sus hermanos son unos pelmazos natos.

El único alivio de Marty son los encuentros con su amigo, el físico Emmet L. Brown, “Doc” (Christopher Lloyd), quien esa noche lo ha citado en el estacionamiento de un mall para mostrarle su último invento: un auto De Lorean convertido en máquina del tiempo. Conocedor de diversas ramas de la ciencia, Brown ha desarrollado esta máquina de manera tal que al alcanzar el vehículo la velocidad de 88 millas por hora, y con un golpe eléctrico de 1.21 jigowatts, éste romperá la barrera del tiempo y llegará a la fecha que se desee. Para lograr este prodigio, Doc ha cargado el componente principal del vehículo, el condensador de flujos, con plutonio robado a unos terroristas libios que lo contrataron para que fabricara una bomba, único elemento capaz de generar .

Los libios se han dado cuenta del robo y siguen a Doc hasta el mall, matándolo a balazos. Huyendo, Marty sube al De Lorean y corre hasta superar las 88 millas por hora, lo que lo envía a una fecha que había marcado Doc: el 5 de noviembre de 1955.

Cuando Marty se logra dar cuenta que no está en su época, decide ubicar al Doc de ese año, para pedirle ayuda y volver a 1985. Pero entre medio conoce al que será su padre, a la que será su madre…y no puede evitar que ésta se enamore de él. Ahora tiene dos problemas serios, que comprometen no sólo su regreso al futuro, sino que su propia existencia…

Sigo con mi pago de deudas pendientes, esta vez con una película que vi por primera vez a los 9 años, en el extinto cine Lido, un día domingo de enero de 1986. Y aunque Volver al Futuro me gustó mucho en su momento, y me sigue gustando, la deuda con esta saga era tremenda, ya que sus segunda y tercera parte, por una torpeza mía, no las vi en cine.

Lo cual es grave porque, aparte de ser un filme divertido de principio a fin, es una saga redonda, complicada de rodar pero fácil de entender, que guarda en sus tres partes suficientes elementos como para constituirse en un todo sólido e integrado. No olvidemos que, después de todo, empieza y termina el mismo día calendario.

Por eso creo necesario redimirme.

Espero hacerlo señalando que su director Robert Zemeckis, pertenece a esa generación que surgió en el cine durante los ’80, que, dejando a un lado el cine más existencialista, personal, como quieran llamarle, que imperó durante gran parte de la década anterior, y optó por el divertimento puro y simple. Speilberg (quien produjo esta trilogía), Lucas, Dante, Wes Craven, en fin. Cine como éste fue muy habitual en los ochenta, pero los directores de este sector procuraron que su cine, por muy de entretención que fuera tuviera dos cosas: sesos y alma.

Sesos, porque vaya que contiene información científica, desde la muy básica hasta la más compleja, que otorgue a esta saga el sustento debido para que resulte una historia creíble. Sesos, porque no sólo tiene un buen respaldo científico, sino que además es una historia inteligentemente contada. Sesos, porque harto tuvieron que cabecearse para rodar, sobre todo las dos últimas partes, filmadas en el mismo año (pero en lugares y bajo procesos distintos) estrenadas con meses de diferencia y porque varios de sus protagonistas tuvieron que arreglárselas para interpretar más de un personaje , o bien, empleando más de un efecto (Michael Fox interpreta un Marty joven y otro adulto, en distintas épocas de la historia, y a sus futuros hijo e hija; Lea Thompson se interpreta adolescente, en decadencia, adulta, anciana, en fin, y Thomas F. Wilson pasa por un proceso similar)…bueno, eso más que son sesos, es voluntad de hacer bien la pega, pero cuenta igual.

Alma, porque uno disfruta como niño de cada escena de la película, se rie con sus chistes, se impacta y hasta se emociona a ratos, tanto que cuando uno ha visto la trilogía completa (o por separado, da lo mismo en ese sentido) muchas veces, sigue sintiendo las mismas sensaciones. Películas sin alma se estrenan muchas cada año, y por espectaculares que sean y graciosos que resulten sus personajes, cuando a los días te olvidaste de que se trataba y cuando la vuelves a ver solo dices un “ah, de veras que pasaba esto” es porque las cosas no se hacen bien. Y el primer ingrediente para hacer las cosas bien es echarle ganas y comprometerse con lo que se hace.

En Volver al Futuro así sucede, y cuando uno revisa en los extras de los dvd o br lo mucho que se divertía el equipo, encabezado por Zemeckis y su coguionista Bob Gale, haciendo la película, aprendiendo a tocar guitarra o a montar, y bromeando, bromeando y bromeando. Todas esas sensaciones se transmiten desde la pantalla y el público lo recoge.

Porque Volver al Futuro va más allá de los viajes temporales, sino que su gran trama es, por un lado, la conversión de Marty, de adolescente sin mucho criterio a hombre, aprendiendo a ser responsable, a pensar dos veces antes de actuar y a dar espacio a la superación personal propia o ajena (al mismo tiempo que busca recobrar a su época Marty ayuda a su padre a no ser tan pelmazo, a si mismo y al Doc a vivir más allá del laboratorio). Por otra parte, tenemos un filme de aventuras al viejo estilo, pero con apariencia contemporánea, con un joven héroe, un mentor, una chica y un villano, sometidos todos a fuerzas que están más allá de su control, debiendo el héroe sacar lo mejor de si mismo para salir victorioso.

Si, la misma vieja historia. La misma vieja y buena historia. En el fondo no cambia nada, sólo la manera de contarla. El héroe no anda a caballo, solo maneja un De Lorean que viaja en el tiempo.

Pero en el fondo es la misma vieja historia, y por eso es que 25 años después sigue siendo tan grande.

Algún dia a alguien se le habrá de ocurrir contar como fue que Marty y Doc se conocieron, o que ha pasado después de la tercera película (se hizo, en una serie animada noventera, que no prendió mucho, y en unos cuantos videojuegos bastante pasables), pero las experiencias han sido tan desastrosas (cofcofStarWarscofcof) que mejor cruzo los dedos porque ésta y otras sagas semejantes nunca sean vueltas a tocar ni aún por sus realizadores, y seguirlas disfrutando como las conocimos. A veces, los cambios están de más.

****

VOLVER AL FUTURO/BACK TO THE FUTURE

Director: Robert Zemeckis

Intérpretes: Michael J. Fox; Christopher Lloyd; Lea Thompson; Crispin Glover; Mary Steenbugen; James Tolkan; Elizabeth Shue

Ciencia Ficción/Aventuras

1985 (Part I); 1989 (Part II); 1990 (Part III)

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Un anillo para pagar una vieja deuda

“Todo comenzó al forjarse los anillos.

Tres se entregaron a los elfos: los señores inmortales, los seres más sabios y mágicos de todos.

