rapido no quiere decir a tontas y a locas

Mientras pasa su luna de miel en Cuba, Dominic Toretto (Vin Diesel), junto a su esposa Letty (Michelle Rodriguez), y su equipo integrado por Roman (Tyrese Gibbons), Tej (Chris “Ludacris” Bridges), Ramsey (Nathalie Emmanuel) se reúnen para una misión de inteligencia junto a su amigo, el agente Lukas Hobbs (Dwayne The Rock Johnson) para capturar un poderoso dispositivo electromagnético EMP desde Berlín. Sin embargo, la operación fracasa cuando Dominic ataca a Hobbes y roba el EMP, desapareciendo, forzando a Hobbs a entregarse a la justicia de ese país, y a sus amigos, desconcertados, a huir a la clandestinidad.

Con ayuda de un jefe de inteligencia aliado, conocido como Mr. Nobody (Kurt Russell), Hobbes, Letty y los demás descubren que Dominic se ha contactado con Cipher (Charlize Theron) la líder de una poderosa red terrorista.

Sabiendo que encontrando a Dominic accederán a Cipher, Letty, Hobbes y el resto deberán unir fuerzas no solo con Nobody, sino también con Deckard Shaw (Jason Statham), el mercenario con quien no mucho tiempo atrás se vieron las caras, antes que la sociedad entre Dominic y Cipher resulte altamente peligrosa para la paz mundial…

¿Quién iba a pensar que una saga que partió tímidamente hace poco más de diez años como otro filme de carreras de autos más para el verano iba a dar para tanto? Y sobre todo ¿Quién iba a decirme que una saga sobre un tema con el que tengo CERO afinidad, como los autos, iba a darme tantas buenas sensaciones, y se iba a convertir en una de mis sagas favoritas?

Yo no hubiera creído si hace diez años me decían que esperaría con ganas cada nueva entrega de esta serie y, como creo haberlo dicho tiempo atrás, Rápido y Furioso 8 era una de las películas que más entusiasmado me tenía este año.

Este octavo capítulo tenía enfrente un desafío no menor: superar la ausencia de uno de sus protagonistas, Paul Walker, fallecido en 2013 durante el rodaje de la séptima entrega, siendo este filme el segundo –sin contar la lamentable F&F 3 Tokio Drift- en que Walker no aparecería. Ahora, es cierto que Walker era pieza fundamental del engranaje de la saga pero, y sin desmerecer su aporte a la mitología de esta serie, pero precisamente por el buen fiato que existe entre todas las piezas que componen el universo de la saga, es que esta octava entrega queda tan bien parada, manteniendo el buen nivel que viene mostrando desde la cuarta película, de 2009. El atractivo se mantiene intacto, y F&F 8 sigue siendo ese potente golpe de adrenalina que se necesita de vez en cuando.

Y es que Rápido & Furioso podrá parecer una serie de películas de pacotilla acerca de un lote de personajes buenos para las carreras de autos, abundante en secuencias ridículamente inverosímiles. Vale, pero quedarse en esa definición es ser injustos. Hace rato que esta saga se volvió algo más. Donde otros miran esto, lo que otros observamos es una gran historia acerca de la familia, el compañerismo, la solidaridad, siendo esos los motores del equipo protagónico.

Rápido y Furioso se ha consolidado además por la coherencia con que se ha contado su historia, y por el cariño, honestidad y dedicación que se ha puesto en su realización, virtudes que ya se quisieran otras películas más “serias”, y con mucha más alma y corazón que otras de su especie (donde F & F cuenta una historia y presenta un grupo humano, cada uno con un trasfondo, una razón de ser, sagas como Tranformers se han quedado en la exposición casi pornográfica de máquinas que se convierten en otras cosas, da lo mismo a pito de que).

¿Puede un filme de autos tener alma? ¿Y por qué no? Salvo en Cars, los autos aún no se manejan solos.

El director F. Gary Grey (Straight Outta Compton, Be Cool) debutante en esta serie (pero no en el género, ya había hecho el bastante digno remake de The Italian Job en 2003, filme que emparenta en muchas cosas con Fast…) captó el espíritu de esta saga a la perfección, y su primer aporte a esta saga es para dar las gracias.

Y si bien difícilmente Vin Diesel funcione en otro tipo de papeles, hay que valorar lo compenetrado que esta con Dominic Toretto, conscientes de que este personaje es la columna vertebral de la historia (de otro modo, ¿como se explica que las dos películas de la serie en que no aparece, sean las más flojas?). El mérito no es del todo suyo: tanto Dwayne Johnson como Jason Statham (y en general el resto del casting) ponen mucho de su parte para que la historia llegue a buen final (me centro en esos dos por la tremenda química que irradian en pantalla, robándose algunos de los mejores momentos).

Para que hablar de Charlize Theron, no solamente una de las mujeres más hermosas del cine actual, sino que aquí nos demuestra por que es una de las actrices fundamentales de la industria hoy por hoy (eso, si es que alguien tiene la osadía de dudar de ello a estas alturas).

F& F 8 es una historia que funciona muy bien como obra aislada y encaja perfectamente como parte de un todo, y de esos que reconforta encontrarse de cuando en cuando para recuperar la fe y redescubrir que el cine blockbuster puede darnos pequeñas grandes joyas como esta. No sé ustedes, pero hasta ahora esta es una de las grandes películas que he visto este año.

***1/2

FAST AND FURIOUS 8 (THE FATE OF THE FURIOUS)

Director: F. Gary Grey

Intepretes: Vin Diesel; Charlize Theron; Michelle Rodriguez; Dwayne The Rock Johnson; Chris Ludacris Bridgers; Tyrese Gibson; Nathalie Emmanuel; Kurt Russell; Scott Eastwood; Luke Evans; Helen Mirren; Elsa Pataky.

Accion

2017

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s