no podemos dejar de correr

Al mismo tiempo que Dominic Toretto (Vin Diesel), Brian O’Connell (Paul Walker) y su familia ven que su casa vuela por los aires producto de una explosión, el agente especial Hobbs (Dwayne “The Rock” Johnson) queda bastante a mal traer luego de un ataque con bombazo incluido, que recibe en su oficina.

Detrás de los ataques está un ex oficial británico de fuerzas especiales, convertido en mercenario, Deckard Shaw (Jason Statham), deseoso de vengar la muerte de su hermano a manos de Toretto y su gente.

Deseoso de ajustar cuentas, Toretto accede al trato que le ofrece el jefe de una organización de inteligencia (Kurt Russell), quien le propone facilidad total para acceder a Shaw si cumple unas misiones especiales para él…

RF7_01

¿Quien iba a creer que íbamos a tener finalmente una Rápidos y Furiosos 7? Cuando se estrenó la primera hace poco más de una década, parecía uno de muchos filmes más, llenos de carreras de autos, peleas y chicas guapas. Entretenido, cierto, pero que nadie creía que iba a subsistir más allá de un público muy objetivo: los que cuando chico alucinaban juntando láminas de álbumes como Super Autos, zorrones a los que el mundo empieza y termina en su auto, y flaitongos adictos a los autos enchulados. Las flojas segunda y tercera partes de la saga (sin Vin Diesel en el primer caso y sin Diesel ni Paul Walker la tercera) sólo aportaban más de lo mismo, sin méritos para trascender demasiado.

Pero cuando en 2009 se estrenó la cuarta parte de la saga, algo nos hizo click a todos, recuperando a los personajes originales y dando a la serie una consistencia que no había tenido jamás. La cuarta, quinta y sexta entregas de la saga cambiaron enormemente el panorama. Rápido y Furioso se convirtió en algo más allá de las carreras, de los autos enchulados y de las escenas de acción (inverosímiles quizás, pero no por sobre todo entretenidas).

Lo que va más allá de la testosterona. Pues R & F tiene algunos elementos que no siempre se encuentran en el cine ‘como-loh-hombreh’: alma, corazón y los suficientes cojones para asumir los otros dos elementos sin culpa ni vergüenza alguna. R & F apela no sólo al lado bruto de la masculinidad, también al más afectivo.

Nos impresionamos con las extraordinarias proezas que Toretto y sus muchachos hacen al volante, pero lo que de verdad nos deja pa’dentro es la cantidad de lazos que en torno a este personaje, se han creado. La amistad, el compañerismo, la solidaridad que termina uniendo a los diferentes personajes de la historia.

Ninguna otra película de acción, quizás Rocky, ha dado tanta relevancia a los lazos personales. La verdadera fortaleza de Rápido y Furioso está, por sobre todo artificio, en las relaciones entre sus protagonistas. No en vano, el propio Dominic Toretto describe a su grupo no como un club de búfalos mojados, ni como una pandilla de malosos, o un grupo de amigotes. Sino que derechamente como una familia. Y uno lo cree completamente.

RF7_03

Todo eso le da a R&F, especialmente desde la cuarta película, un valor agregado que la pone por encima del promedio del cine de acción. Ponerle corazón y alma a las obras no las hace menos dignas dentro del género sino que, por el contrario, les da una humanidad que se agradece.

R&F 7 sigue la tendencia de sus últimas predecesoras, y a ratos hasta las supera, siguiendo a la familia Toretto a una aventura que involucra hackers, líderes terroristas, un paseo por Dubai, y por supuesto carreras de autos, explosiones y peleas más que convincentes. Incluso se da el tiempo para ser emotiva. Para nadie es un misterio que Paul Walker (fallecido a fines de 2013) no sigue en la saga, por eso se encarga de despedirlo de manera digna y respetuosa. La presencia de Jason Statham, para muchos el gran ausente en los anteriores capítulos de la saga, sólo sazona aún más una historia que marca una distancia no menor con el resto del cine de su género. A ello debemos sumar el buen desempeño de su director James Wan, quizás no sea el gran director que el cine actual necesita, pero vaya que sabe armar historias que enganchen (El Conjuro, por ejemplo).

Es cierto, tal vez, como dicen los fanáticos del verdadero cine escandalizados con el éxito que esta saga ha logrado, que no tiene mucho seso. Pero de nada te sirven los sesos si no tienes corazón, y de esto último, R&F 7 tiene de sobra. Y todavía le queda. Para rato.

***1/2

FURIOUS 7

Director: James Wan

Intérpretes: Paul Walker; Vin Diesel; Michelle Rodriguez; Jason Statham; Dwayne Johnson; Tyrese Gibbons; Ludacris; Jordana Brewster; Kurt Russell; Nathalie Emmanuel; Rhonda Rousey; Djimon Honsou

Acción

2015

RF7_02

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s