acuatizaje forzoso

El 15 de enero de 2009, tras sufrir un accidente con una bandada de gansos que quedaron atrapados en sus motores, produciendo su explosión, el capitán Chesley “Sully” Sullenberger (Tom Hanks) se ve forzado a tomar una medida desesperada: acuatizar en el lecho del río Hudson, a falta de una mejor solución a la inminente catástrofe.

La medida resulta exitosa y 155 personas, entre pasajeros y tripulación, salvan con vida. en poco rato, para la comunidad, Sully es un héroe.

Sin embargo, cuando las autoridades de la aviación comercial investigan el accidente, comienzan a cuestionar la decisión de Sully, alegando que existían otras soluciones más seguras para la crisis. Esta investigación podría significar el fin de la carrera aérea de Sully y obedece a antecedentes tan potentes que el mismo empieza a dudar de su decisión…

sully01

El trabajo de Clint Eastwood como director, la última década se había vuelto una incógnita. Películas como Invictus (2009), Más Allá de la Vida (2010) o Jersey Boys (2013) eran buenos filmes pero por debajo de lo que el tío Clint nos tenía acostumbrados como Los Imperdonables (1992), Río Místico (2003), Million Dollar Baby (2004) o Gran Torino (2008). De las fallidas J. Edgar (2012) y American Sniper (2014) sin comentarios.

Sin embargo, con Sully, el bueno de Clint disipa todas las dudas que pudieron haber surgido en torno a sus capacidades fílmicas. Enhorabuena.

Basada en el libro en que el propio Chesley Sullenberger narra su hazaña, y en poco más de una hora y media, Eastwood nos relata las circunstancias que rodearon al personaje enfrentado a una situación crítica, antes y después de ésta, y que incluso en estos casos sólo quiere hacer lo correcto.

Aquí es donde empieza el problema: lo correcto para uno ¿es lo correcto para los demás? Sully actúa de la manera que su criterio le indicó frente a una circunstancia que lo sobrepasa. Su manera de actuar funciona. Y la va a defender cuando se le cuestione. Pero no puede evitar cuestionarse a sí mismo “¿y si ellos tienen razón? ¿Y si había otra manera menos riesgosa de llegar al mismo buen resultado? ¿Y si en realidad sólo me arriesgué a lo que hice por orgullo, por puro ego?”

Esto es lo que hace de Sullenberger el tipo de personajes en los que Eastwood pone especial atención. Así como en el pasado lo fueron William Munny, Frankie Dunn o Walt Kowalski, son personajes que a lo largo de la vida han buscado hacer lo correcto, o lo que entienden por lo correcto, y se cuestionan a sí mismos en torno a esa idea, a esa ambición. Sully es el tipo de personaje con los que Eastwood se siente más a gusto, y se nota.

La dedicación, el cariño, la emotividad con que Eastwood plantea la historia de Sully es evidente. La secuencia del accidente en cuestión está sobriamente construida, y ayuda mucho al espectador para entender la decisión de Sully, empatizar con él ponernos en sus zapatos, en la confusión en que el mismo se ve metido cuando se le ve como hérore, aunque él se resista a la idea (su única preocupación no es dar entrevistas, sino cerciorarse que sus pasajeros hayan resistido el evento en buenas condiciones), pero a la vez enfrentando cuestionamientos a su actuar (“decídanse ¿soy el bueno o el malo?” pareciera preguntarse).

sully02

Comprendemos las dudas razonables de la autoridad aérea, es su deber, pero bien en el fondo queremos que el protagonista salga bien parado de la situación, de la cual el accidente en cuestión es sólo el puntapié inicial y donde el factor humano tiene un rol protagónico.

Eastwood es consciente de esto último y de que Sullenberger enfocó su defensa en este elemento fundamental. Si, hay simuladores de vuelo que pueden descifrar que se pudo haber actuado de otra manera, pero ninguno de estos aparatos, por moderno que sea, podrá sustituir a un piloto en una emergencia. Y ese factor humano puede acertar o fallar, pero que es el que a la postre estará expuesto a las contingencias y tomará la decisión última.

Como normalmente hace, Eastwood saca muy buenas actuaciones de sus protagonistas, especialmente de Tom Hanks, quien encarna de manera total y absolutamente verosímil las tribulaciones de Sully antes del accidente, durante el mismo y con posterioridad, durante el proceso en que la autoridad evalúa su actuar.

Dije que el factor humano puede acertar o fallar. Sin olvidar que después de todo las películas siguen siendo dirigidas por seres humanos, lo cierto es que el bueno de Clint Eastwood lo hizo de nuevo, despachándose uno de los grandes aciertos de su carrera, que nos ayuda a mirar el último mes del 2016 con optimismo. Y como no, si en menos de tres semanas he visto varias de las mejores películas del año. Sully no es la excepción, sino que un número puesto en el recuento anual.

****

sullyposter

SULLY

Director: Clint Eastwood

Intérpretes: Tom Hanks; Aron Eckhart; Laura Linney; Valerie Mahaffey; Mike O’Malley; Jamie Sheridan; Anna Gunn

Drama

2016

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s