ni la gran cosa, ni lo necesita

Cuando se entera de la desaparición de su padre, Harry, el joven analista de seguros Tim Goodman debe viajar a Ryme City para hacerse cargo de las diligencias del caso, cosa que le incomoda, ya que hace años cortó lazos con su progenitor, y Ryme es la única ciudad del mundo donde humanos y pokemones coexisten en forma pacífica, y Tim, pese a sus intentos, nunca ha logrado mayor afinidad con estos especímenes.

Sin embargo, cuando llega al departamento de su padre, Tim tiene un hallazgo increíble: un Pikachu que habla (Ryan Reynolds), quien asegura haber pertenecido a Harry, pero que no recuerda nada de su pasado inmediato. Pensando que la amnesia de la criatura y el paradero de su padre están relacionados, Tim y Pikachu deciden unir esfuerzos, aunque lo que van a descubrir excede sus capacidades…

El lanzamiento de Pokemon Go! Hace tres años tuvo como gran efecto volver a poner la franquicia Pokemon en boca de todo el mundo, sacándolo del nicho gamer/otaku en que había pasado relegada después del boom a principios de siglo. Así fue como volvieron a lanzarse toda clase de productor relacionados con la marca, y permitió dar vuelo al primer y postergado live-action de la franquicia.

Recogiendo la historia base de uno de los juegos basados en la marca, Pokemon: Detective Pikachu vio la luz, finalmente hace uno meses atrás, y lo hizo en un momento complicado: fue estrenada cuando Avengers: Endgame aún estaba en su peak, lo que claramente perjudicó la taquilla inicial del filme.

Si bien se afirmó con las semanas, el decisivo fin de semana de estreno estuvo por debajo de las expectativas. Y es que cuando lanzas un producto así de a lo grande, cuando el hype ya pasó hace mucho, suelen suceder cosas como ésta (si esta película hubiera sido estrenada a la par que el juego, o incluso durante 2017, otro gallo le cantaba). El nicho respondió. Lo que está fuera de él, no. Bueno, al menos no fue un desastre como X película que circuló por ahí.

Digamos las cosas como son, esta película tampoco es la gran cosa. Su argumento no puede ser más básico ni estar más lleno de lugares comunes (he visto capítulos de Scooby Doo donde el misterio está más desarrollado que esto), y se olvida al poco rato. Pero con todas esas carencias, no molesta, y hasta entretiene. Y deja caer un par de sorpresillas por ahí.

Y es que a la larga, el argumento de esta película no es más que una excusa para dos cosas mucho más importantes. La primera, mostrar a los personajes de Pokemon lo más realistas posibles, y cómo se verían si circularan entre nosotros, y en ese sentido, la película cumple, y los personajes lucen.

La segunda, y para esto es importante ver la película en inglés (aunque siendo el doblajista el mismo, hasta cierto punto funciona igual) es la verborrea de Ryan Reynolds en el rol de Pikachu. Y es que por un lado tenemos al tierno y simpático ratoncito eléctrico, hablando con la voz de Deadpool, sumado a las bromas y comentarios graciosos que emite la criatura (¿habrá alguna versión Unrated de esta cinta? Yo la lanzaría).

Tengamos claro que es una película al servicio de la franquicia en la que se enmarca. Una película que busca seguir explotando y vendiendo videojuegos. Con todo, esa intención no es tan obvia –la hubieran estrenado antes, si fuera por eso- y con todas sus flaquezas es un filme que, mientras dura, agrada.

**1/2

POKEMON: DETECTIVE PIKACHU

Director: Rob Letterman

Intérpretes: Justice Smith; Ryan Reynolds: Kathryn Newton; Billy Nighy; Ken Watanabe; Chris Geere; Rita Ora

Comedia/Aventuras/Videojuegos

2019

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata (Twitter/Instagram)