monstruo interior, monstruo exterior

Gloria (Anne Hathaway) ha tocado fondo.

Escritora frustrada, entregada a la bebida y al trasnoche, se ve obligada a partir de Nueva York cuando su novio Tim (Dan Stevens) rompe con ella, harto de sus borracheras.

Sin rumbo, vuelve a su hogar paterno en un pequeño pueblo del interior, donde providencialmente es acogida por Oscar (Jason Sudekis), antiguo compañero de colegio, quien le ofrece trabajo en su bar, y la ayuda a establecerse.

Mientras eso pasa, las últimas noches un monstruo gigantesco, de apariencia reptiloide, ha aparecido de la nada sobre las calles de Seúl, Corea del Sur, desatando el pánico entre la población, destruyendo todo a su paso, antes de desaparecer de la nada.

Una madrugada, saliendo del trabajo, y con algunas copas de más, Gloria observa al monstruo en las noticias, y empieza a reconocer algo familiar en sus movimientos. y aunque el principio le parece una estupidez, de a poco empieza a convencerse que ella y el monstruo están más ligados de lo que racionalmente se podría aceptar…

Esta debe ser una de las lecturas más originales que hemos podido ver respecto del cine de monstruos gigantes y megafauna.

Mostrando un enorme respeto por el cine kaiju, del que debe haber visto mucho a lo largo de su vida, el español Nacho Vigalond (uno de los más aventajados discípulos de esa escuela dedicada al cine fantástico que nació a partir de Alex De La Iglesia y Guillermo Del Toro, pero que se había perdido entre algunos proyectos por encargo) nos presenta Colossal un trabajo que reviste las características de homenaje y reinvención de un género a la vez.

Colosal se puede dividir en dos partes distintas entre sí, pero que terminan confluyendo. La primera, la que nos lleva a pensar que estamos ante un filme kaiju –ese de monstruos y robots gigantes que surgió en Japón como consecuencia de la pesadilla post Hiroshima, cuyos principales exponentes fueron Godzilla o Ultraman-, y como tal funciona bastante bien.

La segunda, que es la que toma una porción mayor del metraje, es la de esta antiheroina, encarnada por Anne Hathaway, un personaje cuya vida ciertamente conoció momentos mejores, pero que se ha ido a pique incapaz de lidiar con sus propios monstruos, demasiado ocupada en enfrentar estos como para pensar en criaturas ubicadas en las antípodas del lugar donde esta parada.

El acierto de Vigalondo está en la forma que hace que ambos relatos coincidan en uno y los vincula de una manera bastante original, que no se había visto antes, y los junta de tal manera que ambas historias tengan un desenlace común, que tanto Gloria como Seúl y sus ciudadanos alcancen su salvación en forma paralela.

Cierto es que por momentos la historia se desvía un poco a la hora de intentar crear un antagonista que, a decir verdad, no sé si era imperiosamente necesario, y pareciera perder el rumbo por un rato, pero Vigalondo consigue a tiempo retomar el control de la historia, logrando un final que, de todos los posibles, es el que uno menos esperaría. El director es capaz de mantener el factor sorpresa hasta el final, y dejar una gran sensación al terminar la película, que otras cintas con mayor escándalo no han sido capaces de dejarnos.

Anne Hathaway es echa encima la historia casi en su totalidad y consigue salir muy bien parada del entuerto, a cargo de una antiheroina a quien las circunstancias llaman a pensar por una vez más allá de su metro cuadrado, lo que le exigirá tomar su propia sartén por el mango, ya que no solo su propia redención está en vilo dependiendo de las acciones que tome. Buen complemento y contrapunto encuentra en Jason Sudekis que se sale por un rato de su zona de confort y también logra un desempeño más que digno.

Con varios meses de atraso se estrenó Colosal en Santiago, y en pocas salas y funciones, así que lo más probable es que dure poco en cartelera (si es que no ha sido retirada a la fecha de esta entrada). No es primera vez que pasa y ya estamos curados de espanto con eso, aunque no deja de dar su poco de lata que títulos como este deban ser tan postergados a causa del blockbuster de turno. En fin, bienvenido al club de los directores de culto, estimado Nacho.

***1/2

COLOSSAL

Director: Nacho Vigalondo

Interpretes: Anne Hathaway; Jason Sudekis; Tim Blake Nelson; Dan Stevens

Ciencia Ficcion.

2016

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s