cosas de condominios

Es otro día de trabajo para Josh Kovacs (Ben Stiller), administrador de un lujoso edificio en pleno centro de Central Park, New York, donde su día se va en que los vecinos tengan una buena jornada, para lo cual dirige un completo equipo de mucamas, mayordomos, choferes, ascensoristas, entre los que se encuentra Charlie (Casey Affleck), su cuñado. Josh procura que todo el mundo se sienta a gusto, incluyendo el Sr. Fitzhugh(Matthew Broderick) ex ejecutivo caído en desgracia, a quien ayuda, cada vez que puede, para evitar que lo desalojen, y Arthur Shaw (Alan Alda) el próspero ejecutivo que vive en el penthouse de la torre.

Las cosas cambian totalmente el día que el FBI irrumpe en la Torre y arresta a Shaw por fraude financiero, apropiándose malamente de millones de dólares de inversionistas, entre ellos las pensiones de la totalidad de empleados del edificio.

Sintiéndose culpable, ya que fue él quien sugirió a su personal dejar sus fondos en manos de Shaw, Josh decide una misión casi imposible: entrar al departamento de Shaw y robar los 20 millones de dólares antes que el FBI los confisque, para lo cual contrata a Slide (Eddie Murphy) un ladronzuelo que cada mañana lo insulta cuando va al trabajo.

Echaba de menos a Ben Stiller, y echaba de menos a Eddie Murphy, pero sobre todo los echaba de menos haciendo películas buenas. Las últimas apariciones del primero sin ser del todo malas (Una noche en el museo 1 y 2, La Mujer de Mis Pesadillas, aunque aun tengo pendiente Little Fockers) fueron bastante flojas, mientras que Murphy parecía más preocupado de batir un récord de cuantos personajes podía hacer en una película en vez de que ésta fuera buena. Pues bien, con este Robo en las alturas, Stiller y Murphy se sacan los balazos y lavan sus más recientes pecadillos.

No es que sea una película extraordinaria de un director extraordinario, pero Brett Ratner, responsable de este filme, es del grupo de los cumplidores, es decir, de aquellos directores a los que lo único que se les pide es que la película salga bien. Y, salvo por X Men 3 (porque una cosa es pedirle a Ratner que haga las cosas bien, y otra muy diferente es que haga las cosas extraordinariamente, ahi se cae), el desempeño de Ratner es por lo general correcto.

Si le pides a Ratner una película de acción, te la da. Si le pides una comedia, te la da. En ambos casos, dentro de la media, y listo. No se pide más, no se espera más…y a veces, con lo justo, vale igual.

A lo que debemos agregar el buen desempeño y química entre Stiller y Murphy, hace mucho que no se veían tan cómodos en un papel, lo que contribuye al buen sabor que deja esta película, sobre todo Stiller, recuperando aqui su estereotipo favorito: hombre común sin mucho brillo, como cualquiera, por lo que es fácil empatizar con él. Suerte de pariente cinematográfico suyo es Matthew Broderick, actualmente dedicado a papeles similares, que también tiene puntos a su favor, así como Casey Affleck, a quien asociamos más con el cine dramático, quien para varias, tiene un desempeño respetable en esta oportunidad. Ah, y uno termina odiando a Alan Alda.

Sumando y restando el resultado es bastante digno, y si bien difícilmente Robo en las Alturas tenga figuración en algún ranking a fin de año, pero, como he dicho más de una vez, con que la película lo haga quedar a uno enganchado y entretenido, sin más pretensiones, alcanza.

***

TOWER HEIST

Director: Brett Ratner

Intérpretes: Ben Stiller; Eddie Murphy; Matthew Broderick; Casey Affleck; Tea Leoni; Alan Alda; Michael Peña; Gabouery Sidibe

Comedia/Acción

2011

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

ComicCon 2012: pros y contras

Estuvimos en la versión 2012 de ComicCon Chile este fin de semana, y la verdad nos dejó con un sabor agridulce, pues si bien siempre es bueno que se haga este tipo de eventos en el país, la verdad que el nivel organizativo dejó, una vez más, harto que desear. Aqui, los pro y los contras de este evento:

CONTRAS:

-El espacio: nuevamente mal aprovechado. Aunque cambió la distribución, volver a reunir tantos expositores en una sola sección de la Estación Mapocho, tan estrechos, es una joda. Especialmente si expositores, escenario principal y sección de autógrafos están tan juntos: circular simplemente era una tarea titánica, lo que además afecta claramente la seguridad de los asistentes.

