de maravilla

Creadas por Zeus para proteger a la humanidad de la nociva influencia del dios de la guerra Ares, a quien ya derrotaron en una ocasión, las Amazonas han vivido durante milenios aisladas del resto del mundo, esperando el momento de actuar cuando sea necesario.

Desde muy niña, Diana de Temyscira (Gal Gadot), Princesa de las Amazonas, ha sentido el llamado de la naturaleza guerrera de su raza. Es por eso que se entrena duramente, a escondidas de su madre, la reina Hippolita (Connie Nielsen) y bajo el alero de su tía, la general Antiope (Robin Wright).

Cierto día, en las cercanías de la isla, Diana observa caer del cielo un extraño artefacto con una persona en su interior. Al rescatarlo, resulta ser un hombre, Steve Trevor (Chris Pine), oficial británico de inteligencia quien, luego de algunas escaramuzas, y de ser interrogado por las Amazonas usando el lazo de Hestia de la verdad, cuenta que más allá de Temyscira se está llevando a cabo un sangriento conflicto, que ha costado millones de vidas inocentes.

Trevor consigue volver a su país, escoltado por Diana, quien escapa de su reino pensando que Ares está detrás de este conflicto, lo que representa su oportunidad para validarse como guerrera…

Había mucho en juego con este estreno. Mujer Maravilla, tercer capítulo en la hoja de ruta del universo cinematográfico DC/Warner tenía un carácter de todo o nada para la subsistencia de este proyecto, tras la mixta recepción a Batman Vs Superman y el rechazo casi unánime a Suicide Squad. Por otro lado, los antecedentes de filmes con heroínas de protagonistas no eran muy halagadores en critica ni en taquilla, además de estar ya bastante alejados en el tiempo (Catwoman y Elektra fueron desastres en todos los sentidos posibles), por lo que la presión sobre este filme, encabezado por la directora Patty Jenkins, y enfocado en el tercer pilar del universo de la DC Comics, junto a Superman y Batman, era enorme.

A la luz de la crítica a nivel mundial, y de la excelente taquilla lograda hasta la fecha, es evidente que Jenkins y Mujer Maravilla sortean con éxito sus desafíos.

Jenkins se apunta varios aciertos al contar la historia, alejándose de lo obviamente superheroico enfatizando en el factor épico/mitológico, introduciendo elementos propios del cine de espionaje y del bélico, más un toque justo y necesario de comedia romántica. Si, tiene superheroismo, pero no más allá del estrictamente necesario, no se angustien. El resultado es el mejor filme basado en un personaje de la DC Comics desde The Dark Knight, que lo emparenta con títulos como el ya citado, con Captain America First Avenger (con el que guarda más de un parentesco no reconocido) y The Winter Soldier y Logan, filmes con los que tiene en común precisamente el hacer a un lado el tema superheroico (y que precisamente esa es su gran virtud, lo que los pone muy por encima de la media de su género).

Sin mayor vínculo con el género, Patty Jenkins demuestra tener el oficio necesario para armar una historia que ha dejado en real vergüenza a varios de los títulos que la especialidad ha ofrecido en su actual etapa (entendiendo por tal la iniciada con Ironman el 2008). Es una historia autosuficiente que, como decía, evita los clichés del género, o al menos evita caer en ello de manera obvia o antinatural, y que se desenvuelve a buen ritmo, logrando fluidez en su desarrollo, y una excelente sintonía con el espectador.

Otro punto a su favor es que, por mucho que se trate de un capitulo inmerso en un universo cinematográfico mayor, evita las alusiones evidentes a dicho macroescenario. Guarda distancias con sus filmes antecesores y evita las referencias explicitas. Las introduce, si, pero tangencialmente y en la medida justa para que estas no resulten forzadas. Tampoco recurre a elementos externos a ella (no, no hay cameo de Linda Carter ni nadie anda silbando el opening de la serie de los ‘70s, no se gasten buscándolos). Este filme se basta a si mismo, siendo esa una de sus grandes fortalezas.

Mujer Maravilla se estrena además en un contexto histórico con el que se favorece recíprocamente. En una época en que hablamos de igualdad de género, de feminismo, de #NiUnaMenos, de terminar con los estereotipos, el filme de Patty Jenkins es un fuerte espaldarazo a esta tendencia. Es el relato de una protagonista poderosa, imponente, pero sin perder un pelo de femineidad, que lucha por validarse como guerrera, pero no ante ningún individuo o institución, sino ante sí misma.

Cosa que ha molestado en culturas fundamentalmente machistas (de hecho, en el Líbano se prohibió su exhibición) y a pseudo críticos de canal de youtube que graban desde el sótano de los papas, y como uds saben si a ellos les molesta, quiere decir que está haciendo las cosas bien.

Historia de origen bien contada y muy bien cerrada (como dije antes, es un filme que se basta a si mismo), con un sólido trabajo actoral (partiendo por Gal Gadot ya había sido uno de los puntos altos de Batman Vs Superman y aquí ratifica todo lo que se espera de ella), Mujer Maravilla no solo se alza como uno de los grandes estrenos del 2017. Salva a su universo fílmico de irse a pique y nos devuelve la fe en DC y en Warner. Salva el panorama de los blockbusters que ha estado bien irregular este año, demostrando que, de vez en cuando, la industria hollywoodense nos puede dar obras de nivel superior.

Una maravilla. No podía ser de otra manera.

****

WONDER WOMAN

Director: Patty Jenkins

Interpretes: Gal Gadot; Chris Pine; Connie Nielsen; Robin Wright; Danny Huston; David Thewlis; Ewen Brenner; Lucy Davis; Elena Anaya

Superheroes

2017

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

ADAM WEST 1928-2017

Hoy es un día triste para el cómic, el cine, la televisión, prácticamente toda la cultura pop.

A los 88 años, falleció uno de los rostros más icónicos de la cultura popular de occidente de los últimos cincuenta años. Ha muerto Adam West.

Para mediados de los ’60, West tenía una carrera bastante nutrida en televisión y en pequeños papeles cinematográficos, hasta que su carrera dio el golpe definitivo en 1966, cuando se convirtió en Batman, en la serie televisiva que se convirtió en un clásico, y en el mayor referente del personaje para más de una generación.

La serie, recordada por su estética camp, notablemente influida por figuras del pop art como Warhol y Linchtenstein, duró tres temporadas y tuvo además un largometraje, y marcó para siempre a su intérprete, quien por largos años trató de sacarse de encima la imagen del Hombre Murciélago, hasta que decidió darle la vuelta y sacarle provecho a la imagen que dejó grabada en el inconsciente colectivo, dedicándose a participar en convenciones y eventos relacionados con el comic. Esta nueva popularidad le abrió las puertas a un nuevo campo laboral: el de los doblajes, encarnándose a si mismo incluso y convirtiéndose en uno de los personajes mas populares de series como Family Guy y Los Padrinos Mágicos.

Una de sus últimas apariciones fue el año pasado en The Big Bang Theory, demostrando que con más de 80 años podía gozar de popularidad y hacer gala de un gran sentido del humor.

Aunque muchos fanáticos reniegan de la serie de los ’60, somos más los que recordamos con gran cariño al Sr. West y su psicodélico entorno, ya que fue el primer Batman que conocimos, a través del cual nos introducimos en el universo del Caballero de la Noche y lo hicimos nuestro héroe favorito.

Sólo queda decir dos cosas:

-Descanse en paz, señor West…

-Y gracias por todo…señor Batman.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Cosas Literarias Que Nos Gustan

Hace rato que no compartía nada de Alberto Fuguet por acá (ni de literatura a decir verdad), y es que hace su buen tiempo que no lo leo. Tengo pendiente Sudor (su novela 2016), y lo último que leí inédito de él fue No Ficción (2015). Nada personal, es solo que su literatura actual no me ha calado tan hondo como sus clásicos (Mala Onda, Tinta Roja, Por Favor Rebobinar y, sobre todo, Las Películas De Mi Vida). Cuestión de conexión no más.

