nada es lo que parece

Han pasado diez años desde que Los Infiltrados se estrenase, convirtiéndose en el filme por el cual Martin Scorsese finalmente se fue con un premio Oscar para la casa, al obtener el premio como Mejor Director (además del Oscar a la Mejor Película, guión adaptado y montaje para su habitual colaboradora Thelma Shoonmaker).

Para muchos es una de las obras más bajas de Scorsese (aludiendo al cliché de que “típico, no lo premian por sus mejores películas y sí lo hacen por la más mala). Yo creo que no, y porque hace rato que quería escribir de ella, la volví a ver, esta vez en blu-ray, y la seguí encontrando igual de buena que la primera vez.

Basada en la película japonesa Infernal Affairs, de Alan Mak y Felix Chong, Scorsese logra un excelente trabajo de adaptación, según el guión de William Monahan, transplantando exitosamente la historia no sólo a la mentalidad occidental, sino que al universo en que suele moverse el cine scorsesiano: de la yakuza al duro entorno de las pequeñas, pero influyentes, mafias locales que suelen dejarse ver por los EEUU.

infiltrados01

La historia se centra en dos recién graduados de la academia de policía, Colin Sullivan (Matt Damon) y Billy Costigan (Leonardo Di Caprio). Si bien no se conocen entre sí, terminarán más unidos de lo que jamás imaginaron, en torno a la figura del mismo hombre, Frank Costello (Jack Nicholson).

Influyente dentro de la comunidad irlandesa de Boston, Costello es el jefe de la mafia local, y Sullivan ha sido su protegido desde niño, guardándole tal lealtad que hasta se hizo policía, y uno destacado, para ser el informante de Costello desde el interior de la fuerza.

A su vez, Costigan ha entrado a la policía para escapar de su familia y pasado, ligados al mundo del hampa, circunstancia que aprovechan sus superiores para infiltrarlo dentro de la banda de Costello, y así mantenerse informados de sus movimientos.

Esto gatilla un interesante juego de gato y ratón donde ninguno de los dos sabe de la existencia del otro, y por lo mismo, ninguno de los involucrados sabe quien es exactamente el cazador y quien la presa. Podría ser el uno, podría ser el otro o, incluso, ambos podrían verse envueltos en la misma red.

Personalidades altamente contrapuestas, Costigan es un buen tipo marcado por un mal pasado del que se quiere desligar, cueste lo que cueste, incluso si ese costo implica reinsertarse en el mundillo del que quiere escapar. Sullivan, por su lado, es un tipo que proyecta una gran seguridad en sí mismo, ganador, avasallador…con lo que disfraza lo que es: un triste y lamentable títere de Costello, que se lo aguanta sólo porque en el fondo siempre ha sido uno de ellos (lo que nos recuerda bastante a Henry Hill, el protagonista de Buenos Muchachos, una de las obras cumbre de tío Marty).

infiltrados02

Scorsese juega con los submundos de estos personajes, entrecruzándolos y extrapolando su situación al conflicto entre las fuerzas de orden y el entorno criminal encabezado por Costello, con esa maestría que ya le hemos conocido anteriormente. Por temática, Los Infiltrados es un primo medianamente lejano de Mean Streets, Buenos Muchachos, o Casino, y  es lo bastante sólida como para medirse frente a semejantes baluartes del cine estadounidense y salir bien parada del trámite.

Esta cinta constituye además la tercera colaboración entre Di Caprio y Scorsese, alzándose como el mejor trabajo de esta fructífera sociedad..o el que era el mejor hasta El Lobo de Wall Street. Di Caprio se ha vuelto el actor fetiche de tío Marty, no por casualidad, sino que, como lo fue Robert De Niro en su momento, quien mejor entiende lo que Scorsese quiere para sus personajes, destacando en un elenco multiestelar, que se despacha unas cuantas actuaciones fundamentales.

A una década de su estreno, sigue viéndose bien por la comodidad que Scorsese manifiesta frente a la cámara y frente a la historia misma, dentro del género policial..o más bien, derechamente criminal. Los Infiltrados es el tipo de películas con las que este buen realizador se encuentra en su salsa, con el tipo de personajes que se siente más a gusto de dirigir. Tanto, que ni la Academia pudo seguir negándolo.

