un hombre y su precio

Antes de una hora desde que ejecutara al líder criminal Santino D’Antonio, y John Wick (Keanu Reeves) se ha convertido en un hombre marcado, cuando es ofrecida una recompensa de catorce millones de dólares por su cabeza.

Con asesinos a sueldo acechándolo desde cada rincón de Nueva York, Wick agotará hasta su último recurso para buscar venganza de aquel o aquellos que lo pusieron en esta situación..eso, si no termina con una bala en el cráneo antes…

Se le podrá criticar todo lo que se quiera a una película como John Wick 3: Parabellum, pero hay una virtud que matan todo lo que le echen encima de una sola vez: su honestidad, en cuanto lo que nos da es efectivamente lo que nos ofrece, y su nula intención de querer hacernos pasar gato por liebre.

Así ha sido desde la sorprendente primera película de la saga y su secuela (2014, 2017), y en este tercer capítulo, donde desde el primer teaser que tuvimos de éste, se nos mostraba clarito lo que nos quería entregar: acción, tiroteos, balaceras, peleas cuerpo a cuerpo, en fin. Todo lo que nos ofrecen, que es lo que uno espera de encontrar en este tipo de películas, nos lo dan.

Ahora, esto no quiere decir que el argumento de la película sea básico, superficial, una mera excusa para terminar después en balas para todos los que se crucen. Ese es un defecto habitual en el cine de acción, error en el que ésta película, no cae. Continuación directa de la película anterior, al punto que podríamos considerar que estamos ante un únic gran relato dividido en tres partes (empieza una hora después de donde termina la anterior, mientras que la segunda parte a los pocos días del final de la primera), estamos ante un caso en que no hay que darle tantas vueltas para entender de donde viene y para dónde va la cosa.

Así las cosas, no hay que cabecearse mucho para entender esta película, cuya argumento se vale de sí mismo, y simplemente sentarse a disfrutar. Porque si andamos buscando emociones fuertes, esta película tiene por toneladas.

Y es que si nos ponemos a pensar en lo que es el cine en sí mismo, el arte de contar historias con imágenes, crear emociones a partir de lo visual, entonces el director de las tres películas de esta saga, Chad Stahelski, ha entendido muy bien la idea. Tal como en el mejor momento del western, JW 3, más allá de la alegoría a la violencia que algún ocioso podría denunciar a falta de algo mejor que hacer, deja que la imagen sea la que habla. Y su mensaje es claro, atractivo y queremos conocerlo hasta el final. Todos detalles que hacen de ésta saga, de la cual nadie pudo haber esperado mucho al inicio, una de las grandes cosas que nos dejará esta década.

Nunca, ni en The Matrix, ni en Punto de Quiebre, ni en ninguno de los puntos más altos de su carrera, un tipo que es imposible que caiga mal como Keanu Reeves se vio tan cómodo en un papel como en el de Wick. Esa sensación trasciende la pantalla, lo que es claramente un plus para la serie.

Película que funciona y cumple totalmente lo que promete (desbancó del primer lugar de la taquilla a ese acorazado llamado Endgame), tercer capítulo de una saga que parece lejos de agotarse, John Wick 3 es una película que parece decirnos, simplemente “siéntate y disfruta”. Hágale caso.

***1/2

JOHN WICK 3: PARABELLUM

Director: Chad Stahelski

Intérpretes: Keanu Reeves; Ian McShane; Halle Berry; Anjelica Houston; Laurence Fishbourne; Asia Kate Dillon; Mark Dacascos

Acción

2019

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata (Twitter/Instagram).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s