Siete para los señores enanos: grandes mineros, amos de las montañas.

Y nueve para la raza del hombre, quienes por sobre todas las cosas ansían el poder.

Estos anillos fueron otorgados para gobernar sabiamente a cada raza.

Pero ignorantes de ello, otro anillo fue forjado.

En la Tierra de Mordor, en los fuegos del Monte del Destino, el Oscuro Señor Sauron forjó un Anillo Maestro, que controlaría a los otros. Sauron depositó en este anillo toda su crueldad y malicia…

Un anillo para someterlos a todos”

(De la introducción de El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo)

Aclaremos algo antes de seguir: por razones que creo obvias, tengo o he tenido un lote de películas que he visto y que nunca han tenido cabida en esta publicación. Cuando se estrenaron o no existía este blog, o no había internet -no como ahora al menos- o no tenía pc, ni uso de razón, o ni siquiera había nacido. Por las razones que sean. Por eso es que han visto reseñas de películas del año de la cocoa (como decía mi abuela) o algunas no tan viejas pero que ya pueden ser algo obsoletas de comentar a esta altura. El tema es que en esta calidad se encontraban muchas sagas notables, por lo que creo que es tiempo de ponerse al día con algunas de ellas.

Y ya que se viene la primera parte de El Hobbit a fines de año, y con la inminente presentación en Chile de Lord of The Rings In Concert, por que no repasar la saga que surge como consecuencia de esta obra, esto es la Trilogía El Señor de los Anillos?

Y hay que decirlo, esta trilogía, escrita por J.R.R. Tolkien y publicada originalmente entre 1954 y 1955, como parte de su serie sobre la Tierra Media, fue a lo largo de la historia una suerte de Santo Grial de las adaptaciones cinematográficas. Una serie de novelas que en pocos años se convirtió en objeto de culto, incluso de devoción, al grado de que desde temprano se convirtió en una ambición para cineastas y productores su arribo al cine. Alejandro Jodorowsky, John Boorman, Stanley Kubrick (con los Beatles de protagonistas) entre otros, presentaron sus proyectos al respecto, los cuales todos morían incluso antes de comenzar su preproducción. Y los cada vez más seguidores de Tolkien debieron conformarse con una digna adaptación de La Comunidad del Anillo realizada mediante rotoscopio por Ralph Bashki en 1978 y un mediometraje animado de El Retorno del Rey producido por la Rankin-Bass en 1980 (ambos en youtube).

Eso, hasta que en 1995, Peter Jackson, director neozelandés especializado en cine fantástico de muy bajo presupuesto y gore, pero que se había ganado el respeto crítico con filmes como Criaturas Celestiales y The Freightners, presenta su proyecto para rodar esta trilogía, el cual es aceptado, finalmente, por New Line Cinema.

La historia es conocida: después de haber permanecido dormido durante más de medio siglo, el Anillo Único, forjado por Sauron para la dominación de la Tierra Media, ha despertado, en poder de Frodo Bolsón, de Bolsón Cerrado (Elijah Wood), que lo recibió de regalo de su tio Bilbo (Ian Holm), ambos habitantes de la Comarca de Hobbiton, acaso la comunidad más pacífica e irrelevante de su mundo. Esto ha hecho que Sauron despierte de su prolongado letargo, y ordene a sus siniestras fuerzas recuperar este anillo, no importa cómo. Frodo entonces se ve obligado a buscar ayuda de Gandalf (Ian McKellen) un mago humano, quien consciente de los peligros que encierra la posesión de esta reliquia, ordena su destrucción en el Monte del Destino, el único lugar donde esta destrucción puede ser llevada a cabo. En su camino, Frodo conocerá aliados como Aragorn (Viggo Mortensen) jinete y aventurero, quien lucha por evitar su destino como Rey de Gondor, el mayor reino de Tierra Media, el elfo Legolas (Orlando Bloom) y el enano Gimli (John Rhys-Davies). Junto a este grupo, más sus amigos Sam(Sean Astin), Merry(Dominic Monaghan) y Pippin (Billy Boyd), esta Comunidad deberá correr contra el tiempo, pues no solo Sauron buscará recuperar su anillo, sino además iniciar la conquista final y definitiva de la Tierra Media.

Jackson, junto a su mujer Fran Walsh, y a través de sus productoras Wignut y Weta, trabajaron en el rodaje de los tres episodios de la saga a la vez, entre 1999 y 2001 (aunque todo el proceso tomó desde 1997 hasta 2003) y seguro que más de alguna vez se preguntaron en qué estaban pensando que se metieron en ésto. Obvio, se trata de una historia que muchos declaraban como imposible de adaptar, y con estos antecedentes merecía una inversión de esta magnitud para que quedara bien hecha.

Desafío no menor.

Desde aqui les decimos que se queden tranquilos. Todos sus esfuerzos han valido la pena. Y diez años después del estreno del primer capítulo de la serie, La Comunidad del Anillo, la trilogía original se mantiene fresca y vigente, y así se mantendrá por las próximas décadas.

Porque por sobre los escenarios y efectos digitales (desarrollados por Weta en una versión más evolucionada de los sistemas desarrollados para Jurassic Park algunos años antes), y más allá de los impresionantes escenarios naturales (la película fue rodada íntegramente en Nueva Zelandia, tanto en estudios como en exteriores, por un tema de costos y, sobre todo, geografía) lo cierto es que hay una historia que contar. Una muy potente historia que contar, que pudo haber asfixiado a cualquiera. Hubo realizadores más experimentados que Jackson antes que, como vimos, no tardaron nada en tirar la esponja.

Jackson no la tiró, aunque bien debió haberlo pensado. Pero el cariño por la historia fue más fuerte. El respeto, el aprecio, fueron más poderosos que la comodidad. Y todo eso queda plasmado en pantalla. Una narración que si bien se toma ciertas licencias, éstas son a beneficio de la progresión de la historia la cual fluye con comodidad, y las tres horas de duración de cada filme no se sienten. Ayuda enormemente un sólido casting sin puntos bajos y la notable banda sonora de Howard Shore.

Y si bien cada uno puede tener su opinión en cuanto cual de las tres es mejor película que la otra, lo cierto es que vistas como un todo constituyen una obra superior a la suma de sus partes. Una obra que superó con creces al grueso de la producción cinematográfica de cada año y que supo ser recompensada con 17 premios Oscar (11 de ellos sólo para El Retorno del Rey en 2003, incluyendo mejor director y mejor película, pagando una cuenta que casi le cuesta la cabeza a los miembros de la Academia) y una veintena de otros premios, amén de un fenómeno de taquilla inédito para una serie que dura más de 9 horas, sólo en sus ediciones standart. Y sus lanzamientos en dvd y bluray han sido celebrados con mucho más entusiasmo que cualquier estreno cinematográfico de temporada.

La devoción por esta saga fílmica se justifica totalmente con el desempeño de Jackson, quien logra cotas de grandeza tan altas como de la propia obra. Claramente el proyecto no sólo no le quedó grande, sino que supo dar cuerpo a una historia que hasta entonces nadie sabía por donde abordar. Es cierto, Jackson pagó un precio muy alto por ver la serie de Tolkien hecha realidad, pero cada centavo de ese precio se justificó, con altísimos intereses.

Logrando en celuloide lo que Tolkien antes hizo en el papel: una obra cumbre.

Un imprescindible.

****1/2

THE LORD OF THE RINGS

LA COMUNIDAD DEL ANILLO/THE FELLOWSHIP OF THE RING, 2001

LAS DOS TORRES/ THE TWO TOWERS, 2002

EL RETORNO DEL REY/ RETURN OF THE KING,2003

Director: Peter Jackson

Intérpretes: Elijah Wood; Ian McKellen;: Viggo Mortensen; Liv Tyler; Orlando Bloom; John Rhys-Davies; Hugo Weaving; Christopher Lee; Sean Astin; Cate Blanchett; Sean Bean; Dominic Monaghan; Billy Boyd; Bernard Hill; Miranda Otto; David Whenam; Karl Urban; Andy Serkis

Fantasía Épica.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepataESDLA

como miel sobre hojuelas

Barry B. Benson (voz de Jerry Seinfeld) es una abeja ordinaria, de las miles que habitan en su colmena. Recién graduado, acude junto a su mejor amigo Adam (voz de Matthew Broderick) a buscar trabajo en la fábrica de miel local, pero la rígida organización social de su especie lo tiene totalmente desmotivado.

Por eso, cuando es desafiado por un grupo de miembros de la fuerza aérea de la colmena, encargados de la polinización de las flores, movido en parte por su pisoteado orgullo, en parte por sus deseos de ampliar horizontes, Barry accede a unirse a ellos en una de sus jornadas, lo que le permitirá conocer el asombroso mundo exterior, y a los humanos, realidad que le depara más de una sorpresa…

Si bien sigo con mi cruzada de evitar ver películas por televisión abierta, de vez en cuando tiene alguno que otro acierto. Como este fin de semana, que nos encontramos una mañana con Bee Movie, que por repetida que esté sigue resultando un filme grato de ver. Porque si bien es un filme animado, antes que nada es un filme inteligentemente armado.

Inteligente en sus bromas, en su narración y en el cumplimiento de su cometido. Lo cual viene a ser un arma de doble filo: el público infantil, en su gran mayoría, no enganchó con la película, no con su tema central al menos, porque, seamos claros, la trama central (abeja reivindicando lo suyo frente a los humanos, pero de paso mandándose un guatazo ambiental, sin querer) pudo haber complicado a más de un padre de familia con prole incluida.

Pero eso que parece ser una desventaja, es en realidad una gran virtud pues marca una diferencia a su favor respecto del grueso de películas del género, demostrando que no sólo Pixar o Gibhli pueden hacer filmes animados con una pretensión mayor que solamente vender cajitas felices.

En tal sentido, fundamental resulta el aporte del comediante Jerry Seinfeld, no sólo prestándole su voz, sino que además encabezando el equipo de guionistas del filme. Y si bien la cinta pareciera no tener mucho que ver con la serie que llevaba su nombre y que lo convirtió en una de las grandes figuras de los medios (una serie que se trataba de nada, y una película que se trata de mucho, hay una diferencia) lo cierto es que si tiene que ver con las temáticas por las que éste solía tocar en su programa: la familia, la vida laboral, las relaciones de pareja, la adultez. Así que los fans de Seinfeld no tienen porque sentirse defraudados.

Bee Movie no está exenta de momentos para la reflexión, es cierto, pero como esta no es un curso de autoayuda (menos mal) sino una comedia animada, por lo que no faltan los chistes de diversa temática (no, los mononeuronales que busquen chistes de la cintura para abajo en esta película córranse, para eso están los Wayans), los momentos emotivos y emocionantes y los secundarios chistosos. Y un par de cameos por ahi.

Así que aunque a primera vista no se note, Bee Movie es un filme entretenido, que arriesga (quizás más de lo que debería) por un estilo de contar la historia que puede no ser del gusto de todos (los 287 millones de dólares recaudados dicen lo contrario, en todo caso) pero que se maneja de modo tal que se disfruta y llega a buen resultado. Siempre es agradable salirse un poco del molde, no les parece?

***

BEE MOVIE

Director: Simon J. Smith/Steve Hickner

Voces: Jerry Seinfeld; Renee Zellwegger; Matthew Broderick; Chris Rock; John Goodman; Barry Levinson; Kathy Bates; Rip Torn; Ray Liotta; Sting; Larry King

Comedia/Animación

2007

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

casi parte de la familia

A principios de los años ’60, y tras varios años de universidad, la estudiante de periodismo Eugenia “Skeeter” Phelam, vuelve por algún tiempo a su ciudad natal, Jackson, Mississipi, donde tras ponerse al día con las vidas de sus amigas más cercanas, entre ellas la presidenta del club de damas de la ciudad, Hilly Hoolbrock(Bryce Dallas Howard), pero pronto queda espantada con las enormes diferencias sociales y de trato que tienen éstas con sus criadas afroamericanas, incluso en su propia casa, donde su madre está más preocupada de verla casada pronto, que logrando su realización personal.

Paralelamente, se reencuentra con Aibeleen (Viola Davis) una de estas sirvientas, que ha criado como propios a casi una veintena de niños ajenos a costa de los suyos, sufriendo la indiferencia y desprecios de sus propios empleadores, así como compartiendo sus vivencias y pesares con otras mujeres en su situación, como su mejor amiga Minny(Octavia Spencer).

Skeeter, junto a Aibeleen y Minny, decide entonces una movida radical, pero lo bastante riesgosa dada la severidad de las leyes de segregación vigentes en el estado: entrevistar a la mayor cantidad de criadas que puedan y publicar un libro contando sus vivencias, opiniones y en general, conocer su visión de la sociedad en que les ha tocado vivir, en una época donde muchas cosas están por cambiar a su respecto…

Interesante. La institución de la empleada doméstica, sirvienta, asesora del hogar, criada, nana, llámele como quiera, está arraigada en el país desde su fundación, pero aún hoy, en plen siglo XXI, se mantiene firme, más allá de lo anacrónica que pueda resultar, sino que en cuanto representa una de las mayores manifestaciones de la hipocresía, clasismo y paternalismo tan propios de nuestras clases ABC1. O ¿de que manera quieren que me refiera a viejos que pomposamente dicen “Pero si la nana, así como Dios, es parte de la familia”? Ya pues, si son parte de su familia, por qué la esconden? porqué las mandan a comer a la mesa del pellejo? porqué tienen que dormir en un cuartucho al fondo del sitio y bañarse en una porquería de 2 x 2 donde pueden ducharse, lavarse los dientes y evacuar en el mismo metro? Así agradecen que críe a sus hijos mientras él gana las lucas y ella las gasta en el mall, en el spa o en la sociedad de damas caritativas?.

Por eso no deja de ser interesante que una película como Historias Cruzadas, ambientada en el sur de Estados Unidos en tiempos donde aún existía la segregación, y cuando figuras como Martin Luther King o Malcom X recién comenzaban a sacar la voz, tenga tanto en común con las clases pudientes del Chile de hoy. Esas mujeres que viven para criar familias de otros y descuidar la propia, para atender a familias que creen que no ser aceptados en el Country Club es señal de crisis familiar. Las afroamericanas de hace cinco décadas atrás en el sur tienen mucho que compartir con las nanas de la cota mil de 2012.

Historias… narra una historia que se quiso hacer ver como real. En cierto punto lo es: Aibeleen Jackson existió y trabajó para la familia de la autora de la novela en que se basa, Kathryn Stockett, quienes mantuvieron un largo conflicto legal en cuanto Stockett tomó mucho de la historia de Aibeleen, exagerando algunos aspectos e inventando otros tantos.

Pero más allá de la controversia (de repente hasta gracias a ella) lo cierto es que, donde las historias sobre segregación y minorías suelen estar a medio camino del panfleto y del culebrón, Historias es una, valga la redundancia, historia amena, a ratos emotiva, a ratos entretenida, bastante digna a decir verdad, para un género tan irrespetado como el melodrama racial. Y si bien la última parte de la película se alarga más allá de lo aconsejable, poniéndose un poco lenta y difusa a ratos, lo cierto es que uno queda enganchado, ve la historia hasta el final y hasta queda con ganas de aplaudir a sus protagonistas…entendiendo por tales no sólo a las intérpretes,donde Emma Stone y Bryce Dallas Howard demuestran que son más que caras bonitas: Stone nos arma una Skeeter convincente y Howard logre que nos den ganas de escupir a su Hilly…aunque son Viola Davis y la sorprendente Octavia Spencer (quien se apuntó varios premios por su labor en este filme, incluyendo el Oscar) las que logran los momentos más altos del filme: los más altos en cuanto a emotividad, impacto y hasta chistes.

En suma, más allá de las coincidencias históricas y sociales entre un universo y otro, Historias Cruzadas resulta un filme sobrio, ameno, quizás no estridente, pero logrado y convincente sobre un tema que no por antiguo se vuelve anacrónico. Más que recomendable.

***1/4

THE HELP

Director: Tate Taylor

Intérpretes: Emma Stone; Viola Davis; Octavia Spencer; Bryce Dallas Howard; Sissy Spaceck; Jessica Chastain; Mary Steenburgen

Drama

2011

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

TONY SCOTT 1944-2012

Fue uno de los más célebres directores de cine de acción de los últimos años. Hermano menor de Ridley, Tony Scott terminó con su vida este fin de semana, al lanzarse desde un puente en el puerto de Los Angeles, sin que aún se tengan motivos claros para su decisión.


Scott deja dos hijos gemelos y un legado de cine con harta testosterona, acción y explosiones por minuto, que incluye obras como Top Gun, Días de Trueno, El último Boy Scout, Marea Roja, Hombre en Llamas, y la más reciente, Unstoppable, de 2010.
QEPD

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

cuestión de supervivencia

John Ottway(Liam Neeson) es un guía y cazador residente en Alaska, que se desempeña vigilando los lobos que acechan una planta petrolera local.

Solitario y sin mucha expectativa sobre su vida, Ottway aborda un avión junto a otros trabajadores de la planta al culminar su turno, pero éste no tarda en estrellarse en pleno bosque, muriendo varios pasajeros con el impacto.

Perdidos en pleno bosque, sin muchas provisiones, incomunicados y con la amenaza latente del frío y de los lobos que pueblan la región, Ottway organiza a los sobrevivientes para buscar un poblado, un camino o un claro donde pedir auxilio, tarea difícil dadas las complejas condiciones del terreno…

Claramente el cine no es el mejor aliado para el turismo en Alaska y demás zonas polares: Estación Polar Cebra, La Cosa, Riesgo Total, una de Steven Seagal que se me va el nombre, todos filmes que hacen ver a Alaska como un lugar inhóspito, salvaje e indómito donde sólo unos pocos sobreviven.

Sin embargo, lo que podría poner a Alaska como el peor destino para viajar y volver a los esquimales en unas furiosas máquinas de destrucción masiva, en realidad sirve como gancho para aficionados al deporte extremo y outdoor, así que las cosas en realidad no están tan mal.*

Lo cierto es que el ambiente hostil que se pretende otorgar al subcontinente helado, sirve para armar buenas películas, y Un Dia Para Sobrevivir no es la excepción. Menos si protagoniza el gran Liam Neeson quien, sin proponérselo,se ha convertido en uno de los grandes del cine de acción de la actualidad, aun cuando ya ronda las cinco décadas de edad.

Y menos mal que está Neeson, porque a decir verdad la dispareja dirección de Joe Carnahan (quien en 2010 tuvo un pasar más que digno con el remake de Los Magníficos) si bien cumple en las escenas de acción con nota azul, el resto de la película se vuelve confuso y lento. Demasiado para un filme con vocación de acción, especialmente si al final se va cayendo y existe una escena post-créditos que no aclara mucho.

La presencia de Neeson en el filme, de manera casi omnipresente (aparece fácilmente durante el 95% de la película) mejora las cosas y hace que uno se quede hasta el final, hasta encuentre buena una película que de otro modo no sería tanto. Neeson acapara gran parte de la película, y lo agradecemos por eso.

No es que sin Neeson Un Día… se vuelva un filme para el olvido. Sería un trabajo digno, respetable, pero que podré seguir viviendo al otro día sin haberla visto. La presencia del buen Liam le sube considerablemente los bonos.

Sucede. Para bien o para mal, no es primera vez ni la última que un solo actor levante una película. Así que habrá que acostumbrarse.

***

THE GREY

Director: Joe Carnahan

Int: Liam Neeson; Dermont Mulroney; Frank Grillo; Joe Anderson

Acción

2012

*Si bien a los nativos de Alaska no les moleste la imagen que el cine da de su pueblo, puede que a los animalistas si. Hay varias escenas, algunas bastante gráficas, de violencia contra animales. De hecho, muchos fanáticos reclamaron contra la película por esto. De nada sirve explicarles que, en el peor de los casos, son personas luchando por su vida, y que esto es FICCIÓN, los cuerpos de animales expuestos no son reales. ¿De qué sirve el esfuerzo? Mucho veganismo mata el cerebro parece. 

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

70 años de Bambi…poniendo algunas ideas en orden

Debo confesar que la primera vez que ví a mi mujer, ésta se llevó una horrible impresión de mi, pues tuve la mala ocurrencia de ningunear Bambi.

Pasó el tiempo y luego de redimirme con mi futura cónyuge (esta columna tiene un poco de eso, y otro poco de pagar una deuda pendiente), y ya que la vida suele dar segundas oportunidades, me reencontré con Bambi, esta vez en su versión remasterizada en dvd. Y estaba yo equivocado, porque este filme, que hoy cumple 70 años desde su estreno en Nueva York, en realidad tiene todos los ingredientes para ser considerado un clásico.

La historia, basada en un cuento del austríaco Felix Salten, seguro la conocen: Bambi es un pequeño ciervo, hijo del gran Príncipe del Bosque, que va descubriendo el entorno en que vive junto a su madre y a sus amigos más cercanos, el divertido conejo Tambor y el zorrillo Flor. Bambi, quien algún día se convertirá en señor de este bosque, no tardará en ver el lado feo de la vida cuando aparezca el hombre, lo que le costará la vida a su madre (la escena más trágica y triste del cine animado, al menos hasta la muerte de Mufasa) y la aparición de un padre frío y e indiferente.

Sé que no es una justificación por mi parte, pero caí en un error común: Bambi es un título subvalorado por sus propios realizadores incluso. No goza de la popularidad de las colecciones de Princesas o Hadas de Disney, ni cuenta con los buenos auspicios que otros títulos. No siempre, más bien casi nunca lo encuentras haciendo zapping en los canales de Disney. Preguntas por Bambi en la calle y de cada diez personas siete no la van a recordar y de las tres siguientes una va a dudar antes de responder.

Si, es cierto, ha sido citado por más de una vez en la cultura popular (Los Simpsons, por ejemplo, han recurrido a Bambi algunas veces) pero aún así queda la sensación de poco.

En suma, se trata de un filme que, pese a que ya ha sido lanzado en dvd y blu-ray, aún así no goza del favor de sus propios realizadores. No como deberia al menos, y este es uno de los momentos en que piensa realmente que tienen la cabeza los ejecutivos de Disney que en vez de programar en sus parrillas un filme como éste sí lo hace con esperpentos como Peter Punk o Estoy en la Banda(criando además a las nuevas generaciones con gustos musicales lamentables).

Bambi es un filme completo: tiene acción, romance, drama, tragedia, comedia (Tambor y Flor corren con esa responsabilidad, aportando algunas de las escenas más divertidas del filme), secuencias cuidadamente diseñadas y un complejo proceso de producción, que incluyó a sus dibujantes contemplando durante horas ciervos y otros animales en su habitat natural, cosa que ningún estudio había intentado hacer hasta ese momento, Bambi sienta varios precedentes en cuanto a producción y argumento: es el primer filme animado que no sólo muestra una escena así de trágica como la muerte de Bambi en forma casi explícita, sino que además es por un enemigo real, no un mago ni un ser extradimensional, sino que el mismo hombre, denunciando de paso a que nivel de irracionalidad ha llegado el ser humano.

En ese sentido, su referente más próximo, El Rey León, estrenada 50 años después, guarda con Bambi más de una similitud en cuanto a su contenido. Cambiemos la muerte de la madre por la muerte del padre y quitemos al padre indiferente de uno y en su lugar hagamos que el hijo rechace su destino y se deje devorar por la culpa. Todo lo demás es casi lo mismo, hasta los amigos pasteles (Tambor y Flor, Timon y Pumba).

Siete décadas cumple este ciervito hoy, desde la primera vez que se mostró en la gran pantalla, convirtiéndose rápidamente en un clásico. Clásico que, en mi modesta opinión, y aún cuando, repito, tiene dignas versiones en formatos digitales y hasta una secuela lanzada directamente al formato casero, tengo la sensación que no se le ha reconocido, no se le valora, como corresponde. No se extrañen después si uno no juzga las obras como debiera. Esperemos que las próximas generaciones si aprecien esta obra como corresponde.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

claves para entender el big bang

Cinco años han transcurrido ya desde que el primer capítulo de The Big Bang Theory viera la luz y ad portas de iniciar su temporada seis, uno no puede sino reconocer los méritos de esta sitcom, porque en un medio como el actual, donde series que se anuncian con bombos y platillos son canceladas antes de terminar su segundo ciclo (en el mejor de los casos), superar las cinco temporadas no deja de ser meritorio.

Cinco años no pasan en vano, como nos pudimos dar cuenta al finalizar la última temporada, con la boda de Howard y Bernardette. Y si bien se puede decir que ya no es tan graciosa como antes (ni tampoco he visto sus símiles más próximos como How I Met Your Mother y Community, como para hacer un paralelo) lo cierto es que la fórmula “comedia sobre las aventuras y desventuras de una pandilla de amigos” no se agota.

Aqui van algunas razones por las cuales The Big Bang Theory sigue siendo la gran comedia estadounidense en la actualidad:

1.-Sheldon Cooper

Acaso el gran personaje cómico estadounidense de los últimos años, Sheldon, encarnado por Jim Parsons, ganador de dos Emmy seguidos por este trabajo, es la prueba viviente de que haber sido superdotado, haberse graduado de un doctorado siendo adolescente y tener un CI de 187, no te hace mejor persona.

Por el contrario, Sheldon es un individuo realmente desagradable: egocéntrico; egoísta; antisocial; víctima de un transtorno obsesivo-compulsivo que lo empuja a programar hasta la más simple de las actividades, entre ellas las comidas (si un simple sandwich no tiene sus ingredientes en el orden y cantidad exactas, muy probablemente te ganarás su odio) y sobre todo el aseo (se ducha dos veces al día y es un maniatico por la desinfección); mira a todo el resto del mundo como sus inferiores, o bien como sus enemigos mortales (tiene una lista de enemigos desde 1989); suele ser incapaz de aceptar cuando ha sido derrotado (como cuando en vez de reconocer que no sabía conducir, se justificó diciendo que era un ser demasiado evolucionado para ello) ni de reconocer los logros ajenos, aunque es feliz al enrostrar las caídas de otros; enfermo de la cabeza por el orden y la programación, suele hacer firmar contratos o acuerdos, sea de amistad, compañeros de casa o noviazgo, donde las estipulaciones son en su mayoría impuestas por él; y pese a su natural desidia para con el resto de la especie humana, respecto de sus ídolos cambia totalmente, llegando al extremo del acoso, según pueden acreditar Leonard Nimoy, Stan Lee y Stephen Hawking, y por lo general ajusta las reglas de los juegos para ganar a toda costa (piedra, papel, tijera, lagarto, spock) y cree que los grandes problemas de la humanidad se resolverán el día que gane el Premio Nobel que, injustamente, le han negado toda su vida. Es además un maestro a la hora de derrumbar la autoestima de los demás, y por lo general malinterpreta las cosas, no sabemos si de adrede o no. Por ejemplo, alguien dice “Tengo un problema”, Sheldon dirá “Que problema? aún no eres capaz de asumir que sólo serás un simple (completelafrase)?” y es un peligro cuando se enferma, pues se vuelve varias veces más cargoso de lo que ya es. Sin embargo, Sheldon en el fondo es una buena persona, no tiene malos pensamientos ni prejuicios (negros, judíos, asiáticos, gays, cristianos, ateos, en fin, para él son todos iguales: todos están varios niveles bajo suyo) y tiene buenos sentimientos. Claro que para dar con ellos hay que escarbar…en granito.

Sheldon se ha convertido en el centro de la serie, siguiendo esa fascinación del gringo por los personajes desagradables: Homero Simpson, Peter Griffin, Eric Cartman (americanos medios, brutos, insufribles, ignorantes, egoístas, prejuiciosos, y en el caso de Cartman, racista y clasista) pero que sin embargo, se vuelven, como el propio Sheldon lo dice, el pegamento que mantiene unidos a sus grupos.

2.-Los demás protagonistas.

Cada uno de los restantes personajes aporta su algo para el funcionamiento de la serie: Leonard (Johnny Galecki) es lo que podríamos llamar el personaje normal de la serie, al lado de las descabelladas características de sus amigos. Prueba de ello es que en cinco temporadas le hemos conocido tres o cuatro parejas medianamente estables), pero siempre suele ser víctima de su mala suerte, de años de ninguneo materno (su madre, una brillante psicóloga que normalmente lo ignora, acostumbra sacarle en cara que no fue superdotado como sus hermanos),sus propios errores o simplemente del hecho de vivir con Sheldon. Penny (Kaley Cuoco) es la persona normal del elenco, cuyos problemas surgen principalmente del hecho de vivir en el mundo real: sueña con un futuro como estrella de cine mientras vive de su trabajo como garzona y barwoman y apareciendo en obras de teatro de pacotilla, además que por lo general gasta más de lo que gana…aunque sus finanzas no son el único desorden de su vida (su casa por lo general es un chiquero de ropa y trastos varios, además que le gusta demasiado beber); Howard (Simon Hellberg), el único del grupo que no tiene un doctorado(además de Penny, claro), si bien no cede en su obsesión por el sexo, ha dejado de ser el autoproclamado imán para las mujeres (en su imaginación) luego de conocer a su novia y luego esposa Bernardette(Melissa Rauch), a quien se unió por una gran cosa que tenían en común: no aguantar a sus madres. Rajesh (Kual Nyvaar) aparte de sufrir por su calidad de inmigrante, debe lidiar con los problemas de no podr hablarle a las mujeres a menos que esté ebrio, y con ciertos detalles personales que lo hacen ver afeminado. Finalmente, Amy Farrah Fowler (Mayim Balik), partió como una versión de Sheldon con faldas, pero con el tiempo se ha vuelto más sociable y sentimental que su “amigo/novio/aunque/diga/que/no/son/novios”, convirtiéndose en una especie de versión humanizada de Cooper.

3.-Secundarios e invitados.

Cada personaje secundario de The Big Bang Theory también aporta su grano de arena al show. Por un lado, los amigos y colegas de los protagonistas: Leslie (Sarah Gilbert), doctora en física, ex pareja de Leonard y que tuvo un pequeño affaire con Howard, enemiga de Sheldon por diferencias irreconciliables entre sí a partir de sus teorías en física cuántica, motivo por el cual no deja pasar sin insultarlo cada vez que puede; Barry Kripke (John Ross Bowie), otro físico de la misma universidad, de quien Sheldon quiso ser amigo buscando como ingresar a un restringido sistema operativo, sin éxito. Arrogante como el solo, desde ese día Barry no pierde oportunidad de humillar a Sheldon cada vez que puede; Will Wheaton, ex actor de Star Trek, se convirtió en enemigo de Sheldon cuando éste asistió de niño a una conferencia de Trekkies esperando que Wheaton le autografiara una figura de acción, convención a la que Wheaton a última hora no asistió. Wheaton solía burlarse de Sheldon hasta que lo convenció de hacer las paces hace un tiempo. Finalmente Stuart (Kevin Sussman), administrador de la tienda de cómics a la que van los protagonistas, dibujante frustrado y por lejos el más perdedor de toda la serie. Normalmente perseguido por las deudas, intentó sin exito conquistar a Penny y luego a Amy Farrah Fowler.

Por otro lado, las familias de los personajes también aportan lo suyo: los padres de Raj, que se conectan por Skype desde la India para vigilar que su hijo no se mande condoros; la madre de Sheldon (Laurie Metcalf), cristiana acérrima, es la única persona capaz de mantener a raya a su hijo, al igual que su melliza Missy. Beverly (Christine Baranski), la madre de Leonard, mantiene una relación distante con su hijo, a quien considera poca cosa; no así el padre de Penny (Keith Carradine), que aprecia a Leonard por ser el único novio de su hija que no es un bueno para nada. Por ahi tenemos a Priya (Arti Mann), la hermana de Raj, que tuvo una relación con Leonard que la distancia hizo insostenible (Priya debió volver a la India y por Skype la cosa no funciona mucho).Y claro, la madre de Howard, a quien solo escuchamos gritar para discutir con su hijo, no obstante adora a su nuera Bernardette pese a sus diferencias obvias (los Wolowitz son judíos, Bernardette es católica).

Otro tanto son los invitados que ha tenido la serie, principalmente relacionados al mundo de la sci-fi y de la ciencia: Summer Glau (The Sarah Connor Chronicles), Eliza Dushku(Dollhouse), Katee Sackoff(Battlestar Galactica); Charlie Sheen; George Takei, Levar Burton, Bret Spiner y Leonard Nimoy (Star Trek), Stan Lee, Steve Wozniak y Stephen Hawking, entre otros.

4.-Evolución

En cinco temporadas, es natural que los personajes evolucionen en algo. Si bien mantienen sus características principales, todos han tenido que pegarse un cambio. Sutil, quizás, pero cambio al fin: Leonard ha aprendido a confiar más en si mismo; Penny aprende que no se puede seguir tomando decisiones equivocadas en la vida y trata de superar ciertos hábitos (el derroche y el alcohol); Howard deja de perseguir mujeres inalcanzables para consolidarse con la mujer que ama; Raj ha tenido que aprender a sacar la voz (salvo con las mujeres, claro) y Sheldon aprende que tener un poco de humanidad no lo va a matar.