-Otra vez fallaron con no poner redcompra ni cajero automático. Hubo tiendas que tenían, si, pero las menos. El que andaba con ganas de gastar, quedó con depre. Pensemos que el ñoñismo es un gusto caro y el entorno de la Estacion Mapocho no es el mejor para andar con muchos fajos de plata en el bolsillo.

-Una vez más las grandes distribuidoras brillaron por su ausencia. Con cueva habían posters y carteles de próximos estrenos(The Dark Knight Rises, Sombras Tenebrosas, La Era del Hielo 4, Abraham Lincoln Cazador de Vampiros y El Hobbit) y figuras a escala natural de los Avengers, pero sería eso. No, uno espera ver merchandising, regalos publicitarios, atenciones, flyers por último. Nada, lo que es un claro despilfarro por parte de las distribuidoras. Negligencia y estupidez de no ver a todo su público objetivo reunido y no darle el palo al gato. Por lo menos esta vez no ocuparon la mitad del espacio sólo para eso.

-Mala organización para las firmas de autógrafos. Me sucedió en carne propia: 45 minutos en una fila infinita para obtener una firma de Norm Breyfogle, uno de los más destacados dibujantes de Batman en su historia reciente y no avancé un metro. Sin embargo, Breyfogle dibujaba tranquilamente y sin apuro para el que tuviera la suerte de estar frente a él dándole la lata. Eso, y los colados de siempre. No es primera vez que estoy en una firma de autógrafos, voy todos los años a la Feria del Libro a eso mismo, y claramente, cada interesado no pasa más de tres o cuatro minutos con el autor de turno. Esto se resolvía fácilmente, midiendo el tiempo de cada fanático y la fila por último, se movía. Así, en el mismo rato que se juega un primer tiempo de hasta el peor partido en la historia del fútbol, que a todas luces tiene más acción que la espera, me fui. Si este caos estaba con un personaje no tan conocido, que desmadre habría quedado con Peter Facinelli (Crepúsculo).

-Relacionado con lo mismo, mala programación de los eventos. Dio lata ver el escenario vacío tanto rato, así como haber presenciado varias actividades armadas a la rápida. Una cosa es improvisar y otra muy distinta es acordarse “oh, verdad que a esta hora teníamos que XXX…que hacemos?”. Digámoslo claramente, uno no paga casi seis mil pesos para quedarse parado en una fila o mirando un escenario vacío. ¿Tanto costaba rajarse con un trailer?

-Aunque esto no es culpa de la organización, no del todo, pero que de una vez por todas seleccionen bien a que medios acreditan como prensa. Entre los reporteros que insistían en decir que era un evento para llevar  a los niños (vale, lo es, pero no lo principal) y el pelmazo de cierto noticiero de canal privado que quiso hacerse el gracioso en su nota, flaco favor le hacen al evento que dicen promover.

PROS:

-Como siempre los fans, tanto expositores y público asistente, salvaron la plata. Tanta agrupación de fanáticos que se presentó para enseñarnos porqué les gusta tanto lo que les gusta: jedis, trekkies, potterianos, tolkienianios, twilighters, X-Filers, comiqueros, gamers, otakus, los de siempre, a los que hay que sumar otras agrupaciones que debutaron en estas lides como Steampunk Chile y House FC (no, nadie echó de menos a los fans de Glee). Hay que decirlo: los fans se toman en serio su lugar en esta sociedad y son bastante organizados, que duda cabe.

Esto se nota en el muy buen nivel del Cosplay exhibido, donde si bien aún se puede ver superhéroes con sobrepeso o en inanición, hace rato ya es posible ver disfraces muy bien elaborados, donde un Predator hecho con material reciclado se robó con justicia la película, y en que sus stands hechos a puro corazón y ñeque le pegaron sus buenos K.O. a los expositores oficiales, dándole dignidad al movimiento ñoño nacional.

-Las tiendas especializadas como Shazam, Bazinga entre otras, que no sólo se jugaron con descuentos sino que atinaron con el público presente y los atendieron como corresponde. En el fondo, los tipos que manejan estos negocios son tan fans como uno, solo que más avispados y con mejores contactos.

-El nivel de los invitados. El que sabe de cómics sabe quienes son Norm Breyfogle y Ariel Olivetti, palabras mayores en el comic internacional, ningunos aparecidos. Y si bien Billy Dee Williams y Margot Kidder hace rato que viven en función de visitar convenciones de fans, por mucho que uno no sea fan de Crepúsculo, hay que reconocer el mérito de traer a uno de sus protagonistas, Peter Facinelli, en su peak y no en su decadencia.

-Tener reunida a gran parte de la crema y nata de la gráfica nacional en un solo lugar: Arcano IV, Ril, Caleuche, Mythica, Unlimited, en fin. Qué Teletón ni que ocho cuartos, aqui si que hay sana competencia, camaradería y buena onda en torno a un objetivo común: convertir a la Narrativa Gráfica chilena en potencia sudamericana. Que se dibuje y publique harto, bien. Que lo publicado sea, material y artísticamente, de muy buena calidad, mejor. Y sacando números más azules que el material DC o Marvel, sublime. Y que además sean muy simpáticos y amenos conversadores (puntos para Alfredo Rodríguez y Miguel Ferrada a título personal) sólo le sube los bonos.

Raya para la suma y aunque hubo cosas que mejoraron, el ítem “cosas que mejorar” apuntado sobre la versión 2011 pasó inadvertido. No sólo no se aprendió de los errores, sino que a ratos dio la impresión de que los aciertos se olvidaron. Si, la primera versión fue ensayo y error, y uno puede soportar que la segunda siga siendo ensayo, de no ser porque errores hubo, y gruesos. Esperemos que la tercera no sea ninguna de las dos cosas.

(Si algún troll aparece ningunenando esta columna, pierde su tiempo. Nadie me invitó, nadie me dejó entrar gratis (pudiendo, pero prefiero aportar a la causa), sino que pagué mi entrada como todos los mortales, así que tengo todo mi derecho a reclamar. Y que fue!

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

las mujeres del murciélago

Se viene el estreno de The Dark Knight Rises en julio, pero desde ya Batman empieza a tomarse este flog. Y si así estamos a más de dos meses de su estreno, calculen como se vendrá la mano la segunda quincena de tal mes.

Por el momento, partamos haciendo una de muchas revisiones acerca del personaje, y para hoy partamos con una que me propuso Alexa_Wolf: las Mujeres del Murciélago.

Pero vamos por partes. Hay que decir que el universo batmaniano está repleto de personajes femeninos fuertes: Barbara Gordon, Leslie Thompkins; Cassandra Cain; Sarah Essen (QEPD); Renee Montoya; Helena Bertinelli; Kate Kane; Poison Ivy; Harley Quinn; Sasha Bordeaux, Shondra Kinsolving, en fin. Pero por esta vez nos ceñiremos a las pocas escogidas que han tenido un lugar importante en el corazón del murciélago. Si, tiene corazón, aunque no lo crean.

JULIE MADISON

Quizás la primera novia oficial de Bruce Wayne, ya que esta conocida actriz y socialité de Gotham debutó en las páginas de Detective Comics en septiembre de 1939, apenas tres meses después del encapuchado, y era un personaje recurrente en los primeros años del personaje. Sin embargo, después de los ’40, Madison fue relativamente olvidada, reapareciendo rara vez especialmente en flashbacks o raccontos.

Con todo, en 2006 hizo su reaparición ahora convertida en estudiante de leyes, hija de un empresario que tuvo la mala idea de robarle dinero a la mafia. En esta nueva versión, Julie también tiene un affaire con Bruce Wayne, aunque sin llegar a mayores, desapareciendo luego tras la muerte de su padre a manos del capo Sal Maroni, partiendo rumbo al Africa como miembro de los cuerpos de paz. Se le menciona con frecuencia en la serie, aunque estas apariciones no han sido relevantes.

Fue interpretada por Elle McPherson en Batman & Robin, de 1997. Una actuación intrascendente en una película intrascente, para un personaje que debería ser más trascendente

VICKY VALE

Reportera gráfica, escritora y directora de arte. Ha trabajado para diversos medios de prensa escritos, principalmente por su excelente desempeño en el rubro de la fotografía. Aguda, inteligente y osada, Vicky fue durante años la pareja más estable que se le ha conocido a Bruce Wayne y su relación fue comentario obligado en las páginas sociales, sobre todo por la pregunta ¿que le vio una de las mejores y más inteligentes reporteras del país a un tipo vacío, superficial y de poco seso como Wayne?. Sólo Vicky conoce la respuesta, ya que siempre intuyó que Bruce era algo más de lo que pretendía mostrar.

Sin embargo, y pese a que con el tiempo la relación entre ambos se fue solidificando, ya que Vicky ha sido una de las pocas mujeres que ha logrado conocer y aceptar a Bruce Wayne más allá de la imagen de playboy frívolo y bebedor (pero nunca llegó a saber que él y Batman eran la misma persona, aunque Wayne pensó en decirle). La relación nunca pasó a mayores por la negativa a Bruce Wayne a comprometerse (ya saben, Wayne es un poco enrollado, de esos que creen que la persona que ame está condenada a serle arrebatada). Sin embargo, ha vuelto a Gotham recientemente y mantiene una relación cordial con el multimillonario.

Fue interpretada en cine por Kim Basinger (Batman, 1989) y tras su reaparición ha ganado espacios en series animadas y hasta tiene una pequeña actuación en Batman Arkham City.

VESPER FAIRCHILD

Le gustan las periodistas (y pelirrojas) a Burce Wayne parece, ya que algunos años después de Vicky Vale, Bruce Wayne comenzó a verse con la locutora radial Vesper Fairchild, aunque luego del terremoto que destruyó Gotham City y la posterior declaración de la ciudad como Tierra de Nadie mandó la relación a pique, luego de que Wayne encabezara la oposición a dicha declaración, y se resistiera a abandonar su ciudad.

Luego de la reconstrucción de la ciudad financiada por Lex Luthor (en realidad un plan de éste para quedarse con el 75% de Gotham por poco dinero, estrategia que fue saboteada por Bruce Wayne…y por Batman a la vez), Vesper regresó a la ciudad.

A los pocos días, Vesper fue encontrada muerta en los pasillos de la mansión Wayne, sindicándose a Bruce Wayne como el sospechoso principal en el crimen. Wayne fue encarcelado, aunque pocos días después se dio a la fuga. Y aunque en un principio vio esta situación como la oportunidad de ser Bruce Wayne, finalmente entró en razón y resolvió el misterio: Vesper Fairchild fue asesinada por el mercenario Cain, alegando una vendetta personal contra Bruce Wayne…aunque nunca confesó toda la verdad: que fue contratado por Lex Luthor para inculpar a Wayne y borrarlo del mapa socioeconómico.

TALIA AL’GUHL

Hija de uno de los peores enemigos de Batman, el líder criminal Ra’s Al Guhl, Talia ha mantenido una relación con Batman que ha pasado por todas las etapas posibles: enamoramiento, obsesión, pasión, cooperación, odio.

Desde la primera vez que supo de su existencia, siendo muy joven Talia quiso conocer al Señor de las Tinieblas, y a través de ella fue que Ra’s quiso convencer a Batman de hacerlo su sucesor. La negativa de Batman tanto a la propuesta de Ra’s, como a tomar por esposa a Talia gatilló la enemistad que todos conocemos hasta hoy.

