yo, el peor de todos (revisitando a Ed Wood)

En el Hollywood de mediados de los ’50, Edward D. Wood Jr.(Johnny Depp) se gana la vida como cargador en un estudio de cine de Hollywood, al mismo tiempo que escribe y dirige obras de teatro de poca taquilla y mala crítica, junto a su novia Dolores (Sarah Jessica Parker) y algunos amigos.

Fanático de la fantasía, la ciencia ficción y el terror (y de vestirse de mujer porque le acomoda), Ed no tarda en trabar amistad con uno de sus ídolos de la infancia, Bela Lugosi (Martin Landau) el retirado actor húngaro que en sus mejores días encarnó a Drácula y encarnando a uno de los íconos del terror universal.

Esta amistad motiva a Ed a concebir nuevos proyectos, como la filmación de la película de bajo presupuesto Glen o Glenda, reuniendo un grupo muy especial de amigos y colaboradores que, contra todos los pronósticos lograrán sacar adelante sus más excéntricos objetivos…

edwood03

Si, sé que hace unos cinco años atrás algo comentaba sobre Ed Wood, la notable biografía que Tim Burton estrenó en 1994, basada en la insólita vida y carrera de Edward D. Wood Jr., considerado el peor director de todos los tiempos.

Pero se dieron varias cosas que me hicieron revisitar este filme. Primero, los veinte años que cumplió el año pasado. Segundo, el estreno de Big Eyes, segundo filme biográfico rodado por Burton y que se ha alzado como el filme mejor recibido de este director tras años de decepciones. Tercero, que Alexa Wolf me regaló tiempo atrás la notable edición en blu-ray del filme. Cuarto y no menos importante, darme cuenta que es mi película favorita de Burton y que me ha llevado a reorganizar mi top 5 de películas favoritas (sin mover a Alta Fidelidad de su top 1, por cierto).

Y hay que decirlo: los años y el HD hacen que Ed Wood sea una experiencia fílmica aún más alucinante y aún más grandiosa.

Y es que Ed Wood va más allá de la mera biografía. Ed Wood es la manera por la que Burton declara su amor al cine.

Si, es la historia de un tipo que pasó a la historia más por sus fracasos que por sus logros, aunque esa es una interpretación muy básica y negativa acerca del protagonista. Y esta, por mucho que sean los fracasos de Wood los que se relatan, no es una historia deprimente. Por el contrario, es una historia que reconforta. Que ayuda a poner de pie. Una historia rehabilitante.

Edward D. Wood Jr. Nunca tuvo talento ni aptitudes para dirigir películas. Pero lo que no tenía de capacidades lo tenía de ganas, de entusiasmo, de amor por el cine, y sobre todo de fe en si mismo. Ciertamente, los hechos nunca respaldaron esa fe, y por eso mismo casi debiéramos sentir lástima por Edward, lo cual sería un error. Lástima habría que tenerle si termina haciendo lo que hace porque no le quedó otra, lo que no fue así.

edwood01

Y por eso digo que es una historia para sentirse mejor. Al menos según cuenta Burton en su película, ese entusiasmo y devoción por el cine era lo que lo mantenía en carrera. El sueño de hacer esa película que un día convertiría su nombre en leyenda lo motivaba a hacer frente a los obstáculos (aún siendo estos provenientes de su propia torpeza) y seguir adelante. Incluso si eso implicaba recurrir a elementos poco ortodoxos como seducir a una aspirante a actriz para que le preste dinero para la película, convertir a todo su sui generis grupo de amigos y colaboradores más próximos a un culto evangélico o cambiar el final de una de sus obras para conseguir el financiamiento que le falta (okey, no serán los mejores métodos para financiarse, pero tampoco exageremos. Malo o pésimo que fuera, Wood era cineasta, no gangster).

No se trata de ignorar los impedimentos, sino que saber sobreponerse a ellos.

Lo que sale más fácil cuando tienes un soporte sólido en que afirmarte. Para Eddie, este soporte fue Bela Lugosi, el entonces retirado actor húngaro que se convirtió en el ícono máximo del terror de los primeros años de Hollywood. El fortuito encuentro entre Wood y Lugosi es retratado con maestría por Burton, quien nos muestra la complementaria y retroalimentada relación entre ambos. Para Ed, Lugosi es un maestro, hasta en cierta forma un padre (tema recurrente en la filmografía de Burton) de quien aprender, a quien pedir un consejo, y por lo mismo, alguien a quien admirar. Para Lugosi, Ed representa ese aprendiz, ese discípulo que nunca tuvo, vínculo que le vuelve a dar un sentido a su vida y ganando un segundo aire antes de entrar a la fase final de su existencia.

edwood02

La relación Lugosi-Wood no sólo fue un pilar para la carrera del cineasta, sino también para la grandeza de esta película. Johnny Depp, aún con pocos años de carrera en el cuerpo, se alzaba como uno de los grandes rostros de la década con esta interpretación, y Martin Landau tocaba el cielo, ganando un Oscar como mejor actor secundario (además de un Golden Globe por lo mismo).

Cuesta creer que este es el mismo Johnny Depp que lleva poco más de un lustro haciendo al mismo personaje (todos los últimos personajes de Depp son Jack Sparrow, con otros disfraces). Cuesta creer que el realizador de esta maravilla haya tenido un desempeño apenas regular la última década (excepto por Corpse Bride, Frankenwennie y hasta cierto punto Big Eyes).

Como no podía ser de otra manera, Ed Wood terminó por convertirse en un filme de culto, difícil de encontrar en dvd (solamente accedí a ella cuando encontré la versión zona 1, la zona 4 se descatalogó pronto) y se demoró su resto en aparecer en blu-ray. Lo que en ningún caso le resta valor, sino que, a la inversa, resulta perfectamente con el status que la historia se encargó de darle al homenajeado.

Porque Ed antes que un tipo con muchas ideas en la cabeza, demasiadas como para saber como llevarlas a cabo, fue un soñador. Un tipo que creía en sus sueños. Y, como le dice Orson Wells (Vincent D’Onofrio, notable!!) en una breve pero crucial secuencia, nunca debe dejar de perseguir los sueños, ni postergarlos para cumplir los de otros. Wood le hizo caso, y bien o mal que lo haya hecho, lo logró.

(Y quien lo diría: si Ed hubiese hecho carrera hoy, se hubiera sentido en su salsa. Sus películas quizás hubieran seguido siendo una mierda, pero se verían tan espectaculares que pocos se darían cuenta…no te parece, Michael Bay?)

****3/4

edwood_BR

ED WOOD

Director: Tim Burton

Intérpretes: Johnny Depp; Sarah Jessica Parker; Martin Landau; Bill Murray; Patricia Arquette; Jeffrey Jones; Vincent D’Onofrio; Lisa Marie; Juliet Landau; George The Animal Steele.

Drama biográfico

1994

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s