5.-Bazinga!

Vamos, no hace falta haber visto la serie para conocer esta frase. Hasta los hijitos de papá que se compran poleras con memes en el Euro o en el Portal Lyon para demostrar que son cool, han visto y usado prendas con esta frase.

Y que en el mundo es ¡Bazinga!?

Simplemente una palabra inventada por Sheldon para avisarle a su interlocutor que ha caído en una de sus bromas. Bromas que por lo general uno no sabe si son comentarios muy inteligentes o simplemente pelotudeces sin mucha gracia. Cuando pongas cara de duda ante lo que Sheldon te acaba de decir, el te quedará mirando con una sonrisa maliciosa y te dirá cuando menos lo esperes ¡Bazinga!

Bazinga vendría siendo el equivalente sheldonlandés a “Gotcha!” o nuestro muy propio “Te ca…!”

6.-Los titulos de los episodios, y los easter eggs.

Aqui tenemos otro tema de conversación que da para largo. Todos los episodios han sido titulados con asociaciones entre descubrimientos científicos, experimentos, procesos y situaciones que se dan en cada capítulo. O bien con los gustos personales de los personajes. Así, por ejemplo, hemos conocido títulos como The Luminous Fish Effect, The Middle Earth Paradigm, The Tangerine Factor o The Friendship Algoritm.

Un poco relacionado con lo mismo, seguro que a lo largo de la serie, al igual que en muchos capítulos de Futurama, debe venir más de algún chiste o dato que para el individuo común pasa piola, pero que para un matemático o físico debe ser hilarante o muy interesante, o simplemente, datos inútiles acerca de la ciencia ficción y de la trivia. Más de una vez me he visto a mi mismo diciendo “es verdad” o negando validez a algún comentario hecho al pasar por los personajes.

Como sucedió por ejemplo, en la primera temporada, el día que Sheldon fue expulsado del grupo que Leonard, Raj y Howard armaron para competir en un concurso de ciencias. Uno de ellos propuso sustituir a Sheldon con la actriz Mayim Balik quien, en la vida real, tiene un doctorado en neurociencia. Dos temporadas después, la misma Balik encarna a Amy Farrah Fowler, doctora en, era que no, neurociencia. Ese sí que fue un Bazinga!.

-Otras curiosidades:

*La sitcom noventera Roseanne, protagonizada por Roseanne Barr y John Goodman, reunió a tres personajes de TBBT: Sara Gilbert (Leslie) encarnaba a Darlene Conner, la hija adolescente de la pareja, que tenía un novio, David, encarnado por Johnny Galecki (Leonard) desde entonces ambos son muy buenos amigos. Otro personaje recurrente en Roseanne fue Jackie Harris, encarnada por Laurie Metcalf, hoy conocida como la mamá de Sheldon.

*También en los noventas hubo una sitcom llamada Blossom, protagonizada por una preadolescente Mayim Balik. En un capítulo, el mismo Johnny Galecki hizo un personaje secundario.

*Durante estos años de The Big Bang Theory, Johnny Galecki (otra vez) y Kaley Cuoco(Penny) tuvieron una relación sentimental fuera de sus personajes. Y al igual que en la ficción, la cosa no duró mucho. Quien lo diría, Leonard tiene la pura cara de h… Solo le falta Melissa Rauch.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

personalidad múltiple

Esta es la vida de Stefan Kramer, el más popular imitador chileno, quien luego de años de exitosas presentaciones, ha logrado una importante carrera en el medio, con actuaciones en todo el territorio nacional a tablero vuelto.

Sin embargo, su éxito profesional no ha ido a la par con su vida familiar, y su mujer, Olivia (Paloma Soto) cree que ha descuidado a su familia, sin dejar tiempo para ella y sus hijos.

Esto será aprovechado por el Presidente, el Alcalde y otros personajes que, hartos de ser imitados por Kramer, urden un enredado plan para vengarse de él…

Chile es un país de humoristas. De otra forma no se explica el éxito que tienen los humoristas en el país, que haya concursos de talentos dirigidos sólo a la especialidad y que sean éstos los que mejor rating logran cada año en Viña del Mar. Pero, seamos honestos, esta popularidad no siempre va de la mano con la calidad, y la mayoría de chistólogos de este país recurre a los mismos temas: chistes fáciles y simplones sobre la cintura para abajo, la impotencia o burlarse de las minorías.

Por eso son realmente escasos los especialistas en hacer un humor de calidad. Y Stefan Kramer es uno de ellos.

No sólo por la impecable factura de sus presentaciones, sino también por la agudeza de sus rutinas, sus cojones para burlarse sin empacho de ciertos personajes (en la Teletón 2010 y 2011 se rió lo más bien de Piñera en su propia cara) y porque ha sabido mantener una carrera sin gastarse. De ser invitado frecuente en televisión, pasó a las presentaciones no televisadas, lo que ha significado generar ansiedad por verlo, con el consiguiente éxito de público.

Así es como supo armar su primera película, Stefan vs Kramer ,que en ´pocos días en cartelera ha arrasado con cuanto ranking de taquilla ha tenido al alcance.

Dirigida por Kramer junto a Sebastian Freund y Eduardo Prieto, y post producida en los Weta Workshop, Nueva Zelanda, la misma empresa de Peter Jackson, S vs K representa un tipo de comedia que acá no se hace nunca, aunque en otras industrias se hace a cada rato: comedias sobre famosos con famosos reales incluidos. Si, un tipo de cine que a nivel nacional no se hace, primer punto a su favor.

En seguida, es un filme que sin ser perfecto ni redondito, funciona. Quizás al final se cae un poco, pero nunca baja las revoluciones: uno se ríe desde el principio de la película hasta el fin (principalmente por el tremendo trabajo de Kramer, notablemente caracterizado en más de una docena de personajes de distintos ámbitos del acontecer nacional) pero también a ratos se emociona. Gran aporte es Paloma Soto, cónyuge de Kramer en la vida real, también imitadora y cantante, quien, a diferencia de su personaje en la cinta, no tiene por donde sentirse opacada por su popular marido. La película cuenta con un guión y un humor bastante inteligente que deja a otras cintas del género humorístico como lo que son: vergonzosos botaderos de plata y celuloide (cofcofRumpycofcofBellonicofcof).

Y debo confesarlo, en algún momento desconfíe de este filme, pero dejé de hacerlo cuando vi el empeño puesto por Kramer en su proyecto.

Para algunos sesudos que exigen ver un cine chileno con más contenido e identidad propia y que van a repudiar esta cinta por imitar un modelo extranjero y repetido, simplemente les digo: que bueno que asi sea¿Como vamos a tener una industria cinematográfica si no nos creemos el cuento? Kramer se lo creyó, y ahi tienen.

A ellos los desafío: búsquenle los defectos que quieran, puede que se los encuentren (si usted es de derecha, muy probablemente asi sea, incluso se inventará defectos) pero aún así no podrán encontrarla mala. Estarán muy ocupados riéndose como para pensar en ello.

***

STEFAN VS KRAMER

Director: Stefan Kramer, Sebastian Freund, Eduardo Prieto

Intérpretes: Stefan Kramer, Paloma Soto, Javiera Acevedo, Felipe Avello, Martín Cárcamo, entre otros.

Comedia

2012

PD: Si, la escena que hizo Felipe Camiroaga justo la noche anterior de su viaje fatal a Juan Fernández…y la escena es bastante sobria, respetuosa y hasta emotiva. Así que los trolls que hicieron una campaña viral para que la escena fuera cortada..búsquense una vida. O una isla.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

la historia termina, la leyenda asciende

Han pasado ocho años desde la última vez que fue visto Batman (Christian Bale), perseguido por la policía y acusado de dar muerte al ex Fiscal Harvey Dent, mismo tiempo que el crimen organizado ha sido erradicado de Gotham City, viviendo la ciudad una inédita época de armonía y seguridad, aun cuando unos pocos conocen la verdad sobre la muerte del ex fiscal.

En estos años, poco se ha visto además al industrial Bruce Wayne(Bale), quien vive recluido en su mansión fuera de la ciudad, junto a su mayordomo Alfred Pennyworth (Michael Caine). Sin embargo, todo eso termina cuando, luego de un banquete ofrecido en su mansión, la ladrona Selina Kyle (Anne Hathaway) sabotea su bóveda y sustrae una preciada joya familiar, entre otras especies, como las huellas digitales de Wayne.

Investigando sobre el paradero de Kyle, a quien los medios han llamado La Gata, Wayne conecta varios delitos cometidos por la ladrona, relacionados con una célula terrorista encabezada por el mercenario Bane (Tom Hardy), alguna vez miembro de la Liga de las Sombras. La sóla mención de este nombre y la paliza sufrida por el comisionado Jim Gordon(Gary Oldman) a manos de Bane, fuerzan a Wayne a salir de su retiro…y revivir a su enmascarado alter-ego…

La saga iniciada en 2005 con Christopher Nolan a la cabeza llega en su último capítulo y con las expectativas por las nubes luego de las anteriores películas de este realizador. Y lo cierto es que ha despertado un acalorado debate entre críticos y fans sobre hasta donde se han cumplido tales expectativas.

Para algunos es uno de los grandes estrenos del año 2012, mientras que otros la consideran una decepción. Un tercer grupo declara que parte muy bien pero se va desinflando, en fin..,lo único seguro es que nadie con dos dedos de frente ha dicho que Batman: El Caballero de la Noche Asciende (en adelante Asciende) sea una mala película. Porque no lo es.

Vamos por partes.

-¿Es una buena película?

Si que lo es. Fiel al esquema Nolan, Asciende es un filme apasionante, lleno de intrigas, con importantes vueltas de tuerca, secuencias de acción logradas y abundantes imágenes de gran factura, además de bastante fan-service.Si bien existen ripios en la historia (el último tercio de la película comprende algunas situaciones resueltas muy a la rápida) la narración corre de manera inteligente y llevada a buen puerto con la buena mano de Nolan, conjuntamente con un buen trabajo del casting. Christian Bale encabeza impecablemente y confirmándonos que es el mejor Batman live-action de todos los tiempos, mientras que Anne Hathaway se luce con una sorprendente Catwoman (aunque sin llegar al tremendo nivel de Michelle Pfeiffer, a estas alturas un ícono del cine) y el cada vez más en alza Tom Hardy le da a Bane la dignidad que nunca había tenido en cine y que en el cómic había perdido hace rato, haciendolo un personaje realmente temible.

-¿Es una buena adaptación?

Si. Tal como pasó con las anteriores realizaciones de Nolan, recoge elementos de importantes sagas batmanianas como Kinghtfall, Tierra de Nadie o The Dark Knight Returns, mezclando las cantidades justas de cada una para lograr un todo único e irrepetible.

-¿Es una buena película de superhéroes?

Distingamos. Batman, según Nolan, nunca ha sido concebido como un superhéroe, de capa, máscara, poderes y buenas intenciones, sino como un vigilante, un justiciero más idóneo para los tiempos que corren en un mundo post 9-11. El Batman de Nolan está más cerca de Jack Bauer, CSI, al cine de Michael Mann o el actual James Bond. Y ante todo, la gran virtud de Nolan fue convertir a Batman en un personaje posible, factible, realizable. En ese sentido, es una muy buena película.

Ahora, si ud. no se traga esta teoría, aún así hay que decirlo, es una muy buena película de superhéroes, superior por mucho a otras de su género. Veamos, este mismo año se estrenaron buenas realizaciones de la especialidad como Avengers y Amazing Spiderman. Las diferencias entre éstas y Asciende se deben a un tema de objetivos. Así, Avengers aspira -y logra- ser un muy buen filme en su ámbito, mientras que Asciende trascender su espectro y dejar una huella a nivel transversal. Y lo logra.

-¿Supera o iguala al menos a su predecesora, El Caballero de la Noche?

Pregunta capciosa que intentamos responder. Digamos que no la supera, no por falta de méritos, sino porque Caballero…es un trabajo varias veces superior, cercano a la perfección, al punto de marcar un antes y después en la historia de las adaptaciones de cómics, subiendo muy alto la vara por la que estas serán medidas. Tenemos que sumar la imponente y estremecedora actuación de Heath Ledger en ese film, no olvidemos que su Joker le subió los bonos hasta las nubes.

Asciende no logra los mismos niveles de perfección (ni es su obligación hacerlo, por cierto) ni tampoco hay en su destacado cast alguien cuyo desempeño alcance los niveles de Ledger cuatro años atrás. Aunque Bale, como dijimos, se le acerca bastante. Lo mismo respecto a Joseph Gordon-Leavitt, quien interpretado al detective Blake se apunta varios de los mejores pasajes de la película.

Concluyendo, Christopher Nolan inició hace siete años una saga que se le entregó en un acto desesperado, logrando una más que correcta primera película, tocando el cielo y más arriba incluso con su segunda parte, y cerrando de forma más que digna la historia con este tercer filme. Difícilmente un héroe de ficción vuelva a verse tan real. Y difícilmente el hecho de ponerse una capa alcance la misma jerarquía.

Podemos dormir en paz.

****1/2

THE DARK KNIGHT RISES

Director: Christopher Nolan

Intérpretes: Christian Bale; Tom Hardy; Anne Hathaway; Joseph Gordon-Leavitt; Michael Caine; Gary Oldman; Marion Cotillard: Morgan Freeman; Liam Neeson

Acción/Superheroes

2012.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata