cualquiera de ustedes puede ser un asesino

Hercules Poirot (Kenneth Branagh) ve interrumpidas sus vacaciones en Estambul cuando es requerido para volver a Londres lo antes posible, y a través de un amigo suyo, el Sr. Bouc (Tom Bateman), Poirot consigue una habitación en el exclusivo Expreso de Oriente, el lujoso tren que atraviesa Europa de oriente a occidente.

A poco de abordar, un norteamericano llamado Ratchet (Johnny Depp) intenta trabar amistad con él y contratarlo como guardaespaldas, ya que ha recibido repetidas amenazas de muerte. De las propias palabras de Ratchet, Poirot deduce que éste se dedica  al tráfico de obras de arte y declina la oferta.

Durante la segunda noche del viaje, el tren sufre un desperfecto y queda varado en Yugoslavia, en plena tormenta de nieve. A los pocos minutos, es descubierto el cadáver de Ratchet, el que fue apuñalado reiteradas veces.

Convencido de que el asesino se encuentra en el tren, Poirot interrogará a todos y cada uno de los pasajeros, todos los cuales tienen algo en contra de la víctima. Y sus conclusiones remecerán hasta las más sólidas convicciones del detective.

Aunque el cliché del detective literario o de ficción es Sherlock Holmes, a nivel masivo suele olvidarse a otros personajes tan trascendentes como el creado por Arthur Conan Doyle. Como Miss Marple, de Agatha Christie, Auguste Dupin, de Edgar Allan Poe, Philip Marlowe, de Raymond Chandler, Nancy Drew y los Hardy Boys, el Inspector Maigret, las obras de Elmore Leonard y James Ellroy, Dick Tracy, The Spirit, de Will Eisner, el Batman de sus primeros años, Columbo, Mike Hammer y por supuesto, Hercules Poirot, de la propia Agatha Christie.

Protagonista de 41 relatos entre 1920 y 1975, y diversas adaptaciones a las distintas pantallas (la más popular, aquella serie inglesa protagonizada por David Suchet, entre 1989 y 2013), Poirot se distinguió por su estilo único de investigar. Si bien para Poirot también tiene importancia la recolección de pistas, fechas, datos y detalles que el policía común suele dejar pasar, Poirot se enfocaba en analizar la condición humana de los sospechosos y de sus víctimas, recurriendo a la psicología para obtener las respuestas que necesita, haciendo las preguntas adecuadas y dejando que su gran capacidad analítica y deductiva haga el resto.

Asesinato En El Expreso de Oriente es la más popular de las historias de Hercules Poirot, y una de las que más veces ha sido llevada al cine, la más reciente de ellas, esta vez protagonizada y dirigida por Kenneth Branagh. Y es quizás el mejor ejemplo del método Poirot: un crimen, en un espacio cerrado y aislado (un tren varado en medio de la nieve), y un puñado de sospechosos, todos los cuales con un móvil válido para cometerlo.

La dirección de Branagh es funcional y fiel a la obra de Christie, en cuanto a su estructura y a su espíritu. Y con el suficiente oficio como para sostener un relato entretenido y atractivo para el espectador, manejando los ritmos y atmósferas de manera adecuada al objetivo de la obra, esto es, la resolución de un crimen y la búsqueda de su responsable, a partir de las personalidades de los sospechosos y sus móviles. Se agradece además que Branagh opte por evitar las fórmulas del blockbuster (que funcionaron bien y mal en el Sherlock Holmes de Guy Ritchie, mientras que Branagh opta por ser más cauto y no caer en riesgos que no necesita) a fin de ser respetuoso con la estructura coral y casi teatral de la novela.

No es una película perfecta, en todo caso…¿se han fijado que a veces están viendo una película y les da la sensación que sus realizadores estaban muy entusiasmados con el rodaje y de repente se acordaron que la película no podía pasar de una duración determinada, por lo que la parte final de la cinta se ve apresurada, forzada, que de manera abrupta tuvieron que contarte cómo termina la historia?

Es el problema de Asesinato… Branagh, su elenco, su equipo, están tan entusiasmados en contar su relato, que de pronto pareciera que se acordaron que tenía que ponerle final, y los últimos 15 o 20 minutos se sienten como un frenazo de golpe, que te empuja contra el parabrisas delantero. Y el muy buen viaje que estabas haciendo termina con un sabor desagradable. No te va a hacer mandar al carajo las experiencias y recuerdos gratos, pero ciertamente te lo echa a perder.

Eso pasa con Asesinato…está siendo un gran viaje, pero el final es tan abrupto, y tan a la rápida, que la frustración es inevitable.

***

MURDER ON THE ORIENT EXPRESS

Director: Kenneth Branagh

Intérpretes: Kenneth Branagh; Tom Bateman; Johnny Depp; Daisy Ridley; Judi Dench; Michelle Pfeiffer; Josh Gad; Williem Dafoe; Penélope Cruz; Derek Jacobi; Olivia Colman; Manuel García-Rulfo.

Suspenso/Policial

2017

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s