Pero es un autor que me sigue gustando mucho. Y del que sigo rescatando y redescubriendo cosas de cuando en cuando, como este fragmento, extraído de su ensayo Apuntes Autistas (2006), al que nunca había prestado mayor atención, del que me di cuenta que teníamos demasiadas coincidencias (en negrillas), y que enumera lo siguiente:

COSAS LITERARIAS QUE ME GUSTAN

-Las librerías con café.

-Pasearme por una librería durante horas.

-Una librería en un país donde no domino el idioma, y tratar de reconocer a mis autores favoritos.

-Descubrir portadas y ediciones distintas de libros que me gustan.

-Escribir en un lugar público.

-No darme cuenta que estaba escribiendo.

-Reírme, llorar, más de la cuenta mientras escribo.

-Terminar transpirado y con la camiseta mojada de escribir.

-Recibir una caja de Amazon.com .

-Ver a los niños leer Harry Potter.

-Ver a los grandes leer best sellers en el Metro.

-Ver a los jóvenes leyendo algo que no sea académico.

-Obtener firmas de autores que admiro.

-Abrir un libro de un autor que acaba de morir y captar que aún sigue vivo en mi casa.

-Leer y que te den ganas de escribir algo parecido.

-Ver por primera vez la portada de algún libro mío cuando llega la primera edición a mi casa.

-Leer con un lápiz.

-Releer todo lo que subrayé y, si tengo tiempo, tipear dentro de mi computador.

(¿Qué creen que estoy haciendo en esta columna?)

-Regalar un libro que me gusta.

-Regalar un libro y ver cómo afecta y mejor al lector al que se lo regalé.

-Ver como lo altera, como lo cambia; provocar una epifanía.

-Que me regalen un libro que quería leer.

-Descubrir un autor nuevo.

-Redescubrir y releer a un autor.

-Entender un autor que antes no entendía.

-Estar arriba de un avión y ver como el tipo de al lado me envidia porque yo tengo algo que leer y él no tiene nada y esta aburrido.

(También sirve el bus, el tren, la micro, el metro)

-Compartir la admiración por un autor con alguien.

-Transformarse en fan gracias gracias al lobby de un amigo o de un desconocido que se la juega por un autor.

-Darse cuenta que la recomendación era, en rigor, un regalo.

No tener que leer por obligación.

-Ordenar mi biblioteca en orden alfabetico.

-Dejar los libros nuevos en total desorden hasta que llegue el momento de ordenarlos.

-Leer un libro de tapadura sin su sobrecubierta.

-Comprar diversas ediciones de algunos de mis libros favoritos.

-El olor de un libro nuevo.

-Un libro mio en otro idioma

-Colocar un libro mío, en otro idioma, en la estantería donde están los míos.

Y ustedes, ¿reconocieron cuáles son sus favoritas?

fretamalt@hotmail.com    @panchocinepata

creo que en este chiste, el espectador hara plop!

Desde que vi el primer teaser poster de la película animada de Condorito, cinta producida por un estudio peruano y con el auspicio de la 20Th Century Fox y trata, aparentemente, sobre como Condorito y su sobrino Cone son reclutados, al parecer por error, para una arriesgada misión secreta, que tengo la misma sensación, y ahora que vi el primer tráiler, solo la reafirmo.

Con todo el dolor de mi alma, le tengo re poca fe a esta película.

Digo dolor porque, como he dicho en otra oportunidad, yo a Condorito le tengo cariño. No en vano, aprendí a leer empujado por la necesidad de saber que decían las páginas de sus historias. Junto con Barrabases, fue mi primer acercamiento directo al comic (antes de Batman y de cualquier otro superhéroe) y es uno de mis personajes favoritos de la vida, al que he bancado desde que tengo uso de razón, incluso en sus épocas más malas (excepto quizás la actual, me choca un poco ver a uno de nuestros mayores iconos pop disfrazado de Romeo Santos, como lo muestran de vez en cuando, o colgándose de la moda de turno) y, ciertamente, soy de aquellos que creen que el Pajarraco merece una oportunidad en lo audiovisual que este a la altura.

Sí, es verdad. Hubo a principios de los ’80 una serie de cortos animados que emitió Canal 13, y aunque no todos eran graciosos, cumplían. También estuvo ese intento de serie que juntaba a personajes animados –Condorito, Cone y Washington-con actores de carne y hueso pero que quedo ahí (los pilotos eran tan malos que nadie quiso terminar de financiarla). Por eso creo que, en sus casi setenta años de historia, aún no ha habido un traspaso digno al curriculum del personaje.

¿Por qué creo que esta película tampoco será la adaptación que Condorito merece?

Muchos se han molestado por el hecho de tratarse de una película extranjera (estudio peruano, capitales gringos, doblaje mexicano), pero eso es una excusa chovinista y barata (para eso, vaya a reclamar a un blog de futbol). Mi sospecha va más por el lado del contenido.

Me explico: en sus setenta años Condorito nunca ha abandonado el formato que le conocemos: chistes de una viñeta (las clásicas Condoricosas u otras de mayores dimensiones como la recordada “Panamericana”), de tres, de una página completa, o dos o a lo más tres. Pero que se entienden y hacen reír con simpleza. Se leyó, se entendió, se rio, pasamos al siguiente. Una fórmula que, con altibajos, es cierto, ha funcionado.

Ahora bien, en 65 años de historia… ¿Cuántas veces hemos visto al Pajarraco protagonizar alguna historia que exceda las 15 páginas? Hartas, quizás..pero esas historias no siempre funcionan bien. Como recuento de chistes aislados hilados por un esqueleto común, es posible, pero como historia unitaria, constituida como un todo, no siempre ha andado bien.

Así, si el personaje no siempre ha sorteado el desafío de una historia que requiera más de uno o dos minutos para procesarse ¿Cómo esperan que lo haga en 90 minutos?

Por la naturaleza del personaje, es decir, un personaje adaptable a toda clase de escenarios (hemos visto a Condorito pasar de ser un ciudadano de a pie, a un temido pistolero del far west, un noble samurái, a un hábil gladiador romano, astronauta, caballero andante, pelado mexicano, futbolista, boxeador, reo,policía, rockero, en fin), y por el tipo de chistes a que está habituado, creo que la mejor adaptación del personaje creado por Pepo en 1949 se encuentra en el formato cartoon. Como Tom y Jerry, como Looney Tunes, ese formato con que realizadores como Tex Avery y Chuck Jones hicieron escuela: cortos de cinco a diez minutos, en escenarios que permitan toda clase de malentendidos, confusiones y situaciones inverosímiles.

En ese sentido, pese a que no eran del todo divertidos, los cortos ochenteros de Condorito obedecían a ese formato, y es donde el personaje se desenvuelve mejor.

¿Resistirá estirar tanto el chicle, de diez minutos a una hora y media? Las experiencias de Tom y Jerry o los Looney Tunes en el formato largometraje no han sido del todo satisfactorias, y han debido recurrir a elementos externos a su entorno para sostenerse. Space Jam, por ejemplo, donde los Looney Tunes debían interactuar con Michael Jordan para lograr un buen desempeño (además, la historia igual salvaba).

