un bar muy especial

Tras una accidentada fuga desde prisión, que incluyó el robo a un banco, la explosión de una gasolinera y varias víctimas fatales, los hermanos Gecko, Seth (George Clooney) y Richard (Quentin Tarantino) se han visto obligados a cruzar la frontera, rumbo a México, para lo cual secuestran al reverendo Jacob Fuller (Harvey Keitel), un ministro en medio de una crisis de fe tras enviudar, junto a sus hijos Kate (Juliette Lewis) y Scott (Ernest Liu).

Las cosas parecen ir tranquilas para víctimas y secuestradores, hasta que llegan a un club nocturno, ubicado algo lejos de la carretera principal. En el papel, no parece otra cosa que un bar para motoqueros con nudistas, pero cuando el carácter imprevisible de Richard lo pone a pelear con otro parroquiano, echando sangre a borbotones, despierta la verdadera naturaleza del personal del club: una raza de peligrosos vampiros sedientos de sangre…

fromdusk02

El éxito alcanzado por Quentin Tarantino con filmes como Perros de la Calle o Pulp Fiction, abrió la puerta para lo que se dio en llamar cine independiente. Y se volvió una de las tendencias más fuertes de los ‘90s, caracterizada por una serie de marcadas diferencias presupuestarias y, sobre todo, temáticas con el cine mainstream. Y aunque terminó por convertirse en un cliché, en una fórmula, este subgénero que privilegiaba las buenas historias por sobre la grandilocuencia y los millonarios costos de producción, nos permitió conocer a grandes creadores como el propio Tarantino, Kevin Smith, Richard Linklater, en una primera generación, y luego a Darren Aronofski, Christopher Nolan, Wes Anderson, Spike Jonze y Michel Gondry.

Alumno aventajado de esta generación fue el mexicano Robert Rodríguez, quien en 1992 sacudió al mundo con su opera prima El Mariachi, y que algunos años después, ya convertido en el delfín de Tarantino, conquistaría Hollywood con Desperado y su personal tributo al cine B, From Dusk Til Dawn (Del Crepúsculo Al Amanecer), que este año cumple dos décadas desde su estreno, u que cierra esta primera gran época del cine indie.

Y si bien es cierto la taquilla no fue del todo generosa, en un primer momento, el efecto boca a boca, tengo un amigo que la vio y dijo que debiéramos verla, la buena recepción en los medios alejados del mainstream y de la oficialidad, más el apoyo de MTV –la MTV de los ’90, cuando era cool y antes de estupidizarse- funcionaron para que se fuera generando un culto en torno a la película, que motivó que fuera repuesta en salas y captando nuevos espectadores, incluso en horarios no precisamente cómodos. Para qué decir cuando salió, entonces, en vhs o llegó al cable.

Si incluso acá, cuando se estrenó –con mucho desfase, en pocas salas y pocas funciones..piensen que además a mediados de los ’90 todavía no explotaban las multisalas- generó un impacto respetable.

fromdusk01

Como no iba a ser de culto si recurre a temas propios de la categoría. Mezcla de road movie, policial, terror y cine B (no es casualidad, si uno de sus próceres, el experto en maquillaje y efectos Tom Savini, tiene un personaje en la cinta), sazonado con el siempre recurrente ingrediente de los vampiros (aprovechando el primer gran revival del género, gatillado por el Drácula de Coppola o Entrevista Con El Vampiro..nada que ver con el vampirismo pasado por azúcar y dulces que vino después de Tiwlight), la película es un justo tributo para los géneros a los que recurre, un respetuoso homenaje y un torbellino de emociones fuertes.

¿Me van a negar acaso que dejó su huella? Se encargó de convertir en estrella a George Clooney (que después se haya mandado un patinazo con Batman & Robin no tiene nada que ver con este filme). Definió un hito incuestionable en el género de los vampiros, al abordarlos de una manera poco conocida (hasta entonces los vampiros eran en su mayoría anglosajones, nobles europeos o su descendencia principalmente). Dio a Robert Rodríguez la manga ancha para filmar lo que se le ocurra, sea proyectos personales de acción o cintas familiares (lástima que se haya perdido los últimos años). Y le abrió la puerta a Salma Hayek para conquistar Hollywood…¿cuántas veces han visto imitada y nunca igualada, su secuencia del baile con la serpiente?

¿Vio? Puede ser una tontera de película, un charquicán de géneros e íconos. De hecho, me soplaron que alguna vez se resumió esta película como “empieza con Perros de la Calle, termina con Generación Perdida”, y a decir verdad es un comentario muy acertado, y que no debe considerarse para nada un desprecio, pues son, cada una a su manera, buenas películas, o al menos que yo disfruté mucho. Bueno, Del Crepúsculo… funciona de la manera que me interesa que lo haga. Y a veinte años de su debut me sigue funcionando igual.

***1/2

fromduskdvd

FROM DUSK TIL DAWN

Director: Robert Rodriguez

Intérpretes: George Clooney; Quentin Tarantino; Juliette Lewis; Harvey Keitel; Ernest Liu; Salma Hayek; Cheech Marin; Danny Trejo; Tom Savini

Acción/Terror

1996

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s