El Murcielago, La Gata y el Pajaro de Navidad

Lejos el personaje mas favorecido con el revival de los superhéroes de la DC Comics a mediados de los ’80, tras ese hito que fue Crisis On Infinite Earths fue Batman. El trabajo de creadores como Frank Miller, Alan Moore y Grant Morrison entre otros a cargo del personaje, subio el prestigio y popularidad del Hombre Murcielago a las nubes, y el éxito del filme de 1989 dirigido por Tim Burton, alzo al personaje a la categoría de icono pop como nunca antes (o casi, si contamos el fenómeno que fue el Batman de Adam West) había sido.

El paso siguiente era, evidentemente, la secuela del filme, el cual cayo nuevamente en las manos de Tim Burton, a estas alturas ya convertido en uno de los cineastas mas importantes de su tiempo (gracias al anterior Batman y a la primera de sus obras cumbres, Edward Scissorhands) y asi fue que hace 25 años vio la luz Batman Vuelve.

La historia transcurre algunos años después de los acontecimientos de la primera película, y tiene lugar en los días previos a Navidad, en Gotham City, en plena ola de crímenes adjudicado a una pandilla que los medios han llamado El Circo Rojo. El empresario Max Schreck (Christopher Walken) sufre un atentado durante una celebración en la plaza de la ciudad y, aunque Batman (Michael Keaton) consigue salvar la situación, el industrial es secuestrado.

Schreck es llevado ante El Pingüino (Danny De Vitto), el extraño y deforme ser que vive bajo las cloacas de Gotham, líder en la sombra del Circo Rojo, quien ignorante de su pasado –fue arrojado a las cloacas siendo un bebe, debido a su deformidad- pretende usar los contactos de Schreck para presentarse en sociedad y ocupar el lugar que, a su juicio, le fue arrebatado en la sociedad. Maestro de la manipulación que es, Schreck se alia con este personaje, pensando en el provecho que le puede sacar mas adelante.

Desde la aparición publica del Pingüino, auspiciado por Schreck, Bruce Wayne/Batman tiene sospechas de las verdaderas motivaciones del personaje. Pero no será el único problema que el caballero nocturno deberá enfrentar, cuando descubra la existencia de la enigmática Catwoman (Michelle Pfeiffer).

Si bien el primer Batman, de 1989 fue un éxito de critica y ampliamente celebrada, hubo un sector no menor que repudio la estética implementada por Burton a la película. Sin desmerecer esta lectura del personaje, los excesos visuales en que incurrio el entonces joven promesa del cine estadounidense resultaron un poco chocantes incluso para fans del personaje. Asi, Burton cambio el enfoque, ajusto algunas cosas en su historia, deshizo mucho de lo que había hecho en el primer filme y encomendó al diseñador Anton Furst el rediseño del personaje y de su universo.

El enfoque hizo ver a un personaje mas adulto, y en el justo medio entre la imagineria fantástica del primer filme, y el hiperrealismo que imprimiría Christopher Nolan mas de una década después. Gotham City nunca se había visto tan imponente ni tan impresionante (el trabajo de Furst fue tan influyente que la DC Comics lo contrato al poco tiempo para rediseñar la Gotham City de las revistas de Batman) mas el inteligente guion concebido por Sam Hamm contribuyeron enormemente a hacer de Batman Vuelve la mejor película de Batman hasta la fecha (solo The Dark Knight, 16 años después igualaría/superaría esa marca).

Y es que se nota la diferencia entre un Tim Burton que hacia sus primeras armas en el cine de la primera película, con el que hizo esta secuela, ya con la experiencia y la sapiencia que solo el paso del tiempo es capaz de otorgar. Burton se notaba mas maduro, mas diestro en su arte de crear mundos, concebir personajes increíbles y relatar historias asombrosas y el tratamiento dado al universo batmaniano, repleto de personajes marginales, desvalidos y necesitados de afecto era evidente.

Batman (que esta vez si bien debe compartir el protagonismo una vez mas con sus villanos invitados, al menos ahora no queda tan opacado), Catwoman y el Pingüino son personajes propios del universo Burton clásico, que por mucho que se encuentren en lados opuestos de la justicia, se tratan en el fondo de individuos motivados por las carencias que padecen. Burton supo captar eso mucho mejor ahora que en el debut de 1989, entendiendo que el murciélago, el pájaro y la gata sufren las mismas necesidades emocionales que sus personajes mas emblemáticos (Edward, Ed Wood, Jack Skellington) y ahí se explica la abismal diferencia entre dos filmes con apenas unos años de distancia, al hacerlos parte de su mundo personal, y poniéndolos a jugar conforme a sus reglas.

La química notable entre su cuarteto protagonico (Keaton-De Vitto-Walken y especialmente Michelle Pfeiffer, quien se roba la película y se alza como la mejor Catwoman del cine) es resultado de eso.

Bueno, hay que considerar también que en 1989 Burton, por mucho que pusiera de su parte en el filme debut, era un empleado del estudio, y en la secuela de 1992, con el éxito obtenido, el era el patrón. La comodidad con que se desempeña en la secuela es evidente, y solo hizo crecer la película a alturas insospechadas.

Por eso no es de extrañar que un cuarto de siglo después, con todos los cambios que ha sufrido Batman por el camino, los cambios que ha sufrido el mundo, y nosotros mismos como espectadores, Batman Vuelve mantenga su vigencia, su calidad y sus virtudes intactas.

****

BATMAN RETURNS

Director: Tim Burton

Interpretes: Michael Keaton; Danny De Vitto; Michelle Pfeiffer; Christopher Walken; Michael Gough; Michael Murphy; Pat Hingle

1992

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s