Temo –y muy probable así suceda- que este largometraje se vaya al carajo. Puede que se desempeñe bien diez minutos, veinte minutos, hasta por media hora le doy el beneficio de la duda. Intuyo que más allá de ese tope la cosa va a empezar a flaquear, la historia no sea lo suficientemente potente para sostenerse el resto del metraje y va a tener que recurrir a otra clase de recursos. Humor de baño de colegio de hombres, por ejemplo (ese humor de mal gusto al que el Pajarraco, a lo largo de su historia, ha recurrido en contadas ocasiones precisamente porque desvirtúa su espíritu de hacer reír sanamente).

Espero equivocarme con mis aprehensiones, pero existe un amplio porcentaje de posibilidades que no sea así. La curiosidad de ver trasplantado al personaje de la bidimensionalidad del papel a la animación va a ser el principal factor de la buena taquilla que indudablemente va a lograr el filme. pero nada me quita la sensación de que en este chiste, será el espectador el que hará ¡plop!

Un gran y masivo plop.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

 

mucho mas de quinientos dias despues..

Hay peliculas que dividen aguas.

Que generan debate, provocan diferencias de opinión, separan entre las que las aman, y las que los odian pero, en definitiva, no dejan indiferente a nadie.

Me di cuenta de eso en una conversación medianamente reciente por Twitter, que me llevo a revisar el filme en cuestión y que, a ocho años de su estreno, sigue produciendo emociones encontradas: 500 Dias Con Ella.

Presentada en 2009, dirigida por el entonces debutante Marc Webb (aunque ya llevaba unos cuantos videoclips en el cuerpo) antes de pasar al mainstream con las penúltimas versiones de Spiderman (2012 y 2014) y que hace poco volvió a las historias mas personales con Un Don Excepcional, 500 Dias genera estas discrepancias. O se le ama o se le odia.

Opiniones, impresiones o interpretaciones discrepantes. Casi una década después y sigue produciendo estas reacciones…¡¡alguna gracia debe tener!!

Solo como un recordatorio, este es el relato en primera persona de Tom (Joseph Gordon-Leavitt) un joven arquitecto que, a falta de otras expectativas laborales, termina como redactor en una empresa de tarjetas de saludo. En ese lugar conoce a Summer (Zooey Deschannel), la nueva secretaria de su jefe, enamorándose de ella en el acto.

Lo que sigue es el relato de los exactos quinientos días que duro la relación entre ellos. Relación llena de altibajos que dejara una marca indeleble en la vida de Tom.

Por como esta contada la historia –en total desorden cronológico- nos damos cuenta pronto que esta relación fue un fracaso. No estoy spoileando nada. La película nos deja claro lo anterior antes del cuarto de hora (además es de 2009…si no la ha visto hasta ahora no es mi culpa).

Esto deriva en una de las controversias mas notables que han surgido en torno a este filme: la naturaleza y las motivaciones de Summer frente a Tom.

Es obvio que es Tom el verdadero interesado en que la cosa entre ambos prospere. Se desvive por hacer feliz a Summer, quien mas pone de su parte en solidificar el vinculo, que vaya mas alla de la mera aventura. El que sufre, el que se enoja, el que se frustra cuando las cosas no salen como debieran…¿Summer? Bien gracias.

Lo que nos da pie a la gran discusión surgida a partir de la película: ¿Es Summer la amala de la película?

No es que ella sea eso o sea una vil ma… como muchos han insistido. Su interés es inversamente proporcional al de Tom, simplemente.

No la vuelve la mala de la historia. No de manera consciente o voluntaria al menos.

Sosteniendo lo anteriormente dicho, Summer es quien pone menos de su parte para que la relación prospere. Tom pone todo de su parte, mientras que Summer se queda en la comodidad de dejarse querer y sacar provecho de lo que el otro hace.

¿Vale la pena? Okey, Tom no esta en la friendzone, pero no anda muy lejos tampoco. pues claramente no existe unanimidad entre ellos en la manera de abordar la relación. Tom ve amor. Summer, una amistad con ventaja, si podemos llamarla de alguna forma. La ventaja de mantenerse en la zona de confort.

Empiezo a darme cuenta que mas que defender o no condenar a Summer, no tan severamente al menos, pero parece que mis intenciones no son suficientes. Por el contrario, empiezo a quizás no compartir pero si entender el odio que muchos profesan por este personaje. No tanto por esto, lo que me hace entender la bronca que genera la chica: su incapacidad de ser sincera y hacerle ver a Tom, que no tiene oportunidad. Por ultimo para que el pobre diablo deje de hacerse falsas expectativas. Cierto que esto le podría doler, pero menos que el desplome que sufre finalmente cuando el fin de la relación es inevitable.

Pero como dicen por ahí, para el amor, minimo dos, para la guerra minimo dos, y las relaciones fracasan por responsabilidades de dos. Donde Summer peca de falta de sinceridad, Tom peca de ingenuidad. Por flojera, comodidad, cobardia o mera inconsciencia, Tom no es capaz de enfrentar la realidad acerca de la fragilidad de su relación. Sea porque no puede, sea porque no quiere, eso es opinión de cada uno, pero la falta de visión del muchacho, es tan definitoria para la debacle de su vinculo como la actitud de Summer.

Ahora, por mucho que odiemos a estos personajes, por justificado que sea ese odio (ella, por indolente, el por pavo) no quiere decir necesariamente que debamos odiar la película también. Es cierto, se trata de una relación amorosa condenada al fracaso, pero también es una cinta de la que podemos sacar interesantes conclusiones respecto a como no dejarse vencer por la frustración, a ser capaces de superar las flaquezas propias y saber ponerse de pie. Y a poner en equilibrio nuestros sentimientos, frente a nuestra razón (la que encuentra una voz en Rachel, la pequeña hermana de Tom, gran trabajo de una precoz Chloe Grace-Moretz, entonces de once años) y que uno es capaz de hacer que ambos, razón y emoción, vayan de la mano.

Dije antes que a (500) Dias Con Ella o se le ama, o se le odia. Soy consciente de las razones que muchos tienen para odiarla, pero no la odio, y sinceramente tampoco creo que sea para amarla (para eso tengo a Alta Fidelidad o a Say Anything, filmes con los que desde algún punto de vista se emparenta) pero ciertamente son esos pequeños detalles, esas lecciones que deja y que de vez en cuando vale tener en cuenta, ademas de haber sido una de las primeras peliculas no-ñoñas que vimos con Alexa_Wolf en un lejano verano de 2010, las que me hacen tenerle cariño.

***1/2

(500) DAYS OF SUMMER

Director: Marc Webb

Interpretes: Joseph Gordon-Leavitt; Zooey Deschannel; Chloe Grace Moretz; Clark Gregg

Comedia/Romance

2009

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

 

 

 

una banda de cincuenta años

Caigo en cuentas que esta semana se cumplieron 50 años del debut de Sgt.Pepper’s Lonely Hearts Club Band, el legendario disco que dividio la historia de los Beatles en un antes y después no solo en la carrera de sus autores, The Beatles, sino que en la historia del rock en general. Ahora bien, como escribir algo al respecto sin caer, por un lado, en los elogios que ya han visto, oído o leído por medio siglo, y que lo escrito, por otro lado, este a la altura de las circunstancias.

Grabado en los estudios de la EMI Records, en Londres, entre noviembre de 1966 y abril de 1967, Sgt.Pepper’s viene a ser la conclusión de la evolución musical que venían experimentando Lennon, McCartney, Harrison y Starr desde un par de años antes. En trabajos como Rubber Soul (1965) y Revolver (1966) los Beatles ya venían anticipando cambios en la manera de crear y componer su música, alejándose de la canción convencional y básica de tres minutos que los hizo famosos a nivel mundial.