****

infiltradosBR

THE DEPARTED

Director: Martin Scorsese

Intérpretes: Leonardo Di Caprio; Matt Damon; Jack Nicholson; Mark Whalberg; Alec Baldwin; Martin Sheen; Vera Farmiga; Ray Winston

Policial

2006

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

 

 

 

chiste repetido…

Durante una protesta, efectivos de las fuerzas especiales han conseguido detener al terrorista informático conocido como el Rikichi (Fernando Gutiérrez) pese a la ineptitud de los cabos Salinas (Rodrigo Salinas) y Freire (Sergio Freire).

Pero los problemas de este par de ineptos oficiales no  han hecho más que empezar, luego de que un viejo enemigo, Carbone (Ariel Levy), sale de prisión, buscando venganza, y la comisaría en que estos policías se desempeñan sufre un terrible atentado explosivo..

Chiste repetido sale podrido, dicen. Y si bien ese no es el caso de Fuerzas Especiales 2: Cabos Sueltos, ya disponible en Netflix, lo cierto es que no anda muy lejos de eso.

Retomando los personajes creados por Freire y Salinas para el extinto Club de la Comedia, algo no funciona bien en esta comedia. Tiene sus momentos, algunos realmente divertidos, pero como he dicho antes, la suma de buenos momentos no siempre hacen una buena película. Pueden ayudar a que la cinta, si no es buena, no se vea tan mal, pero en este caso, no es suficiente.

Sólo así se explica que, pese a ser personajes popularmente queridos, y cuya primera película anduvo sorprendentemente bien en taquilla, FE2 haya durado tan poco en cartelera.

FE2_01

¿Qué factores pueden haber influido en resultados tan dispares entre una y otra? Fundamental, creo yo, fue la necesidad –que aún no me explico- de haber hecho esta secuela y tan pegada de la original. Y lo peor es que se nota, en abundantes chistes metidos a la fuerza y situaciones que no quedan del todo cerradas. Cierto, es una comedia basada en un sketch de televisión, no pidamos profundidad, pero sí al menos un poco de coherencia. Y todo por estirar un chicle que no era necesario hacerlo, no tan luego al menos. El público se cansa.

Queda en evidencia que este filme fue hecho muy a la rápida, lo que lo pone en muy mala situación frente a su primera parte o, incluso, ante la notable Barrio Universitario, el primer filme del combo proveniente del desaparecido programa de humor.

El hecho de tener involucrados en la producción de la cinta nombres como Nicolás López o Ernesto Díaz tampoco implica necesariamente que hagan milagros. Aunque hizo de coguionista y productor, al rodaje de esta cinta López estaba más preocupado de avanzar con su propia película (la taquillerísima Sin Filtro, ciertamente harto más lograda que ésta) y Díaz, siendo un gran director de acción (Kiltro, Mirageman, Tráiganme La Cabeza de la Mujer Metralleta, Santiago Violenta) las secuencias de acción en este filme son más bien escasas.

En general, Fuerzas Especiales 2 tiene sus aciertos, que pudieron haberles sacado mejor provecho (el personaje de Riquelme, interpretado por Juan Pablo Flores, se robó los mejores pasajes de la primera parte y aquí se ve muy disminuido, lo mismo podemos decir de Ariel Levy, encarnando a Carbony, el villano de la cinta, ciertamente una mayor presencia en pantalla hubiera favorecido harto el resultado final, no en vano, Levy es uno de nuestros actores cinematográficos más populares, se le pudo haber sacado mejor provecho).

Es una comedia pasable, aceptable, a ratos chistosa. Pero que no sé si valdría la pena repetírsela. Mi consejo, como siempre, véala, fórmese su propia opinión…y mantengamos la esperanza de que Freire y Salinas, en su próximo trabajo, lo hagan con menos prisa, mejor pensado y ojalá sobre otro asunto, que sus policías ya cumplieron con su deber. Ya fueron.

**1/2

FE2_02

FUERZAS ESPECIALES 2: CABOS SUELTOS

Director: Ernesto Díaz

Intérpretes: Sergio Freire; Rodrigo Salinas; Maria Paz Jorquera; Loreto Aravena, Juan Pablo Flores; Pato Pimienta, Ariel Levy; Fernando Gutiérrez

Comedia

2015

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata