sólo para conocedores

Durante siglos, los mundos de Draenor, habitado por orcos, y de Azeroth, habitado por humanos, han mantenido un duro conflicto, motivado por la influencia que sobre sus líderes ha ejercido la maligna energía conocida como la magia vil, la cual posee al brujo orco Gunl’Dan y al consejero humano Medivh (Ben Foster), ambos influyentes miembros de sus sociedades.

El control que esta magia ejerce sobre estos líderes, llevan el conflicto a un punto de no retorno donde ambas facciones lucharán a muerte…aunque en ambos bandos existen individuos que intuyen que esta situación sólo causará la destrucción de sus respectivos mundos…

El gran problema que tienen las adaptaciones de videojuegos, es que aún no pueden salvar ese obstáculo que si han logrado sobrellevar las adaptaciones de superhéroes o sagas literarias: trascender del entorno gamer y enganchar con el público general. Por eso, cuando se supo que la adaptación de Warcraft iba a ser dirigida por el eficaz Duncan Jones (Moon, Source Code) suspiró aliviado, y se hacía esperanzas de que dicho paso se iba a dar al fin.

Pero uno en la vida se equivoca.

Si, visualmente nada que reclamar. Los efectos visuales y el CGI resultan convincentes y las escenas de batalla son espectaculares. Pero eso debe ser un tercio de la película. En el resto, está la mayoría de problemas.

warcraft01

Y es que el que explica, se complica, dicen por ahí, y en Warcraft pasa mucho de eso. Mucha información circulando. Los personajes –con los que cuesta identificarse o al menos empatizar- hablan mucho. Demasiado monólogo, demasiado diálogo, que podría justificarse si tanta palabrería aportara algo. Aquí se habla demasiado, se dice nada y de todos los datos que nos van aportando, difícilmente el espectador no jugador pueda separar lo importante y útil para la historia de lo que no, lo que además hace que se pierda interés en la historia.

Se podría haber contado lo mismo invirtiendo menos tiempo y energía en ellos. Si uno toma cualquier videojuego, el mismo World of Warcraft, en los intervalos entre cada jugada te dan la información justa y necesaria para que el propio jugador vaya desarrollando la historia al paso que juega. Un error común en las adaptaciones de videojuegos es creer que el espectador que no viene del mundo gamer es tonto y hay que explicarle todo. Les aseguro que no es así, y mucha gente aún puede descifrar las cosas sin tanto dato.

Así, para cuando viene lo realmente importante en este tipo de filmes, las escenas de acción, uno ya está en modo “me-da-lo-mismo”.

Es como cuando ese amigo que ya se dio vuelta el juego completo de va contando todo lo que pasa. Al final, ya te mató las ganas de seguir jugando. Aquí es exactamente igual.

Al punto que al llegar al clímax de la película, uno por un lado, ya siente que da lo mismo, y por otro, como en toda la película no ha pasado nada, aquí se siente que está pasando de todo y todo junto, y uno no sabe donde mirar exactamente.

Y así es como una vez más, la brecha entre el cine y el mundo de los videojuegos aparece como insalvable. Dos campos que podrían complementarse de lo más bien, una vez más chocan y el rebote los manda a esquinas radicalmente opuestas en el escenario. Bueno, habrá que esperar el estreno de Assasin’s Creed a fin de año, a ver si ahí por fin se concreta la perfecta armonía entre estos dos formatos. Por ahora, no.

**

warcraft02

WARCRAFT

Director: Duncan Jones

Intérpretes: Travis Fimmel; Dominic Cooper; Paula Patton; Ben Foster; Toby Kebbell; Daniel Wu

Fantasía

2016

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s