Por eso, ya consolidados como un nombre poderoso en la escena musical, era el momento para avanzar, cosa que se empezaba a notar en los discos antes citados, y en actitudes como abandonar las presentaciones en vivo, un duro golpe quizás para sus finanzas personales, pero consecuente con su nueva actitud; más la notable influencia de la cultura hindú y el budismo, que abrazaron luego de la muerte de Brian Epstein unos meses antes, sumado al lanzamiento del disco Pet Sounds de los Beach Boys un año antes, que también dividió en dos la carrera de la banda estadounidense, que dejo a Lennon pensando en “tengo que hacer algo tan bueno como esto”.

(Y claro, el LSD, aunque aquí me reservo el beneficio de la duda).

La idea era romper con lo que el mundo había conocido de ellos. Por eso, ponerse otro nombre como banda (la que da el título al disco), cambiar su look y el tipo de canciones que hacían, no parecía mala idea.

Con George Martin como director musical y Geoff Emerick como ingeniero de grabación, los Beatles dieron este salto cuantitativo y sobre todo cualitativo, haciendo del estudio de grabación un miembro más de la banda. Ejecutando instrumentos que antes no habrían tenido cabida en el repertorio beatle, y ampliando las temáticas desde el mero amor adolescente de sus primeros días, a temáticas más universales como la amistad (With a Little Help From My Friends), los sueños (Lucy in the sky with diamonds), la soledad y el abandono (She’s leaving Home), el paso del tiempo (When I’m sixty four), el amor pero ya desde una perspectiva más adulta (Lovely Rita) e incluso la relación entre la vida y la muerte (A Day in The Life), el golpe propinado por el conjunto, entre el 26 de mayo (lanzamiento en el Reino Unido) y el 2 de junio de 1967 (lanzamiento en EEUU), fue poderoso.

Registrado en sistemas mono y stereo, en el para la época avanzado sistema de cuatro canales, e introduciendo novedosas técnicas de mezcla (incluso manuales, se dice que George Martin recorto y pego cintas con el material grabado para crear nuevas composiciones..una versión primitiva de lo que conoceríamos después como sampleo), Sgt. Pepper’s recogía la influencia del naciente sonido de la psicodelia, para el cual música y letra –abundante en referencias fantásticas- formaban parte de un solo gran concepto, convirtiéndose en uno de los discos fundamentales del movimiento.

(Junto a Are You Experienced? De Jimi Hendrix, Their Satanic Majestic Request de The Rolling Stones y The Piper At The Gates Of Dawn de unos imberbes Pink Floyd, este último grabado en el estudio contiguo al de Pepper y lanzado casi a la vez)

Con toda la distancia que guarda respecto del anterior repertorio beatle, ese que sacaba hits como quien se cambia calcetines, con toda su complejidad, lo cierto es que Sgt.Pepper’s se mantuvo 27 semanas en el ranking de discos más vendidos en su país, y 15 en el primer lugar de ventas del Billboard.

Con esa inolvidable caratula diseñada por los artistas visuales Jann Haworth y Peter Blake, Sgt.Pepper’s Lonely Hearts Club Band representa ante todo un paso gigante en la carrera de una banda que, tras haber conquistado el mundo necesitaban reconquistarse a si mismos, reencontrarse con lo que ellos mismos eran capaces de ser, de crear y de aportar a la humanidad. Vaya que les salió bien, si no, difícilmente hoy, medio siglo después, estaríamos hablando del que es para muchos el mejor disco rock de la historia, la inspiración de muchas bandas que aparecerían después, y la creación con la que muchos escépticos empezaron a tomar en serio el rock’n roll.

The Beatles: Sgt.Pepper’s Lonely Hearts Club Band

Lado A: Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band/With A Little Help From My Friends/ Lucy In The Sky With Diamonds/ Getting Better/Fixing a Hole/ She’s Leaving Home/Being For The Benefit of Mr. Kite

Lado B: Within You Without You/ When I’m 64/ Lovely Rita/ Good Morning Good Morning/ Sgt. Pepper’s…(reprise)/ A Day In The Life

Apple Records/Parlophone/ EMI, 1967.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata