harto menos que la suma de las partes

Aunque ya no son prófugos de la justicia, los Guardianes de la Galaxia conservan la facilidad para meterse en problemas.

Esta vez Starlord (Chris Pratt), Gamora (Zoe Saldanha), Drax (Dave Bautista), Rocket (voz de Bradley Cooper) y Baby Groot (voz y movimientos de Vin Diesel) huyen de la flota de combate del planeta Sovereign, luego de que Rocket cometiera algunas indiscreciones que enfadaron a la familia gobernante de dicha comunidad.

Perseguidos por un millar de naves y unos cuantos cazarecompensas, los Guardianes reciben la inesperada ayuda de Ego (Kurt Russell), un extraño y poderoso personaje que tiene algunos temas pendientes que resolver con Starlord…

La primera Guardianes De La Galaxia (en adelante GOTG) fue una de las grandes sorpresas del 2014, y una apuesta arriesgada para Marvel Studios. Al no gozar de la popularidad de unos X Men, Avengers o los Fantastic Four, sin nada que perder, pero mucho que ganar, Marvel optó por la mezcla de ingenio y humor, aventura, un importante factor épico y un soundtrack cargado al pop de los ‘70s, que le dieron excelentes resultados de taquilla y, sorprendentemente, una muy buena recepción crítica.

Caballo bueno repite, y nuevamente con la dirección de James Gunn, Guardianes De La Galaxia Volumen 2 aparece, repitiendo en todo la fórmula de su predecesora. Bueno, en casi todo.

Están los chistes. Están las conversaciones absurdas (donde Drax, Rocket, Yondul y el pequeño Groot se roban algunas de las mejores secuencias del filme). Está la espectacularidad visual. Está el soundtrack calidad filete. Está el factor emocional, representado en una serie de mensajes acerca de la amistad, la familia y el compañerismo. En fin, esas cosas que hicieron de GOTG la tremenda película que sigue siendo…y que VOL2 no consigue.

¿Por qué lo digo? VOL2 reúne los elementos que funcionaron a la perfección en GOTG, pero le falta eso que permite que dichos elementos hagan una mezcla uniforme, coherente, cohesionada..una suma de grandes momentos que hacen un gran momento gran.

Ese factor se llama argumento. El que puede ser lo suficientemente potente para adjuntar todas y cada una de las piezas de un relato y adjudicarse la gloria. Bueno, VOL2 cuenta con argumento, liviano, simplón, incapaz de hacer un gran momento gran a partir de los buenos ingredientes que este filme tiene aisladamente considerados, y hacerlos navegar a buen puerto.

GOTG es, resumiendo, un gran momento resultante de una suma de grandes momentos. VOL2 se queda en los grandes momentos aislados.

Otra cosa en que VOL2 se cae: no hay muchas referencias con el resto del universo cinematográfico Marvel. Si las hay, son demasiado rebuscadas. Esto daría lo mismo en otras circunstancias, pero cuando se acerca a pasos agigantados el megaevento Infinity Wars (¿Cuánto falta? ¿seis películas, ocho? A ritmo de tres películas al año, no falta tanto si lo piensan), y en ese sentido GOTG se mantiene alejada peligrosamente de la realidad Marvel. No parece buena idea.

Aclaremos algo. No he dicho que VOL2 sea una mala película. Nada que use Mr. Blue Sky de la Electric Light Orchestra en su secuencia de créditos inciales puede ser malo, ni me arrepiento del precio de la entrada (para eso estuvo Suicide Squad). Es sólo que James Gunn se limitó a repetir al pie de la letra una fórmula probada, olvidando que esa fórmula sólo funciona si se construye sobre una base a la altura de las circunstancias.

VOL2 es un filme que se disfruta mucho cuando las expectativas no son tan altas. Cuando uno va buscando sólo chistes, canciones pegajosas y unas cuantas escenas de acción, funciona. Si uno se olvida de la historia, todo bien. El problema es cuando su director también la olvidó.

***

GUARDIANS OF THE GALAXY VOLUME 2

Director: James Gunn

Intérpretes: Chris Pratt; Zoe Saldanha; Dave Bautista; Bradley Cooper; Vin Diesel; Michael Rooker; Kurt Russell; Karen Gillan; Pom Klementieff; Sylvester Stallone.

Ciencia ficción/Superhéroes

2017

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata