un buen chico llamado Tom

Quizás por su enorme ego que a veces le juega malas pasadas, o su exagerada devoción a la cientología, además de tener un pasado de chico guapo que hacía películas taquilleras, a Tom Cruise se le crucifica y se le sentencia más allá de lo razonable. Es cierto que Cruise tiene sus defectos, pero no creo que eso lo vuelva un ser tan repudiable como para echarle tierra encima a una interesante carrera como actor.

Con altibajos, vale, pero no por eso menospreciable, y no cualquiera es capaz de mantener una carrera que lo tiene en las primeras planas por tres décadas seguidas. ¿No lo cree? Veamos algunos de estos puntos altos.

Cruise_01

Top Gun (1986)

Cruise ya llevaba algunos años de carrera en el cuerpo y había trabajado en filmes de cierta recepción como Risky Business, The Outsiders (esa pequeña y casi olvidada cinta de Francis Ford Coppola, suerte de secuela de La Ley de la Calle, del mismo autor, S.E. Hinton) y la cinta fantástica Legend, pero fue con este filme dirigido por Tony Scott que su nombre empezó a convertirse en sinónimo de taquilla.

Encarnando al cadete de aviación Pete “Maverick” Mitchell, quien entra a la Fuerza Aérea buscando limpiar su apellido luego de que su padre, también piloto de guerra, muriese en Vietnam en extrañas circunstancias. Ansioso por inscribir su nombre en la historia de la aviación de combate, su carácter a veces impulsivo y otras extremadamente cauto se vuelve su principal obstáculo a vencer.

El Color del Dinero (1986)

Paralelamente a la anterior, Cruise fue reclutado por Martin Scorsese, quien apostó muchas fichas en este novel talento para encarnar a Vincent Lauria, un joven jugador de billar que quiere hacerse un nombre en el mundo del profesionalismo. Para ello recurre a Fast Eddie Felson (Paul Newman) un semiretirado ex campeón de billar que ve en Vincent la posibilidad de redimirse con su pasado, retirarse con dignidad de las mesas…o volver a lo grande a las andadas.

Hemos comentado antes lo grande que es esta película, uno de los puntos más altos en la carrera del tío Marty, y hay que decir que su apuesta por Cruise, actor taquillero en rol que exige más carácter que buena pinta, fue ganada con intereses, como veremos a continuación.

Cocktail (1988)

Encarnando al estudiante Brian Flanagan, Cruise confirmó que su sola presencia en un elenco aseguraba una taquilla respetable, y su sueldo empezaba a subir como la espuma.

Es la clásica historia del chico que llega a la ciudad buscando triunfar. Necesitado de dinero para entrar a la escuela de negocios, Brian consigue trabajo de bartender en un popular club neoyorkino. Y aunque al principio es un desastre, su jefe, Doug (Bryan Brown) le toma aprecio y le enseña todos sus secretos. Pronto Brian se convierte en el barman mejor pagado de la ciudad, pero el éxito empieza a nublarle un poco la visión de las cosas.

Cuestión de Honor (1992)

Los años siguientes, Cruise comenzó a dar muestras de que era un tipo talentoso más allá de la taquilla. Filmes como Rain Man, Nacido el Cuatro de Julio (que podría ser una tremenda película si Oliver Stone no fuese tan panfletero), Días de Trueno y un Horizonte Lejano, servían para darle a Tom el empujón necesario para convertirse en un nombre de relevancia, y conseguir sus primeras nominaciones y reconocimientos. Todo lo cual se ratificó con este filme de Rob Reiner basado en la obra de teatro de Aron Sorkin.

Cruise encarna a Daniel Kaffee, abogado de la marina que en menos de dos años de carrera nunca ha perdido un caso, se ve enfrentado al primer juicio en su vida que no podrá arreglar llegando a un acuerdo: dos infantes han sido acusados de homicidio de un compañero de armas y todo indica que son culpables, incluso su propia confesión. Y Kaffee deberá recurrir a toda su astucia para salvarlos de ir a la cárcel. Esta debe ser la primera actuación gigantesca de Cruise. Esos quince minutos finales junto a Jack Nicholson disipan toda duda al respecto.

Cruise_03

Entrevista con el Vampiro (1994)

Este filme de Neil Jordan sobre la novela de Anne Rice bien pudo haber sido un relevo, pues Cruise aquí comparte escenas con el que bien puede ser considerado su sucesor más legítimo, Brad Pitt. Pitt encarna a Louis de Pounte du Lac, un vampiro de más de dos siglos de edad que cuenta un periodista su encuentro con Lestat de Lioncourt, el insaciable vampiro que lo convirtió en tal, salvándole la vida, y a quien ha pasado todos estos años tratando de evitar…ver esta película, luego ver Twilight y uno piensa ¿Qué pasó, vampiros? Antes eran chévere!

Misión: Imposible (1996, 2000, 2006, 2012)

No es fácil mantener una franquicia cuando entre cada capítulo transcurre más tiempo del aconsejable, y sus episodios han sido dirigidos por directores tan distintos entre sí (Brian De Palma, John Woo, J.J. Abrams y Brad Bird, respectivamente). Es aquí donde el talento de sus protagonistas cobra relevancia. Y Cruise, en la piel del agente secreto Ethan Hunt ha sabido ser el vínculo entre estas cuatro películas, armando una saga que se sostiene firme, no obstante los largos intervalos entre filmes y las diferencias entre realizadores.

Minority Report: Sentencia Previa (2002)

Cierto es que para este filme, Tom Cruise ya llevaba en el cuerpo otros cuantos intentos por ser considerado un actor talentoso, algunos con buenos resultados (Jerry Maguire, Magnolia) otros no tanto (la sobrevalorada Eyes Wide Shut y la intrascendente Vanilla Sky) pero para que andamos con cosas. Nos gusta ver a Tom en este otro tipo de películas, esta vez, de la mano de Steven Speilberg, sobre un cuento de Philip K. Dick. Cruise encarna al capitán John Anderton, jefe de la brigada de precrimen de la policía de Washington DC, cuerpo especializado en sancionar los crímenes antes de su comisión, gracias a unos personajes superdotados llamados pre-cogs. El drama comienza cuando éstos advierten de un crimen a pocos días de cometerse…con Anderton como culpable.

El Último Samurai (2003)

Confieso que esta tuve que darle hace poco una repasada para apreciarla mejor, la primera vez no estaba con todos los sentidos puestos en ella. Aquí, Cruise es Nathan Algren, un retirado capitán de la caballería estadounidense, tan ágil como militar como tan amargado como persona, víctima de los fantasmas de la guerra y de la culpa. Necesitado de dinero, acepta la propuesta del gobierno japonés por enseñar técnicas de guerra occidentales y así enfrentar a los pocos pero influyentes samuráis que van quedando y que impiden afianzarse al imperio nipón.

Durante una escaramuza, Algren es tomado prisionero y llevado a la aldea liderada por Katsumoto (Ken Watanabe), samurái y ex consejero del Imperio, caído en desgracia tras oponerse a las aspiraciones modernistas del emperador. Con el tiempo, la relación entre Algren y Katsumoto se convierte en una sólida amistad y aprendizaje recíproco, encabezando la última gran rebelión contra el imperio del sol naciente. Si algún mérito tiene la película es principalmente por las actuaciones de Cruise y Watanabe.

Colateral: Lugar y Tiempo Equivocados (2004)

Cruise_02

Dirigido por Michael Mann, esta debe ser por lejos la mejor actuación de Cruise en su vida, encarnando a Vincent, un frío y eficaz asesino a sueldo que contrata a Max(Jamie Foxx) un taxista común que se ve obligado a recorrer Los Angeles llevando a Vincent de una diligencia a otra, tratando de salir vivo de esta situación (testigo, rehén y cómplice de Vincent muy a su pesar) con la policía pisándole los talones. Canoso y avejentado, Cruise da una clara demostración del increíble talento de que es dueño.

La Era del Rock (2012)

Mucho rato pasó entre la película anterior y ésta. Entre medio se mandó un pequeño pero increíble e irreconocible papel en la comedia Tropic Thunder y un par de títulos que sólo inflaron su ego, pero no su prestigio (Knight and Day, Walkirye). Hasta Rock of Ages, donde se pone en la piel de Stace Jaxx, un rockstar con todas las de la ley: venerado por sus fans, resistido por los grupos conservadores y amante de cuanto exceso se le cruce por delante, en lo poco que Cruise figura en el filme queda claro que, cuando el ego y el narcisismo quedan atrás, el bueno de Tom es capaz de mandarse actuaciones tremendas.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s