el funeral de la amistad

Esta película pasa piola en la programación del cable y poca gente se fija en ella al pasar por la estantería del videoclub. Es más, casi no se estrena en cines en EEUU, y sólo lo hizo más de dos años después de terminado su rodaje. Pero a decir verdad, quien ignore este filme se está perdiendo de algo bastante bueno.
envidia1

La envidia mata (Envy, dirigida por Barry Levinson,2004) nos presenta a dos amigos: Tin Dingman(Ben Stiller) y Nick Vanderpark(Jack Black). Se conocen desde chicos, son vecinos, sus esposas son amigas, sus hijos también, trabajan en una misma empresa, en fin, pero tienen una diferencia sustancial: Tim es un tipo frío, disciplinado y centrado, mientras que Nick pasa mucho tiempo en las nubes y pensando en las más insólitas invenciones.La última de sus ocurrencias es un spray que elimina la caca de perro. Tim considera que esta es sólo otra más de las locuras de Nick, por lo que se niega a prestarle los dos mil dólares que este le pide para producir el invento.
Con todo, Nick consigue materializar su idea y en poco menos de dos años se ha vuelto multimillonario, y ha convertido su casa en una mansión con parque de diversiones, club de campo y pista de carreras, todo a vista y paciencia de sus vecinos, sobre todo de Tim quien empieza a sentir las consecuencias de la frustración, la autoflagelación y la envidia.
Si todo eso no le dice nada, aqui hay cinco razones para darle una oportunidad a esta comedia la próxima vez que pase por el videoclub.

-Humor con sesos: la comedia no tiene porque ser siempre una sucesión de momentos descerebrados, ni para parecer inteligente tiene que caer en zonas rebuscadas o clasistas.La envidia mata hace reír sin hacer quedar como estúpidos ni a sus protagonistas, ni a sus espectadores.

-Ben Stiller y Jack Black, dos de los mejores comediantes de la actualidad en su segunda colaboración(ya se habían topado en The Cable Guy,1996, donde Stiller dirigía), y la química entre ambos es enorme.

envida5

-Ya quisiera que la dueña de mi casa y madre de mis hijos se parezca un poco a Rachel Weisz, en esta película pareja de Ben Stiller(incluso con los horrorosos peinados que le toca usar).
 

 

-Christopher Walken es un capo. Lo he visto aparecer en películas muy malas y siempre hace salvar la plata. Aquí ocupa un rol secundario, pero que él se encarga de hacer ver aún más grande.

-Lo breve: con créditos y todo suma apenas 99 minutos que se pasan rapidito. Lo bueno, si breve…

Déle la oportunidad.

envidia4

fretamalt@hotmail.com
fjretamalt@gmail.com

 

 

Anuncios

navidad solitaria

Fue uno de los grandes temas de la semana. No, no estoy hablando a la controversia por el cada vez más abusivo precio que cobran las productoras de eventos por las entradas a conciertos (podría tomar partido por un bando o por otro, pero como las bandas que me gustan vienen tan de cuando en cuando, fíjense en marzo estuvo Iron Maiden y recién en octubre Depeche Mode), al final me termina dando lo mismo (además soy cliente de un banco que tiene convenios con algunas productoras para preventas, así que opinar al respecto sería poco ético en varios sentidos).

entrada2

En realidad me refería a la salida de cartelera de Navidad, filme de Sebastián Lelio, con una publicitada pasada por varios festivales y que a una semana de su estreno ya había sido retirado de la gran mayoría de salas en que se exhibía. Algo que pasa con todos los filmes, tarde o temprano, pero que impacta en cuanto es un filme nacional. Junto con Teresa, ya son dos los estrenos chilenos que tienen corta vida en salas en lo que va del año.

Es preocupante, cierto, pero parte del juego es ganar y perder. Hoy le tocó a Lelio (que antes se llevó un éxito de taquilla y crítica con La Sagrada Famila), el año pasado le tocó a Nicolás López, pero peor le fue al responsable del filme Secuestro, estrenado con más de cuarenta copias y con un presupuesto gigante y que no pasó del millar de espectadores.

navidad

Lo cierto es que Navidad sigue en cartelera, pero en menos salas y menos funciones (apenas dos funciones en tres días a la semana en una sala del Hoyts La Reina, y en dos salas de Cinemundo, mientras que en Cinemark ya no figura) y eso es un claro indicio de que tiene las horas contadas.

