Stranger Things: volver a lo básico

Ya suena a lugar común decir “la serie del momento está en Netflix”, pero así no más es. No es cliché ni frase hecha. Es la pura verdad.

Gracias a su modelo de financiamiento, y por el hecho de ser un servicio de stream, libre de las limitantes propias de la televisión tradicional, sobre todo las económicas, lo que le permite dar cabida a toda clase de proyectos. Si, algunos, los menos, han sido los proyectos fallidos, pero la gran mayoría, han resultado obras grandiosas.

Stranger Things es la última de ellas.

stranger_01

Estrenada en julio pasado, concebida por la dupla conocida como The Duff Brothers, y con el respaldo del director Shawn Levy (Gigantes de Acero), la serie narra en ocho episodios de 45 a 50 minutos, los hechos ocurridos en Hawkins, Indiana, las últimas semanas de 1983. En un pueblo donde nunca pasa nada, donde todo el mundo se conoce y donde los policías matan el tiempo y el tedio jugando naipes o haciendo el puzzle.

Hasta la noche en que desapareció Will Byers, un niño de doce años, luego de no llegar a su casa, tras una extensa jornada de juegos de rol en casa de su amigo Mike Wheeler, al mismo tiempo que en las cercanas instalaciones de un laboratorio secreto ligado al Gobierno, se activan las alarmas, revelando la existencia de una frágil niña y destapando una terrible verdad: que de una u otra forma, no estamos solos.

La primera clave del éxito de Stranger Things, que la convirtió en trending topic durante varios días y tema obligado de conversación, fue de carácter estético: transcurriendo en 1983, recoge la fotografía, iluminación y hasta las técnicas de filmar de la época. Uno llega a pensar que la serie realmente se grabó ese año. Aunque más allá de lo estrictamente visual, los hermanos Duff armaron su relato, recurriendo a referencias fácilmente reconocibles.

La influencia más evidente viene de Stephen King, Steven Spielberg, especialmente los primeros años de su filmografía, el trabajo de realizadores como Joe Dante, John Carpenter o Tobe Hopper, y series como The X Files y The Twilight Zone.

stranger_04

Si. Stranger Things apela a factores emocionales, a la nostalgia por esas series o películas que marcaron la infancia y juventud, sobre todo del espectador sobre los 30 años, así como por la época en que teníamos todo el tiempo del mundo para vivir con nuestros amigos las más increíbles aventuras. Tiempos más simples, lo que también se refleja en la serie.

Así es como Stranger Things entra y capta seguidores, pero un envase muy bonito no sirve sin un contenido que lo sostenga. No es el caso de esta serie, gracias a la habilidad de los Duff para crear, a partir de influencias diferentes –aunque emparentadas entre sí- para generar un resultado único, novedoso y atractivo en sí mismo.

Los Duff fueron inteligentes para armar un escenario con diversas ramificaciones, cada cual lo suficientemente interesante para seguir y meterse de lleno en la historia, buscando descifrar como estas confluyen para estructurar la historia principal. Nos podemos enfocar en uno de ellos, sin descuidarnos de los demás, ya que de todos extraemos información valiosa para asociarlos y elucubrar nuestras propias teorías al respecto. Y sorprendernos con las conclusiones de la serie y como se relacionan con las nuestras.

El formato de miniserie le favorece mucho. Una temporada estándar de 20 episodios hubiera forzado a estirar o rellenar innecesariamente la historia. Compactarla en una película de dos o tres horas..quizás hubiera cubierto los ángulos principales, pero hubiese dejado afuera elementos valiosos. Los ocho episodios de casi una hora que componen la serie bastan para contar la historia a cabalidad, y se puede disfrutar de un tirón..o en sesiones de dos o tres episodios diarios. La emoción es la misma.

Rechazada por al menos 15 cadenas antes de caer en Netflix, hay que felicitar a este servicio de stream por su buen ojo y dar cabida a producciones como Stranger Things, saliéndose de los cánones y creer en sus propios recursos. Eso nos da producciones como ésta, de la cual ya tenemos asegurada una segunda temporada. Lástima que haya que esperar un año entero todavía…

Esta columna fue publicada también en nuestra web asociada, GamerVip, y contó con la colaboración de @Alexa_Wolf

stranger_02

fretamalt@hotmail.com   @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s