12 razones para celebrar los 30 años de Transformers

Esta columna fue publicada hace unas semanas atrás en el sitio amigo Hijos del Átomo. Con el inminente estreno de Transformers: Age of Extinction la publico ahora en el blog en que juego de local.

tr30_01

En un año en que los aniversarios han estado a la orden del día, uno que no pasa desapercibido será éste: los 30 años de Transformers. Si, tres décadas han pasado desde que fueran diseñados en Japón y producidos en masa por la alianza entre la norteamericana Hasbro y la empresa nipona Tanaka, convirtiéndose en una de las franquicias más populares a nivel mundial. ¿Por qué este acontecimiento debiese ser celebrado universalmente? He aquí un puñado de razones.

1.-Por el cómic que Marvel publicó, a partir del diseño de personajes realizado por Bob Budiansky. Fue de la mano de los guionistas los guionistas Jim Shooter, (Spiderman, Avengers) y Dennis O’Neill (Batman, Green Lantern/Green Arrow) que Transformers pasaron de ser meros juguetes de colección en un universo con su propia cronología y desarrollo, al crear éstos conceptos como Cybertron y explicar el conflicto entre autobots y decepticons, así como la mitología propia de esta serie.

2.-Por la serie de TV coproducida entre Marvel y Sunbow Productions, que duró tres temporadas y otras cuantas películas, entre ellas, el notable filme de 1986. Aunque tiene sus diferencias argumentales con el cómic, mantiene los elementos principales: la búsqueda de los decepticons por la matriz del liderazgo, que contiene los secretos de la vida en Cybertron y, por ende, el poder, y la defensa de ésta por los autobots, conflicto milenario que se traslada a la Tierra cuando la vida en Cybertron se hace insostenible y sus habitantes deben buscar nuevos recursos energéticos. Esta serie sirvió para introducir a la llamada Generación 1, la más recordada y cotizada serie de figuras de acción perteneciente a esta franquicia.

3.-Porque TVN atinó y en 1986 presentó Transformers con una publicidad inédita para una serie animada, y que se convirtió en tal éxito, que pasó de un horario de mierda los domingos en la mañana a todos los días a eso de las cinco. Transformers fue para el canal nacional una apuesta arriesgada, que redituó con intereses por un par de años.

tf3002

4.-Porque durante los ’90, pese a haber bajado su presencia (no tuvo televisión, apenas algunos cómics y debio enfrentar el resurgimiento de los superhéroes tras las películas y series animadas de Batman y el exitoso relanzamiento de X Men; el auge del animé encabezado por Akira y el retorno de Star Wars al primer plano), Transformes se mantuvo como objeto de culto sólo para retornar con grandeza la década siguiente, a través de diversas series animadas que actualizaban el mito, y de los cómics ahora publicados por IDW.

5.-Porque Transformers, el filme de Michael Bay producido por Steven Speilberg de 2007, hizo realidad el sueño de muchos, de ver en formato live-action a estos personajes. Y si bien las secuelas de 2009 y 2011 han sido para el olvido (cruzamos los dedos que la cuarta parte próxima a estrenarse salve la plata), la primera era tan buena que cada vez que la vemos perdonamos los dos desastres posteriores.

6.-Porque cuando Bay nos hace perder la fe en la robótica, Transformers Animated y Transformers Prime nos vuelven a entusiasmar con los autobots.

7.-Porque mucho antes que Speilberg y Jurassic Park, el público se reencantó con los dinosaurios a través de los dinobots, que además nos presentaron a Grimlock, acaso uno de los más populares y queridos autobots.

tf3004

8.-Por Optimus Prime. Líder por antonomasia de los autobots. Último heredero de los Prime, la familia fundadora de la especie transformer, encarna todas las virtudes del líder por excelencia: sabiduría, valor, coraje, inteligencia y un recto sentido del honor, capaz de perdonar la vida de hasta su peor enemigo si fuera el caso. Si Superman o el Capitán América tuvieran un equivalente robótico, claramente sería Optimus Prime.

9.-Por Bumblebee, el primer autobot en contactar con humanos. Si, está Ratchet, Prowl, Jazz, Wheeljack, Ironhide, pero fue Bumblebee el primero en caernos bien. El primero que vio a la especie humana no como parte del paisaje. Heredero legítimo de C3PO y R2D2, Bumblebee demostró que los robots también pueden tener sentimientos. Es cosa de verlo en las películas de Bay, acaso la única razón por la que no las terminamos tirando al wc.

10.-Porque con los años hemos aprendido a valorar a Rodimus Prime, acaso el personaje más castigado por los fans. Un autobot corriente, un soldado común, que las circunstancias han terminado por convertir en líder, quiéralo o no. Muchos fans siguen cuestionando su designación como tal, pero así son los próceres: siempre hay un trabajo que nadie quiere hacer, pero sólo uno está dispuesto a hacerlo.

11.-Porque aunque al principio nos cayó mal Starscream, el eterno segundón y rival de Megatron, líder de los decepticons, al final le teníamos más buena que a Soundwave, el Espinita del bando de los malos. Y porque alguna vez quisimos que le torciera la mano a su líder.

12.-Porque a mediados de los 2000 conocimos una colección llamada Transformers: Star Wars, juntando en una sola colección las dos series más importantes del mundo de las figuras de acción. Y el mundo nunca volvió a ser tan perfecto.

tf3005

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

esa extraña familia estadounidense

Los Blake son una familia estadounidense recién llegada a una pequeña y tranquila ciudad de Normandía, en Francia. Tras instalarse y sufrir algunos malos entendidos y desconfianzas, el padre, Fred (Robert De Niro) intenta escribir una novela, mientras que la madre, Margie (Michelle Pfeiffer) vive para mantener su casa en orden, y sus hijos Belle (Diana Angron) y Warren (John D’Leo) se integran a su nuevo colegio. Y todos viven tratando de no llamar la atención…

Lo cual no es fácil, pues Fred Blake es en realidad Giovanni Manzoni, ex mafioso neoyorkino, sometido al programa de protección a testigos del FBI, tras delatar a algunos de sus antiguos colegas. Y si bien el agente a cargo, Stansfield (Tommy Lee Jones) le ha exigido discreción, un leopardo no cambia sus manchas y no tardará en florecer el verdadero rostro de esta singular familia..

familiapeligrosa01

Aunque su obra no es precisamente extraordinaria, hay que reconocer que Luc Besson ha logrado remover la escena fílmica francesa, sacándola del círculo del cine arte, sacándola de la cátedra y acercándola al espectador común. Aunque a los amantes del verdadero cine les pese, Besson ha conseguido crear una cinematografía que nada tiene que envidiarle a los blockbusters de Hollywood. De repente, hasta mejor. Y sigue haciendo escuela.

Y aunque Besson ha tenido momentos muchos mejores, no hay que menospreciar Una Familia Peligrosa, cinta de 2013 que, aunque falla como cinta de acción, cumple como comedia, haciendo chiste a partir de ciertos lugares comunes. Por un lado, a todos los tópicos recurrentes a partir del choque cultural y las dificultades de adaptación de una persona o grupo de una comunidad a otro. Por otro, se agasaja con los lugares comunes del género de las mafias, especialmente cuando un personaje de éste entorno, por mucho que intente salir del elemento, termina por volver.

Le puedes sacar el vaquero al oeste pero no el oeste al vaquero. Puedes quitarle el gangster a la mafia pero no la mafia al gangster. Y eso origina varios de los mejores momentos de la cinta.

familiapeligrosaBR

Debemos decir que difícilmente Una Familia Peligrosa llegaría a puerto sin sus protagonistas. Ya hemos dicho que el gran mérito de Robert De Niro actualmente está en su tino de no tomarse tan en serio ni ponerse pretencioso o exigente. Lo que en otros actores consagrados podría ser un defecto, para De Niro ha sido una buena decisión: “Ya no tengo el mismo power de antes, así que mejor me exploto de otra manera”. Bien por él, y así nos dio el 2013 uno de sus años más prolíficos en mucho tiempo. Que decir de Michelle Pfeiffer y Tommy Lee Jones, otros que no tienen problemas en salirse de su registro dramático habitual para despacharse trabajos más lúdicos, sin perder la dignidad ni el prestigio (cofcofAlPacinocofcof). Ante tanto prestigo junto, poco pueden hacer los actores a cargo de los hijos de la pareja principal, aunque salen bien parados del entuerto.

Divertida película, y punto. Con eso suele bastar, cualquier otro análisis está de más. Ojo con la secuencia del cineclub.

***

THE FAMILY

Director: Luc Besson

Intérpretes: Robert De Niro, Michelle Pfeiffer; Tommy Lee Jones; Dianna Angron; John D’Leo

Acción/Comedia

2013

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata