nada que ganar…mucho que perder

Cuando se supo la salida de Ben Affleck de la dirección de The Batman, y luego ser removido del cargo de guionista del mismo filme por la Warner Bros., muchos especularon que fue la manera que la multinacional se cobró revancha por el fracaso de taquilla que fue Vivir de Noche (Live By Night)¸su último trabajo como director y guionista, estrenado a fines del año pasado, cuyo costo alcanzó los setenta millones de dólares, y pasó sin pena ni gloria por salas, alcanzando una recaudación de poco más de veinte.

Quedé metido. ¿Qué podría haber pasado como para una película basada en una novela de Dennis Lehane (autor responsable de respetables novelas como Mystic River) y dirigida por un realizador con el oficio de Affleck, que encima ya había trabajado con material de Lehane (Gone Baby Gone) cayera tan bajo? Tenía clarísima la respuesta de lo que tenía que hacer al respecto.

La película transcurre en el periodo inmediatamente posterior a la Primera Guerra Mundial, poco antes de la gran depresión, y tiene como protagonista a Joe Coughlin (Ben Affleck), un bostoniano, descendiente de irlandeses que luego de volver del frente se ha dedicado a robos de poca monta a la mafia local, hasta que luego de un robo bancario que no ofrecía mayor problema, mata un policía, lo que lo lleva a prisión. Solo la intervención de su padre, un viejo sargento de la policía local (Brendan Gleeson), impide que lo condenen a muerte y le dan una breve condena de tres años de cárcel.

Al salir del penal, y tras visitar la tumba de su padre, Joe es contratado por uno de los capos de la mafia local, Maso Pescatore (Remo Girone) y enviado a Florida, actualmente bajo control del otro jefe de Boston, Albert White (Robert Glenister). Allí se reúne con su amigo Dion Bartolo (Chris Messina) y entra en contacto con Graciela Corrales (Zoe Saldana), empresaria cubana residente, a través de quien inicia un negocio de contrabando de ron, que no tarda en volverse exitoso, pero también a llamar la atención de un número creciente de enemigos, a ambos lados de la ley.

Si ponemos a Live By Night al lado de los anteriores trabajos de Affleck como director, claramente sale para atrás. No tiene el corazón de Gone Baby Gone, ni el suspenso de The Town, ni la grandeza épica de Argo. Eso no la hace necesariamente una mala película. No lo es.

Carece de muchas cosas para ser un filme extraordinario. Esa escena impresionante. Esa secuencia de acción trepidante. Esa frase para el bronce. Se trata de un filme que se olvidara al día siguiente de haberlo visto, pero al menos durante una hora cuarenta y cinco de las poco más de dos que dura, el filme cumple al pie de la letra el manual del cine noir y de la historia de mafias. Tan al pie de la letra que nos deja la sensación de satisfacción…pero esa que nos deja ir a otro restorán a la hora de colación en vez de ir al de siempre o de llevar almuerzo de la casa. No necesariamente tiene que ser un local extraordinario o calificado con todos los tenedores por los expertos: nos dimos el gusto, salimos de la duda, quedamos satisfechos. Pero al día siguiente comeremos donde y lo de siempre, y esa escapada quedara en la anécdota.

Eso no es tan grave, al final uno ve películas para darse un gusto y pasar un par de horas viendo en pantalla eso que no necesariamente va a pasar en la vida real. Trascendente o no, la cosa funciona. No del todo, pero cumple.

Digo no del todo, porque no obstante ser un director eficaz, los últimos diez o quince minutos del filme se le escapan a Affleck. Mete demasiada información, explica demasiadas cosas que pudo haber trabajado de otra manera y, como si se le hubiera olvidado escribir una secuencia final, introduce demasiado en poco rato como para desarrollarlo. Vale, es importante no dejar cabos sueltos en una historia, sobre todo una unitaria, pero claramente hay mejores formas de hacerlo que apelotonando y contando todo a la rápida.

¿Influye eso en el pobre rendimiento de la película en boleterías? No, por cierto. Si fuera por sus defectos, la gran mayoría de películas que la rompen en taquilla ni siquiera tendrían oportunidad. No pasa necesariamente por una cuestión de talento o falta de…¿A que atribuir este fracaso entonces?

¿Exceso de confianza? ¿Promoción pobre? ¿Malas decisiones administrativas?¿Se estrenó en una fecha equivocada? De todo un poco. Claramente el desempeño de Argo a nivel de premios le abrió el apetito a Warner Bros y pensaron que con poner “del director de Argo” en el afiche bastaba (ahí se responden las tres primeras preguntas), y en cuanto a la fecha de estreno…da lo mismo, en estos días en que se estrena uno o dos blockbusters todas..TODAS las semanas, en realidad ¿Cuándo hay una buena época para estrenar?

Live By Night no es una gran película, pero ciertamente tampoco es para seguir pateándola cuando ya está en el suelo. Si quiere verla, véala. No lo va a lamentar. Pero si no la ve, tampoco pierde nada…aunque en honor a la verdad, todos terminamos perdiendo más de lo que pensábamos.

***

LIVE BY NIGHT

Director: Ben Affleck

Interpretes: Ben Affleck; Zoe Saldana; Sienna Miller; Brendan Gleeson; Robert Glenister; Remo Girone; Chris Messina; Chris Cooper; Elle Fanning

Policial

2016

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s