Todos Contra Uno

El universo enfrenta su hora más oscura.

Desesperado por encontrar las seis Gemas del Infinito, que dan a su poseedor el poder absoluto y el control sobre todo lo que existe en el universo, el monarca Thanos (Josh Brolin) ha arrasado con todos los mundos en que ha estado, dejando una estela de muerte y destrucción a su paso.

Su última incursión ha dejado, milagrosamente, dos sobrevivientes: Thor, Dios del Rayo y Señor de Asgard (Chris Hemsworth) y la criatura conocida como Hulk/Bruce Banner (Mark Ruffallo). Mientras el primero de ellos es rescatado por los Guardianes de la Galaxia, el segundo llega a Nueva York. Ayudado por el Doctor Strange (Benedict Cumberbacht), Banner toma contacto con Tony Stark, Ironman (Robert Downey Jr) y le pide ayuda a los Avengers para enfrentar la inminente llegada de Thanos.

El problema es que tras la aprobación de los acuerdos de Sokovia, los Avengers se han separado, y varios de sus integrantes más hábiles, en la clandestinidad, resultan imposibles de contactar…

Ha pasado una década desde el momento en que Marvel dio inicio a su aventura cinematográfica con el estreno del primer filme de Ironman. Diez años en que se convirtió de una empresa editorial dedicada a vender licencias de sus personajes a un estudio cinematográfico hecho y derecho, con un ambicioso proyecto, el Marvel Cinematic Universe, y un estilo de contar sus historias, la llamada fórmula Marvel.

Y si bien muchos críticos han señalado que tras diez años y dos o tres filmes anuales, la fórmula está gastada y se ha vuelto repetitiva, lo cierto es que el proyecto dio sus frutos, y hoy, aunque a algunos le duela, prácticamente marca las directrices para la gran industria cinematográfica.

El estreno de Avengers Infinity War marca la cúspide de este fenómeno, y celebra los diez años de existencia del MCU con este gran proyecto que reúne a casi la totalidad de los personajes que protagonizan esta historia.

Y sí, es fórmula. Es aplicar una vez más la combinación aventura+drama+comedia que le ha traído excelentes dividendos a Marvel durante los últimos diez años, fórmula que está muy lejos todavía de agotarse. Por el contrario, y teniendo presente que la multiplicidad de personajes protagónicos involucrados (más de una docena) y los distintos ángulos desde los que se cuenta podría desconfigurar gravemente la historia, Infinity… es la mejor película del, a estas alturas, subgénero Marvel en muchos años.

La primera, de hecho, desde Avengers (2012) que saliendo del cine ya me quería repetir al toque.

Esto es porque el planteamiento que sus directores, Anthony y Joe Russo (responsables de Captain America:Civil War, y Captain America: The Winter Soldier, para muchos la mejor película del MCU) fueron bien inteligentes a la hora de armar su película.

Toman una historia base realmente simple: villano tan poderoso como inescrupuloso en búsqueda de un objeto que le dará un poder aún más absoluto, y el puñado de héroes dispuestos a enfrentarlo, pese a no estar tan unidos ni tener todos los recursos necesarios. El resto, narrar cómo estas diferentes facciones de héroes enfrentan la inminente amenaza que se les viene encima.

Los hermanos Russo tienen habilidades de sobra para armar este relato, ciertamente más sombrío que las anteriores películas del MCU, a partir de los distintos frentes, y los diversos subgrupos en que sus protagonistas han debido dividirse, en que se desarrolla la acción, sin que el espectador caiga en confusiones, y sin que una resulte más preponderante que las otras, sabiendo que todas esas líneas hacen un aporte fundamental e igualmente importante para la resolución de la historia, en cuya resolución confluyen. Se nota que los Russo conocieron de cerca la saga en que se inspira mayormente esta película (publicada en 1991) y fueron bien leales y respetuosos de su espíritu, causando en el espectador el mismo impacto que provocó en los lectores hace dos décadas.

Avengers: Infinity War es un logro en más de un sentido. No sólo demuestra que el modelo, la fórmula en la que se enmarca está lejos de agotarse sino que, al revés, puede dar resultados superiores aún, sino que eleva hasta las nubes los estándares del género.

DC/Warner tiene mucho que aprender si pretende construir un universo cinematográfico del nivel que Marvel ha armado a lo largo de esta década. Ha intentado alejarse de la fórmula, acercarse a la fórmula, pero no ha dado con el punto exacto del éxito de su histórica competencia, más allá de los modelos para armar: en conocer la historia que estás contando, quererla y creer en ella. El triunfo, en más de un sentido, que resulta ser Avengers Infinity War, no es más que consolidación de ese modelo con el que, hasta ahora, está ganando por paliza.

****

AVENGERS INFINITY WAR

Director: Anthony & Joe Russo

Intérpretes: Robert Downey Jr; Chris Evans; Chris Hemsworth; Scarlett Johansson; Chris Pratt; Zoe Saldanha; Dave Bautista; Bradley Cooper; Vin Diesel: Josh Brolin; Mark Ruffallo; Tom Hiddleston; Chatwick Boseman; Sebastian Stan; Anthony Mackie; Elizabeth Olsen; Paul Bettanny; Don Cheadle; Benedict Cumberbacht; Karen Gillan; Tom Holland; Peter Dinklage; Idris Belba; Benedict Wong; Gwyneth Palthrow; William Hurt

Superhéroes

2018

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s