más que una moda desechable

Es oficial. Esta mañana, después de varias oportunidades en que fueron postulados, se confirmó la incorporación de Depeche Mode al Rock’n Roll Hall Of Fame, encabezando junto a Nine Inch Nails la lista de incorporados para esta edición.

Nominados repetidamente los últimos años, el prestigio de ser incorporados a esta instancia es de todas maneras una gran noticia. Siendo una de las bandas insignia de la música pop inglesa de las últimas décadas, la incorporación de Depeche Mode al Salón de la Fama es un justo reconocimiento a una carrera de más de cuatro décadas de estar en la cresta de la ola.

¿Qué?¿Qué Depeche Mode no debería estar ahí?’¿Qué no es rock, sino sólo unos tipos que aprietan perillitas? ¿Por qué ellos usurpan en lugar que le han negado a tal o cual durante años?

Okey…vamos por partes.

Es cierto, durante su primera etapa (1980-1987) Depeche Mode fue uno de los baluartes del pop electrónico o synth-pop que tuvo su esplendor en aquellos años, junto a Yazoo, Erasure, Gary Numan, Devo, en fin.  Sin embargo, a partir del fundamental álbum Violator (que cumple 30 años en marzo, algo prepararemos para la ocasión), la relación entre la banda de Dave Gahan, Martin L. Gore Andrew Fletcher y, hasta 1993, Alan Wilder, con las guitarras se fue haciendo cada vez más cercana, y desde Song Of Faith And Devotion, el giro ya era definitivo, logrando una inédita fusión entre el rock más enérgico, y lo electrónico que definió el sonido por el resto de su carrera.

Además, pensemos en  bandas posteriores que reconocen como Depeche Mode a sus grandes influencias: Deftones, Korn, Nine Inch Nails, Marylin Manson, Smashing Pumpkins, The Killers, en fin.

Y que estén ocupando un puesto que, según otros fandoms, correspondería de justicia a otras bandas, bueno, no es culpa de Depeche Mode, sino de quienes votan para seleccionar a las nuevas incorporaciones. Ignoro la metodología, o quienes lo hacen y bajo qué reglas, pero si quieres que tu banda favorita esté en esta galería de selectos, reclámales a ellos.

Cuarenta años de carrera de una banda que, no obstante la salida de Wilder a mediados de los ’90, y ocasionales incursiones en solitario de sus integrantes, y uno que otro receso prolongado, en ningún momento ha mostrado atisbos de separarse.

Larga y victoriosa vida de esta moda desechable. Que fue mucho más que moda, y de desechable nada.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata (Twitter/Instagram)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s