un pequeño gran cuento antes de dormir

Hay obras que, sin quererlo, se convierten en clásicos. Obras que precisamente por su falta de pretensiones, inversamente proporcionales al cariño, al entusiasmo con que fueron concebidas, terminan por calar tan hondo en el público, que se convierten en hitos. La Princesa Prometida es uno de estos ejemplos.

princesa_03

Y es que para la época de su estreno, en 1987, y siendo un filme evidentemente de matiné, destinado a hacer que la gente pase un buen rato viéndola, lo cierto es que está muy lejos de lo que la industria hoy concibe como una película de esta naturaleza. Si esta película se estrenase hoy, lo más probable es que estaría plagada de animaciones CGI, escenas de batalla visualmente impresionantes, merchandising por toneladas, trailers y teasers en el superbowl, presencia en toda clase de medios de comunicación, mucho material viral y planes para hacer al menos una trilogía de filmes de casi tres horas..bueno, ya entienden a qué me refiero.

Bueno, en el momento en que La Princesa Prometida vio la luz, los estrenos que seguían estas estrategias eran contados con los dedos de la mano y hasta podríamos decir que este era un filme más bien standart, realizado sin otra motivación que compartir la buena historia que sus autores, el novelista William Goldman y el siempre eficaz y multifuncional Rob Reiner, tenían en sus manos. No necesitaban otra cosa que una buena historia, y el saber contarla.

La historia comienza cuando un abuelo (Peter Falk) visita a su nieto (Fred Savage) y para distraerlo un poco de la enfermedad que lo tiene en cama, le lee un antiguo libro de aventuras, acerca de Buttercup (Robin Wright) una joven prometida para casarse con un ambicioso príncipe, Humpendinck (Chris Sarandon).

Buttercup no puede estar menos enamorada de Humpendinck ni de nadie, ya que cinco años antes, cuando su antiguo mozo Westley (Cary Elwes) desapareció en altamar, aparentemente asesinado por el temible pirata Roberts, prometió no volver a enamorarse ni amar a nadie.

Las cosas van a cambiar para Buttercup cuando sea secuestrada por Vizzini (Wallace Shawn), un mercenario, y sus dos secuaces, el espadachín Iñigo Montoya (Mandy Patinkin) y el gigantesco Feezik (Andre The Giant) dos tipos en rigor buenos, pero que las circunstancias los obligaron a unirse al bandido.

princesa_02

Es, como decía, una historia bastante sencilla, pero está contada de una manera que no puede no encantarnos. Lógico me resulta que la historia se narre por un simpático abuelo a su nieto. El niño, acostumbrado a la televisión y a los videojuegos (la película es de 1987 pero lo más bien que podría protagonizarse por un niño actual que no se despega de la Tablet ni para dormir) no puede estar menos interesado, pero no tarda nada en ser seducido por el relato de su ascendente. Reiner, vale el paralelo, pone el mismo entusiasmo, convicción y cariño en el relato, nos conquista y logra que de verdad nos interesen nuestros personajes.

Además, estamos ante un relato que reúne los ingredientes más clásicos del cine de aventuras: un héroe, un villano, una princesa que demuestra que es mucho más que un trofeo (ok, Buttercup se debe casar por obligación con un tipejo cuya única gracia es ser el hijo de un rey, pero se encarga de repetirle a su prometido que nunca se resignará a ello), pícaros, brujos, acción, romance, en fin.

Con eso bastó para hacer de La Princesa Prometida una de las películas más recordadas de su tiempo. Y quizás no tendrá la calidad de hito de la cultura pop de su época que tiene, por ejemplo, Star Wars, Volver al Futuro o E.T., tiene todas las virtudes para ponerse al lado suyo y no sentirse disminuida.

Vale, no generará la devoción casi religiosa de las otras cintas citadas..pero no lo necesita. Piensen en cuantas veces ha sido citada en series How I Met Your Mother, o cuanta gente ha recitado “Hola..Soy Iñigo Montoya…Mataste a mi padre…Prepárate a Morir!” con la misma convicción que “Yo Soy Tu Padre” o “Donde Vamos No Necesitamos Carreteras”.

A lo largo de nuestras vidas, muchas veces nos bastó un cuento relatado por una voz amiga y afectuosa para apreciar la belleza, la grandeza de las cosas. La Princesa Prometida es eso, y sin proponérselo, mucho más. Aprovechen que está en Netflix!!

***3/4

princesa_br

THE PRINCESS BRIDE

Director: Rob Reiner

Intérpretes: Robin Wright; Cary Elwes; Mandy Patinkin; Wallace Shawn; Chris Sarandon; Andre The Giant; Carol Kane; Billy Crystal; Christopher Guest; Peter Falk.

Aventuras/Fantasía

1987

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s