las vueltas del disco…y de la vida

Desde su infancia, cuatro treinteañeros bonarenses han compartido desde su gusto por el rock clásico en discos de vinilo, y un sinfín de peripecias.

Damián (Gastón Pauls) ha debido sortear el fin de una larga relación, así como una carrera como cineasta que no va para ningún lado definido. Luciano (Fernán Miras) es locutor de una radio para el adulto joven, incapaz de superar que Lila (Emilia Attias) lo haya dejado, harta de sus inseguridades y celos. Marcelo (Ignacio Toselli) ha vivido en función de convertirse en la banda tributo oficial de los Beatles para la Argentina, hasta que una chica que tiene todas las características que siempre ha evitado, llega para revolucionarle las hormonas. Y Facundo (Rafael Spregelbrud), compositor devenido en organizador de funerales, está a punto de casarse, aunque está lleno de dudas respecto del paso que está por dar.

A partir de este hecho, los cuatro muchachos se verán enfrentados a momentos cruciales en sus vidas y, por una vez, decidir en serio que es lo que esperan y quieren hacer con éstas…

diasvinilo_02

Un tiempo atrás, en Twitter, el gran Francisco Ortega habló maravillas de esta cinta argentina de 2012, y lo hablaba con tal convicción, especialmente respecto de su banda sonora y contexto general, que me picó. Así fue como empecé a perseguir Días de Vinilo. Y tras haberla visto, la nobleza me llamó a darle las gracias.

Dirigida por Gabriel Nesci, Días… es una entrañable comedia cuyos protagonistas bien podrían ser los hermanos menores de Rob Gordon (Alta Fidelidad) pero a la vez los hermanos mayores de los chicos de Cuenta Conmigo, y que se emparenta con aquellos filmes en cuanto a su temática fundamental: cuánto cuesta hacerse el ánimo de madurar, sentar cabeza y hacerse responsables, cuento protagonizado por cuatro personajes con los que no tardamos en encariñarnos, más que nada por sus defectos.

Si, por sus defectos. Porque tarde o temprano todos pasamos por lo mismo: ese momento en que aunque nos duela tenemos que asumir que la adolescencia se acabó, que ahora corremos y nos defendemos solos y que tenemos que de alguna manera arreglárnosla nosotros mismos para hacernos un lugar en el mundo, que nadie hará por nosotros.

Eso por un lado. Días de Vinilo no sólo hunde el dedo en la llaga del choque entre adolescencia tardía y madurez, sino también en otro tema no menor: la amistad y el tratar de entender que es lo que genera el vínculo entre un individuo y sus amigos. Reitero lo que dije antes (y me robo la frase de un libro de Fuguet)], lo que uno más quiere de sus amigos son sus defectos.

O más bien, sus imperfecciones ¿por qué lo digo?

¿Por qué las imperfecciones de nuestros amigos nos hacen sentir menos mal con las nuestras y mejor con virtudes que tenemos, por mínimas que sean? Puede ser, pero no es eso lo que quiero concluir.

diasvinilo_03

Porque de las imperfecciones con nuestros amigos es que surgen los espacios a partir de lo que nos complementamos. Tus carencias y mis virtudes se complementan, así como las mías y tus aciertos. Y ¿no es esa la base a partir de la cual crece la amistad?

Ahí está lo que hace que uno se sienta cómodo, se sienta en su salsa viendo Días de Vinilo. Sus protagonistas tienen sus aciertos, si, pero sobre todo tienen carencias evidentes. Ninguno tiene claro a donde quiere encaminar su vida…y si lo saben, no tienen la certeza de si realmente quieren dar ese paso o no. No es fácil, después de todo ese paso será el que definirá el resto de su vida.

Y no podemos culparlos por eso porque ¿alguien lo tiene claro? La mayoría no. Ni siquiera quienes se ufanan de tener su vida bien planificada y en orden. De ahí que uno termina agarrándole buena a este tipo de películas. Porque sus personajes pareciera que estuvieran inspirados en uno.

No es que seamos malas personas, o unos cobardes de tomo y lomo. Pero es que a veces algunas cosas son tan definitivas que intimidan y nos nublan las ideas, sin dejarnos espacio para orientarnos y saber a donde hay que llegar, y qué camino seguir.

Pero al menos nos queda el consuelo de saber desde donde partir.

No sé si fui claro, pero en mi defensa, puedo decir que aún no me repongo del KO.

***3/4

DIAS DE VINILO

Director: Gabriel Nesci

Intérpretes: Gastón Pauls; Inés Efron: Fernán Mirás; Emilia Attias; Rafael Spregfelburd; Ignacio Toselli; Maricel Alvarez; Leonardo Sbaraglia

Comedia/Romance

diasvinilo_poster

2012

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios