cuando la vergüenza afloja

Bienvenidos a Scheffield, la orgullosa capital inglesa del acero!!

La industria metalúrgica ha hecho de Scheffield la ciudad más grande del Reino Unido, donde sus habitantes gozan de un excelente nivel de vida gracias a los muy buenos salarios que el acero genera, convirtiéndola en el mayor foco del progreso británico y un polo para el desarrollo social.

…Bueno, o al menos así fue hace veinte años atrás. Actualmente, luego del cierre de varias plantas metalúrgicas y la quiebra de otras cuantas, Scheffield es una sombra de lo que alguna vez fue, y tiene convertidos a muchos de sus habitantes en desempleados.

Dos ejemplos de ello son Gaz (Robert Carlyle) y Dave (Mark Addy), antiguos trabajadores de fundición, a quienes la cesantía tiene en una situación desesperada: atrasado en el pago de las manutenciones, Gaz podría perder el contacto con su hijo Nate (William Snape) y matar la ya frágil relación existente entre ambos, mientras que la autoestima y la inseguridad de Dave lo han llevado a temer que su mujer cualquier día lo deje.

Cuando no pueden entrar a ahogar la frustración en su bar favorito, a causa de un show de strippers masculinos, y ver la cantidad de gente que hace fila para entrar, Gaz tiene una idea insólita: armar su propia banda de strippers…

Vaya que ha dado material para buenas comedias la Inglaterra (y áreas aledañas) de la era Tatcher y los años inmediatamente posteriores. Si bien para el resto del mundo, la política de la Dama de Hierro llevó a las islas a una época de esplendor, lo cierto es que en la interna, en lo micro, las cosas no eran para nada luminosas: empresas quebrando, cesantes multiplicándose, dramas humanos que a consecuencia de ello se hacían frecuentes.

El cine se encargó de revelar esas pequeñas tragedias y lo hizo en los más diversos registros, desde el drama de Mike Leigh, pasando por el cine denuncia de Ken Loach, hasta llegar a comedias como Waking Ned Devine, Billy Eliott, más recientemente Sing Street…y entre ellas ésta: The Full Monty.

Dirigida por Peter Cattaneo, y estrenada en 1997, si bien es cierto es un filme que nunca pierde su voacion de comedia, lo cierto es que es una comedia bien respetuosa de la situación de sus protagonistas: un grupo de perdedores cuyas existencias han llegado a un nivel tan bajo que ya no les afecta perder la poca dignidad que les queda, así como los pantalones –literalmente, también lo último que les queda- como última esperanza para salir del fondo.

Planteando un relato inteligente, agradable y respetuoso de su contenido, de sus personajes y de su público, The Full Monty no se burla de las desgracias personales que viven sus protagonistas, ni hace leña del árbol caído. Estamos ante una comedia muy equilibrada, que sabe poner en su justa medida el factor dramático de las pequeñas desgracias en que se ven involucrados sus protagonistas sin caer en el melodrama ni en el filme-panfleto. Tiene un poco, lo justo, de cada cosa, lo que nos ayuda a poner en el contexto y entender lo que nos está contando la película. Tanto el guión de Simon Beaufoy como el trabajo de Cattaneo en la dirección reman en ese sentido, dándonos como resultado un cuento entrañable, al que es imposible tenerle mala, sino que terminamos por agradecer que sea tan divertida como balanceada y, ante todo, honesta.

En un mundo en que existen películas como La Vida Es Bella, que da tanto esforzarse por emocionar termina convertido en un lastre, filmes como The Full Monty, con todo lo oscuro que pueda ser su contexto, es una película que cala mucho más hondo, pega mucho más fuerte y nos deja un sabor mucho más agradable. Y vaya que nos caen harto mejor sus protagonistas.

Pues a lo anterior tenemos que sumar un muy acertado y carismático casting, encabezado por un inspirado Robert Carlyle en el rol de Gaz, ese personaje que pese a su desesperada situación (sin un centavo en el bolsillo y a un milímetro de cortar el ya feble lazo que mantiene con su hijo, su única razón para vivir) no pierde ni la picardía, ni el entusiasmo, al punto de ser el autor intelectual de la descabellada idea de montar un insólito show nudista, ante la incredulidad de sus nada apolíneos compañeros, y el que más fe tiene en su éxito.

Su contrapunto es Dave (un sólido Mark Addy), quien tiene los pies algo más pegados a la tierra y es por tanto mucho más pesimista e inseguro. A través de ellos dos es que Cattaneo canaliza las distintas maneras de enfrentar la crisis, balanceando estos dos extremos con los demás miembros de la banda y cada una de sus propias catástrofes personales: Gerald, su ex capataz que mandaba sin contrapesos en la fábrica pero es incapaz de decirle a su mujer que lleva meses sin trabajo (el gran Tom Wilkinson), Lomper, un autodestructivo guardia de seguridad a cargo de vigilar una planta abandonada (Steve Huison); Horse un afroamericano que por su edad y condición física ya ve difícil encontrar trabajo en lo que sea (Paul Barber), y Guy (Hugo Speer), cuyo mayor talento es…ehh…si, tiene que ver con algo de gran tamaño.

Junto con Trainspotting, Velvet Goldmine y otras de más o menos los mismos años, The Full Monty fue parte de una privilegiada camada del cine británico que, no obstante el humor negro presente en ellas en abundancia, y acompañadas todas por muy buenos soundtracks, fueron capaces de dejar un grato sabor en el paladar cinéfilo. Una grata sensación.

Como es la que de hecho deja The Full Monty, argumento que además puede transcurrir en cualquier país o sociedad del mundo, una vez que empiezan a correr los créditos  finales. Porque puedes haber caído bien al fondo, pero siempre habrá una oportunidad, una esperanza para salir de él. Por mínima que sea. Es cosa de saberla tomar.

****

THE FULL MONTY

Director: Peter Cattaneo

Intérpretes: Robert Carlyle; Mark Addy; Tom Wilkinson; Paul Barber; Steve Huison; William Snape; Hugo Speer; Lesley Sharp; Emily Woof

Comedia dramática

1997

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s