la vida como una mesa de billar

Soy un desastre.

Tanta película que este año ha celebrado sus diez, veinte, veinticinco, treinta o más años, y se me pasaron –imperdonablemente- los treinta que en el 2016 celebró uno de los filmes fundamentales tanto de su década, como de su autor, Martin Scorsese. Procedo entonces a enmendar el error.

El Color Del Dinero (1986) es una suma de grandes talentos involucrados. Dirigida por Scorsese, sobre un guion de Richard Price a partir de la novela publicada pocos años antes y escrita por Walter Tevis, con el excelente montaje de la habitual Thelma Shoomaker, y protagonizada por Paul Newman, junto a un joven Tom Cruise, demostrando que no solo era el galán y actor ondero de moda, que nos lleva a repasar The Hustler, película de 1961, también protagonizada por Newman.

La historia rescata al personaje de Fast Eddie Felson (Newman), alguna vez un gran jugador de billar, actualmente retirado y dedicado a administrar un salón de pool, sin inmiscuirse mucho en las actividades de sus clientes.

Cierto día, conoce a un talentoso jugador llamado Vincent Lauria (Tom Cruise), quien no ha tardado en dar que hablar con su gran talento y habilidad sobre la mesa, al darle una paliza a Julian (John Turturro), el mejor jugador de su salon, aunque carece de la audacia e ingenio necesarios para darse a respetar en este medio.

Felson ve algo en el muchacho que lo lleva a salir de su retiro, apadrinándolo primero como aprendiz, y al poco tiempo se convierte en su patrocinador. Así es como lleva a Vincent a participar en importantes torneos de pool, ganando un lugar en el medio. Y no pasa mucho tiempo antes que el propio Eddie se entusiasme y decida volver al ruedo.

El Color.. es un filme que se puede apreciar desde distintos puntos de vista.

Primero, por los distintos alcances de la relación entre Eddie y Vincent: como vínculo entre maestro y aprendiz; la manera en que uno se ve reflejado en el otro. Tanto Eddie como Vincent ven cosas propias en el otro, y viceversa, que se traduce en un aprendizaje reciproco: Vincent gana experiencia y prestigio con Fast Eddie. Y este último va descubriendo que su fuego interno está lejos de haberse apagado, lo que lo motiva a volver a la actividad.

Eddie y Vincent tienen una relación casi de padre e hijo. Eddie no tuvo descendencia, y Vincent no habla mucho de su familia, mas alla de su novia (Mary Elizabeth Mastrantonio). El primero se ve obligado a intervenir en la vida del segundo cuando descubre su talento, pero también su ingenuidad y falta de roce, que lo deja expuesto a ser víctimas de oportunistas, aprovechadores o simples bravucones. Eddie, con todos los años que tiene en el cuerpo, bien podría aprovecharse del muchacho, pero no lo hace. Por el contrario, lo protege, lo asiste y lo motiva para ser el mejor en lo que hace.

Pero por sobre toda otra cualidad, El Color …es una historia de reconciliación y reencuentro, especialmente, con uno mismo.

Eddie lleva años retirado del juego, tras lograr cierta estabilidad patrimonial, familiar y emocional. Sin embargo, sabe que algo le falta, algo que lo llene. He dicho antes que su unión con Vincent lo lleva a redescubrir cosas que creía olvidados de sí mismos. Es cierto, en su pasado como jugador enfrentó varios bemoles, pero también cosas gratas: la emoción, la adrenalina, y ese saborcillo que hacía tiempo no experimentaba. al entablar su relación con Vincent, se reencuentra con este pasado, no tanto abriendo heridas sino que reencontrándose con algo que creía olvidado, revalorizándolo y, en definitiva, haciendo las paces consigo mismo.

Es injusto el trato que la historia le ha dado a El Color Del Dinero. Siendo la gran película que es (el todo no siempre es igual que la suma de sus partes. En este caso, así sucede, pero al revés: es muy superior) pero pocas veces se le pone en el lugar que se merece. Cuando se rankea la obra de Scorsese, muchas veces es ignorada, o puesta en lugares muy bajos casi por cumplir. Sus aniversarios han pasado inadvertidos y sus versiones en dvd y blu-ray, incluyendo las conmemorativas, han sido bastante modestas.

Concedo que la historia de Fast Eddie y Vincent son una excepción dentro de la filmografía scorsesiana. No tiene el carácter de epopeya que apreciamos en filmes como Buenos Muchachos, Casino o El Lobo de Wall Street, y ciertamente Fast Eddie es un personaje bastante standart en comparación con Jake La Motta, Travis Bricke o Howard Hugues. Excepcional dentro de la carrera de su director, que le valió de un Oscar como Mejor Actor a Newman, Fast Eddie lo es porque es un tipo capaz de reencontrarse, reconocerse, poner las distintas partes de su vida en orden, pararse y mirar hacia arriba y adelante.

Ahí les dejo mi modesto análisis y opinión, que se puede resumir en que El Color Del Dinero es de aquellos filmes que hay que repasar de vez en cuando. Aplaudirlo, y celebrarlo, no solo para sus aniversarios.

****

THE COLOR OF MONEY

Director: Martin Scorsese

Interpretes: Paul Newman; Tom Cruise; Mary Elizabeth Mastrantonio; John Turturro; Helen Shaver; Bill Cobbs

Drama

1986

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s