La Evolucion del Planeta de Los Simios

Con muy buena evaluación, lo que me tiene la ansiedad por las nubes, llega el próximo jueves a nuestras salas La Guerra del Planeta de los Simios, tercer y ultimo filme dedicado a explicar el origen del universo dominado por simios que se iniciara en 2011. Por eso mismo, rescato y actualizo esta columna que publique hace un par de años en el sitio web amigo Hijos Del Atomo (ver link a la derecha), para prepararnos a lo que estaremos viendo en unos días mas.

Partamos señalando que El Planeta de los Simios surge por primera vez en 1963, como una novela de ciencia ficción escrita por el francés Pierre Boulle, acerca de un planeta donde los simios son una especie inteligente y dominante sobre los humanos. La novela sienta las bases de lo que será esta saga. Nos presenta a los personajes de Cornelius y Zira, y establece las bases de la sociedad simia, dividida en orangutanes (clase intelectual), chimpancés (clase dirigente) y gorilas (clase militar).

La novela fue adaptada al cine en 1968, dirigida por Franklin Schaffer y protagonizada por Charlton Heston, encarnando a Taylor, único sobreviviente de una misión interplanetaria que llega a un mundo habitado por simios parlantes, donde los humanos son seres irracionales, usados como mascotas o animales de servicio. Cuando se descubre que es capaz de hablar y razonar por si mismo, las autoridades simias encabezadas por el Doctor Zaius (Maurice Evans), temen que Taylor pueda influir en otros humanos y llamar a su sublevación, pero antes que pueda ser sacrificado, Taylor huye, ayudado por Cornelius(Roddy McDowall) y Zira (Kim Hunter), dos chimpancés abocados al estudio de la anatomía humana.

Luego de escapar, y para su desazón, Taylor descubre que nunca estuvo en otro planeta, sino en la misma Tierra varios cientos de años después, con el planeta convertido en ruinas, concluyendo que fue el mismo hombre el responsable de su aniquilación, en una de las escenas finales más poderosas de la historia del cine.

Hay que decir que más allá de la mera ciencia ficción la historia tiene, veladamente, muchos alcances sociopolíticosla guerra fríala carrera armamentista (que habrían causado la destrucción de la tierra) así como las luchas por los derechos civiles más allá de razas, clase social o condición, ideas que se estaban imprimiendo con fuerza tras movimientos como mayo’68 en París o la Primavera de Praga.

En una época en que ni Lucas ni Spielberg concebían aún el concepto de franquicias y los objetos de culto multimediales recién estaban partiendo (Star Trek, The Twilight Zone, curiosamente, parte de los guionistas de esta serie intervinieron en el guión del filme de 1968), El Planeta de los Simios fue la primera en jugar con esta idea, con sus secuelas de 1970, 1971, 1972 y 1973, cintas que nos van revelando, aunque no necesariamente en ese orden, los hechos que derivaron en la evolución de la especie simia, la caída de la humanidad, la extinción del mundo como lo conocemos y la conquista del planeta por los antropoides, encabezados por su líder, Caesar, hijo de Cornelius y Zira nacido en el siglo XX.

El Planeta de los Simios dio lugar también a una serie de televisión de corta duración, en 1974 (que trataba sobre la coexistencia entre humanos y simios, ubicándose cronológicamente entre los hechos que trata la quinta película y el inicio de la primera) y una serie animada, Return to the Planet of The Apes, donde se narra el inicio de la subyugación del hombre ante la supremacía simia, y el conflicto de intereses entre Cornelius, quien lucha por la coexistencia pacífica, y Ursus, general que persigue el exterminio del homo sapiens, temiendo que un día éste se alce contra los simios (¿una suerte de Xavier y Magneto simios?, piénsenla, no es tan descabellada la hipótesis).

Pese a la interesante premisa, tampoco duró más de una temporada. Lo cierto es que si bien la serie pasó los siguientes años como un objeto de culto e intercambio de mercancías vintage, El Planeta de los Simios se mantuvo en el baúl de los recuerdos por largo tiempo. El surgimiento de sagas como Star Wars, el auge de Steven Spielberg como realizador de ciencia ficción y el arribo de títulos como Superman o Star Trek a la gran pantalla hicieron que El Planeta de los Simios se viera como algo anacrónico, reducido a maratones de películas e intercambio de merchandising, quedando muy en veremos su reinserción en el inconsciente colectivo.

Eso hasta 2001, cuando se estrena El Planeta de los Simios, dirigida por Tim Burton. Protagonizada por Mark WhalbergTim Roth y Helena Bonham-Carter, la cinta pretendía ser un reinicio de la saga. Sin embargo, pese a que técnicamente estaba mejor lograda que la de 1968 (no había CGI pero los maquillajes y disfraces estaban bastante mejor hechos), Burton introdujo ciertos cambios a la historia que no fueron bien recibidos. El resultado fue un desastre en taquilla y crítica. El propio Burton, las pocas veces que está dispuesto a comentar el tema, reconoce que es uno de sus peores trabajos, y la 20Th Century Fox, propietaria de los derechos de la saga, nuevamente tuvo que meter al congelador el universo simio.

Sin embargo, en 2011, y de la mano de Rupert Wyatt, llega a las pantallas Rise of The Planet of The Apes (Planeta de los Simios: Revolución), que marca la redención de El Planeta…con la crítica y el público, marcando el puntapié inicial para una nueva etapa en el desarrollo de la franquicia. James FrancoAndy SerkisFreida Pinto, Brian CoxTom FeltonJohn Litghow encabezan el elenco de esta nueva incursión fílmica de los simios, realizada con el equipo de Weta Digital tras sus efectos especiales.

Revolución nos presenta a Caesar (interpretado por Andy Serkis) un chimpancé adoptado por el científico Will Rodman(James Franco), quien trabaja en una cura para el Alzheimer. Caesar es hijo de una chimpancé inoculada con el medicamento en cuestión, que al traspasarse a su bebé lo convierte en el simio más inteligente del mundo.

Sin embargo, diversos hechos en las vidas de Rodman y Caesar alterarán las cosas y el simio será forzado a vivir en un refugio de animales, donde conocerá el lado más feo de la especie humana, y comenzará a planificar su emancipación. Todo ello mientras un extraño virus, surgido a partir de los experimentos desarrollados en GenSys, la empresa para la cual Will trabaja, es liberado. Y si bien es inofensivo para los simios, significará el principio del fin para la especie humana.

El Planeta de los Simios: Revolución es un derroche de buenas ideas plasmadas sabiamente en la pantalla. El filme de Wyatt tuvo una inmejorable taquilla y aún superior recepción crítica, destacando por su inteligente desarrollo, abundante fan service y vínculos con las películas anteriores, respetuosa de su fuente, de sus predecesoras y de su público, objetivo o no. Es cosa de haber apreciado en cine la reacción del público en cierta escena clave: todos con la boca abierta y sin que se sintiera otro sonido que el crecer el pelo.

Su lógica secuela fue El Planeta De Los Simios: Confrontacion, estrenada en 2014, que vino a dar continuidad a los hechos y a ordenar los cabos que pudieran quedar entre Revolución y la saga iniciada en 1968. Con la especie humana a medio camino de la extinción, a diez años del brote del virus de los monos, Caesar, ahora alfa de una extensa tribu de simios instalada en las afueras de San Francisco, se debate entre  tender una mano a una especie caída en desgracia o decidirse a conquistarla de una vez por todas. Dirigida por Matt Reeves, las intenciones políticamente correctas de Caesar pasan a mejor vida cuando Koba, uno de sus simios de confianza, quien guarda un gran desprecio por la humanidad, lo desautoriza y encabeza un ataque armado contra la humanidad.

La Guerra Del Planeta De Los Simios nos pone en el conflicto definitivo entre hombres y simios. Caesar y los suyos se han visto bastante diezmados a consecuencia de las hostilidades, debiendo convertirse en nómades. Después de sufrir tantas perdidas, Caesar se cuestiona severamente a si mismo, cuando ve que ninguno de sus intentos por convivir en paz con el hombre han prosperado, y siente que se ha mantenido en la pasividad por demasiado tiempo, considerando seriamente que ya es momento de actuar.

Lo que ocurra aca incidirá en el futuro de dos razas y sin duda enganchara de una u otra forma con lo que se vio en la película de 1968, cerrando el circulo y sirviendo de nexo lógico entre las distintas historias.

Las primeras calificaciones a La Guerra… ya la sindican como un gran serie de trilogía y una de las grandes películas del año. Habrá que confirmarlo entonces, a partir del próximo jueves.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s