no merecía tanto castigo…

Poco recuerda Mark Hogancamp (Steve Carell) de su vida anterior a la paliza que recibió de una pandilla, afuera de un bar, hace algunos años atrás. Tras nueve días en coma, y años de rehabilitación y medicación, Hogancamp se ha vuelto un individuo inseguro y frágil.

Lo único que hace sentir cómodo a Mark es Marwen, el imaginario pueblo belga, sitiado durante la Segunda Guerra Mundial, defendido por Capitan Houguie y su grupo de mercenarias, constituido por un set de figuras de acción y muñecas, cuyas aventuras monta en el jardín de su casa, fotografiándolas y que le han dado cierta popularidad en su comunidad.

Si bien este juego le permite evadirse de su triste realidad, es lo que le permitirá poner orden y sacar la fortaleza que se necesita para salir adelante su vida…

Le ha tocado bailar con la fea a Robert Zemeckis la última década. Aunque no ha perdido un pelo de sus habilidades fílmicas, la mayoría de sus filmes de la última década, salvo Los Fantasmas de Scrooge o The Flight (Beowolf,  The Walk, Aliados) han estado muy peleados con la taquilla, y a duras penas han duplicado su presupuesto, evitando las pérdidas, siendo Welcome To Marwen, su más reciente trabajo, el punto más bajo de esa curva descendente: una recaudación modesta de doce millones de dólares, frente a un presupuesto cercano a los cuarenta, que hizo que su paso por cartelera fuera más corto de lo esperado, incluso en los cálculos más pesimistas.

Hay una sola forma de entender qué pudo haber hecho un director normalmente eficiente para caer tan bajo: viendo la película.

Basada en la historia real de Mark Hogancamp, un hombre que superó las traumáticas consecuencias del ataque sufrido a manos de una pandilla de neonazis, cuya vida ya fue retratada anteriormente en el documental “Marwencol”, el trabajo de Zemeckis tiene cosas buenas. Claro, es un punto bajo si la ponemos frente a sus mayores hitos (la trilogía Volver al Futuro, Forrest Gump, Contacto o Náufrago) pero tampoco es para darle en el suelo como le sucedió en taquilla.

Basuras peores han tenido mucho mejor pasar en boletería.

El problema parte desde el momento en que Zemeckis bifurca la historia en dos ramas: por un lado, la vida diaria de Hogancamp, el duro proceso de rehabilitación y recuperación de sus memorias y de su vida. Por otro, las aventuras de su alter-ego plástico, Captain Hougie, durante el sitio de Marwen.

Ciertamente, esta última parte resulta mucho más interesante. Zemeckis es un gran narrador del género de aventuras, y siendo ese el leit-motiv de esta rama del filme, claramente es donde se siente más cómodo y se desenvuelve mejor. Con el apoyo de un innegablemente buen trabajo visual (Zemeckis ya había hecho interactuar a un hombre con un conejo animado, y a Tom Hanks con al menos tres personajes históricos ya fallecidos, qué le iba a costar transformar a su elenco en figuras de acción..además que el diseño de personajes resulta visualmente agradable), las historias que transcurren en Marwen daban para una película por sí sola.

Las debilidades corren por el lado live-action del relato. Sin desmerecer el muy buen trabajo de Steve Carell –para ser un actor que viene de la comedia, le quedan bien los personajes dañados- la historia no es muy diferente de cualquier otra película de superación ante una tragedia personal y descontrol que hayamos visto en otros lados.

Paso en falso pensando en el mismo director que nos presentó a un personaje que, sin buscarlo, fue testigo presencial de los mayores hitos de la historia; o a otro que, varado en medio de la nada, supo sacar fuerzas de no sabemos donde para no sucumbir al aislamiento, la muerte o la locura. Cuando uno recuerda los trabajos anteriores de Zemeckis, un relato tan plano y estructurado de manera tan evidente como el de Hogancamp, que sólo nos termina importando para ver qué tanto de esta vida influye en el relato paralelo, es un evidente retroceso.

Welcome to Marwen no es una gran película, apenas un filme correcto, que se salva gracias al buen trato que le da Zemeckis a su relato “secundario”, por decirlo de alguna manera, y que una vez armado el puzzle en el último acto nos queda todo mucho más claro y nos permite apreciar las cosas buenas que este filme tiene, globalmente considerado.

Pero no era para darle en el suelo con esa taquilla tan miserable. Me gustaría saber con qué blockbuster le tocó competir, pero aún así no me lo explico, pensando que hay basuras que han tenido números mejores

**3/4

WELCOME TO MARWEN

Director: Robert Zemeckis

Intérpretes: Steve Carell; Leslie Mann; Gwendoline Christie; Eiza González; Janelle Monae; Merrit Wever; Diane Kruger

Aventuras/Fantasía

2018

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata (Twitter/Instagram)