traspasando la frontera final

Han pasado tres de los cinco años de viaje a bordo del Enterprise y su tripulación, al mando de su capitán James T. Kirk (Chris Pine) y su primer oficial Spock (Zachary Quinto) esperan con ansias arribar a una base de la Federación de Planetas y tomarse un descanso por unos días.

Sin embargo, el descanso no dura mucho, cuando se intercepta una llamada de auxilio, de parte de una nave no identificada atrapada en una nebulosa. La Enterprise se pone en camino de inmediato.

Pero al llegar, Kirk y su gente descubren que es una trampa, cuando la nave es atrapada por Krall (Idris Belba), líder de una belicosa especie que busca tomar el control de la Federación, que rápidamente reduce a la tripulación, que alcanza a salvarse, pero repartiéndose a lo largo y ancho de un desconocido planeta…

stbeyond02

Desde que J.J. Abrams reiniciara la franquicia Star Trek, en 2009, siempre tuvo el acierto de rescatar el tremendo potencial de filme de acción y aventuras que la saga tuvo desde sus orígenes a mediados de los ’60 en televisión, cosa que permitió reencantar a muchos fans, conquistar nuevos públicos que nunca le habían dado bola, aunque eso le valió el repudio de un sector minoritario de trekkers más recalcitrantes, que consideraron que esto era una infracción al espíritu de exploración y divulgación científica de la serie (“convirtió Star Trek en Star Wars!! Llegaron a decir..como si eso fuera un insulto).

Dije en una columna anterior que no es necesario ser tan talibán. Estamos hablando de sagas de sci-fi, no de política, religión ni fútbol, y ambas sagas pueden retroalimentarse y aprender la una de la otra (lo que no pasa en política, ni en la religión, ni en el fútbol). Como fuera, el empujón le permitió a Star Trek una secuela bastante bien recibida (Into Darkness, en 2013) y la más reciente, Star Trek: Sin Límites, recientemente estrenada, pero que tuvo algunos vaivenes que hicieron peligrar..o postergar más de la cuenta..su lanzamiento.

Es de todos conocido que Abrams dejó la franquicia para pasar a la vereda del frente, poniendo el entorno trekkie en entredicho. Hasta que se confirmó a Justin Lin, hasta entonces director de varias Rápido y Furioso (franquicia donde el vértigo y las emociones fuertes son el ingrediente principal) para hacerse cargo de esta tercera película.

La apuesta funciona. Mejor de lo que se esperaba, incluso enfrentando un estreno algo postergado y que rebotó en una taquilla e impacto menor a lo que se calculaba (se estrenó en plena explosión blockbuster en EEUU, a mediados de julio y pasó bastante desapercibida, motivo por el cual su estreno en el resto del mundo fue aplazado hasta una fecha en que fuera menos arriesgado presentarla. Es cierto, está lejos de ser un fracaso en taquilla, pero su desempeño no ha sido el ideal…si lo comparamos con otros estrenos del año como Civil War o Batman vs Superman).

El punto es que la historia funciona, respetando sus fuentes más próximas. Es decir, valora por igual el factor exploración del universo, descubrimiento y contacto con otros mundos, pasando por toda clase de circunstancias en el proceso (el leit motiv de la serie original, de sus películas y secuelas televisivas) pero sin menospreciar el factor diversión. Y aquí es donde mejor se nota la mano de Lin: escenas de acción, de batalla y persecuciones realmente emocionantes, y que constituyen parte de lo mejor que hemos visto este año en este ámbito.

stbeyond03

La introducción de Simon Pegg, uno de los comediantes ingleses más populares de la última década, y que aquí interpreta al ingeniero Montgomery Scott..Scotty para los amigos, al cuerpo de guionistas también resulta acertada, ya que explora un campo en que las Star Trek,si bien mantenían, lo hacían en un plano bastante rezagado: el humor. Aquí hay abundante, en el momento preciso, en el contexto debido y en la proporción correcta, lo que le ayuda bastante a la cinta.

Y hasta se despacha un par de momentos emotivos, al recordar a Leonard Nimoy, el Spock original, y Anton Yelchin (Chekov en esta versión), fallecidos entre el capítulo anterior y éste. E introduce nuevos personajes, buenos y malos, que ayudan a llevar al Enterprise a buen puerto.

El trabajo de Lin resulta una bocanada de aire fresco para una franquicia que ya cumplió el medio siglo. Saga que, si bien nunca ha dado señales de fatiga de material (aun cuando sus protagonistas, Spock y Kirk parezca sufrirlo, según se da a entender en el primer acto de la película) nunca le viene mal un salpicón de agua fría no sólo para no decaer, sino más bien para seguir caminando a paso firme. La buena salud de Star Trek no sólo es una buena señal para la saga, sino además para un cine blockbuster que, en lo que va de esta temporada, ha tenido más tiros al aire que aciertos.

****

STAR TREK BEYOND

stbeyond04

Director: Justin Lin

Intérpretes: Chris Pine; Zachary Quinto; Zoe Saldanha; Karl Urban; Anton Yelchin; John Cho; Idris Belba; Sofia Boutella

Ciencia Ficción, 2016

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s