Hombre conoce ciudad y se enamora

VdM03

Los romances que valen la pena, surgen cuando tienen que surgir, nada más. Mi primera novia en serio la tuve a los 33 años, y a la larga terminé por casarme con ella. Lo mismo se podría decir de esta relación que tengo con Viña del Mar, una de mis ciudades favoritas.

Un romance tardío si quieren. Hasta que pasé los 30, los veraneos familiares solían ser en el litoral central o en el sur. Viña, a la que sólo conocía casi de nombre y principalmente por el Festival de la Canción, apenas quedaba para un paseo ocasional, de un día a lo más. Entre 2000 y 2009, año en que creo que me di cuenta de lo que la Ciudad Jardín me hacía sentir, apenas la visité dos veces.

Quizás por eso mismo, ese aire de “joya de la corona” que fue adquiriendo Viña del Mar que apenas pude costearme unas vacaciones por mi mismo, fue el lugar que escogí. Otros van a Cancún, a Varadero, a Rio. Yo escogí un destino más cercano (y menos snob). Y creo que ahí se fue forjando el lazo, el cual se consolidó cuando con mi entonces novia y actual cónyuge, @Alexa_Wolf, la visitábamos en escapadas de fin de semana largo.

Es que Viña del Mar, por mucho que haya sido desplazada por otros destinos como Iquique, La Serena o las playas y lagos del sur,  no ha perdido un pelo de su histórico encanto. Sus calles, jardines, construcciones, playas, paseos tienen un atractivo simplemente irresistible, que la convierten en un destino que hay que visitar al menos una vez en la vida.

¿Cómo no amar una ciudad que incluso en invierno, cuando todos los demás balnearios duermen, se mantiene totalmente activa? ¿Cómo no querer una ciudad cuyas calles tienen nombres como Viana, Villanelo, Libertad, Traslaviña, Arlegui, Benidorm, Von Schroeders, Ecuador, Etchevers, Agua Santa? ¿Cómo no amar una ciudad que, mientras las demás se guardan para despertar sólo en enero y febrero, Viña se mantiene igualmente atractiva aunque truene?

VdM02

Todo eso terminó por convencernos de comprar un departamento en Viña. Porque lo que nos pasa con Viña del Mar es simplemente eso: enamorarse de una ciudad.

No somos a los únicos a los que les pasa, y hasta podría hablarse de un subgénero cinematográfico: hombre conoce ciudad y se enamora. John Cusack se convierte de turista accidental en residente de la pequeña localidad de Savannah en Medianoche en el Jardín del Bien y del Mal. Nicolás López convierte a Santiago, una ciudad que sus propios ciudadanos no saben valorar, en una capital increíble, irreconocible a ratos, en su trilogía Que Pena. Y que decir de Woody Allen, quien en sus mejores años sus películas constituían una declaración de amor a Nueva York.

Mucho se habla de las ciudades en las películas, ciudades ya famosas e incluso haciendo famosas a otras que no lo eran tanto, sean reales o ficticias. Sean grandes capitales como Barcelona, Tokio, Londres, Paris o Buenos Aires, o pequeños poblados como Forks, de la cual nadie sabía hasta Crepúsculo, o Maine, esa pequeña ciudad en que Stephen King ha inspirado la mayor parte de su creación. Para que decir Liverpool, antes de la II Guerra un puerto inglés de cierta importancia, y después un lugar de peregrinación masiva gracias a los Beatles. Lo mismo se puede decir de Seattle, sobre todo tras la explosión del grunge a principios de los 90 (algo debe tener Seattle además de la aguja).

Y para que vamos a hablar de las ciudades de ficción: Metropolis, Gotham City, Bon Temps,Springfield… hasta Pelotillehue.

Cual más, cual menos, el cine (y la literatura, y la televisión incluso) ha sido un tremendo aliado a la hora de incentivar el turismo y el atractivo de una u otra ciudad o población. Lo importante aquí, es que existen ciudades que, con o sin este tremendo auspicio, ejercen un atractivo enorme en el inconsciente colectivo.

Aún no veo que se hagan películas que transcurran en Viña del Mar, aunque si ha sido escenario de novelas, series de televisión (Machos, el gran hit telenovelesco de Canal 13 hace una década transcurría íntegramente en la Ciudad Jardin) y ha sido citada en películas como Stefan vs Kramer, pero aun no ha salido esa obra maestra que le haga justicia.

Y aunque así no pase, da lo mismo. Viña del Mar encanta y lo seguirá haciendo, porque es una ciudad que conoce sus virtudes y vaya que les saca provecho.

Claramente, el día que me dedique a filmar, o escribir, o narrar, Viña tendrá un lugar preponderante en la obra que me proponga crear.  Ya lo tiene en mi vida real, y con mayor razón lo tendrá en una eventual vida de ficción. ¿Qué clase de enamorado sería si no?

VdM01

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

el año de la sacada de pillo

oscar2013_02

Nunca había llegado tan pajero a una premiación Oscar. Como pocas veces me ha pasado desde que tengo inserto en el disco duro el chip de la cinefilia, no había estado tan dejado a la hora de ver a los principales nominados al mayor premio de la Academia. De las diez nominadas al premio mayor de mejor película, no recuerdo haber visto más de una o dos. Flojera, nada más. Así que si ud. cree que eso me desautoriza para opinar respecto de los premios repartidos el pasado domingo en el Dolby Theater de Los Angeles, salga de esta página inmediatamente. O al menos, evítese los comentarios imbéciles.

El cuento es que, en mi modesta opinión, la Academia incurrió en varias sacadas de pillo este año. Cosas del tipo “Ya que siempre nos critican por nominar filmes fantásticos y no premiarlos, no los nominemos esta vez” (Prometeo y el Hobbit no tuvieron más que dos nominaciones, Avengers, Batman o Spiderman brillaron por su ausencia), “Ya, hagámosla fácil y premiemos a la película de Pixar este año, nadie va a reclamar” (Cuando Valiente ha sido uno de los filmes más flojos de Pixar y el mismo año que nominaron títulos más interesantes como Frankenwennie, Paranorman o Wreck-It Ralph); “Ya que nos hincharon por no premiar a Haneke hace dos años, hagámoslo ahora”, “No pesquemos ni en bajada a Katryn Bigelow, que nos hincharon mucho por premiarla hace dos años” y cosas así.

Así que de que sirve que la Academia le haya achuntado después de muchos años con el premio a la Mejor Película (merecidísimo para Argo) si aún no define una postura determinada frente al tipo de cine que pretende reconocer. Que tampoco haya habido un claro favorito antes y un claro ganador después, tampoco le ayuda mucho para posicionarse y darse a entender (y a respetar).

Lo cierto es que aun con todas sus indefiniciones, la Academia estuvo algo más enfocada que en años anteriores a la hora de reconocer lo más destacado del año. Si, dio a películas como Life of Pi más reconocimientos que los que de verdad merecen, pero en general, a título personal, no tengo mucho que discutirle esta vez. Tengamos presente también que, aunque no ganó, la sola nominación de NO a este premio, más el gran momento de Paulina García en la Berlinale con Gloria, y el ruido que está haciendo Nicolás López con Aftershock son señales claras de que, al fin, el cine chileno está gozando de buena salud. Además, tener a tanta gente más interesada en la entrega de los Oscar que en ver a Maná en el Festival (si, aunque la ezpañola los proclame la banda más influyente del rock, mandando 50 años de historia musical al WC) y si, es Maná no más, pero es el Festival, parte del ADN del chileno, no deja de ser esperanzador.

Aqui pueden ver el palmarés final:

MEJOR PELICULA: ARGO

oscar2013_01

MEJOR DIRECTOR: ANG LEE por Una Aventura Extraordinaria  :X (con perdón, pero estando Steven Speilberg en la quina, premiar a otro es un saqueo).

MEJOR ACTOR: DANIEL DAY LEWIS por Lincoln J

MEJOR ACTRIZ: JENNIFER LAWRENCE por El Lado Bueno de las Cosas J

MEJOR ACTOR SECUNDARIO: CHRISTOPH WALZ por Django Sin Cadenas J

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA: ANNE HATHAWAY por Les Miserables J (ojo, que estas últimas dos categorías estaban bastante peleadas, y quien ganara yo no lo pensaba cuestionar).

MEJOR GUION ORIGINAL:  DJANGO SIN CADENAS J

MEJOR GUION ADAPTADO: ARGO

MEJOR PELICULA ANIMADA: VALIENTE  :X

MEJOR PELICULA EN IDIOMA NO INGLES: AMOUR , por Michael Haneke :X …media hora echando garabatos. Aunque sabía lo que iba a pasar, que difícilmente No podía ganarle una película a un director que hace filmes a medida de la Academia, la bronca no se me quitó tan fácil.

MEJOR FOTOGRAFIA: UNA AVENTURA EXTRAORDINARIA, por Claudio Miranda  J bueno, un consuelo.

MEJOR EDICION: ARGO J

MEJOR VESTUARIO: ANNA KARENINA

MEJOR MAQUILLAJE : LES MISERABLES

MEJOR BANDA SONORA: UNA AVENTURA EXTRAORDINARIA

MEJOR CANCION: SKYFALL J La única vez que he escuchado a Adele sin sentir el deseo de pegarle un balazo. Hay que decir que de todo el cine más blockbuster que se estrenó el 2012, Skyfall fue la que sacó la cara.

