Batman 30 Bonus Track: Batman y Chile

Es curiosa la historia del Batman de Tim Burton con Chile…se estrenó en diciembre de 1989, varios meses después del hype, y la reacción del público fue bastante tibia. Nunca un fracaso, pero en comparación con la taquilla lograda a nivel mundial, la chilena fue una de las más pobres.

Si bien hubo entusiasmo entre los afortunados que podían acceder a comics de la época (las ediciones argentinas, españolas o mexicanas sólo llegarían masivamente un par de años después) el público, acostumbrado al Batman sonriente y colorido de la televisión, miró esta nueva versión con distancia, lo que llevó a que la película tuviera pocas semanas en cartelera.

La crítica tampoco puso mucho de su parte. Salvo algunas reseñas favorables (Héctor Soto valoró el talento de Burton y su apuesta por una versión distinta de lo acostumbrado) y el entusiasmo de algunos medios alternativos, la prensa de espectáculos chilena, compuesta (incluso en estos días, aunque menos que antes) por redactores que no saben en qué otra sección poner, la destrozó, como suele hacer con lo que no sabe cómo procesar (pregúntenle a Mike Patton, cuando FNM fue a Viña el 91, o a Jorge González en el mismo evento).

En tiempos en que las películas podían tardar un año en salir en vhs, Batman llegó al formato casero en mayo de 1990, donde tuvo un segundo aire, al llegar con más facilidad al espectador realmente interesado.

Para el estreno de Batman Vuelve, en 1992, público, prensa e industria estaban mejor preparados, con las lecciones aprendidas, y la que a la postre sería la mejor película de Batman (hasta TDK) tuvo un pasar harto más interesante en salas. En fin, había que aprender de alguna manera.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata (Twitter/Instagram)