buenos (aunque ya ni tan) muchachos

Sentado en la sala de estar de un asilo, el anciano Frank Sheeran (Robert De Niro) repasa los últimos cincuenta años de su vida.

De ascendencia irlandesa, y tras servir a EEUU en la Segunda Guerra Mundial, a mediados de los ’50 se ganaba la vida como camionero, hasta que cierto día conoce a Russell Buffalino (Joe Pesci), uno de los grandes líderes del crimen organizado de su ciudad, para quien termina trabajando como sicario, recaudador de deudas y realizando alguno que otro trabajo sucio.

Al poco tiempo, Frank comienza a ganar puestos dentro de su entorno, logrando llegar a lo más alto cuando se le encomienda servir de guardaespaldas para Jimmy Hoffa (Al Pacino) el carismático e influyente líder sindical, cuya cercanía con el crimen organizado le ha traído más de un enemigo…

Lo sabía. Algunas semanas atrás, me propuse que El Irlandés, la más reciente película del director Martin Scorsese, coproducida y distribuida a través de Netflix, iba fija en la parte alta de mi ránking anual. Dentro de las tres primeras de la lista, incluso.

Lo que no sabía era que tendría que ponerla en el número 1. A ese nivel de grandiosidad, a ese nivel de buena estamos hablando. Y ya que don Martin es un ferviente católico me tomo la libertad de esbozar la siguiente pregunta…¿a qué santo hay que ir a agradecerle de que Scorsese siga, a estas alturas de su carrera..y a esta edad…filmando con esta maestría?

¿A quién hay que agradecerle que Robert De Niro, el gran protagonista de este filme, Al Pacino (dos actores que las últimas décadas se habían dormido en sus laureles, reconozcámoslo) y Joe Pesci (cuyo retiro del cine hace unos años parecía irreversible e irrevocable) se hayan despachado unas actuaciones gigantescas, como en sus mejores tiempos? Díganme en qué templo está ese santo y le llevo todas las ofrendas posibles.

A partir de una novela de Charles Brandt, y sobre un guión de Steve Zaillan, Scorsese se mueve en un terreno más que conocido, y que le acomoda como anillo al dedo: la mafia. La historia de este irlandés, ex militar, devenido en sicario, actividad en la que logra su mayor realización personal, guarda más de un parentesco con otras obras del director, como las sublimes Buenos Muchachos (1989) y Casino (1995). El parentesco no se queda sólo en la temática y en la manera de contar la historia. Irishman alcanza iguales cotas de grandeza.

Parentesco que, sin embargo, no evita que tenga una sensación diferente en el caso de The Irishman. Porque donde Henry Hill (Ray Liotta en Buenos Muchachos) y Sam Rothenstein (Casino) logran la redención..o más bien, consiguen salirse con la suya, Frank Sheeran es un hombre que ha llegado el momento de enfrentar las consecuencias de las decisiones y acciones realizadas a lo largo de su vida. Y tratar de encontrar un poco de paz y perdón, sobre todo propio, al llegar a la etapa cúlmine de su vida.

Si hay un western crepuscular, ésta es perfectamente, una historia de mafias crepuscular. Ciertamente, la clase de película que un Scorsese filma con gusto, con comodidad y con devoción por el tema, por la historia, y por sus personajes, que se nota en la cuidada dirección de arte, donde la excelente fotografía de Rodrigo Prieto, y el trabajo cercano a la perfección de la ya habitual Thelma Shoonmaker, hagan que el ya soberbio desempeño de Scorsese como director ascienda al firmamento..y más allá incluso.

Tres horas y media que ni se sienten. O sí se sienten, en la medida que pensemos que cada minuto de nuestras vidas que requiere, valieron completamente la pena.

Y si bien hace más de una década, casi dos, que no colaboraban, la química entre De Niro y Scorsese se mantiene intacta, y el buen Bobby tiene clarísimo lo que su director quiere. Y se lo da. Misma cosa podemos decir de Al Pacino, debutante en el mundo de Scorsese, encarnando a un personaje tan influyente y carismático como controversial como fue Hoffa. Para ser su primera vez con este director su desempeño resulta sobresaliente (¡cómo te echábamos de menos, Al!), como también de Joe Pesci…¿seguros que lleva años retirado del cine? Yo lo vi como si nunca hubiese parado de trabajar.

Y me estoy quedando en los personajes principales.

Rondando los ochenta años de edad y el medio siglo de carrera como realizador, y aunque entre medio se haya pegado uno que otro bajón ocasional, lo cierto es que el talento de Scorsese está intacto, y sólo necesitaba la obra precisa para explotar en todo su esplendor y virtuosismo. El Irlandés era la respuesta, siendo no sólo su mejor trabajo en esta década, sino también una de las piezas claves de su filmografía.

Una cátedra de cine. Y la mejor película del año.

****2/3

THE IRISHMAN

Director: Martin Scorsese

Intérpretes: Robert De Niro; Al Pacino; Joe Pesci; Harvey Keitel; Bobby Cannavale; Jesse Plemons; Ray Romano; Anna Paquin; Stephen Graham

Suspenso/Policial/Gangsters

2019

(Lo siento, Marvel..lo siento, Kevin Feige..pero voy por Scorsese. Les acaba de ganar por paliza)

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata (Twitter/Instagram)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s