MEJOR SONIDO: UNA AVENTURA EXTRAORDINARIA

MEJOR EDICION DE SONIDO: Empate entre SKYFALL y ZERO DARK THIRTY, esta última acaso la gran perdedora de esta edición.

MEJORES EFECTOS VISUALES: UNA AVENTURA EXTRAORDINARIA

Sus descargos? Aquí, por favor, en lenguaje civilizado ojalá.

oscar2013_03

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

mi película de verano favorita

Con esto de las vacaciones de verano (motivo por el cual no he subido nada en casi dos semanas) Alexa_ Wolf y yo nos pusimos a pensar en películas relacionadas con el verano. Y hay muchas, de todos los registros. Mucho bodrio para adolescentes criados con las redes sociales, curiosidades como Generación Perdida, clásicos como La Comezón del Séptimo Año, y así fue como llegué a mi película-sobre-vacaciones-de-verano favorita. Seguro que es la favorita de unos cuantos más.

Dirigida por Rob Reiner, y basada en un relato de Stephen King, Cuenta Conmigo (1986) trata de lo que Gordie Lachance (Will Wheaton…si, el mismísimo Wheeeetooooon!!!), un chico de doce años de Castle Rock, Maine (locación habitual de las historias de King), que tiene una especial habilidad para contar historias. Siempre olvidado por sus padres, y con mayor razón tras la muerte de su hermano mayor (John Cusack), y viviendo su último verano antes de entrar a la preparatoria, en 1959, decide irse de excursión junto a sus mejores amigos Chris (River Phoenix), Teddy (Corey Feldman) y Vern (Jerry O’Connell), para encontrar el cadáver de un muchacho de su pueblo, extraviado hace días, y convertir su último verano juntos en la hazaña que los convertirá en héroes locales. Antes que la pandilla del hermano mayor de Vern, encabezada por el duro Ace Merrill (Kiefer Sutherland) se les adelante y les gane la movida.

cuenta02

Cada uno de estos muchachos carga con unos cuantos demonios a cuestas: Chris es hijo de una familia de alcohólicos y aunque no lo sea, es marcado como tal. Teddy es víctima frecuente de un padre violento al que, pese a todo, respeta. Vern sufre una tremenda inseguridad debida a su sobrepeso, su torpeza y el constante acoso de su hermano mayor, y Gordie debe cargar con la pena de que el único familiar que lo quería, su hermano Denny, ya no esté. Así, lo que al comienzo es una excursión como la cualquier preadolescente, a la larga servirá para que se conozcan mejor a sí mismos, dejen sus infiernos personales a un lado y liberen la tensión y la bronca acumulada. Los chicos que volverán a su pueblo el lunes, no serán los mismos que partieron el sábado.

Sin ser un director extraordinario, Rob Reiner se las ha arreglado para dejar una filmografía repleta de momentos que quedan en el subconsciente…recordemos la escena del restaurant y muchos de los diálogos de Cuando Harry Conoció a Sally, o la secuencia de la declaración de Jack Nicholson y su discusión con Tom Cruise en Cuestión de Honor. Pero con Cuenta Conmigo, la cosa va mucho más allá y Reiner narra una historia sobre cuatro chicos que en dos días más ya no serán unos niños, quizás aun no sean hombres, pero que estarán listos para serlo. Cuenta Conmigo pega fuerte, donde duele, y te deja K.O. un buen rato, pero logras levantarte antes de la cuenta de diez, te limpias la nariz y dices “estoy listo”.

Eso es lo que les pasa a Gordie y sus amigos. Y la experiencia, por dolorosa que llegue a ser, no la olvidarán jamás.

“Aunque no lo volví a ver en diez años sé que lo echaré de menos” escribe Gordie al final de la historia, de adulto, convertido en escritor (Richard Dreyfus) recordando ese fin de semana como el día que cambiaron sus vidas para siempre. “Nunca volví a tener amigos como los que tuve a los doce. Dios, ¿alguien los tiene?”

A los 36 aún no tengo claro si los tuve o no, pero si sé que tenía más o menos esa edad cuando vi Cuenta Conmigo por primera vez. No sabía mucho de cine entonces, pero claramente, estuvo muy lejos de dejarme indiferente. Desde entonces la vuelvo a ver cada vez que tengo oportunidad ¿Alguien sabe si está ya en bluray? Simplemente, un título fundamental.

cuentaDVD

****

STAND BY ME

Director: Rob Reiner

Interpretes: Will Wheaton; River Phoenix; Corey Feldman; Jerry O’Connell; Kiefer Sutherland; John Cusack

Drama/Aventuras

1986

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata