mucho mas de quinientos dias despues..

Hay peliculas que dividen aguas.

Que generan debate, provocan diferencias de opinión, separan entre las que las aman, y las que los odian pero, en definitiva, no dejan indiferente a nadie.

Me di cuenta de eso en una conversación medianamente reciente por Twitter, que me llevo a revisar el filme en cuestión y que, a ocho años de su estreno, sigue produciendo emociones encontradas: 500 Dias Con Ella.

Presentada en 2009, dirigida por el entonces debutante Marc Webb (aunque ya llevaba unos cuantos videoclips en el cuerpo) antes de pasar al mainstream con las penúltimas versiones de Spiderman (2012 y 2014) y que hace poco volvió a las historias mas personales con Un Don Excepcional, 500 Dias genera estas discrepancias. O se le ama o se le odia.

Opiniones, impresiones o interpretaciones discrepantes. Casi una década después y sigue produciendo estas reacciones…¡¡alguna gracia debe tener!!

Solo como un recordatorio, este es el relato en primera persona de Tom (Joseph Gordon-Leavitt) un joven arquitecto que, a falta de otras expectativas laborales, termina como redactor en una empresa de tarjetas de saludo. En ese lugar conoce a Summer (Zooey Deschannel), la nueva secretaria de su jefe, enamorándose de ella en el acto.

Lo que sigue es el relato de los exactos quinientos días que duro la relación entre ellos. Relación llena de altibajos que dejara una marca indeleble en la vida de Tom.

Por como esta contada la historia –en total desorden cronológico- nos damos cuenta pronto que esta relación fue un fracaso. No estoy spoileando nada. La película nos deja claro lo anterior antes del cuarto de hora (además es de 2009…si no la ha visto hasta ahora no es mi culpa).

Esto deriva en una de las controversias mas notables que han surgido en torno a este filme: la naturaleza y las motivaciones de Summer frente a Tom.

Es obvio que es Tom el verdadero interesado en que la cosa entre ambos prospere. Se desvive por hacer feliz a Summer, quien mas pone de su parte en solidificar el vinculo, que vaya mas alla de la mera aventura. El que sufre, el que se enoja, el que se frustra cuando las cosas no salen como debieran…¿Summer? Bien gracias.

Lo que nos da pie a la gran discusión surgida a partir de la película: ¿Es Summer la amala de la película?

No es que ella sea eso o sea una vil ma… como muchos han insistido. Su interés es inversamente proporcional al de Tom, simplemente.

No la vuelve la mala de la historia. No de manera consciente o voluntaria al menos.

Sosteniendo lo anteriormente dicho, Summer es quien pone menos de su parte para que la relación prospere. Tom pone todo de su parte, mientras que Summer se queda en la comodidad de dejarse querer y sacar provecho de lo que el otro hace.

¿Vale la pena? Okey, Tom no esta en la friendzone, pero no anda muy lejos tampoco. pues claramente no existe unanimidad entre ellos en la manera de abordar la relación. Tom ve amor. Summer, una amistad con ventaja, si podemos llamarla de alguna forma. La ventaja de mantenerse en la zona de confort.

Empiezo a darme cuenta que mas que defender o no condenar a Summer, no tan severamente al menos, pero parece que mis intenciones no son suficientes. Por el contrario, empiezo a quizás no compartir pero si entender el odio que muchos profesan por este personaje. No tanto por esto, lo que me hace entender la bronca que genera la chica: su incapacidad de ser sincera y hacerle ver a Tom, que no tiene oportunidad. Por ultimo para que el pobre diablo deje de hacerse falsas expectativas. Cierto que esto le podría doler, pero menos que el desplome que sufre finalmente cuando el fin de la relación es inevitable.

Pero como dicen por ahí, para el amor, minimo dos, para la guerra minimo dos, y las relaciones fracasan por responsabilidades de dos. Donde Summer peca de falta de sinceridad, Tom peca de ingenuidad. Por flojera, comodidad, cobardia o mera inconsciencia, Tom no es capaz de enfrentar la realidad acerca de la fragilidad de su relación. Sea porque no puede, sea porque no quiere, eso es opinión de cada uno, pero la falta de visión del muchacho, es tan definitoria para la debacle de su vinculo como la actitud de Summer.

Ahora, por mucho que odiemos a estos personajes, por justificado que sea ese odio (ella, por indolente, el por pavo) no quiere decir necesariamente que debamos odiar la película también. Es cierto, se trata de una relación amorosa condenada al fracaso, pero también es una cinta de la que podemos sacar interesantes conclusiones respecto a como no dejarse vencer por la frustración, a ser capaces de superar las flaquezas propias y saber ponerse de pie. Y a poner en equilibrio nuestros sentimientos, frente a nuestra razón (la que encuentra una voz en Rachel, la pequeña hermana de Tom, gran trabajo de una precoz Chloe Grace-Moretz, entonces de once años) y que uno es capaz de hacer que ambos, razón y emoción, vayan de la mano.

Dije antes que a (500) Dias Con Ella o se le ama, o se le odia. Soy consciente de las razones que muchos tienen para odiarla, pero no la odio, y sinceramente tampoco creo que sea para amarla (para eso tengo a Alta Fidelidad o a Say Anything, filmes con los que desde algún punto de vista se emparenta) pero ciertamente son esos pequeños detalles, esas lecciones que deja y que de vez en cuando vale tener en cuenta, ademas de haber sido una de las primeras peliculas no-ñoñas que vimos con Alexa_Wolf en un lejano verano de 2010, las que me hacen tenerle cariño.

***1/2

(500) DAYS OF SUMMER

Director: Marc Webb

Interpretes: Joseph Gordon-Leavitt; Zooey Deschannel; Chloe Grace Moretz; Clark Gregg

Comedia/Romance

2009

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata