caceria humana

Ricky Baker (Julian Dennison) es un obeso y no muy brillante niño de doce años, pero ya con una larga lista de fechorías entre sus antecedentes, al que, como última medida antes de mandarlo a un reformatorio, los servicios infantiles lo confinan a familia de acogida: un matrimonio de granjeros neozelandeses: Bella (Rima Te Wiata) y Heck (Sam Neill), un hosco cazador y leñador.

Y aunque Bella consigue ir dos pasos delante de Ricky y frustrar cada uno de sus intentos de fuga, finalmente consigue tener una buena relación con el chico, a quien se gana enseñándole a cazar y a subsistir, lo mismo Heck, aunque no lo demuestre.

La sorpresiva muerte de Bella complica la situación: quedando el chico sin su tutor legal, queda expuesto a volver a las manos de los servicios infantiles, y sabiendo que su última parada es el reformatorio, Ricky decide fugarse, aunque eso podría llevar a Heck a la cárcel quien, por lo mismo, sale inmediatamente tras sus pasos…

Hemos visto los trailers de Thor: Ragnarok, el siguiente capítulo del universo cinematográfico Marvel, y hasta ahora da la sensación de que podría ser el filme más entretenido de su respectiva saga. Lo que ha llamado la atención, en todo caso, es el nombre de su director: Taika Waititi, quien para muchos ha sido una sorpresa, aunque en rigor no lo sea tanto.

De nacionalidad neozelandesa, Waititi tiene una prospera carrera en la televisión de su país, especialmente en comedias de gran popularidad incluso fuera de su isla, como Flight Of The Concords o The In-Betweeners, y puso su nombre en la mira del gran público en 2014 con la comedia What We Do In The Shadows, una divertida revisión del universo vampírico. Ahora, si usted necesita una referencia más próxima, aquí tiene su más reciente trabajo Hunt For The Wilder People.

Y aquí nos enfrentamos a otra de esas pequeñas grandes joyas que el cine off Hollywood nos da de vez en cuando.

La historia de hombre en edad madura forzado a relacionarse con un niño con el que no tiene más relación que la circunstancial, no es nueva. De hecho, hace menos de diez años tuvimos cosas como Gran Torino y Up, y el filme animado de Pixar es el primero que se nos viene a la mente cuando estamos viendo Hunt…con diferencias, claro.

Partiendo porque si bien ambos son ancianos, viudos y extrañan mucho a sus esposas, y algo saben de supervivencia, Heck no tiene ese aire de inocencia, de candidez y timidez del Sr. Fredricksenn (Heck es mucho más antisocial y cínico, si se quiere). Y donde Russell era un niño gordito, cuyo entusiasmo era inversamente proporcional a sus capacidades, Ricky es un mocoso que ha hecho de la pendencia su estilo de vida y que está a un robo de un mendrugo de pan de irse a la cárcel de menores.

Pero en algo coinciden las duplas de Fredrickseen/Russell y la de  Heck/Ricky: se trata de personajes desamparados, solos en el mundo, y marginados por este.

De ahí a que aunque en un principio no se agradan para nada, y que solamente tienen algún tipo de vínculo a través de Bella, la mujer de Heck, que al no tener un pelo de tonta consigue domar al inquieto adolescente, y que a su muerte no les queda más remedio que ir juntos para no morir perdido en el bosque, en el caso de Ricky, y no ir a la cárcel, en el de Heck, finalmente ambos terminan superando sus diferencias, ayudándose entre sí, y descubriendo las cosas que tienen en común, que son más de las que ellos creen.

Y enfrentándose a las insólita e inesperadamente épicas proporciones que alcanza su hazaña: tras sus pasos va una ruda agente de servicios infantiles que ve en Ricky algo parecido a lo que un FBI veía en Osama Bin Laden, Heck ve como se pone precio a su cabeza y se convierten en estrellas de redes sociales.

Taika Waititi tiene varios méritos en la realización de este filme. primero al hacer de una historia que se ha contado antes un relato nuevo y distinto de todos los anteriores que se han hecho respecto de lo mismo, haciéndolo entretenido y atractivo, capaz de mantener la concentración del espectador en el relato, sin distraerse, y manteniendo la narración a un ritmo constante y funcional a la historia que se está contando, donde cada elemento parece estar en el lugar correcto, gracias a una excelente fotografía, y el correcto y funcional uso de la edición y montaje.

Pero además es capaz de balancear las cosas. cierto es que bien en el fondo, Hunt.. es una historia de encuentro y conocimiento entre personajes con un abismo de diferencias en medio, y uno se emociona con ellos, en verdad, pero lo hace sin caer en sensiblerías que no vienen al caso, sin perder nunca la orientación principalmente cómica del filme, sostenida en la gran química entre el debutante Julian Dennison y el experimentado Sam Neill, apoyado de un muy buen casting de secundarios.

Hunt for… tuvo un costo apenas superior a los dos millones y medio de dólares y junto algo más de 23 millones, más de diez veces su costo, además de un buen sequito de seguidores a través de ediciones materiales y streaming. Y lo vale la pena, en los 101 minutos que dura uno no se deja de divertir en momento alguno.

Así que, fans de Marvel, pueden quedarse tranquilos, Thor quedo en muy buenas manos.

***1/2

HUNT FOR THE WILDERPEOPLE

Director: Taika Waititi

Interpretes: Julian Dennison; Sam Neill, Rima Te Wiata, Rachel House, Oscar Knightley

Comedia/Aventuras

2016

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s