¿Como se explica esto?

Podríamos ponernos resentidos y echarle la culpa a los blockbusters de temporada que copan salas e incluso ocupando más de un auditorio por complejo, pero sería tomar el camino fácil. Además, el último estreno del género (G.I.Joe) fue hace más de tres semanas y tampoco la rompió como se esperaba (no es ni Transformers ni Harry Potter). Además, el peak de vacaciones de invierno ya pasó y volvemos a la taquilla normal.

Lo otro sería que alguien haya leído las críticas que, en el caso de Navidad, si bien es cierto coinciden en que la idea es interesante, tampoco han sido tan benévolas (promediando las dos estrellas). Pero, en honor a la verdad, el público que va al cine ocasionalmente, no cinéfilo, no militante, ese que solo ve los éxitos de temporada, ¿lee las críticas? A menos que sea para despotricar que este hueon que le paguen por ver películas, pero la regla general es que no.

La tesis más razonable iría por el lado de la sobreoferta. Me explico. Se estrena La Nana y anda soberanamente bien en recepción y taquilla. Se estrena Navidad y este fin de semana se estrenó un documental sobre Nicanor Parra, y un par de filmes nacionales más, amén de una serie de películas que se vienen para más adelante. Siempre es bueno que en Chile se filme y estrene harto producto nacional, es saludable. Y es bueno también que se pasee por festivales y obtenga reconocimientos.

navidad1

Sin embargo, creo que hay que ser más criterioso a la hora de programar estrenos. Tener en cuenta que si bien hay más salas y más espacios para mostrarse, el público sigue siendo el mismo y en su gran mayoría, insisto, no es consumidor de cine habitual. Por lo mismo, hay que saber enganchar con ese gran público (que no se deja seducir sólo por la cantidad de laureles y logos de festivales que salgan en el póster) y no saturarlo. Mucho filme nacional en poco tiempo (cinco estrenos en tres semanas) al espectador standart lo confunde y lo cansa.

fretamalt@hotmail.com

fjretamalt@gmail.com

 

superreflexiones

¿Es Batman realmente un superhéroe? La tradición, el marketing y las estrategias de venta han terminado por situarlo en el espectro superheroico, pero ¿realmente lo es? si analizamos sus condiciones físicas (no tiene poderes o habilidades innatas. Habilidades, si, muchas, pero que fue desarrollando en forma autodidacta a lo largo de su vida), motivaciones (venganza, justicia por mano propia que realmente choca con el ideal de hacer el bien sin mirar a quien y hacer valer la ley y el orden sin cuestionamientos que pareciese ser el leitmotiv del héroe) y ciertas opiniones personales (donde en Superman prima la buena fe y la condición naturalmente buena del ser humano, en Batman es todo lo contrario.), no lo es.

batsignal-2014

Batman es más que un héroe un justiciero, un vigilante, un individuo que pasa por encima del stablishment para hacer valer sus términos….pero que gustosamente daría todo lo que tiene por no tener que hacerlo (se han fijado las ocasionales ucronías en que los padres de Bruce Wayne sobreviven? Bruce ahi aparece dedicado a las mujeres, al hedonismo, y a no salir de la cota mil en que vive, aunque la ciudad que lo rodea sea una porqueria (en buen chileno, estudiaría en la U. de Los Andes o en la Sek y su mundo se acabaría ahi)). Logan, Punisher, Daredevil, sus parientes más cercanos, tienen sobre todo ese factor en común con Batman, todos ellos bastante cuestionados por el resto de la comunidad heroica.
Pero bueh, lo importante es que con todo eso, y el mismo Superman lo reconoce, Batman camina por el lado del bien y si recurre a los métodos que emplea, es porque las circunstancias así lo han exigido. Y es por eso que, sobre todo las últimas décadas, el hijo de vecino puede sentirse identificado con él.

postié esta reflexión en una discusión reciente en somosblogs.cl (no me canso de recomendar esta comunidad, y hoy no será la excepción, visítenla!!) y me pareció tan buena…que no iba a dejarla ahí solamente. Iba a redactar algo sobre el semifracaso de Navidad (a una semana de su estreno ya ha sido retirada de la gran mayoria de salas en que se exhibía) pero bueh, habrá que esperarla otro poco no más.

fjretamalt@gmail.com

fretamalt@hotmail.com

 

catpower

Menos mal que la fuente no es de fiar. Según el diario inglés The Sun (la versión anglosajona de LUN, bah, hasta riman, no me había fijado), se habría confirmado a Megan Fox para encarnar a Catwoman (Gatubela) en la tercera parte de Batman, aun sin título.
CATwoman2
Pero era sólo eso, un rumor, por suerte. Primero, porque Christopher Nolan está abocado de lleno a la producción de Inception y aún no se ha confirmado guión ni fecha de inicio ni casting de la cinta que sucedería a The Dark Knight, por mucho que Michael Caine y Gary Oldman ya hayan confirmado a los cuatro vientos su partcipación. Segundo, porque Megan Fox muy regia será, pero no quisiera verla en el rol de la mayor enemiga-amor platonico-objeto de deseo del Murciélago.
Y es que con filmes como los realizados por Christopher Nolan para Batman, o las primeras de X Men, Spiderman o Ironman, incluso Watchmen, el tema de las adaptaciones de cómics se ha vuelto un tema serio, un escenario a partir del cual producir no solo filmes taquilleros, sino que además producciones respetables y que gocen de buena recepción. De ahí que los nuevos proyectos cinematográficos acerca de los personajes que luchan por la justicia se le asigne a directores con algo de talento, y a elencos que respondan a las expectativas. Y Megan Fox?¿Rica? indudablemente. ¿Con actitud? no lo discuto. ¿Buena actriz? eh…realmente es actriz? Además, después de la penosa experiencia de Halle Berry en 2004, me queda claro que Catwoman es mucho más que un físico bonito.

 

En fin, descartada ya esa posibilidad, no viene mal jugar un poco con la imaginación y revisar a quien le sentaría mejor el traje negro que cada noche usa Selina Kyle para saquear alguna joyería o calentarle la sopa al encapotado. Al más puro estilo hornbyano (de Nick Hornby, cualquier día de estos cae una reseña de sus principales novelas), mi top 5 de potenciales Gatúbelas del siglo XXI. (y sin mencionar a Angelina Jolie, la primera candidata extraoficial al personaje, a estas alturas un lugar común, ni a Catherine Zeta Jones -con diez años menos, de más. ni a Uma Thurman, quien ya suma una mala experiencia en el universo batmaniano)
CATmarioncot 
 

 

Marion Cotillard

La ganadora del Oscar por La vie en Rose y cuya presencia se hace sentir con cada vez más fuerza en Hollywood, CA, es el nombre que más ha sonado en los pasillos. De confirmarse el tándem Nolan-Bale a la cabeza del tercer proyecto batmaniano, muy posiblemente estaríamos ante una mujer gato francófona. Para entonces ya habrá sumado una colaboración con cada uno: en Inception con Nolan, y coprotagonizando Enemigos Públicos junto a Bale. Corre con ventaja.

 

CATrachelweis 

Rachel Weisz
También sonó en algún momento para visitar Gotham City. También cuenta con un Oscar en su currículum (por El Jardinero Fiel, 2006) y con un gran prestigio tanto en cine como en teatro. De nacionalidad inglesa, Rachel goza de una polifuncionalidad respetable: ha hecho comedia, drama, acción, suspenso, todos campos en que se desenvuelve con comodidad. ¿Contra? Unos tres o cuatro años de diferencia con Christian Bale, que podría chocar a algunos puristas.
(a partir de aqui, entramos en el terreno de la especulación propiamente tal)

 

 

Milla Jovovich
 

 

CATmillajov
Que la palidez de esta multifacética ucraniana no les engañe: Milla es una chica de armas tomar. Que lo diga Luc Besson que la dirigió en El Quinto Elemento, donde tenía en la palma de su mano al duro de matar Bruce Willis; o los zombies de Resident Evil, cabezas que ha cortado ya en tres entregas. No es mi primera opción, pero me parece válida.

Evan Rachel Wood
CATevanrach

 

Estos personajes medianamente turbios como la gatuna ladrona de Ciudad Gótica le vienen al pelo. Marylin Manson y el director de casting de True Blood pueden avalarlo. ¿Muy joven para el personaje? Ya es mayor de edad hace rato y físicamente no tiene ese aspecto de eterna adolescente de una Ellen Page o Emma Watson. Quien sabe, podria funcionar.
 

 

Kate Beckinsale

 

Guapa, atractiva, muy talentosa y no le hace el quite a las secuencias de acción (nadie que haya hecho Van Helsing o las primeras Underworld puede decir que es indiferente a este tipo de secuencias). Lo único que no me cuadra es como hacerla parecer una chica mala cuando uno de sus últimos papeles fue de dedicada madre de familia en Click.

CATbeckinsale

como siempre, si les viene otra actriz a la mente, no duden en postearla. En una de esas Nolan lee este blog y cacha algo de castellano. Podría recoger algunas cuantas sugerencias válidas.

fjretamalt@gmail.com

fretamalt@hotmail.com

 

más allá de Avatar

Respondiendo a la clásica pregunta post temporada de estrenos de verano(hemisferio norte)…¿y ahora qué?

No hay caso, he visto el trailer y abundantes imágenes de Avatar, el cada vez más esperado nuevo trabajo de James Cameron, pero no me pasa nada. Sé que ha creado una expectativa que crece con el paso de los días, y en aumento. Sé que está llevando el asunto de los efectos especiales a unos niveles nunca imaginados, dejando con la lengua afuera a Lucas, Spielberg y Zemeckis, y en general a todo aquel que haya visto el adelanto estrenado hace unos días. Y sé que, vamos, es James Cameron, el mismo que firmó una de las entregas de Alien y las dos primeras Terminator (y en la 3 se notó que no estaba ahí)

avatarJC

Pero no. Esa sensación de tengo que verla ahora o alguien pagará caro por esto que ha invadido a la comunidad cinéfaga mundial pasó al lado mío, de largo. No tengo desesperación alguna por ver este filme, ni apuro por llegar a su estreno, en diciembre (por el contrario, pienso en las últimas decepciones que tenido en materia de estrenos, correspondiendo en su mayoría al género sci-fi)

No cuando los Bastardos sin Gloria de Tarantino, con Brad Pitt a la cabeza se hayan puesto a la ídem de la taquilla estadounidense desbancando al District 9 producido por Peter Jackson (que también me interesa ver, hay que decirlo).

inglorious-basterds-cartel

No cuando se lanzó en trailer de Inception, el nuevo trabajo de Christopher “conlosbonosporlasnubestrasTDK” Nolan, con Leonardo Di Caprio, Marion Cotillard y Ellen Page (:p:p ambas), otro filme del género sci-fi pero más cercano al thriller(Dark City, la primera Matrix) que a la exploración por otros mundos tipo Star Trek.

No cuando ya circulan abundantes fotos de Ironman 2 que reúne a Robert Downey Jr. y Gwyneth Palthrow con un elenco de primer corte que nos trae al revalorizado Mickey Rourke, a Scarlett necesito-subir-mis-bonos-porque-con-el-auspicio-de-Woody-Allen-ya-no-me-alcanza Johanson, Don Cheadle, Sam Rockwell y las apariciones de Samuel L. Jackson y Edward Norton (permitiéndonos ilusionarlos a los más frekeados con la llegada de los Avengers al live-action).

No cuando en el horizonte, y en el más o menos corto plazo aparecen filmes como Shutter Island, la nueva apuesta del tándem Scorsese-Di Caprio, o Año Uno la nueva comedia de Jack Black y el cada vez más requerido Michael Cera.

No cuando tarde o temprano tendremos The imaginarium of Dr. Parnassus de Terry Gilliam, el Sherlock Holmes de Guy Ritchie, Where the wild things are, la apuesta fantástica de Spike Jonze y el regreso de Steven Soderbergh al celuloide con The Informant!…u otros títulos como Adventureland, The time traveler’s wife o 500 days of summer(los ojos de Zooey Deschannel lo valen), aún si haya que conformarse con verlas solo en dvd.

La historia es cíclica. Hace una década una superproducción de James Cameron (Titanic) acaparaba todas las miradas y atenciones, perjudicando al resto de la cartelera (curiosamente, también había un tarantinofilm entre medio, Jackie Brown). Y hoy pasa lo mismo. La ventaja es que ahora hay más multisalas, dvd, hasta *.avi donde escoger y regodearse. No es lo mismo, claro, pero es algo. Y hace diez años, era el dichoso barquito aquel o nada. Algo en que avancemos.

SJiron2

fjretamalt@gmail.com fretamalt@hotmail.com

 

 

 

 

peor es nada

La diaria rutina de Raquel(Catalina Saavedra) se ve interrumpida cuando una tarde, sus empleadores, los Valdés(Claudia Celedón y Alejandro Goic), un hogar de clase media alta la invitan a la mesa familiar para celebrar su cumpleaños, y agradecer los servicios que por tanto tiempo les ha prestado.

Una vez concluida la breve -y forzada-celebración, Raquel vuelve a su actividad normal: lavar la loza, guardar los utensilios, preparar la mesa para el desayuno, y a la mañana siguiente, despertar antes que los dueños de casa e iniciar la actividad diaria. Tal cual lo ha venido haciendo por lo menos durante los últimos veinte años.

Tanto tiempo de trajín termina por pasar la cuenta, y Raquel empieza a sufrir mareos y desvanecimientos cada vez más frecuentes, razón por la cual los Valdés se ven en la necesidad de contratar otra nana para que ayudar a Raquel…lo acepte o no.

Estaba yo equivocado. La culpa fue de Tony Manero y de todos aquellos filmes que lucen en sus pósters la insignia de algún festival de nombre raro, pero desconfiaba de La Nana, celebrada en Sundance, celebrada en cuanto festival se ha presentado y cada semana suma un nuevo reconocimiento. Ya saben, otro filme a la medida de los jurados de estos festivales pensaba. Pero tras leer las reseñas de un par de criticos más fiables (Dr. Zombie y Hermes el Sabio) decidí darle una oportunidad a eta historia sobre una institución más chilena que los porotos.

La ocupación de “nana” existe en Chile prácticamente desde la colonia y ha evolucionado en una institución nacional, que marca diferencias claras con sus símiles del mayordomo, ama de llaves o institutriz. Con esa historia, ha estado desde temprano en el inconsciente colectivo: su figura aparece en obras clásicas como Martín Rivas o Como en Santiago, y tras Ana González, y su personaje Desideria, se ha vuelto un personaje recurrente en la ficción criolla, principalmente como personaje de apoyo y de tintes humoristicos.

En este filme de Sebastián Silva el tema es abordado desde otro enfoque, más realista, más dramático, si se quiere, desde la óptica de un personaje que ha dejado a un lado su propio mundo para servir y velar por el buen funcionamiento de un grupo familiar del que a la vez es y no es parte. Tal vez no sea la primera oportunidad que se toca el tema, pero hasta ahora sólo se ha tocado bajo un prisma melodramático, digno del más lamentable culebrón caribeño.

Nana

Silva cambia el switch y plantea el asunto como un drama, aderezado con una dosis precisa de humor negro, de manera tal que si bien estamos ante una historia sobre la soledad, el aislamiento y lo que para algunos puede confundirse con la integración, los minutos transcurren rápido (es un filme breve, además) y el espectador, sin dejar de conectar con la historia, se divierte de lo lindo (quien dice que una comedia debe ser necesariamente tonta y sin sentimientos)

Gran parte de la responsabilidad de hacer de La Nana un filme que sobrepasa el promedio nacional, corre por la gran interpretación de Catalina Saavedra, permanente secundaria en TV, pero que aquí descoloca. Saavedra construye y convence con un rol tan acostumbrado a la rutina que le ha tocado vivir que ha terminado por mandar al carajo sus propias emociones, pero que instintivamente saca sus garras cuando ve amenazado su territorio, como queriendo decir “esto es mio, no es mucho, pero peor es nada y me pertenece”.

Reitero, estaba equivocado. Y si bien no me mató(no creo que esa sea su intención, lo que se agradece) me gustó y me divertí bastante.Sube los bonos de una alicaída temporada 2009 y de un cine chileno que se estaba estancando en el divertimento picaresco y el relato de alcoba. Providencialmente, el cine es un mundo mucho más amplio que eso.

***1/4

Nanaposter

La Nana

Director: Sebastián Silva…a partir de un guión de Sebastián Silva y Pedro Peirano

Intérpretes: Catalina Saavedra, Claudia Celedón, Alejandro Goic, Delfina Guzmán, Ana Reeves, Mariana Loyola.

Drama

2009

un saludo para somosblogs.cl, con quienes acudimos en masa el viernes a ver este filme

fretamalt@hotmail.com fjretamalt@gmail.com

 

 

 

 

uno y los otros

Fue a propósito de algo que leí en somosblogs.cl (visítenla, se divertirán, y lo mejor es que está libre de trolls odia-todo-menos-dar-jugo) que vien a razonar sobre porqué me gusta, o me acostumbré y no me molesta, ir al cine solo.

Como lo leen. Solitario, sin más compañía que una bebida o un paquete de galletas(no me gusta el pop corn). Sé que para el espectador no cinéfilo habitual, no militante, que va al cine por tener algo que hacer un fin de semana, por lo general acompañado, puede parecer raro o enfermizo. Pero ni lo uno ni lo otro.

cineespectador1

Vamos por partes. El hombre, desde los griegos, es concebido como un animal social, gregario, y la mejor manera para que el hombre pueda lograr su bienestar o plenitud es dentro de una sociedad (no la única vía, por cierto, pero si la más eficaz). No puedo ni voy a desconocer ello. Tampoco le hago el quite a partir a un cine acompañado, sea en grupo o en pareja (cuando vuelva a creer en ciertas cosas como la posibilidad de tener una relación de pareja estable, claro), pero a la hoa de entrar a una sala, prefiero jugar singles.

Por algo bien simple: soy un convencido de que existe algo parecido a la intimidad entre la pantalla y uno, aun cuando la sala esté repleta de espectadores. Pasa por hacerse la idea de encontrarse frente a un amigo de confianza que tiene algo que contarme, lo que me hace sentir mucho más cómodo que yendo acompañado, y he llegado a creer que en este caso, no veo la película.

Ir al cine no es una actividad colectiva, como ir al estadio o a un megaevento, donde si bien todos sus asistentes tienen su propio mundo interior y una opinión personal de lo que ven, a la hora de los balances es una sola gran masa. En el cine no pasa lo mismo, sobre todo si pensamos que hay buenísimas películas que en total no sobrepasan los mil espectadores. Tampoco uno entra a una sala a hacer headbanging o corear cánticos de barrabrava. No, al cine se va a conocer una historia que alguien le quiso contar a quien la quisiera oír, y cuando a uno le cuentan algo, lo normal sería escuchar atenta y respetuosamente. Por eso mismo es que, dentro de la sala. aun cuando haya que reír, llorar o chillar con la película, uno suele hacer shhhist!! llamando al silencio en la sala.

espectadores-500x375

Ello no obsta que el cine sea un canal para que las personas conecten entre sí, por mucho que ver cine sea una actividad en rigor individual. Pasa con la lectura, la actividad más individualista de todas (por mucho que los publicistas en el mundo editorial hayan inventado el evento del reading, leer sigue siendo una ocupación para uno) y no lo va a hacer el cine, cuya mejor expresión se da en una sala para no menos de ciento cincuenta individuos, donde tarde o temprano una de ellas terminará por entablar un vínculo, esporádico que sea, con otra.

Repito en algo que decía hace unos días, uno no conecta con sus amigos o simpatizantes por su profesión, tendencia política o religiosa, sino por las bandas que escucha, los equipos de fútbol por los que se desvela, o las películas o libros que lee. El cine es una actividad individual, a veces puede llegar a ser una adicción, pero providencialmente tampoco es un elemento aislante o alienante. Al contrario, las más de las veces opera como un vaso comunicante.

Pero ¿se responde de alguna forma el problema principal, esto es, como disfrutar mejor el cine? Opino que no hay una respuesta absoluta. Yo disfruto más en solitario, por una cuestión de intimidad, pero eso es sólo una opinión subjetiva, que en nada resta validez a la opción de ver películas en compañía de una o más personas, ni tampoco vamos a desmerecer por eso a la familia que va, como gran cosa, a ver el blockbuster de turno (es cierto que hay gente que no tarda en mostrar la hilacha, con el celular con ringtone reggetonero prendido, apuntar con esos estúpidos punteros láser a la pantalla o confundiendo la butaca con el living de la casa, o el WC, pero eso es tema para otro tipo de análisis)

a0006-000084

Todo eso es muy válido en cuanto no nos olvidemos el fin del cine en si mismo, cual es escuchar con atención la historia que alguien nos ha querido contar.

fretamalt@hotmail.com

fjretamalt@gmail.com