Willy vs Wonka: un cara a cara

Insisto que no es mi ánimo parecer indiferente o indolente con la situación que está pasando Chile desde hace tres semanas, pero cada cual enfrenta el stress que de ella deriva como mejor le acomoda. En mi caso, viendo películas. Y quiso el zapping que me encontrara con Willy Wonka y la Fábrica de Chocolates, la adaptación del cuento de Roald Dahl estrenada en 1971.

El tipo de películas ideal como para levantar el ánimo. Y es una película que me encantó desde la primera vez que la vi, una tarde de verano, por televisión.

Y me puse a pensar en la adaptación estrenada por Tim Burton en 2005. No remake, para nada, no corresponde esa calificación. Lo cierto es que la de Burton también me gusta mucho, teniendo muy claro lo diferentes que son.

(ojo, spoilers)

Porque si bien la historia es la misma –cinco niños que ganan un cupón dorado para visitar la popular fábrica de chocolates del excéntrico Willy Wonka (Gene Wilder/Johnny Depp). Cuatro de ellos son unos niños irritantes, y el quinto es Charlie Buckett (Peter Ostrum/Freddie Highmore), un niño que pese a vivir en la pobreza, siempre encuentra un motivo para andar de buen humor, y que adora los chocolates- ambas versiones presentan ciertas diferencias. Si gusta, acompáñeme a repasarlas:

-En ambas, Charlie vive en precarias condiciones en una pequeña casa que resiste apenas, con su madre y sus abuelos paternos y maternos que no se han levantado de la única cama en que viven por más de 20 años. En la versión de Burton conocemos al padre desempleado de Charlie, que no figura en la de 1971.

-La versión de Burton apela a la vida familiar de Willy Wonka y la conflictiva relación con su padre dentista –el peor enemigo de las golosinas- que ni siquiera se menciona en la de Mel Stuart.

-Grandpa Joe, el abuelo materno de Charlie, en ambas versiones es el familiar que mejor y más cercana relación tiene con el niño, sobre todo por la devoción que ambos sienten por los chocolates. En la versión de Burton se hace referencia al hecho de que el abuelo, en sus mejores años, fue obrero de la fábrica Wonka, que se omite en la primera.

-Tampoco se menciona en la versión de Stuart que Willy Wonka se vio forzado a cerrar su industria un tiempo, víctima del espionaje industrial. La de Burton sí lo menciona.

-La versión original sí presenta a Slugworth (ValeNada, en algunas traducciones), un inescrupuloso personaje que intenta sobornar a los niños premiados para que le proporcionen información de los productos de Wonka, aunque finalmente se trata del asesor personal del chocolatero, para conocer a los niños ganadores más en profundidad y definir con mejor base al ganador del gran premio mayor.

-Tanto Wilder como Depp encarnan a un Willy Wonka excéntrico y medio chiflado, y en ambos casos se trata de personajes que intentan superar años de aislamiento social y que, por lo mismo, no saben tratar con niños, pese a que son sus principales consumidores. La diferencia es que Wilder trata de ser cercano y paciente con sus visitantes, el Wonka de Depp no oculta su desdén, y hasta desprecio, por éstos.

-Las personalidades de los otros niños ganadores no cambia mucho. Agust Gloop y Veruca Salt siguen siendo los mismos, pero Violet Beauregard pasa de ser una mera adicta a masticar chicle a una niña que quiere ganar cuanto premio le pongan al frente, y Mike Teevee pasa de ser un niño que ve mucha tele, a un irritante gamer/niño rata.

-En ambos casos los Oompas Loompas provienen de Loompalandia, un lugar terrible. En la segunda versión, éstos duendecillos además son fanáticos del cacao, y son rescatados por Wonka para que trabajen para él y se paguen en los infinitos granos de dicho fruto a su disposición. En ambos filmes cantan la moraleja de cada chasco sufrido por los niños premiados, pero en la primera sólo cambian la letra de la canción, para una sola melodía.

La otra diferencia es más bien técnica. En 1971, los Oompas Loompas eran actores de baja estatura disfrazados. Muchos. Mientras que en 2005, eran personajes creados digitalmente, a partir del actor Deep Roy.

-El premio mayor consiste en una dotación vitalicia de productos Wonka y, en el fondo, la propiedad de la fábrica, dado que Wonka, luego de una crisis de la edad mediana, siente la necesidad de buscar un heredero.

-En ambos casos, Charlie casi no gana el premio mayor. En la primera, por una infracción a un contrato con muchas letras chicas firmado al inicio de la visita. En la segunda, porque no acepta la condición exigida por Wonka, de renunciar a su familia. En ambos casos, la honradez y la bondad del niño son claves para adjudicárselo.

-Ambas tienen momentos creepy. En la primera, la secuencia del paseo en barco fue censurada en algunas latitudes (aparte de lo oscura que ya es, Wonka se manda un pequeño monólogo acerca de la muerte y la locura), mientras que la segunda incluye una presentación con títeres que termina muy mal.

-En ambos casos, la conclusión es que Charlie se hace cargo de la fábrica, integrando a su familia a Wonka como un integrante más. Eso queda explícito en la película de Burton, mientras que en la de Stuart se insinúa.

Y usted, ¿encuentra alguna otra diferencia? Anímese y agregue.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata (Twitter/Instagram)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s