avalando a los Titanes

Aunque lleva casi un mes desde su estreno en EEUU y en muchos más países, lo cierto es que recién este jueves llega a nuestras salas Teen Titans Go! To The Movies, la extensión cinematográfica de la serie animada estrenada por Cartoon Network hace algunos años, convertida en uno de los caballitos de batalla de dicha cadena y la única producción animada de Warner/DC Comics, con las características de serie (pensando que en animación, DC ha privilegiado las películas para dvd y cortos para streaming antes que producciones de mayor periodicidad y masividad), adaptación que busca capitalizar en cine la gran popularidad del show.

Pese al éxito de la serie estrenada en 2013, que retoma las aventuras de Robin, Starfire, Raven, Cyborg y Beast Boy, quienes ya habían protagonizado una serie animada (realmente buena, como casi todo lo que hizo el equipo de Bruce Timm y Paul Dini, emitida entre 2003 y 2007), lo cierto es que Teen Titans Go!, no ha estado exenta de críticas, pues pensando en el antecedente más próximo –la citada serie- a muchos les cuesta asumir el tono esencialmente infantil y cómico de la versión actual, toda vez que se trata de la vida diaria de estos jóvenes héroes, aun cuando no enfrenten situaciones de emergencia, ni villano alguno (que es precisamente, el puntapié inicial de la película), y que al menos en EEUU han acaparado tanto la parrilla programática de CN que salen hasta en la sopa.

Pues pueden decir lo que quieran. Y es posible que el 90% de esas críticas tengan toda la razón.

Pero quiero verla. No sé si en cine, en dvd, streaming o incluso haciendo zapping si no queda más remedio. Pero quiero verla. Sobre todo cuando la recepción crítica ha sido sorprendentemente favorable, calificándola como una de las películas más entretenidas de la temporada.

Y es que con todo lo que se le pueda criticar, Teen Titans Go!, representa una manera muy original de acercar al menor de diez años a la gran mitología del siglo XX, como es el mundo de los superhéroes ¿Quién sabe si en una de esas uno de estos niños se entusiasma y pasa de Teen Titans Go, a la Teen Titans original, o a Young Justice, y de ahí a la Liga de la Justicia. Y de ahí se entusiasma con el cómic, descubre los New Titans de Wolfman y Pérez de principios de los ’90, y así sucesivamente?

No veo de qué se quejan. Teen Titans Go, así como otros proyectos como DC SuperHero Girls o las películas con Lego, son instancias válidas para ir descubriendo este género. No deberíamos criticarlo, deberíamos valorarlo. Quizás no por su contenido, pero sí por el tremendo universo que le están presentando a su público objetivo.

Además no es tan terrible. Yo conocí a Batman por Adam West y por esas series animadas donde Batman sonreía, dejaba moralejas y tenía como personaje de apoyo al irritante Batiduente.

Así las cosas, y en comparación, Teen Titans Go no es una mala manera de introducirse en el mundo de los superhéroes.

¿¿O acaso el derecho de hacerse los graciosos es exclusivo de Marvel??¿¿Ahh??

fretamalt@hotmail.com   @panchocinepata (Twitter/Instagram)