su fracaso es imposible

Uno de los grandes hitos de la televisión, que este año también cumplió el medio siglo desde su estreno es Misión: Imposible. Creada por Bruce Geller en 1966, y con esa inolvidable partitura de Lalo Schifrin, durante siete años nos presentó las peripecias del equipo de inteligencia MIF (Mission: Impossible Force), encabezado por Jim Phelps (Peter Graves), dedicado a la investigación de las más complicadas intrigas internacionales.

Un hito dentro del género del espionaje, que comenzaba siempre con Phelps recibiendo una grabación informándole de sus objetivos, indicaciones para conseguirlo, y culminando inevitablemente con el clásico “si usted o un integrante de su equipo es detenido, el gobierno negará conocimiento de sus acciones…este mensaje se autodestruirá en cinco segundos” y la consiguiente destrucción de la grabación. Hecho, Phelps reunía un equipo de agentes especializados en diversas áreas, para dar cumplimiento a la tarea.

Lo cierto es que, como una tendencia que ya venía siendo desde los ’90, Misión Imposible fue llevada al cine en 1996, de la mano de Brian De Palma. No era un desafío menor, no olvidemos que en esa época la guerra fría ya había pasado y no era fácil encontrar nuevos enemigos que enfrentar pero, tal como pasó con James Bond, sus creadores fueron lo bastante listos para reenfocar la historia y darle una motivación.

mimposi02

Y hay que decirlo, es una de las pocas veces, si no la única, en que el traspaso de formato ha funcionado. De hecho, logró cuatro secuelas (2000, 2006, 2011 y 2015) y viene en camino una sexta. Y si bien no todas son igualmente buenas, no podemos tampoco decir que alguna de ellas sea mala.

Repasemos, entonces, la que comenzó todo, la que nos convoca.

Un grupo de MIF, encabezado por Jim Phelps (Jon Voight) en Praga, República Checa, es reclutado para recuperar una serie de archivos relacionados con las identidades de agentes de la fuerza robados y que habrían sido entregados en esta ciudad. Sin embargo, la operación es saboteada, varios agentes pierden la vida y sólo se salva Ethan Hunt (Tom Cruise) un promisorio agente de la organización reclutado por Phelps para esta operación.

Al informar del sabotaje, los directores de MIF sospechan de Hunt y consideran que actúa como doble agente, viéndose éste último obligado a escapar y organizar su propio equipo para encontrar al saboteador, limpiar su nombre y restablecer los archivos de la entidad.

La película es totalmente respetuosa de su original. En cuanto a temática, estructura y composición. La serie tenía intriga, emoción, tensión, romance, acción, humor..y la película respeta todo eso. Si a ello le agregamos el oficio de Brian De Palma (en quizás su última gran película antes de caer en un estado de confusión del que todavía no sale) tenemos una película que cumple con todos los códigos que han hecho del cine de espionaje uno de los más populares de todos.

mimposi03

De Palma construye un filme que desde el minuto 00:01 nos tiene enganchados y no nos suelta hasta que empiezan a correr los créditos finales. En todas las escenas de la película pasa algo, y no son pocas las que terminamos agarrados del asiento y a punto de caernos de él de agarrados que nos tiene. Piensen en la escena de Tom Cruise colgando dentro de una bóveda, una de las secuencias más populares e imitadas de la película.

Y si bien muchos les puede causar desagrado ipso facto el hecho de que sea Tom Cruise el protagonista, y a la larga el gran promotor de esta saga (su productora ostenta los derechos de la serie para sus adaptaciones). Todos sabemos que el ego del buen Tom es un poco excesivo y suele jugarle malas pasadas, pero también sabemos, y en esto hemos insistido en este blog, que cuando Cruise se pone las pilas con una historia, se las pone en serio.

Cierto que Cruise está detrás de películas como las de esta saga para su lucimiento personal, pero es consciente de que el espectador quiere ser tomado en serio. Uno no paga una entrada, un disco o un servicio determinado para ver un loco mirándose al espejo dos horas. Cruise lo sabe y por eso, la gran mayoría de sus películas, más que autocelebrarse nos quiere convencer de por qué lo hace y por qué deberíamos adorarlo también, y le funciona. Nos convence, lo celebramos y le encontramos la razón. Vale, Cruise se agranda con estas películas, pero en la medida en que el crecimiento es mutuo, Cruise se agranda en la medida que la película lo haga.

Por algo esta saga ha resistido por dos décadas, en cinco películas que en ningún momento se desinfla. La calidad de las películas de MI se ha mantenido estable con el tiempo y no parece que se fuera a extinguir.

Y es que con la partida que tuvo con este muy buen primer capítulo, hubiera sido una pena que MI hubiera caído en el mismo saco que muchas sagas que al segundo o tercer capítulo se desinflan. Nada de eso, por suerte, Misión: Imposible se ha consolidado y constituido una necesaria y sana excepción a la regla.

mimposibr

****

MISSION: IMPOSSIBLE

Director: Brian De Palma

Intérpretes: Tom Cruise; Jon Voight; Emanuelle Beart; Jean Reno; Ving Rhames; Kristin Scott-Thomas; Vanessa Redgrave

Espionaje

1996

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s