un largo comercial…pero de los buenos

En una lejana isla habitada sólo por pájaros, uno de sus habitantes, Red, desde niño ha sido víctima de sus constantes arrebatos de ira. Y tras el último de ellos, ha sido condenado a tomar un curso de autocontrol, donde conoce a Chuck, un pájaro amarillo superveloz, Bomb, un ave negra con tendencia a explotar, y Terence, un gigante al que nadie se atreve a contradecir.

Cierto día, Red, al igual que todos sus vecinos, reciben en la playa un barco tripulado por un grupo de cerdos verdes que no tardan en caerle bien a los nativos. Sin embargo, Red sospecha de las reales intenciones de estos inmigrantes…

Es la triste realidad: desde que el cine, la televisión, la animación y sus derivados, se consolidaron como medios masivos, se convirtieron en plataformas publicitarias para otros productos, especialmente aquellos de fácil entrada en ciertos públicos objetivos.

Pues ¿para qué cabecearse haciendo comerciales de un minuto a exhibir en cualquier horario, cuando puedes hacer comerciales diarios de media hora, en un horario estable, presentando un cuento medianamente atractivo para crear en el cliente la necesidad..la urgencia..de tener tal o cual personaje?

Y así ha sido desde siempre. Que lo digan He-Man, los Transformers o My Little Pony.

angry01

Ahora, no por ser herramientas de marketing, estos productos tienen que ser obligatoriamente mertos artefactos sin contenido al servicio del bien comerciable. Si, hay reverendas basuras como los videos de Max Steel, Monster High o Bratz, pero también hay cosas buenas. Ni He-Man ni Transformers llegaron a ser los clásicos en que se convirtieron sin un cuento atractivo en que sostenerse. Lo mismo My Little Pony, sobre todo su última generación (tengo una cónyuge y dos ahijadas que lo corroboran).

Es en este grupo donde podemos poner Angry Birds: La Película.

Adaptación del popular juego para móviles lanzado a principios de década, que ha ganado un gigantesco séquito de fans y respetables alianzas estratégicas con, por ejemplo, Star Wars, esta película admite sin complejos su condición de herramienta de marketing.

Este gesto de honestidad se valora, ciertamente. Pero es más que eso. Cierto que es un comercial de noventa minutos de una aplicación, pero tiene al menos el buen gusto de caer en lo obvio. O sea, pudiendo limitarse a presentar a los personajes y sus gracias, prefiere armar un contenido atractivo, interesante, hasta correcto dentro de lo que cabría esperar (hablamos de un conflicto entre pájaros y cerdos por unos huevos!).

El diseño de los personajes es agradable a la vista (conociendo los personajes del juego, se pudo haber esperado cualquier cosa) y la narración resulta ágil y entretenida, fundada en mucho humor visual, slapstick, algo de humor de baño, y unos cuantos guiños a la cultura pop que la convierten en una película atractiva y muy divertida para cualquier edad.

Lo que son las cosas. En menos de dos semanas vi dos adaptaciones de videojuegos. Y donde Warcraft es una historia de proporciones épicas que cae por el peso de sus exageradas pretensiones, estos pájaros mal genio, con una historia mucho más simple, tonta incluso, deja harto más conforme al espectador, incluso a aquellos que nunca han tenido en sus manos un Smartphone.

***

angry02

ANGRY BIRDS: THE MOVIE

Director: Clay Katis; Fergar Reilly

Animación

2016

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s