Sin embargo, como las más de las veces Talia y su padre se han enfrentado severamente, Batman ha optado por auxiliarse mutuamente, dando espacio a la atracción que existe entre ellos. Sin embargo, estas situaciones son más bien excepcionales, ya que los últimos años Talia y Batman han tenido una relación poco amistosa y distante, especialmente luego de que ella se hiciera cargo de las empresas de Lex Luthor cuando éste asumió como presidente de EEUU (aunque luego lo estafó, permitiendo a Bruce Wayne adquirir gran parte del paquete accionario de LexCorp en poco dinero).

Recientemente, se reveló la existencia de Damian Wayne, un niño de diez años, hijo de Talia y Batman, entrenado como una máquina de matar por la Liga de Asesinos. Aunque Batman al principio dijo que fue drogado para tener relación con Talia y concebir este hijo, finalmente lo reconoce como tal. Tiempo después, y aunque mantiene su carácter agresivo, Damian rechazó a su madre y se quedó con su padre en Gotham City, siendo el actual Robin, y agrandando aún más la gigantesca brecha que separa a la hija del Demonio del Murciélago.

Teóricamente, es el personaje de Marion Cotillard interpreta en The Dark Knight Rises

y por último, pero no menos importante..

CATWOMAN

O Gatubela. Por lejos, la mujer más importante en la vida del caballero de la noche. Nacida en un entorno violento, Selina Kyle abandonó su hogar a temprana edad, dedicándose a la prostitución al alero de un tipo llamado Stan. Luego de que Stan la golpeara hasta casi matarla, Selina fue rescatada por un policía llamado Flannery, y puesta bajo entrenamiento en defensa personal por el ex boxeador Ted Grant (antes conocido como Wildcat). Al poco tiempo, Selina volvió a trabajar para Stan, pero todo terminó luego de que presenciara muy de cerca una de las primeras escaramuzas del justiciero conocido como Batman (Batman: Año Uno). Abandonó a Stan, no sin antes darle una buena paliza, y cambió de giro: fanática de los gatos, se hizo un traje alusivo a estos animales y debutó como Catwoman, dedicándose al robo, especialmente de joyas.

Con los años no fueron pocas las veces que se topó con Batman, desarrollándose una relación de amor/odio entre ambos, ya que aunque la atracción es evidente, el operar desde distintos frentes de la ley los puso en conflicto constante. Y si bien Batman era capaz de frustrar sus crímenes, Catwoman, una atleta consumada, más de una vez consiguió eludir a la justicia.

El prestigio de Catwoman en el hampa fue creciendo con el paso del tiempo, llegando a ofrecer sus servicios remunerados para importantes organizaciones criminales, aunque muchas de ellas también han puesto precio sobre su cabeza. También ha actuado como cazarrecompensas en más de una ocasión

Con todo lo que se le pueda reprochar, Catwoman tiene algunas cosas bien claras: Primero, no matará bajo ninguna circunstancia. Segundo, parte de sus ingresos los destina a ayudar al prójimo, generalmente jovencitas en situación de desamparo, para evitar que éstas terminen en situaciones como las que pasó ella con Stan. Finalmente, muchas veces Catwoman actúa de manera altruista, cual Robin Hood, repartiendo parte de sus utilidades con los necesitados, y según se ha visto, muchas veces posterga su propio interés (y hasta poner en riesgo su libertad) cuando hay algún fin superior.

Es por eso que la relación entre Catwoman y Batman se ha hecho más flexible y cercana los últimos años, llegando éste último a revelar a su amiga/enemiga su verdadera identidad. Y si bien la relación no prosperó, lo cierto es que muchos de los últimos encuentros entre ambos han sido más bien amistosos y de colaboración.

Es que para que andamos con cosas, Catwoman no sólo es la antítesis del hombre murciélago, sino que la perfecta horma de su zapato. Y el grado de atracción entre ambos surge precisamente de la mezcla entre las cosas que los distinguen con aquellas que los asemejan. Para muchos, me incluyo, Catwoman es, por lejos, la mujer en la vida del hombre murciélago.

Tanto, que en la etapa pre Crisis del Universo DC, en su versión Tierra 2, Bruce y Selina se casaban y tenían una hija, Helena Wayne, Huntress en ese universo. Tras Crisis en las Infinitas Tierras eso nunca pasó. Aún así, es una idea recurrente cuando se habla de posibles futuros o universos paralelos la existencia de una familia Wayne/Kyle.

Ha sido interpretada en tv por Julie Newmar (la clásica Gatubela de la serie de los ’60), pero además por Lee Meriwther y Ertha Kitt(pensaban que Halle Berry había sido la primera Mujer Gato afroamericana? mis polainas!!), y por una memorable Michelle Pfeiffer en Batman Returns(1992). Se viene ahora encarnada por Anne Hathaway.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Batman se tomó Santiago…y fue mejor de lo que esperábamos

Estuvimos el fin de semana en una de las últimas presentaciones de Batman Live: World Arena Tour, escala chilena del espectáculo que viene presentándose desde hace un par de años en Londres que recrea, de una manera inédita, las aventuras del cruzado enmascarado de Ciudad Gotham.

Y lo cierto es que venía precedido de un éxito sin precedentes en su país de origen, pero a la vez de una polémica entre los seguidores del personaje. Para muchos se trata de una falta de respeto la gestación de un espectáculo colorido, musical, circense y para toda la familia con un personaje con más de 70 años de historia y un prestigio de macabro, duro y siniestro que cuidar, especialmente si toma muchos conceptos de las películas de Joel Schumacher, acaso las más desafortunadas versiones de Batman en la historia.

Pero habemos otro bando que estima que hay que darle su oportunidad y que, por último, sirve para mantener a Batman en el inconsciente colectivo. Aunque no estaba de más reservarse el beneficio de la duda.

Dudas que se disiparon con el solo presenciar el show, porque, para qué andamos con cosas, el montaje es espectacular. Un enorme escenario, aunque más bien una pista, coronada con una gigantesta pantalla LED al fondo, que servía no sólo como multiescenografía, sino además para ayudar a contar la historia, una adaptación libre de los primeros años del murciélago, hasta que conoce a su brazo derecho en el campo de batalla, Robin. Historia narrada por más de 100 artistas en escena, entre bailarines, trapecistas, acróbatas, magos y stunts, en un despliegue visual impresionante.

Ya en el intermedio, Alexa Wolf y yo pensábamos “mejor de lo que creíamos”. Nada que envidiarle al Cirque Du Soleil, por ejemplo, y varias veces superior al show de Spiderman que estuvo por aqui hace unos años.

Pero como veo algunas caras poco convencidas, vamos por partes.

Es un espectáculo colorido y circense? Si. Lo que no tiene nada de malo. No en vano, el arte del circo ha funcionado durante siglos y en ningún momento ha perdido su atractivo. La única diferencia entre este show y cualquier otro espectáculo circense es que Batman… no es una serie de números aislados, sino que ligados por una historia que contar.

Es un musical? No. Tiene música de fondo, claro, un score basado principalmente en los que Danny Elfman y Eliot Goldenthal crearan para las películas pre-Nolan. Tiene bailes, también, pero no es una comedia musical. No es Cats. No es Evita. Los protagonistas no cantan ni bailan, y los personajes que si lo hacen, es en función del cuento que relatan.

Es un show para la familia? Si. Y como nos ha enseñado Pixar, no porque una creación sea familiar debe ser además tonta o superficial. Si, Batman en vivo relata una versión megasimplificada del personaje, y adaptada para que el público poco ligado al personaje y que difícilmente siga enganchado con él después de este evento. Pero no es por eso una historia simplona. No es tampoco un show de los Backyardigans, de Dora la exploradora u otro de esos monos que hipnotizan a preescolares y agotan la paciencia de sus padres. Y, gracias a Dios, tampoco es Ben10 ni otra de esas series hechas para vender cajitas felices. Historia sencilla o no, Batman sigue siendo Batman. Y este show respeta lo esencial del personaje: un hombre sediento de justicia, cuyo único remedio a su propia demencia es una cruzada de nunca acabar.

Toma mucho de los filmes de Joel Schumacher?Si, pero también de muchas otras fuentes: el comic, la serie de tv de los ’60 (aunque de esto, lo menos), los filmes de Tim Burton, las distintas series animadas, videojuegos. Todo en su justa medida.

Quizás no el mejor show que ha pasado por Chile, quizás podíamos haberlo dejado pasar y seguir viviendo lo más bien. Ok, no sería un evento imprescindible, pero no por eso irrelevante ni olvidable. Si llegan a traerlo de nuevo, muy probablemente me lo repita.

Y una buena manera para serenar la batiansiedad de cara al estreno de The Dark Knight Rises.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

la diva

Poco después de graduarse, en 1957, el joven Colin Clark(Eddie Redmayne) consigue trabajo como asistente y mensajero del actor y director Lawrence Olivier (Kenneth Branagh), quien está a punto de iniciar el rodaje de “El príncipe durmiente”, junto a la estrella del momento, Marylin Monroe (Michelle Williams).

El trabajo de Colin pronto deriva de hacer mandados para Olivier, en andar de arriba a abajo asegurándose que la temperamental Marylin, que viajó acompañada de su marido, el escritor Arthur Miller (Dougray Scott), se encuentre lo bastante a gusto como para no interrumpir el rodaje con sus frecuentes arrebatos que agotan la paciencia de su director, así como de sus coestrellas. Tanto tiempo compartido con la estrella, desesperada por ser tomada en serio como actriz, no sólo compromete su naciente romance con Lucy, una joven asistente de vestuario(Emma Watson) sino que haciendo crecer en Colin la ilusión de un amor imposible.

Cuando nos enteramos de la muerte de algún famoso en su peak, y nos enteramos que fue suicidio, es típico escuchar la pregunta “Pero, por qué se mató, si lo tenía todo?” Precisamente por eso, por tenerlo todo y en rigor no tener nada. Soledad que le dicen. Le pasó a Elvis, le pasó a Jackson, le pasó a Cobain (si es que en verdad se suicidó) y le pasó a Marylin Monroe.

Sabemos que Marylin, pese a su fama, fortuna y a sus dos matrimonios, nunca dejó de sentir un enorme vacío en su fuero interno. No, no estamos haciendo un psicoanálisis póstumo a Marylin Monroe, pero creemos que son datos necesarios para entender de que va My Week With Marilyn, filme autobiográfico aún sin estrenar en Chile.

Basado en las memorias del mismo nombre del documentalista inglés Colin Clark, si bien en el fondo se trata de una historia de amor no correspondido (bueno, de varios en realidad) pero que deriva en un acercamiento a la complicada situación personal de la gran diva del cine de la edad de oro de Hollywood, su ansiedad por ser reconocida como una mujer talentosa más allá del simbolo sexual, y las presiones a que ella misma se sometió para lograrlo, pero que desequilibraron tanto su personalidad como el entorno en que se desenvuelve. Y como esto hace creer a Clark la posibilidad de algo que sabe nunca ocurrirá, no obstante gente cercana a él le hace ver que su sueño es irrealizable.

El trabajo del director Simon Curtis no es ni porsiacaso deslumbrante. Cumple con contar una historia, pero hubiera dado lo mismo si hacía esta película, si hacía un documental o simplemente tomaba la novela y la leía.

No es que sea una mala película, que no lo es (pero ya veremos el por qué) pero narrativamente hablando se trata de un cuento plano. Está bien que una película no tenga sobresaltos, pero no abusemos.

Lo que salva a la película son, como suele suceder, sus actuaciones. Michelle Williams se apuntó cuantas nominaciones pudo, y unos cuantos premios por su notable interpretación de la Monroe. Físicamente parecida, y compenetrada totalmente en el papel, Williams justifica enormemente la experiencia de ver My week…mientras que su protagonista, Eddie Redmayne, deja con gusto a poco en su rol de protagonista, dejándonos la duda si es el realmente el que cuenta su propia historia (Dominic Cooper, en un papel muy parecido y en menos tiempo logra mucho más). Kenneth Brannagh no se achica con el rol de Olivier (acaso su experiencia de director/actor le habrá ayudado en algo?) No vamos a cuestionar ahora los talentos de Judi Dench ni de Toby Jones ni de Emma Watson, quien ya comienza a independizarse de la imagen de la Srta. Granger.

La sola presencia de Williams resulta suficiente para poner la tercera estrella a un filme que, de no mediar dicha performance, habría pasado sin mucha gloria. La historia daba para más.

***

MY WEEK WITH MARILYN

Director: Simon Curtis

Intérpretes: Michelle Williams: Kenneth Branagh; Dougray Scott: Dominc Cooper; Judi Dench; Emma Watson; Toby Jones; Derek Jacobi

Drama

2011

(y que dijeron?que no iba a poner una foto de Emma Watson en esta columna? que poco conocen este blog algunos!!)

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Burton vuelve

Si, es cierto que hace rato que no hace nada que le vuele la cabeza a uno, limitándose a hacer pelícuas buenas o interesantes y nada más que buenas o interesantes.

También es cierto que ha abusado de la estética gótica/emo en sus últimos filmes y eso como que tiende a cansar un poco.

Y claro, esa tendencia de apernar a Johnny Depp y a Helena Bonham-Carter como protagónicos.

Pero al carajo con todo eso! Lo cierto es que Tim Burton está a punto de volver. Y para que andamos con cosas, nosotros volvemos a él.

Burton vuelve a la cartelera próximamente, con el remake de Sombras Tenebrosas, la recordada serie inglesa de vampiros, y aunque no van a faltar los troles tipo ‘Que pasó Tim, antes eras chévere’, lo cierto es que igual las salas van a llenarse y será tema de conversación durante su buena cantidad de días.

Con un elenco integrado por los ya citados Depp y Bonham-Carter, más Michelle Pfeiffer,Eva Green, Johnny Lee Miller, Chloe Moretz, Jackie Earle Haley, Christopher Lee y Alice Cooper como el mismo, nos trae de vuelta a Barnabas Collins (Depp), último heredero de una familia de inmigrantes ingleses, quien, víctima de una maldición, vuelve a la vida en 1972, doscientos años después, sólo para conocer a los últimos miebros de una familia otrora prestigiosa, muy caída en desgracia. Para más remate, vuelve convertido en vampiro.

Lo cierto es que el tono de comedia tipo Los Locos Addams que Burton impuso en este remake (al contrario del tono más melodramático y macabro de su original, pensemos que Dark Shadows era una suerte de True Blood sesentera) poco favor le va a hacer a Burton y mucho a los ninguneadores de siempre. Sobre todo si Burton echa mano del tema de los vampiros, género abusado hasta el exceso por culpa de Twilight y los chupasangres light que han colapsado las pantallas hoy.

Pero en realidad ¿importa lo que digan unos espinilludos con cara de #foreveralone que viven escondidos en el sótano de la casa de sus padres, creyendo que por trolear a Burton son más inteligentes y populares? Búsquense una vida.

Yo, por lo menos, disfrutaré la película.

Sombras tenebrosas se estrena mañana en Estados Unidos, recién el 14 de junio en Chile

(no jodan si después les piratean la película ¬¬)

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

por fin

Por fin.

Según amazon.com, será lanzado el 7 de agosto de 2012. Ya está disponible para preventa en dicho sitio.

La espera termina por fin.

Alta Fidelidad en blu-ray

John Cusack, Stephen Frears, Nick Hornby, Jack Black, las cinco mujeres que más duro te volaron los sesos en tu vida, el amor definitivo, eso que llaman madurez…y muchos discos de vinilo.

Más que un filme, más que una novela, un tratado acerca de la vida.

Y por fin en el formato más cercano a la perfección…pues ¿como era posible que no estuviese todavía en BR esta obra simplemente perfecta?

Cada día falta menos.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata