cuando ya no te puede ir peor

Empujado por la necesidad de ponerse al día las pensiones que le debe a sus hijos y de no perder las tierras de la familia, ricas en petróleo, el tejano Toby Howard (Chris Pine) se asocia con su hermano Tanner (Ben Foster), recién salido de la cárcel y sin un centavo en los bolsillos, para cometer una serie de robos a los bancos de los pueblos cercanos.

Y aunque se trata de robos menores y no muy violentos, el hecho de que sean tantos y tan seguidos llama la atención de la policía local, especialmente del sheriff Marcus Hamilton (Jeff Bridges) quien en sus últimas semanas antes de jubilarse, no quiere dejar este caso, el que podría ser su último, sin resolver…

hell_orhigh02

Tengo que admitirlo. Dentro de las películas nominadas al Oscar como la mejor del año, las que he visto hasta ahora tienen todas, cual más, cual menos, méritos suficientes para adjudicarse la estatuilla. Y la recientemente estrenada Nada Que Perder (Hell or High Water) no es la excepción.

Estamos ante una inteligente reinvención del género del western, dado que la historia reúne muchos conceptos de la especialidad. Esta historia bien pudo haber sido dirigida por un John Ford, o un Sergio Leone, y con John Wayne en el rol del sheriff perseguidor. Bueno, eso que se pudo haber filmado a mediados de los ’50 y con todos los elementos estéticos y formales del género, transcurre hoy, en 2017, y en vez de andar a caballo, los personajes andan en auto.

Es una reconstrucción de un género fundamental del cine estadounidense que se celebra, pero más allá de la buena vestimenta, en el fondo estamos ante una historia que explora en lo más profundo a sus personajes. Y si pudiéramos definir este filme de alguna manera, es como un filme de matices.

 

Ninguno de nuestros personajes puede caer tajante y categóricamente en la categoría de bueno o malo. Es cierto, tenemos a dos asaltabancos, uno de ellos lo hace empujado por las circunstancias (o junta el dinero o puede irse despidiendo de su familia con la que ya mantiene una frágil relación, y de sus tierras, que podrían ser su última salvación de una situación que lo tiene con el agua al cuello como bien dice el título del filme) y el otro por el hecho de haber tocado fondo, de no tener nada que perder (pero que es lo suficientemente consciente de su entorno, razón por la que termina ayudando a su hermano), motivado por la ansiedad por dar al sistema bancario que tiene a su familia en una situación desesperada un duro golpe, en sus propios términos.

Su conducta es reprochable, pero tenemos antecedentes que nos permiten tratar de entenderlos. Hablamos de personajes que ya no tendrán una segunda oportunidad en la vida, pero que quieren asegurar que los que vengan después si la tengan.

hell_orhigh01

Pero no son ningunos héroes, así como su perseguidor, impecablemente construido por Jeff Bridges como uno de los grandes secundarios de la temporada, no es precisamente un villano. Es un hombre que fue criado y formado para hacer lo correcto, y es en esa postura en la que quiere morir incluso, si fuera necesario, todo con tal de hacer más llevadero lo que vendrá después: la idea de pasarse el resto de su vida en una mecedora mirando el antejardín de su casa lo desconcierta.

Hamitlon tiene una visión evidentemente contrapuesta, con la de los hermanos protagonistas, pero también igualmente comprensibles.

Llego a creer que si los tres personajes no estuvieren en lados opuestos de la ley, hasta podrían colaborar entre sí y hasta ser amigos. Pero no, se trata de personalidades fuertes, con convicciones y metas claras, que se enfrentan entre sí. Y éste conflicto, más allá de la mera persecución policial, es el verdadero núcleo de la historia que tenemos entre manos y que es una de las muy buenas historias del último tiempo.

Cierto, es una historia que en mayor o menor medida duele ver, pero por Dios que vale la pena.

Hell or High Water tiene una pista bien complicada por delante. Corre por mejor película y guión original, mismas categorías que La La Land, que va con demasiada ventaja. De repente puede dar la sorpresa, y si no, no nos debería doler tanto (pensemos cuantas obras cumbres del cine han pasado sin pena ni gloria por la Academia). Aunque si Jeff Bridges no se queda con el Oscar a Mejor Actor Secundario, enciendan los lanzallamas.

***1/2

hell_orhighbr

HELL OR HIGH WATER

Director: David Mackenzie

Intérpretes: Chris Pine; Ben Foster; Jeff Bridges; Gil Birmingham

Western/Policial/Drama

2016

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s