quince años después

prisien01

Wow, ¿15 años ya?

Si poh, quince años desde que el Estadio Nacional fuera el escenario de los dos conciertos que, el 30 de noviembre y el 1 de diciembre de 2001, ante un total de 140 mil espectadores, Los Prisioneros ponían fin a más de una década de separación.

De esta reunión se venía especulando desde 1996, cuando Jorge González, Claudio Narea y Miguel Tapia participaron de la antología Ni Por La Razón, Ni Por la Fuerza. Especulaciones que siguieron cuando en 1998 González y Tapia se reunieron brevemente bajo el nombre de Los Dioses, y en 2000, cuando se lanzó la recopilación en vivo El Caset Pirata. Especulaciones que se fueron al carajo cuando a fines de los ’90, González se vio obligado a partir a Cuba, a rehabilitarse de su adicción a las drogas que lo tenía por las cuerdas.

Por eso, la sorpresa fue mayúscula cuando, en octubre de 2001, en la extinta Feria del Disco de Ahumada, González, Narea y Tapia anunciaban su reunión, por una noche. Sin más publicidad que aquella conferencia (en toda la ciudad no se vió un cartel, no se oyó un comercial de radio o televisión), rápidamente se agotaron las localidades, forzando al grupo a agregar una segunda fecha, para el día 30 de noviembre.

La historia consignó como el retorno oficial de la banda el show del 1 de diciembre. Ese día se cerraba una etapa en que Los Prisioneros se habían vuelto un recuerdo, luego de la salida de Claudio Narea a mediados de 1989 por diferencias creativas y algunos duros conflictos personales con Jorge González, y la disolución definitiva del grupo a inicios de 1992. Etapa en que la banda se dispersó en varios proyectos individuales que, cual más cual menos logrado, nunca pudieron igualar el legado de la banda de sanmiguelinos, legado que se mantuvo vigente todos estos años.

El legado estaba ahí y la energía también. Fueron dos conciertos inolvidables para los que estuvieron ahí, y los que no estuvieron tampoco fueron capaces de mantenerse en la indiferencia. Tan fuerte fue el impacto, que los mismos Prisioneros, que al inicio sólo planteaban esta reunión como momentánea, se entusiasmaron: una gira nacional durante gran parte del 2002, una memorable presentación en la Teletón de ese mismo año, dos nuevos shows en el Estadio Nacional, a estado lleno, y una recordada aparición en el Festival de Viña del Mar 2003.

Eso, más dos exitosos discos dobles: Antología (2001) y Estadio Nacional (2002), este último, el registro del show de hace una década y media, el cual además se publicó en vhs y en el incipiente formato dvd. Mientras eso pasaba, el grupo trabajaba en nuevas canciones, que serían parte de su primer disco nuevo en más de diez años, Los Prisioneros, lanzado a mediados de 2003.

prisien04

Todo dado para que el regreso fuera permanente, pero…

Nuevamente una disputa entre González y Narea que éste último se encargó de convertir en un circo mediático, que tuvo como clímax la salida de Narea de la banda, a pocas semanas del lanzamiento del disco, y una fallida conferencia de prensa que terminó con González botando al suelo los micrófonos de los medios oficiales apostados en la ocasión, más interesados en conocer la versión de González de los hechos alegados por Narea. La prensa oficial, que por años ha tenido a Jorge González como uno de sus blancos predilectos, se hizo un festín.

Todo esto atentó contra los planes del grupo. La gira nacional que hicieron a los pocos meses junto a Alvaro Henríquez y Café Tacuba, así como los discos Raras Tocatas Nuevas (2003) y el subvalorado Manzana (2004) no fueron fracasos, pero ciertamente no tuvieron el éxito que se esperaba de ellos, y la banda nuevamente puso término a sus actividades a fines de 2004.

Los Prisioneros nuevamente entraban en la categoría de mito.

La historia se ha encargado de reivindicar a González gracias a su interesantísima carrera solista iniciada posteriormente, que tuvo su momento más alto con el disco Libro, lanzado en 2013. Y así, mientras Narea da cuanta entrevista puede se pone en el papel de víctima y lanza dardos contra González, éste ha optado por no acusar recibo y seguir enfocado en su trabajo musical, que incluye una serie de memorables conciertos entre 2012 y 2015, entre ellos una nueva presentación en Viña del Mar, en 2013, y siendo reconocido con el Premio Nacional de Música 2015 y un celebrado concierto de homenaje hace poco más de un año atrás.

Quiso el destino que la primera gran presentación de González en casi dos años, tras un forzado retiro derivado de un accidente vascular sufrido en el verano de 2015, sea en dos días más en el Estadio Nacional, encabezando el show de clausura de la Teletón de este año, institución en la que ha llevado a cabo su larga rehabilitación. El mismo lugar, casi la misma época y ante la misma gente, esas serán las circunstancias en que González, una década y media después, cual ave Fénix, volverá a despegar.

Doy fe de lo que he comentado del show del Estadio Nacional, hace quince años. Dos días después tenía que dar examen de Derecho Civil IV, el primero de la que sería mi última ronda de exámenes antes de egresar de la universidad..pero que diablos, fui de todos modos. Examen podía volver a dar en marzo, pero esta reunión, con estas características, no se iba a repetir. 

En todo caso, aprobé, para que se queden tranquilos.

prisien03

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s