justicia para Benjamin

Como me pasa cada temporada, llego a un momento en que me he quedado un tanto rezagado con los estrenos del año, instancia que decido aprovechar para revisar esos títulos que no he visto, redescubrir otros que sí y de los que nunca había hablado por aquí, o reivindicar algunos títulos que he revisto y que en su momento tal vez no me gustaron tanto, pero que con el tiempo sí han terminado por hacerlo, o que pienso que han castigado demasiado.

En eso estaba pensando, cuando pasando por el cable me volví a topar ayer con El Curioso Caso de Benjamin Button, película de 2008, dirigida por el gran David Fincher, y que, al igual como hice con Mars Attacks! hace unos pocos días, y tras darle unas cuantas repasadas en dvd, br o en televisión, encontré que la han castigado demasiado, yo mismo incluso.

La historia, ocho años después de su estreno, ya deben conocerla. En plena crisis provocada por el huracán Katrina, en una cama de hospital yace una mujer moribunda, junto a su hija. Como un último deseo, la mujer pide a su hija leer un antiguo diario de vida, el cual comienza poco después del término de la Primera Guerra Mundial, cuando la mujer de un hombre de negocios da a luz un niño que presenta un extraño estado: tiene la salud, piel y características físicas de un octogenario.

b_button01

Confundido y desesperado, el padre del menor, lo abandona a la entrada de una casa de retiro. La administradora de esta casa, Queenie (Taraji P. Henson) de inmediato se encariña con el niño, llamado Benjamin Button, y lo toma como hijo.

Benjamin comienza a crecer, a vivir la vida, descubrir lo bueno y lo malo de ella, y mientras va creciendo (hasta convertirse en Brad Pitt), va “rejuveneciendo” y atravesando circunstancias extraordinarias en su vida y en la de aquellos que lo rodean, lo que le permite reencontrarse más de una vez con Daisy (Cate Blanchett) a quien conoció de niña.

Mucha gente le hace la cruz a esta historia, por tratarse de una narración muy distinta a lo que Fincher nos ha presentado. Benjamin Button no puede estar más lejos de los mundos bizarros, de las intrigas o de las maquinaciones que rodean a los personajes de sus otros filmes como Se7en, The Fight Club o Zodiac (sus grandes batatazos hasta esa fecha) como tampoco está ni cerca de la tensión de otros filmes como Panic Room o The Game (y eso que aún no estrenaba ni The Social Network ni Gone Girl).

¿Cómo el mismo realizador que nos presentó personajes tan complejos como John Doe o Tyler Durden, nos presentaba una historia más parecida a Forrest Gump?

(Ninguneando de paso otro gran título como Forrest Gump).

Pero condenarla al paredón sólo por ser diferente, puede conducir a equivocar los conceptos.

No por haber cambiado la manera de enfocar las cosas, hay que menospreciar esta película, considerando que Fincher, con todo, es capaz de mantener el oficio que lo caracteriza. Así, mientras la película esté bien armada (lo está), el cuento bien narrado (lo está) y cada pieza en su lugar, funcionando adecuadamente, por mi está ok, por mucho que haya cambiado de una historia que celebra la vida en vez de intentar destruirla, como en el resto de sus filmes.

b_button02

Basada en el cuento de F. Scott Fitzgerald, Fincher plantea este relato como la crónica de un personaje que hizo de una vida ordinaria (aparte de su envejecimiento inverso, Benjamin recorre el ciclo vital de cualquiera, teniendo que aprender a caminar, a comer, a desarrollarse..quizás no habrá tenido una educación formal o standart, pero eso no le impidió luchar por prosperar en la vida) una serie de circunstancias extraordinarias y plantea algunas cuantas cosas que pensar en relación a la vida, y al paso del hombre por este mundo.

Cierto, Fincher apela a un factor más emocional que intelectual de lo que hace normalmente, pero no por eso deja de lado esa obsesión por los detalles y porque todo esté en su lugar. Visualmente es un filme impecable, muy prolijo y bien estructurado, contribuyendo al atractivo ya propio de la historia, agregando mucho de su propia cosecha en un guión trabajado junto a Eric Roth, haciendo de un cuento breve de época, una historia sublime. Y aportando algunos elementos propios de su filmografía (ojo con una secuencia puntual y clave en el filme, acerca de las posibilidades de que las cosas pasen de un modo u otro).

Me gustaría decir en su favor también que venía de hacer antes un filme que debe haber sido fregado de filmar, llamado Zodiac. Cinco años le tomó esa tarea y con Benjamin Button quizás dijo “basta” a los personajes e historias malditas por un rato. Y opta por transformar un personaje que pudo haber estado maldito, en un individuo que ayudando a otros personajes a armar su centro, termina por encontrar el suyo.

¿Cómo salta Fincher de dirigir sobre psicópatas, intrigas o situaciones extremas a este tipo de relatos? Lo ignoro, pero mientras haga las cosas bien, yo no tengo problemas.

Nunca está de más un poco de luz.

***1/2

b_buttonbr

THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON

Director: David Fincher

Intérpretes: Brad Pitt; Cate Blanchett; Tilda Swinton; Jason Flemyng; Jared Harris; Taraji P. Henson; Julia Ormond; Elle Fanning

Drama

2008

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s