Hitchcocksas que se me ocurren

Ahora me cuadran muchas cosas.

Hoy Sir Alfred Hitchcock (1899-1980) habría cumplido 120 años.

No voy a ponerme esta vez a hablar de su gigantesco legado (junto con John Ford y Billy Wilder forman la que, según una doctrina mayoritaria, es la tríada fundamental del cine estadounidense, los responsables que de una vez por todas se valorizara al director por sobre al productor), porque de eso se ha hablado y se seguirá hablando ad eternum.

Sólo que me puse a sacar cuentas y concluí que, entonces, en 1999, Sir Alfred debió cumplir cien años de edad.

Ahí entendí todo. Ahí me quedó claro porque 1999 fue el último gran año del cine, como hemos reiterado hasta el cansancio: el año en que Alfred Hitchcock hubiera cumplido un siglo, fue el último año en que el cine tuvo un rendimiento cualitativo cercano a la perfección.

No podía ser de otra manera: estábamos ante un año bendito.

Al final todo cuadra.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata (Twitter/Instagram)