algo así como la crónica de una manía

Grata sorpresa es aquella que, cuando estás reordenando tus películas, volver a encontrarte con alguna que ni tú te acordabas que tenías en algún formato. Vista originalmente en algún verano de mediados de los ’80, cuando la televisión destinaba la tarde a programar películas, Fiebre de Juventud (originalmente titulada I Wanna Hold Your Hand, aunque también conocida como Locos Por Ellos) fue de esas películas que, mucho antes de hacerme cinéfilo, me repetía cada vez que la pasaban por la tele, y que, por la razón que sea, ha permanecido mucho tiempo casi en el olvido.

Estrenada en 1978, esta es la historia de cuatro amigas de New Jersey que, en febrero de 1964, deciden viajar a Nueva York cuando una de ellas afirma tener una estrategia para entrar al show de Ed Sullivan, donde la banda del momento, los Beatles, tocará por primera vez en Estados Unidos.

Todas tienen diferentes motivos para ir: Rosie (Wendy Jo Sperber) vive en función de lo que pase con la banda; Janis (Susan Kendall Newman), por el contrario, no es fan del conjunto, pero va en un acto de protesta por la invasiva presencia de los de Liverpool en los medios; Pam (Nancy Allen), está a punto de casarse y este viaje es, en cierto modo, su despedida de soltera; y Grace (Theresa Saldana), quien tuvo la idea del viaje, quiere entrevistar a la banda para el periódico escolar y, de esta forma, impresionar al profesor y lograr una buena recomendación pensando en la universidad.

Junto a ellas viajan Larry (Marc McClure), un simpático joven enamorado de Grace, que roba una carroza fúnebre de la funeraria de su padre para viajar a Nueva York- pensando en lo parecidas que son estas carrozas a las limusinas- y Tony (Bobby DiCicco), un muchacho que, aunque su disgusto por los Beatles llega al odio, se coló en el viaje sólo porque le pareció gracioso.

Puede parecer, a simple vista, una comedia simplona y superficial acerca de un puñado de jovencitas buscando conocer a sus ídolos, como aquellas muchas que suelen rodarse para aumentar los ingresos del ídolo de turno. Pero no lo es, y no precisamente porque esta película se haya rodado casi una década después de la disolución de la banda homenajeada.

Es que la película no se queda sólo en la comedia de enredos, en lo que funciona muy bien. Sin querer, partiendo de una idea disparatada (partir con lo puesto a conocer en persona a los mayores ídolos de la época), termina siendo un viaje de aprendizaje para las cuatro amigas. Rosie aprende sobre la perseverancia; Janis, sobre abrir la mente (sobre la marcha termina aprendiendo lo que los Beatles significan para tantas personas, más allá del negocio); Pam descubre que hay mucho más en la vida, que ser el trofeo de un tipo, y Grace a no dejar que las obsesiones le impidan ver las cosas que de verdad importan.

Y, aun considerando que, por la naturaleza misma de esta historia, es imposible considerarla como un testimonio de la realidad, tampoco anda muy lejos a la hora de retratar cómo se vivían aquellos días, en que uno de los grandes hitos de la cultura occidental, se encontraban en el peak de su popularidad.

Dije que a lo largo de los años me repetí varias veces esta película, en televisión, cable, vhs, descargas, en fin. Así fue como, muchos años después de verla por primera vez, y mucho después vine a darme cuenta que la película era producida por Steven Spielberg, dirigida por Robert Zemeckis y con guión de éste último junto a Bob Gale. Sí, básicamente los mismos responsables de Volver al Futuro, una de las grandes películas de mi vida, mucho antes de hacerse conocidos, en el caso de los últimos dos. Me demoré mucho en terminar de decir “Whaaaaaaaaaaa……??”, pero empezó a cuadrarme por qué me había gustado tanto.

Aún así, me llama la atención que, con este currículum, esta película esté tan postergada, tan olvidada. Doy fe de que salió en vhs en Chile, a fines de los ’80 –así fue como la vi en una ocasión- y sé que se lanzó oportunamente en dvd, y creo que alcanzó a salir una edición el blu-ray, pero hechas básicamente por cumplir con el contrato. Sin embargo, sé que fue rescatada hace algún tiempo por The Criterion Collection, así que tan olvidada no debe estar. Ojalá la pongan cuando esta empresa abra su canal de streaming.

***1/2

I WANNA HOLD YOUR HAND

Director: Robert Zemeckis

Intérpretes: Wendy Jo Sperber; Susan Kendall Newman; Nancy Allen; Theresa Saldana; Marc McClure; Bobby DiCicco; Eddie Deezen; Christian Juttner

Comedia

1978

fretamalt@hotmail.com   @panchocinepata (Twitter/Instagram)